Mark All, Nutrición

La dieta de cafetería y por qué muchos aditivos son peligrosos

Uno de los debates tradicionales en el campo de la nutrición gira en torno al uso de aditivos químicos en nuestros alimentos. No me refiero hoy a los pesticidas/antibióticos utilizados en la producción de muchos alimentos (de los que ya hablé hace tiempo en un artículo sobre productos orgánicos), sino más bien a su uso posterior en el procesado de estos alimentos.

Los defensores de los químicos (que curiosamente suelen ser químicos de profesión) nos dicen que esta preocupación por los químicos añadidos a nuestra comida es totalmente infundada. Nos recuerdan que todos los aditivos están aprobados por alguna entidad responsable de seguridad alimentaria, que se utilizan cantidades muy por debajo de los niveles de peligrosidad conocidos y que por tanto son totalmente seguros.

También nos aclaran que todo es en realidad química, por lo que no tiene mucho sentido la división entre natural y artificial. Como ejemplo les gusta detallar  los ‘ingredientes’ de productos que todos entendemos como naturales.

analisishuevoplatano

Aunque bien intencionados, creo que estos mensajes generan todavía más confusión en la gente (juzgando por las consultas que recibo).

Por un lado es engañoso este listado de ‘ingredientes’ porque el huevo o plátano no tienen realmente ingredientes. Esto es más bien un análisis químico, que es otra cosa. Los nombres E-xxx sólo deberían emplearse cuando las sustancias se utilizan como aditivos en productos procesados, no cuando son parte inherente de un alimento.

Pero obviando estos detalles, lo que me preocupa es que muchos utilizan estas ideas como justificación de que no hay problema en que cualquiera de esos componentes se utilice posteriormente en la producción de alimentos procesados.

Este enfoque es cuestionable por varios motivos.

Que un ‘químico’ se obtenga como parte de un producto natural no quiere decir que tenga el mismo efecto en el cuerpo al ingerirlo de manera aislada. Las relaciones entre los diferentes compuestos de los alimentos y cómo nos afectan fisiológica y psicológicamente no son del todo conocidas, pero sí sabemos que las proporciones de estos componentes y su forma tienden a ser las adecuadas en los alimentos que hemos consumido durante gran parte de nuestra evolución, mientras que cuando empezamos a ‘jugar’ con los componentes aislados en un laboratorio tenemos más posibilidades de equivocarnos o simplemente de utilizarlos con fines económicos y no con el objetivo de mejorar la salud.

Otros utilizan esta descomposición química  para dar a entender que no importa de dónde viene el huevo. Al fin y al cabo un huevo es un huevo y es simplemente un conjunto de químicos. Pero pensar que podemos separar nuestra salud de la salud de los animales o la de la tierra que provee nuestros alimentos es absurdo. De dónde viene el huevo importa.

origenhuevos

Una de las paradojas del avance en nuestro conocimiento sobre nutrición es que cada vez hablamos más de nutrientes o químicos y menos de alimentos. A medida que avanza la ciencia de la nutrición perdemos conexión con la cultura de la comida. El resultado es que una mayor parte de nuestra alimentación se prepara en fábricas y cada vez menos en nuestras cocinas.

Hasta el momento, los intentos por ‘mejorar’ nuestra salud a través de alimentos funcionales como margarinas, las primeras leches de fórmula, lácteos desnatados o productos light han sido un rotundo fracaso.

Cuando se juntan los científicos de la comida, los químicos y los expertos en marketing de las grandes empresas, rara vez es para mejorar nuestra salud.

Obviamente la química no es ni buena ni mala. Podemos utilizarla para hacer el bien o para hacer el mal (por ignorancia o con intención).

Me alegro que tengamos aditivos que permiten preservar los alimentos. Si voy a comer algo que lleva 3 meses en la estantería de un supermercado prefiero que tenga conservantes. Pero como regla general prefiero comer alimentos que no resisten tres meses sin conservantes (hay excepciones).

Sin duda creo que manejar conceptos básicos de química nos ayuda a no estar tan indefensos ante algunas de las artimañas de los fabricantes. Que un producto diga ‘sin conservantes ni colorantes‘ no significa necesariamente que sea peor que otro que sí los lleva. Resaltar que está hecho con ingredientes ‘100% naturales‘ o con ‘receta casera‘ tampoco quiere decir que sea bueno. El concepto de natural o casero en un paquete es sólo un eslogan, no significa nada. Y si un producto viene en una caja con un eslogan lo más probable es que no sea muy saludable.

Seguridad vs Salud

Muchas de las discusiones sobre estos aditivos se limitan a su seguridad. Los que plantean dudas tienen argumentos legítimos:

  • Evidencias del impacto de ciertos colorantes en la hiperactividad en niños de diferentes edades (estudio).
  • Influencia del lobby corporativo en las agencias de seguridad. Asumir que algo es seguro porque lo aprueba la EFSA (European Food Safety Authority) o FDA (Food and Drug Administration) es tener mucha fe en la imparcialidad de estas instituciones y poco conocimiento de la presión e influencia que ejercen las grandes empresas de alimentación (interesante reportaje).
  • Por otra parte ni siquiera hay consenso entre estas agencias. Algunos aditivos (ciclamato, bromato de potasio etc) están aprobados en Estados Unidos y no en Europa o al revés. ¿Qué estudios son mejores? ¿Qué agencia de seguridad es más fiable?.
  • Hay pocos estudios a largo plazo en humanos sobre estos aditivos. La mayoría se realizan con ratones y son de corta duración, con aditivos individuales. Las personas no son ratones y pueden consumir muchos de estos aditivos durante el día, por muchos años. ¿Podemos estar seguros de que las combinatorias a largo plazo son totalmente inofensivas?.

Incluso asumiendo buena fe por todas las partes involucradas es aventurado decir que no hay riesgos. Richard Feynman decía que “la ciencia es la creencia en la ignorancia de los expertos“. Los científicos se han equivocado muchas veces (como todos), por lo que pensar que ahora tenemos todas las respuestas suena bastante arrogante. 

Pero a pesar de las dudas razonables, el escéptico en mí se inclina a pensar que la evidencia científica apoya a los que afirman que el riesgo toxicológico de estas sustancias, en las cantidades máximas recomendadas, es muy bajo.

He escuchado incluso a algún experto comentar que cualquier producto empaquetado del supermercado es más seguro que alimentos como pescados o vegetales, que al tener menos aditivos tienen más posibilidades de contaminación. Y seguramente tiene razón, pero creo que el debate debería ser más amplio.

Hablar únicamente de seguridad alimentaria es dejar sin respuesta la pregunta importante. ¿Son saludables?

Si nos llevamos la analogía al mundo de la actividad física es como decir que quedarse en casa viendo la TV es más seguro que hacer CrossFit, levantar pesas o incluso caminar. Y es cierto, no te vas a lesionar tumbado en el sofá. ¿Pero es más saludable a largo plazo? Obviamente no.

Volviendo a los alimentos, se cumple en la mayoría de los casos que lo saludable de un alimento es inversamente proporcional al número de aditivos que contiene.

Esto es especialmente cierto cuando hablamos de los aditivos cuyo objetivo es alterar las cualidades organolépticas de los alimentos (sabor, textura, olor, color…) a través de colorantes, saborizantes, edulcorantes, espesantes, aromas, potenciadores de sabor…

Por tanto cuando todos estos ‘expertos’ nos dicen que no tengamos miedo a los aditivos porque son seguros, podemos quizá darles la razón, pero entendiendo que no es esa la pregunta relevante, y que el aumento en las últimas décadas de alimentos diseñados con estos aditivos ha dado lugar a la peor dieta del planeta, la dieta de cafetería.

La dieta de cafetería

A finales de los años 70, cuando la obesidad empezaba a identificarse como un problema serio, los científicos analizaron múltiples esquemas de alimentación para acelerar la obesidad en ratas y poder así estudiar sus efectos de manera eficiente.

De todas las alternativas que probaron ¿cuál crees que conseguía engordar más rápido a los ratones? altas en carbohidrato, altas en grasa, altas en azúcar… Nope.

[notice]La dieta más efectiva para promover la obesidad resultó ser con diferencia la dieta humana moderna.[/notice]

Es decir, una alimentación basada en alimentos procesados (galletas, snacks, cereales de desayuno, carnes procesadas, jugos, refrescos…) acelera la obesidad y el síndrome metabólico más rápido que cualquier otro tipo de dieta (estudio). Por desgracia estos son los productos que encontramos cada día en las estanterías del supermercado y en los que las empresas de alimentación inviertan más, tanto en su diseño como en su marketing.

dietacafeteria

Los científicos que realizaron los experimentos iniciales denominaron esta mezcla la dieta de cafetería.

Para confirmar su efectividad repitieron el experimento en humanos, con resultados similares. Ante un acceso libre a alimentos como Doritos, M&Ms, refrescos, jugos de fruta, margarina etc el consumo de calorías aumentó en un 60% respecto a las calorías de mantenimiento. Resultado: más de 2 kilos adicionales de grasa en una semana (estudio).

Podríamos pensar que nadie se alimenta así, pero algunas estimaciones sitúan entre el 25 y 40% las calorías que actualmente provienen ya de una dieta similar, y la proliferación de nuevos aditivos es lo que ha permitido que estos productos sean una (triste) realidad.

Por supuesto los fabricantes dirán que comieron demasiado y que una dieta equilibrada debe contener de todo en moderación. El problema es que en manos de químicos ingeniosos y neurocientíficos (y los grandes fabricantes de alimentación contratan muchos de ambos) estos aditivos se utilizan precisamente para secuestrar nuestras papilas gustativas y nuestro cerebro, bloqueando los controles de saciedad.

Podemos debatir ad infinitum sobre los factores que contribuyen a la obesidad, pero en lo que todos estamos de acuerdo es que si aumentas un 60% tu ingesta de calorías respeto a lo que tu cuerpo necesita vas a engordar, mucho. Y el hecho de que esas calorías vengan de alimentos industriales hace el problema mucho mayor.

Un ejemplo de nuestra sofisticación en el diseño de nuevos aditivos es la empresa Givaudan, uno de los principales fabricantes mundiales de sabores y aromas. En este reportaje se jactan de ser capaces de diseñar químicos con sabores ‘tan buenos que no podrás resistirlos’ y admiten que el objetivo es crear aditivos adictivos que aumenten las ventas. 

El problema no son únicamente las calorías de los alimentos procesados porque incluso aquellos bajos en calorías (como bebidas light) producen problemas metabólicos al descompensar nuestros mecanismos de balance energético (estudio).

Por tanto decir que muchos aditivos pueden contribuir a enfermedades es poco cuestionable, no tanto por un efecto tóxico como por desajustar la circuitería interna que controla nuestro ciclo hambre-saciedad.

Es cierto que los aditivos juegan un papel importante en la seguridad alimentaria. También debemos agradecerles muchos avances de las últimas décadas, pero cuantos más de tus alimentos vengan de la naturaleza y menos de una fábrica, mejor será tu salud.

Y por supuesto, lo contrario de la dieta de cafetería es la dieta de la naturaleza, cocinando en casa con ingredientes naturales. Algo que la industria alimentaria intenta evitar a toda costa.

Cocinar es un acto revolucionario! 🙂

 

 

Share Button
Únete a la Revolución ¡Ya somos más de 100.000!
y recibe gratis el Manual Revolucionario (ejemplos de alimentación y entrenamiento)

Previous Post Next Post

58 Comments

  • Reply LuisD Marzo 16, 2014 at 12:57 am

    Buen articulo… Hola, marcos, estoy llevando una dieta para subir de peso y tome de punto de partida la guia de alimentacion que propones pero cambie el consumo de 3 huevos de gallina en el desayuno por 2 huevos de codorniz (creo q no es saludable comer mas de 2 al dia) q tengo conocimiento de q tiene un valor nutricional mucho mayor… alguna recomendacion??? Un saludazo

  • Reply Martin Marzo 16, 2014 at 4:29 am

    Es increible como hacen adictivos algunos productos y es facil comerse un paquete o varios, jaja y despues claro la culpa de engordar es nuestra jaja. Excelente articulo!!!!

  • Reply diego Marzo 16, 2014 at 5:23 am

    Menos aditivos y mas comida de verdad, buen articulo!

  • Reply Natalia Marzo 16, 2014 at 6:36 am

    La culpa no es de los fabricantes, ellos quieren vender, son empresas; la culpa es del estado por permitir, con sus amplios vacíos legales, que esto ocurra.

    Yo soy socia de la OCU y me consta que les cuesta sudar sangre cada reclamación que hacen al respecto: cuando los resultados llegan, ya se ha instalado en la mente del consumidor el supuesto beneficio (por ejemplo, yogur activia=ir al baño; zumo-no-se-qué=antioxidante;leche “tal”=mejora los huesos… y muchas más; cuando les prohíben “declarar” esos beneficios, llevan tanto tiempo haciéndolo que el consumidor ya lo tiene asumido).

    Más normativa, clara y concisa. Y nosotros como consumidores, somos responsables de saber lo que compramos (esa rara especie humana que LEE ETIQUETAS…).

    • Reply Charly Marzo 17, 2014 at 1:41 am

      La culpa es nuestra, por comprarlos y consumirlos. Es como un padre que culpa a Nickelodeon por maleducar a su hijo, o la mamá que demandó a McDonald’s porque sus hijas tuvieron sobrepeso a consecuencia del consumo… Siempre todos los tienen la culpa menos nosotros, nos excusamos por todo, la responsabilidad de velar por nuestras vidas siempre en manos de alguien más. La culpa no es de la empresa, ni la industria, ni el estado, es nuestra.

      • Reply natalia Marzo 17, 2014 at 7:30 am

        Charly no has leído las últimas dos líneas, repito: “más normativa, clara y concisa. Y nosotros como consumidores somos responsables de saber lo que compramos (esa rara especie humana que LEE ETIQUETAS”.

        Y la mamá de McDonalds tiene todo el derecho a denunciar, siempre y cuando McDonalds no informara claramente los ingredientes de sus productos y su valor energético.

        No todo el mundo tiene acceso a la extensa cultura nutricional que tú pareces tener, dada tu autonomía como consumidor sabio, responsable e independiente (modo irónico ON). UN SALUDO.

      • Reply Samantha Marzo 31, 2014 at 5:19 pm

        Concuerdo contigo Charly. Los consumidores somos responsables de lo que nos metemos a la boca. Esperar que una organización nos salve de todo es como pedirle al gobierno que nos venga a hacer de comer todos los días. Por favor! Como consumidores debemos ser responsables de lo que consumimos, leer las etiquetas y no dejarnos llevar por la mercadotecnia.

        Y Natalia, ¿de qué serviría una normativa más clara y concisa si el consumidor sigue dormido? La responsabilidad es de ambas partes. Dices que el consumidor debe ser responsable, sin embargo Charly muestra ser un consumidor responsable y te burlas de él ¿hipocresía dónde?

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario Marzo 17, 2014 at 6:19 am

      La OCU hace un buen trabajo, pero con el poder que tienen las grandes compañías de alimentación no creo que la normativa mejore mucho, y si lo hace, encontrarán la forma de seguir con lo suyo. Todo pasa porque como consumidores empecemos a preocuparnos de dónde viene nuestra comida, comprar menos en grandes superficies y más en mercados…

  • Reply Miguel Angel Marzo 16, 2014 at 8:22 am

    Hola Marcos,enhorabuena por tus articulos.Son excelentes todos.Un gran trabajo.Solo una cosa…hace meses que compre tu libro Desencadenado pero aún no me ha llegado la guia de alimentación.No se si hago algo mal pero no lo consigo.Si fueras tan amable de ayudarme te lo agradecería mucho.

    Un saludo,Miguel Angel

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario Marzo 17, 2014 at 6:21 am

      Gracias por el comentario Miguel, y te acabo de enviar la guía 🙂

      • Reply Juan Marzo 17, 2014 at 8:52 am

        Hola Marcos enhorabuena y gracias por toda la información que proporcionas, que es realmente útil e interesante.

        Quería aprovechar también para decirte que compré tu libro hace tiempo, pero nunca recibí la guía de alimentación.

        Si es posible me gustaría tenerla.

        Muchas gracias.

  • Reply Pablo Marzo 16, 2014 at 9:00 am

    Muy bueno.

  • Reply Antonio Marzo 16, 2014 at 9:46 am

    Magnífico artículo.

  • Reply Manuel Marzo 16, 2014 at 10:54 am

    Muy buen articulo, Marcos.

    Estaría interesante un debate sobre este tema entre tu y J.M Mulet, defensor de los aditivos y “científico” cuyo argumento final es que él es científico.

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario Marzo 17, 2014 at 6:33 am

      Gracias por comentar Manuel. Ojo que yo respeto en general el trabajo de Mulet y su equipo, pero tiene tres problemas principales desde mi punto de vista:
      1) La gente que se pasa todo el día mirando por el microscopio (forma de hablar) no son los más indicados para definir cuál debería ser la ‘gran foto’
      2) Serio conflicto de interés. Preguntarle a Mulet si necesitamos más aditivos o transgénicos es como preguntarle a tu peluquero si necesitas un corte de pelo
      3) Recurre mucho a lo que comentas, al “yo soy científico y sé más que nadie”, incluso cuando habla de cosas de las que claramente sabe poco

      Pero como todo, aporta una visión adicional que es interesante escuchar.

  • Reply Ruben Marzo 16, 2014 at 12:09 pm

    Menos mal que hay personas como usted Marcos.Siempre hacia ejercicios aislados comia muchos carbos hacia cardio a punta pala y nunca subia masa muscular limpia ni bajaba grasa limpia hasta que encontre este blog y esto es los cambios que he hecho en un mes y como ha reaccionado mi cuerpo os dejo los datos.
    No uso microondas, no bebo agua del grifo, no tomo nada precocinado, solo tomo 30 gramos de hidratos al dia, hago ayunos intermitentes,solo entreno tabatas seguido de salto a la comba, hago carga de glucidos 1 vez cada dos semanas (aparte de andar 1 hora o 2 todos los dias) tomo 30 gramos de cacao al dia y nunca me habia pasado esto:

    Hace un mes pesaba 68´9kg y mido 1´72 y grasa corporal un 16´5 %(tengo 19 años y de pequeño era gordo gordo)
    Un mes haciendo todo lo que he puesto este ha sido el cambio:
    70 kg 1´72 cm y grasa corporal 12´9%

    Nunca me habia pasado algo asi siempre que bajaba de peso bajaba tambien de masa muscular y siempre que subia tambien subia de grasa.
    He tenido mucha gente en contra diciendome que las grasas son malas y engordan que la pasta no engorda (como 5 huevos o 6 diarios aparte de carne aguacates aceite de oliva antequilla,y siempre me dijeron que los huevos eran malisimo y estoy mas sano que antes!!!)y que es necesaria incluso mas de una peleilla con mis padres jaja pero les he demostrado a todos que se equivocaban gracias a usted y poniendo las cosas en practica con mi propio cuerpo.

    Queria darte las gracias por este pedazo de blog que puede ayudar a millones de personas no solo a aumentar masa muscular y reducir grasa corporal si no a darse cuenta de una realidad para mejorar la salud que la OMS y muchos medicos (aparte de las industrias farmaceuticas y las alimentarias) intentan ocultar solo para conseguir ser mas ricos a nuestra costa.

    Saludos,y sigue asi. 😀

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario Marzo 17, 2014 at 6:35 am

      Muchas gracias Rubén por comentar tu experiencia, nada mal para un mes :)!!! A seguir así, mucha gente se da cuenta cuando ya es demasiado tarde.

  • Reply Juan Marzo 16, 2014 at 4:08 pm

    ¡Excelente artículo! Pero quiero ir un poco más allá al plantearte una duda y pedir tu opinión.
    Siempre hablando de alimentos naturales (carnes, frutas y verduras), pregunto, ¿hasta qué punto son “saludables” (no digo “seguras”) las combinaciones.
    Porque en la naturaleza y en la evolución hay “combinaciones” IMPOSIBLES: Jamás podríamos haber consumido al mismo tiempo carne de alce y bananas…
    Pero sin ir a semejante extremo, cotidianamente combinamos alimentos que, ya sea por cuestiones de origen geográfico o por cuestiones estacionales, no podrían consumirse simultáneamente en un entorno “natural”.
    Y también consumimos “variedad” de alimentos que, desde una perspectiva evolutiva, no podrían ser consumidos sin un período de “cambio” (quizás “adaptación”) mediante; por ejemplo, habría sido casi imposible que un ancestro nuestro consumiera hoy una cabra y mañana unas ostras… Tendría que haberse desplazado durante semanas o tal vez meses y en el camino haber ido variando (¿adaptando?) su alimentación…
    Y me permito ir aún más lejos, quizás hasta cuestiones étnicas… ¿A un africano le caerá “bien” consumir un pez de aguas heladas? ¿A un nórdico le servirán como alimento saludable las bananas?
    Sí, ya sé que entraríamos en un verenjenal insondable y hasta en cuestiones filosóficas. Pero me parece que, al menos en el tema de las “combinaciones” habría que incursionar un poco.
    Te envío un fuerte abrazo y te pido que comprendas que, si te “tiro” semejante lío con estos temas es porque te considero un verdadero estudioso y sabedor de estas cuestiones y porque tus opiniones son para nosotros de altísimo valor.

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario Marzo 17, 2014 at 6:41 am

      Es un tema interesante Juan, y sin duda cada vez sabemos más sobre cómo impacta la genética y línea evolutiva de cada persona en la alimentación ideal para cada individuo, lo que llaman nutrigenética, pero todavía es un campo verde.
      Personalmente me gusta mucho el enfoque evolutivo porque es desde mi punto de vista el más válido, pero tampoco es necesario complicarlo demasiado para lograr resultados. Aunque sí hay aspectos básicos, como ¿debo quizá comer más fruta por el verano que por el invierno? yo diría que sí. ¿Debo comer más vegetales de estación, producidos localmente en vez de importarlos del otro lado del mundo sea la estación que sea? seguramente también. Creo que son pequeños ajustes que pueden redundar en mejor salud y sobre todo en un menor impacto en el medio ambiente. Pero tampoco quiero ser más papista que el papa 🙂

  • Reply Claudio Marzo 16, 2014 at 7:50 pm

    Buen artículo, como todos de la web.

    Por cierto Marcos, a ver si puede realizar un artículo que hable sobre el set point, la leptina, el metabolismo basal y como controlarlos ya sea para subir, bajar o mantener el peso.

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario Marzo 17, 2014 at 6:44 am

      Hola Claudio, parece que has visto la jugada :), porque justamente este artículo es introductorio de uno que quiero escribir dentro de poco. El tema es, si una dieta de cafetería, con tantos sabores y aromas nuevos estimula mucho nuestro apetito y nos hace engordar, ¿es posible que podamos diseñar una dieta que reduce el apetito y nos permite disminuir el setpoint sin pasar hambre? Y parece que la respuesta es que sí, en un futuro veremos cómo 🙂

  • Reply Jorge Ramirez Marzo 17, 2014 at 1:23 am

    Hola Marcos, me llamo mucho la atencion este literalmente hombre de acero vegano, que opinas?? Me sorprendio mucho su fisico y fuerza, ademas de que rompe esquemas sobre el veganismo, Saludos.

    http://www.youtube.com/watch?v=mvJHw64fxgQ&list=UUP8wqLAt5qYMmOwMB7-mvTQ

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario Marzo 17, 2014 at 6:50 am

      Hola Jorge! Ya he compartido más de un video de Frank Medrano, un crack!

      A ver si escribo un día de estos sobre dietas veganas, pero mis puntos principales. Es una dieta antinatural, un hombre no puede obtener suficiente energía de plantas si tiene que vivir de lo que recolecta en la naturaleza (y de hecho no ha habido nunca ninguna sociedad vegana). Sin duda es posible consumir suficiente proteína y nutrientes con suplementos (proteína de soya, de hemp…), b12, vitamina D… pero ¿es saludable a largo plazo? creo que no. Muchos veganos desarrollan problemas digestivos y carencias nutricionales. Es muy difícil hacerlo bien, y tengo serias dudas de que sea más respetuoso con el medio ambiente, pero ese es otro tema 🙂

  • Reply Eli Marzo 17, 2014 at 7:04 am

    Genial Marcos!

    Estamos totalmente vendidos ante la ingente cantidad de alimentos tan apetecibles y sabrosos que la industria alimentaria cuelga en los estantes de los supermercados, enfrascados en llamativos envases y con slogans de lo más engañosos!

    Pocos se dan cuenta que la industria alimentaria es la más poderosa del mundo y que por tanto, (y por desgracia suele ser un tópico en nuestra sociedad), hay detrás un conjunto de intereses económicos brutal, al que poco le importa el impacto que sus “inventos” tengan en nuestra salud. En caso de dañarlo, ya aparece su gran hermana, la industria farmacéutica, otro gran monstruo que lejos de pretender hacer llegar a todos una sanidad digna y resolutiva, juega con nosotros y con nuestro bolsillo.

    Se ha creado un mundo donde lamentablemente el último objetivo es hacerse rico, caiga quien caiga.

    No caigamos!! Viva la revolución!! 😉

    • Reply Pancho Marzo 18, 2014 at 3:21 am

      Ese es el espírituo!! me encanta esta revolución por la salud.

  • Reply Angel Marzo 17, 2014 at 8:51 am

    Buenos días Marcos. Gran articulo.
    Siguiendo el hilo del post sobre la superioridad de los alimentos totalmente naturales..puede ser que no “baste” con una dieta cetogenica para bajar grasa? Puede que comer bacon de paquete y según que otros alimentos con aditivos que aunque no lleven carbos te impidan bajar de peso? (ya sea por estimulacion del apetito o por falta de micronutrientes).

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario Marzo 18, 2014 at 4:05 am

      Hola Ángel, el bacon es un alimento natural, aunque como con todo la calidad es importante. Un bacon bueno no debería llevar ningún aditivo salvo quizá preservantes (nitritos), pero no me preocupa demasiado. Pero es cierto que un error típico en las dietas cetogénicas es pasarse con alimentos como bacon o mantequilla, que si bien son saludables en moderación, tampoco deberían ser el grueso de nuestra dieta 🙂

  • Reply miquel Marzo 17, 2014 at 11:12 am

    tremendamente interessante!
    Ciertos científicos como Mulet
    http://www.rtve.es/noticias/20140206/mulet-tener-ideas-sobre-comida-sin-base-cientifica-tiene-efecto-sobre-salud-cartera/871900.shtml
    contribuyen a la confusión enfundándose en la bata blanca.

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario Marzo 18, 2014 at 4:10 am

      Y es triste, porque creo que en muchas cosas aporta, pero cuando sólo miras la evidencia que confirma lo que tu crees (sesgo de confirmación), no avanzamos.

  • Reply Franco Marzo 17, 2014 at 12:01 pm

    felicitaciones por el blog, lo he seguido hace un tiempo y lo encuentro muy bueno
    muy buen articulo pero no comparto eso de quimicos ingeniosos ya que todos deben serlo, creo que quisiste decir inescrupulosos (yo soy quimico), conj respecto al tema me parece que comer de esa forma es similar a realizar muchos ejercicios de aislamiento ya que no son dañinos por si mismo un exceso si es realmente malo, porque produce muchos tipos de desequilibrios

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario Marzo 18, 2014 at 4:12 am

      Jaja, ok, ingeniosos y sin escrúpulos :). Sin duda la clave es la moderación, pero cuando comes muchos alimentos que están diseñados para evitar la moderación, es difícil

  • Reply jaime Marzo 17, 2014 at 3:51 pm

    ¿seria valido beber agua del grifo pero rellenandola en una botella y ponerla en la nevera?

    gracias de antemano

  • Reply Antonio Marzo 17, 2014 at 4:00 pm

    Hola Marcos, no viene al tema pero me gustaría saber que debo comer para que no me salga acné en la cara.Gracias de antemano 🙂

  • Reply JB Marzo 17, 2014 at 9:18 pm

    Hola Marcos.

    Gracias por otro magnífico artículo!
    Hace ya casi un año pesaba unos 71 Kg, “logrados” a base de ingerir varias veces a la semana platos de pasta que había que rodearlos porque no era posible saltarlos por encima, y además incluía en la dieta todo tipo de pasteles y bollería variada. Podía llegar a engordar unos 2 ó 2´5 kilos por semana fácilmente. Esta temeridad por mi parte estaba abalada por un periodista que había leído un estudio que respaldaba que haciendo ejercicio intenso y atiborrándote de dulces podías lograr músculo en relativamente poco tiempo. Afirmaba que le funcionó. Y ni corto ni perezoso, experimenté en mi mismo cual ratón de laboratorio o cobaya. Los resultados fueron nefastos. Me cargué de una grasa e hinchazón abdominal que aun no he logrado soltar totalmente.
    Lo bueno, es que hace casi el mismo tiempo referido, comencé a seguir tu programa de entrenamiento y por supuesto la dieta que propones. Evidentemente no soy el mismo, aunque en 8 meses de altibajos con mi peso esté aun en el punto de partida; es decir, en poco más de 63 Kg, pero la transformación de mi cuerpo es ya muy destacable. Estoy muy definido, aunque no sea la palabra que debamos usar para ello. Han tenido mucho que ver tus artículos que he leído y releído (algunos hasta varias veces), y tus respuestas a las múltiples preguntas que te he ido formulando.
    No quiero que el que me esté leyendo me malinterprete. Esto funciona, ya lo creo que sí. Mi caso en particular será cuestión de edad, metabolismo… no sé. Paciencia y tiempo.

    Un abrazo campeón!

    JB

    • Reply jaime Marzo 17, 2014 at 9:29 pm

      la ducha fria a lo mejor te ayuda a quemar la grasa abdominal. a mi me funciono ya que la grasa parda quema las calorias de la grasa y glucosa y las disipa en forma de calor. el ya puso un articulo. http://fitnessrevolucionario.com/2013/09/14/quieres-acelerar-tu-metabolismo-y-quemar-mas-grasa-activa-tu-grasa-parda/
      espero haberte ayudado.

      • Reply JB Marzo 18, 2014 at 5:35 pm

        Hola Jaime.
        Sí, leí el artículo en su momento, pero lo consideré como una práctica más que ayudaba a restar grasa. Si realmente es tan efectiva como dices, pondremos el agua de la ducha aun más fría.

        Gracias por el consejo!

        Saludos

        • Reply jaime Marzo 19, 2014 at 4:03 pm

          te sirvio?

          • JB Marzo 19, 2014 at 5:00 pm

            Bueno… entiendo que con un par de duchas frías no será suficiente. Tú llevarás un mes o así ¿no?
            Gracias por tu interés, camarada revolucionario 🙂

  • Reply jaime Marzo 19, 2014 at 8:49 pm

    si 3 meses mas o menos, yo creo que con este tiempo o antes (es que no me acuerdo bien, jeje)
    y gracias a ti

  • Reply joselin Marzo 22, 2014 at 9:42 am

    Muy buenas marcos, para empezar gran articulo como siempre. Siento hacerte una consulta un poco general y no ser muy apropiada en los comentarios de este articulo pero estoy un poco agobiado. Trabajo como profesor de esqui, lo que son 8 horas haciendo ejercicio y no en una oficina. Sigo tu consejo de realizar el 5/3/1 desde hace 4 meses viendo grandes resultados. El tema es que cada día que hago las sentadillas sobre todo la 3a semana se me cargan mucho las piernas y no consigo recuperarlas bien hasta el día de peso muerto debido a que las utilizo mucho en mi trabajo. Estoy tomando suplemento de magnesio además de 2 batidos de protes de aislado de suero al día. Me aconseja dejar el 5/3/1 hasta que termine la temporada?o tomar algún otro suplemento? Además suelo seguir una dieta baja en hc como recomiendas pero debido a la gran cantidad de actividad física que realizo no se así debería de comer mas hc. He estado ciclando 5 días bajo en hc y 2 alto pero pierdo peso y estoy cansado algunos días. Que me recomiendas?

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario Marzo 22, 2014 at 4:23 pm

      Hola Joselín, cuando hablé sobre ciclado de carbohidratos mencionaba justamente que si el objetivo es ganar músculo, es mejor el esquema contrario, 5 altos y 2 bajos, sobre todo si tu nivel de actividad física es alto además de tu entrenamiento. Prueba así y debería darte mejor resultado.

  • Reply jaime Marzo 22, 2014 at 6:59 pm

    ¿alguna vez has estado o conoces huesca (aragon españa) ? si no es asi con este video a lo mejor la conoces http://www.youtube.com/watch?v=NaggzsRFXg4&list=LLo-1w9z2EUfft2182X9ENbQ se que es una pregunta distinta a las que te hago pero es que me gustaria saber tu opinion para que valores si es una ciudad contaminada, si es buena el agua del grifo, el ecosistema y ambiente etc,

    Gracias de antemano por la respusta

  • Reply Gustavo Marzo 22, 2014 at 10:21 pm

    Hola Marcos tengo algunas preguntas:

    Porque recomiendas aceite de coco virgen?, el extra virgen es malo o no sirve para fritura?
    Que minimo requisito tiene que tener la mantequilla para cosumirla o puedo optar por cualquiera?
    La mantequilla de mani se puede consumir normalmente o moderadamente?

  • Reply Marcos - Fitness Revolucionario Marzo 24, 2014 at 12:19 am

    Ambos son válidos, de hecho creo que las diferencias dependen más de la marca que del proceso en sí. Para freír puedes incluso utilizar aceite de coco refinado, que soporta temperaturas algo más altas y no aporta sabor (si te gusta el sabor entonces utiliza el virgen)

    • Reply Gustavo Marzo 24, 2014 at 1:53 am

      Gracias por la respuesta ya que no consigo aceite de coco virgen y como yo lei en tus post que decia que tu recomendabas el coco virgen yo pense que otro como el extra virgen era dudoso y de la mantequilla que requisito minimo debe tener para comprarla, en los super hay con sal, sin sal pero en los ingredientes dice leche pasteurizada esta mal la pasteurizacion o se puede elegir?
      y que me podrias decir d ela mantequilla de mani.

      Muy buenos e interesantes tus articulos, me gustaria que hagas un post sobre preparaciones caseras asi como el que hiciste de las galletas:

      1. Mayonesa
      2.. Mantequilla de mani
      3. Vinagreta, etc.

  • Reply alex Marzo 25, 2014 at 9:21 am

    Marcos, expectacular articulo como siempre!!

    Sigue así.

  • Reply kiria Marzo 25, 2014 at 4:51 pm

    Que buen Articulo Marcos como siempre!
    Hace poco leía sobre el Glút!en y sus efectos fatales.. estuve buscando pero no encontré mucho en tus temas. Me recomiendas alguna pagina o articulo para seguir aprendiendo?
    Tambien estaba buscando sobre la leche pero no encontré mucho!

    Gracias por compartirnos Marcos.
    a seguir cocinando de patio!

  • Reply Ness Abril 3, 2014 at 4:18 pm

    Buenas, me encanta tu blog, estoy empezando a cambiar mis hábitos diarios, aunque al principio cuesta. ¿Qué opinas de los frutos secos que vienen ya en bolsa, los que se pueden comprar en el mercadona? Estoy pensando en meter en mi dieta frutos secos, que nunca como, pero no se si van a ser peores… Gracias, un saludo!!!

  • Reply Patricia Mayo 19, 2014 at 12:17 am

    Verdaderamente un excelente artículo. Hace 16 años que dejé el trabajo de oficina para vivir en el campo. Siempre he cocinado y me jacto de jamás haberle servido a mi marido alimentos procesados. Ahora, con mayor razón, paso bastante tiempo en la cocina; en realidad, de la huerta a la cocina y v.s. Ayer pasé horas haciendo conserva de membrillos con murta para el invierno. La cocina es mi laboratorio y la comida nuestro mejor seguro de salud. Espero que todos los jóvenes que leen su blog se animen a hacerse cargo de su salud y cocinen sus alimentos a partir de ingredientes naturales. Gracias por su tremendo esfuerzo y dedicación.

  • Reply LIBERADA Agosto 27, 2014 at 3:32 am

    hola marcos te agradezco x la valiosa informacion q nos das para asi seguir trasmitiendo todo este conocimiento, mi pregunta o duda es; ya q el agua es importante q tipo de agua es la mejor para nuestro organismo ya q ahora esta la alcalina , purificada, la del grifo, spring water, estilada y en fin muchas mas en el mercado, segun tu conocimiento. cual es la q nos ayudaria a hidratarnos mejor sin causarnos danos en el futuro.. muchas gracias. xoxo.

  • Reply Yasmina Marzo 31, 2015 at 10:58 pm

    Hola! Muchas felicidades por tu blog! Me resulta muy interesante e informativo.
    Me gustaría preguntar sobre la referencia bibliográfica del estudio sobre las alteraciones metabólicas que producen los alimentos light . El link está roto y estoy muy interesada en leerlo, con el nombre y autor ya puedo encontrarlo. Muchas gracias!

  • Reply Abel Agosto 19, 2015 at 8:33 am

    Aún hay gente que defiende las recauchutadoras de alimentos

    http://charlatanes.blogspot.com.es/2013/11/jaime-oliver-vs-mcdonalds.html

    No sé si me da más pena o asco…

    • Reply ALBERT Septiembre 9, 2015 at 5:09 pm

      Me parece que estamos perdiendo el sentido critico. Una cosa es que en ciertos blogs se hable de temas de nutrición y de como mejorarla. Otra cosa es demonizar a la indústria atribuyendoles el papel de genocidas que quieren envenenar a la población mundial.

      Que las comidas procesadas no son sanas, está claro. Que los conceptos nutricionales de los 70 eran erroneas tb, pero dar crédito a los charlatanes y farsantes es nocivo para la salud mental. Si queremos criticar a la indústria hagamoslo con argumentos. No con demagógia. Por eso deberiamos celebrar cualquiera iniciativa que desacredite a estos charlatanes, aunque el discurso de estos nos parezca atrayente.

    Leave a Reply