Browsing Tag

nutrición

Conceptos, Mark All, Nutrición, Pérdida de grasa

Por qué NO debes contar calorías

“Es mejor estar aproximadamente correcto que precisamente equivocado” – John Maynard Keynes

En biología, como en la vida, debemos aprender a diferenciar entre causas próximas y causas últimas. Las causas próximas explican el qué y el cómo, las causas últimas aclaran el por qué.

Los mensajes oficiales para controlar el peso siguen centrados en la causa próxima: desequilibrio energético. La obesidad está causada por ingerir más calorías de las que se gastan y la solución, nos dicen, es evidente: comer menos y moverse más. Para ello deben registrarse las calorías de entrada y las calorías de salida, asegurando el equilibrio adecuado.

La causa última real no es tan trivial. La obesidad es al final el resultado de una incoherencia evolutiva entre lo que nuestros genes esperan y el entorno en el que viven. El entorno moderno estropea nuestro ciclo hambre-saciedad, altera los ritmos circadianos, daña nuestra microbiota, elimina desafíos térmicos y físicos… Todos estos elementos contribuyen al desequilibrio energético.

Centrándonos en los alimentos, la causa próxima sería que comemos mucha comida, la causa última que comemos mala comida. La solución en el primer caso es comer menos, en el segundo comer mejor. Continua leyendo

Conceptos, Mark All, Nutrición

Nutrigenómica: Aliméntate según tus genes

“Los genes son los átomos de la herencia” – Seymour Benzer

Conocer las partes nos ayuda a entender el conjunto. Así como el átomo es la unidad irreducible de la materia, el gen es la unidad básica de la información biológica, de nuestra herencia.

Los átomos nos ayudan a entender la materia y el universo. Los genes nos ayudan a entender nuestra evolución, identidad y patrón de enfermedad.

Pero al igual que el todo es más que la suma de las partes, los humanos somos más que la suma de nuestros genes. Nuestro genotipo es moldeado por el entorno y por nuestras acciones para generar un fenotipo (expresión genética).

Los genes no determinan casi nada, pero condicionan casi todo. Entender estos condicionantes iniciales nos ayudará a guiar nuestras acciones individuales.

Aunque todos compartimos un origen común (y estamos bien adaptados a los alimentos originales), la historia evolutiva de cada población ha dejado su huella, generando diferentes adaptaciones y necesidades.

Estas diferencias genéticas explican por qué algunas personas necesitan comer más productos animales que otras, por qué los lácteos son peligrosos para algunos y beneficiosos para otros, o por qué unos toleran bien los cereales  y para otros son perjudiciales.

Hoy analizamos cómo algunas de estas variaciones pueden condicionar tu alimentación, usando mis propios genes como ejemplo (analizados con 23andMe).

Continua leyendo

Radio Fitness Revolucionario

Episodio 74: Nutrición deportiva y entrenamiento en ayunas con Fernando Mata

En este episodio hablamos sobre nutrición deportiva con Fernando Mata. Tocamos los siguientes puntos:

  • ¿Es tan importante realmente el carbohidrato en el rendimiento deportivo?
  • Por qué no debes comer igual al entrenar que al competir.
  • Adaptaciones favorables que se producen al entrenar en ayunas y posibles contraindicaciones.
  • Cómo hacer una recarga de glucógeno antes de una competición.
  • Peligros de bebidas deportivas y geles.
  • Qué comer antes, durante y después de los entrenamientos o competiciones.
  • Y mucho más.

Continua leyendo

Mark All, Nutrición

Por qué la comida ha perdido sabor y qué ocurre cuando dejas a los niños comer lo que quieran

Hasta hace unas décadas, lo único que sabía a fresa era una fresa. Ahora las estanterías del supermercado están repletas de productos que imitan su sabor, desde yogures bebibles a galletas infantiles, desde barritas de cereales a golosinas de animales.

¿Cuántas fresas se utilizan para saborizar estos productos? En la mayoría de casos, ninguna. Es todo un gran engaño químico.

Dondeestalafresa

Añadir sabor artificialmente puede parecer algo inocente, pero encierra quizá una de las claves de la obesidad creciente.

Comer no es un acto racional de adquisición de nutrientes. Comemos por placer. Estamos programados genéticamente para buscar sabor.

Existe la idea de que todo lo que sabe bien nos sienta mal. Evolutivamente es una idea absurda. La realidad es justo la contraria: lo que sabía bien nos hacía  bien. El sabor es el lenguaje de los alimentos, nos da información sobre su capacidad de nutrición.

La estrategia para prosperar en la naturaleza es sencilla: come lo que más te guste.

Y ahora viene el problema. Dos cambios en las últimas décadas han desorientado completamente nuestro sentido natural del gusto:

  1. La comida real ha perdido sabor.
  2. La comida procesada ha ganado sabor.

Continua leyendo