Conceptos, Mark All, Nutrición

La verdad sobre la soya

Hace poco hablé sobre los productos lácteos, intentando dar una visión objetiva sobre la conveniencia o no de consumirlos y algunas recomendaciones al respecto. Cuando alguien decide no tomar lácteos, bien porque le sientan mal, bien por motivos éticos o simplemente porque no le gusta el sabor, la alternativa que se le ofrece como más saludable es la leche de soya (o soja); esto ha hecho que su consumo se haya incrementado exponencialmente durante los últimos años, gracias al estupendo marketing que ha recibido como promotor de la salud.

Sin embargo, como suele ser habitual cuando la industria alimenticia está detrás, no todo es tan bonito como lo pintan; es cierto que la soya tiene sus beneficios, pero hay que tener cuidado con asumir que si algo tiene soya debe ser bueno para la salud.

El ‘ciclo mediático‘ de los alimentos se desarrolla siempre de la misma manera:

  1. Algún estudio revela que el nutriente ‘x’ tiene cierto efecto sobre la salud (bueno o malo).
  2. Si el efecto es bueno, todos los fabricantes de productos alimenticios se encargan de añadirlo a sus productos, sin entender que quizá lo que genera el efecto sobre la salud no era un nutriente en sí, sino la combinación de varios elementos presentes en un alimento. Un ejemplo es la obsesión de añadir Omega 3 artificialmente a todos los productos!.
  3. Si el efecto es negativo, todos los fabricantes intentan encontrar la manera de eliminarlo de sus productos, sustituyéndolo generalmente por productos todavía peores pero que no suenan peligrosos en las cabezas de los pobres consumidores. Por ejemplo sustituyendo el azúcar por jarabe de maíz de alta fructosa, que es bastante peor para la salud, aunque suena mucho mejor.
  4. Tiempo después, sale otro estudio declarando que lo que realmente se pensaba que era malo, resulta que es bueno (por ejemplo los huevos) y lo que se pensaba que era bueno resulta que no lo es tanto.  En este último grupo podríamos decir que se encuentra la soya.

La soya ha sido la estrella de la nutrición durante los últimos años, y los fabricantes han enriquecido muchos de sus productos con algún tipo de derivado de la soya para poder ‘etiquetarlos’ como saludables. Recuerda que hay ciertas reglas básicas para alimentarte bien, y una de ellas es que no comas alimentos que hacen alguna alusión a la salud en el envase (hay excepciones, pero ya el hecho de tener un envase implica seguramente que es un alimento procesado poco saludable).

Estoy de acuerdo que la soya tiene sus méritos, pero la reputación que la industria le ha intentado conceder no es del todo merecida; mi objetivo hoy es que conozcas los dos lados de la historia.

Beneficios

Partamos explorando algunos beneficios reales de la soya:

  • Alto aporte de proteína de calidad, equiparable por PDCAA (utilizado para medir la calidad de las proteínas) a la procedente de la carne o los huevos. Esto hace que sea muy recomendable para vegetarianos/veganos.
  • Buena fuente natural de Omega 3, un ácido graso esencial y por desgracia poco frecuente en la dieta moderna.
  • Estudios lo asocian a reducción de ciertos tipos de cánceres, especialmente de próstata.
  • Aparentemente tiene beneficios en la reducción del colesterol y de la presión arterial, aunque no de manera muy significativa.

Hay que tener en cuenta que muchos de los estudios que avalan otros supuestos beneficios de la soya están financiados por los productores de soya, quienes contribuyen una parte fija de sus ingresos a ‘promover’ el consumo de soya a través de estos estudios (obviamente poco objetivos) y de grandes campañas de marketing.

Los problemas de la soya

Al igual que con los estudios que hablan de aspectos positivos, encontrarás cientos que detallan lo negativo, pero me he querido centrar en los aspectos más objetivos y respaldados:

  • El origen: La mayor parte de la soya que se produce en el mundo es transgénica. Y gran parte de la producción transgénica procede de semillas de una única empresa, Monsanto, de quien hablaré otro día porque ilustra muy bien buena parte del problema con la producción actual de alimentos.
  • La soya es una de las cosechas más intensivas en el uso de pesticidas. El hecho de que sea transgénica hace que esté diseñada para soportar este grado de ‘contaminación’, pero los humanos no!
  • El procesamiento. Lo que yo propongo es que comas «comida», de la forma más parecida a como se encuentra en la naturaleza. Y este es el problema principal con el consumo actual soya. Lo que la industria nos quiere vender no es soya, sino productos procesados basados en soya (con márgenes económicos más elevados).
  • Efectos sobre la salud:
    • La soya es un producto altamente alérgico.
    • Tiene un alto contenido de ácido fítico, que interfiere con la absorción de minerales esenciales como el calcio, magnesio, cobre, hierro y zinc en el tracto intestinal. Esto se puede resolver en buena parte limitándose a productos de soja fermentada.
    • Si bien parece que la soya puede ayudar a prevenir ciertos tipos de cáncer, otros estudios asocian los fitoestrógenos de la soya con diversos tumores, principalmente de mama y útero.
    • Hay estudios que relacionan el consumo de soya con problemas en el funcionamiento de la tiroides; otros indican que no es la causa pero que sí puede ocasionar problemas en personas que ya tenga alguna enfermedad tiroidea.
    • Puede impactar la calidad del esperma.

Pero… los asiáticos comen mucha soya y están sanos!

Un mito bastante extendido es que las culturas orientales son grandes consumidoras de soya y que gracias a ello obtienen muchos beneficios de salud.

Es cierto que la soya ha sido parte de la cocina oriental mucho antes de que diera ‘el salto’ a occidente, pero su consumo en estas sociedades es bastante reducido en términos proporcionales; se utiliza de vez en cuando como sustituto de la carne y más frecuentemente como acompañamiento al plato principal.

Es decir, no es parte importante de su alimentación básica. Si revisas los principales consumidores de soya, verás que la lista está encabezada por Estados Unidos seguida de Brasil. China, con una población muy superior a Estados Unidos consume poco más de un tercio de lo que consume Estados Unidos. Es cierto que no estamos comparando únicamente consumo humano porque gran parte de la soya se utiliza para alimentar animales (lo cual genera otro tipo de problemas que no voy a comentar ahora), pero nos permite corregir la percepción de que en Asia se come ‘mucha’ soya.

En Asia se come relativamente poca soya y no de manera tan industrializada como en occidente.

Recomendaciones

En primer lugar quiero dejar claro que no estoy demonizando la soja y que no es comparable a productos claramente dañinos como el azúcar, bollería, harinas refinadas, etc (es decir, los carbohidratos malos); Creo que la soja puede formar parte de una dieta equilibrada, especialmente en aquellas personas con problemas para tolerar la leche. Sin embargo, no es la panacea que nos quieren intentar vender y debes estar alerta de sus riesgos.

Dicho esto, y sabiendo que mi objetivo es siempre dar recomendaciones útiles y no tanto predicar (bueno, sí, a veces no puedo evitar predicar 🙂 ), te resumo algunas consideraraciones con la soya:

  • Modera el consumo. Al igual que con los lácteos, salvo que seas alérgico a la soya, un consumo reducido difícilmente ocasionará los problemas que enumeré antes.
  • Asegúrate que la soya que consumes es de origen orgánico y que no está endulzada artificialmente.
  • Al igual que conversamos cuando hablamos de los lácteos, el proceso de fermentación parece eliminar varios de los problemas ocasionados por la soya (por ejemplo reduce el ácido fítico que interfiere con la capacidad del cuerpo de absorber minerales); es recomendable consumir preferentemente productos como el tempeh o el miso.
  • Evita productos excesivamente procesados, dentro de esa categoría están cosas como galletas de soya, salchichas de soya, helado de soya… (está clara la idea, no?). Creo que la siguiente foto resume gran parte de lo que he escrito.

 

Share Button
Previous Post Next Post

54 Comments

  • Reply Sel mayo 17, 2012 at 3:17 pm

    Gracias, Marcos!!! Aunque me deprime que poco a poco se reduzca mi oferta de alimentación, jeje. Es una movida cuando estás con gente, de verdad, sobre todo las miradas, las burlas, siempre eres el rarito…

    • Reply Marcos mayo 17, 2012 at 3:26 pm

      Hola Sel, hay miles de opciones saludables! recuerda que si comes bien el 90% de las veces no pasa nada porque de vez en cuando ‘rompas las reglas’. Y si ser el raro hoy en día significa estar saludable y tener un buen cuerpo, sé el raro! es mucho mejor que ser mediocre como el resto! 🙂
      Un saludo,
      Marcos

  • Reply Lorena mayo 17, 2012 at 3:30 pm

    Hola, muy buen post (como siempre), yo tomo leche de almendra, que opinas de ella? gracias.

    • Reply Marcos mayo 17, 2012 at 3:44 pm

      Hola Lorena, gracias por el comentario. La leche de almendra me parece buena alternativa, pero como siempre, ten cuidado con la que compras en el supermercado. Suele tener cantidades altas de azúcar, preservantes blah blah (lo de siempre). Lo bueno es que es fácil prepararla en casa, utilizando almendras (sorpresa!), agua y un poco de miel como endulzante natural (mira esto http://www.wikihow.com/Make-Almond-Milk)

      Saludos,
      Marcos

      • Reply Lorena mayo 17, 2012 at 4:55 pm

        Muy interesante, nunca se me había ocurrido hacerla yo misma y parece fácil!

        • Reply Rafa1982 julio 20, 2014 at 4:47 pm

          ¡O stevia!
          La stevia o estevia es una planta americana (si no recuerdo mal,significa «hierba dulce», en una lengua indígena de allí), cuyo extracto seco «esteviol y esteviósidos» endulza el doble que la sacarina, también sin añadir calorías, y no sólo sin efectos secundarios negativos sino que tiene muchísimos «efectos secundarios» positivos: ayuda a bajar la glucemia (el «azúcar en sangre»), mejora las defensas, es un poco antiséptico, etcétera.

  • Reply Patxi mayo 17, 2012 at 11:01 pm

    holaaa me imaginaba algo asi pero………. la proteina de soya es desaconsejable????

    • Reply Marcos mayo 17, 2012 at 11:55 pm

      En general te diría que sí es desaconsejable. Muchos estudios indican que es inferior a la proteína de suero, y su contenido de fitoestrógenos parece que ‘desequilibra’ el balance hormonal del organismo, reduciendo por ejemplo la producción de testosterona, lo cual perjudica la creación de músculo.
      En resumen, mejor la proteína de suero.

      Saludos,
      Marcos

      • Reply Rafa abril 17, 2014 at 8:22 pm

        De hecho, hace como un par de años o tres leí de un caso clínico de un chaval que tenía 15 años o 16, y de repente, empezó a bajar su rendimiento en el gimnasio (es, o era, culturista), bajó su potencia sexual, empezó a tener ginecomastia, etcétera… Vamos: los típicos síntomas de nivel excesivo de estrógenos en los hombres.
        Empezaron a mirar qué andaba mal, y resulta que el chaval hacía un tiempo que empezó a tomar par el gimnasio proteína de soja (como proteína de post-entrenamiento), y ésta, con los fitoestrógenos «colados» en el proceso, le estaba provocando todo ese guirigai.
        ¿El final del caso… Pues totalmente lógico y previsible: dejó de tomar soja y, en menos de un mes, desaparecieron todos sus problemas.

        Yo lo que digo es que, inundar de estrógenos un cuerpo, ya sea de mujer o, peor aún, de hombre (y no hablemos ya de los niños varones), es un auténtico crimen contra la salud. Los estrógenos, obviamente, como podemos observar en las diferencias fisiológicas entre mujeres y hombres de vida activa pero no deportistas, van contra el desarrollo muscular, contra el desarrollo de todo el aparato genital masculino y contra la fertilidad masculina, contra el funcionamiento de la tiroides, a favor de la acumulación de grasas, a favor del cáncer (hay muchos tipos que incluso son dependientes de los estrógenos)… Y si inundamos de estrógenos, por muy débiles que digan que son los que nos publiciten, un cuerpo, ya sea femenino o, muchísimo más, masculino, estamos cometiendo a posta un crimen contra la salud.
        Yo, desde que empezó la publicidad sobre la soja, empecé a sospechar y, obviamente, ni siquiera traté de tomarla, ya que lo que de hace como unos veinte años para acá más se publicita, generalmente, es el mayor fraude, e incluso el mayor crimen contra la salud… Y un ejemplo es el de los fitatos: ahora pretenden vendernos que, como en pequeñas cantidades ayudan a reducir la absorción de colesterol, metales pesados y otras sustancias tóxicas o que en exceso no son nada beneficiosas, no es un antinutriente sino un nutriente minoritario: «tócate los H…»

        Al fin y al cabo, la proteína animal es lo que aceleró nuestra evolución como especie, junto con el fuego (seguridad contra infecciones y parásitos, mejor sabor, mayor digestibilidad de las proteínas), y lo que permitió, al ahorrar energía en el funcionamiento del intestino (exceso de fibra y de antinutrientes de toda dieta basada en una casi absoluta o absoluta totalidad de vegetales, como las «antivitaminas B3» del maíz, que ayudan a engordar al entorpecer la respiración celular, en las mitocondrias), desarrollar el cerebro en todo su potencial.
        Además, el sistema digestivo humano, a igualdad de tamaño, es prácticamente indistinguible del de carnívoros como el león o el perro, lo que dice mucho sobre nuestra evolución biológica.
        Además, no tenemos una fermentación de fibras vegetales aparte de la ínfima aportación en este sentido de la flora intestinal, cuyo «subproducto» son los famosos gases intestinales.
        Además, en sabor, donde se pone una dieta omnívora nunca se podrá poner una dieta vegana, ni de lejos.
        Además, al ser una dieta muy restrictiva, como dicta la lógica, no es una dieta sana, ni psíquica ni fisiológicamente: hay que estar constantemente haciendo malabares con la complementación de unos alimentos con otros, e incluso acudiendo a suplementos, lo cual demuestra su efecto negativo en la salud humana.
        Además, ¿quién dice que esa sensación de «elevación», de «ligereza», de muchos veganos, no se debe a «pequeñas alucinaciones» por una mala salud neurológica provocada por falta de hierro y/o de zinc?

        Y por si todo esto fuera poco, las legumbres son los vegetales que más fitatos y más estrógenos tienen, y de entre ellas la soja es la que más.

        En fin… Que yo no como soja, pero vamos, ni de coña, ni siquiera fermentada, “por si acaso”: bastante tenemos ya con el bisfenol A, los ftalatos, los parabenos de los jabones y champús, etcétera.

        Y además, para ya rematar las razones, precisamente, ahora llevan años diciendo los científicos que estudian el tema que lo que salvó a nuestra especie es, en muchos momentos prehistóricos la grasa del tuétano (medula ósea blanca), y en otros la pesca, al tener que refugiarse nuestros antepasados de hace como «un siglo de milenios» en cuevas del Sur de África, a las orillas de la zona donde se mezclan las aguas de los Océanos Atlántico, Antártico e Índico.

        Así que, lo dicho: a disfrutar de la comida variada y a dejarse de tonterías; que la vida son tres días, nos ocupan dos y medio, y el otro medio es para dormir… Los pocos momentos «libres» hay que disfrutarlos, y no complicárselos tontamente. 😉 B-)

  • Reply sel mayo 20, 2012 at 11:08 pm

    el azúcar además de engordar nos deja tontos, flipa colega!
    http://www.dailymail.co.uk/health/article-2145141/Does-sugar-make-stupid-Study-suggests-sabotages-learning-memory.html

  • Reply sel mayo 21, 2012 at 9:00 am

    jajaja, efectivamente!!!

  • Reply Zoe mayo 21, 2012 at 5:32 pm

    Hola marcos muy buen post, ya sabia yo que no era tan buena como la pintaba y por eso la estaba evitando completamente, ahora se que si no eres alérgico se puede agregar de vez en cuando.

    • Reply Marcos mayo 21, 2012 at 6:14 pm

      Gracias Zoe, efectivamente no es ‘el veneno’ pero hay que tener cuidado con su consumo.
      Saludos,
      Marcos

  • Reply Carolina abril 8, 2013 at 10:10 am

    Hola Marcos,

    muy interesante e informativo este post, gracias. Queria preguntarte que opinas de la legumbre de soja verde o mongo, que es como la llama mi madre, y siempre ha cocinado como lentejas. Siempre las dejo en remojo toda la noche para que desprendan los antinutrientes como todas las legumbres y no las como a menudo. Tambien suelo prepararla germinandola yo misma en casa y comiendo los germinados salteados o en ensaladas. Que te parece?

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario abril 8, 2013 at 2:03 pm

      Hola Carolina, un consumo moderado y natural (como lo que describes) creo que puede ser saludable, pero igualmente no debe abusarse.

  • Reply Magaly julio 2, 2013 at 4:38 pm

    Hola Marco, gracias por tu excelente post., tengo unas consultas:
    1. los efectos negativos que mencionas son atribuibles a la soya en general, ya sea orgánica o transgénica, o solo a la transgénica.
    2. el consumo de frejoles, soya, lenteja, leguminosas en general ¿está contemplado en una dieta paleo?
    3. Y lo último, alguna página web que me recomiendes donde haya recetas paleo, me quiero comprar un libro de recetas, pero por el momento estoy «aguja» como decimos en Perú, es decir, con muchos gastos 🙂

    Un abrazo y gracias por toda la info

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario julio 4, 2013 at 2:38 pm

      Hola Magaly!

      Muchos de los problemas, como los fitoestrógenos, son inherentes a la soya, independientemente de si es orgánica o transgénica. Por supuesto la transgénica incluye además riesgos por los herbicidas, por su alteración genética…

      En general una dieta Paleo no permite leguminosas. Yo soy poco amigo de ellas en general, aunque creo que algunas legumbres, como lentejas o frijoles, consumidos con moderación de vez en cuando, son tolerados por muchas personas sin demasiado problema. Pero desde luego no recomiendo un consumo elevado.

      Sobre recetas Paleo, creo que puedes visitar el Blog de Ana Muñiz (www.megustaestarbien.com) y http://www.evamuerdelamanzana.com, que tienen bastantes recetas. Si te interesa un libro con recetas paleo en español, puedes ver el que promociono en la columna de la derecha (viviendo paleo), creo que es el único que hay ahora en español y es bastante recomendable.

      Abrazo!
      Marcos

      • Reply Magaly julio 4, 2013 at 3:43 pm

        Muchas gracias, Marcos, creo que le voy al libro. Un abrazo desde Perú.

  • Reply Carol julio 22, 2013 at 6:00 pm

    Hola Marcos!

    Me encantó tu artículo. Una duda: Acabo de comprar un Suplemento: Concentrado de proteína de Suero de Leche. Pero leí en la etiqueta que contiene LECHE Y SOYA. [META MAX]
    Yo estoy llevando una dieta que inhibe los estrógenos, pues según sé, son la causa principal de michelines y grasa estancada en ciertas zonas del cuerpo. Además voy a GYM de lunes a viernes y corro los sábados…. Y aquí veo que la soya contiene fitoestrógenos… T.T
    Quisiera saber si este suplemento que compré me afectará mucho en la producción de estrógenos (por la soya)… o si de plano la cambio por otra… pues estoy haciendo mucho sacrificio en mi alimentación (por ejemplo no tomo nada de café, y como mucho brócoli.. y esas cosas)… como para venir luego a «tomarme los estrógenos» en un suplemento que supone el control de las grasas.. xD!…
    Ojalá puedas responderme… Gracias!! Besos!! 🙂

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario julio 23, 2013 at 2:55 pm

      Hola Carol,

      Si lo que tiene es algo de lecitina de soya, no es tan grave (aunque mejor si no lo lleva), si tiene realmente una mezcla de proteína de suero y proteína de soya, creo que es mejor que no lo tomes. Cuantos menos ingredientes tengan los suplementos mejor.

  • Reply juan noviembre 5, 2013 at 3:22 am

    Hola, leí el informe y la verdad que no se que pensar te cuento q los productos de soja q consumo son todos caseros desde la leche hasta unas amburguezas espectaculares jaja, estaba leyendo otros informes y llege a leer uno q decia q si me tomaba dos basos de leche de soja te volves tonto, a todo esto me gusto el sentido comun de tus palabras y es verdad ahí otras opciones pero con moderacion se puede, la verdad esta leche con jugo de sobre me mata muy buena
    Saludos!

  • Reply matias diciembre 17, 2013 at 4:16 am

    hola, tengo un gran problema respecto a moderar mi consumo de soya, soy intolerante 98% a la lactosa, estoy en etapa de volumen desde hace 3 meses y entreno duro desde hace 1año y 6 meses, mi pregunta es, ¿de dónde suplo la gran cantidad de proteína que necesito diariamente si no puedo consumirla en mayoría de soya, ni tampoco puedo consumir ni en mínima cantidad de lácteos?
    PD: actualmente compro proteína de soya en polvo, en una empresa que distribuye alimentos para su uso en las industrias alimenticias. (según la etiqueta tiene mínimo 88% de proteína)

    • Reply Luis Hoyos febrero 10, 2017 at 3:42 am

      Existen proteinas en polvo de huevo, carne, arroz, etc.

  • Reply Mauricio diciembre 30, 2013 at 8:07 pm

    Estimado Marcos,
    Existe algún suplemento de proteína que esté libre al 100% de lecitina de soya, ya que he buscado y no encuentro.
    Saludos,
    Mauricio

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario enero 1, 2014 at 8:17 pm

      Hola Mauricio, aunque no recomiendo comer soya, es diferente consumir un poco como aditivo (lecitina de soya) en los suplementos, que comer proteína de soya. En resumen, no te preocupes demasiado 🙂

  • Reply pamela enero 6, 2014 at 4:51 am

    yo soy vegetariana , consumo solo yogurt a veces , y no consumo leche ni nada a mi me recomiendan tomar y comer cosas de soya que hago?

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario enero 7, 2014 at 7:26 am

      Hola Pamela, si comes mucha soya, intenta que sea fermentada al menos, y no transgénica. Pero es un alimento poco recomendable en general.

  • Reply Pispas marzo 16, 2014 at 10:48 pm

    Estamos de acuerdo en que hay que reducir al máximo el número de productos procesados que consumimos, eso incluye a los derivados de la soja, pero la soja perse (y ahí entra también la fermentada, y obviando que sea OMG) es una legumbre como otra cualquiera, acá hay una revisión actualizada y según parece no es tan mala como se pinta y su efecto estrogénico es casi anecdótico. Vamos, que te lo vendan como fuente de fitoestrógenos si eres una mujer postmenopáusica es un cuento como una catedral.

    http://comeronocomer.es/consultas-al-experto/comer-soja-previene-enfermedades-o-puede-ser-perjudicial

    Lo dicho, quitando el tema de productos procesados, la transgenicidad y el uso que se le da para piensos, que es el 90% de los casos frente al consumo humano, no veo que no sea recomendable su consumo (sin OMG y siendo el haba de soja tal cual que se vende y se cocina como cualquier otra legumbre, en tempeh, miso, natto o tofu) como fuente de proteínas y de manera regular como sustituto de la carne.

    Saludos.

    Por cierto, muy interesantes tus artículos, la mayoría van en la línea del Dr. Mercola.

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario marzo 17, 2014 at 6:56 am

      Gracias por comentar :), creo que la afirmación de que no tiene ningún riesgo es porque no se ha revisado los estudios :). No creo que haya problema por comer soja de vez en cuando, desde luego, pero aquellos vegetarianos que la toman como su fuente principal de proteína sí pueden tener consecuencias.

      • Reply Rafa1982 julio 20, 2014 at 5:32 pm

        Además, yo acabo de leerme hace apenas media hora un artículo con esa afirmación (la soja «no es tan mala para los hombres»), incluso creo que es ese mismo artículo, y no hay por dónde cogerlo.
        Tanto en el título como en cada conclusión se dice que no es tanto, que no es extrapolable a humanos por las diferencias metabólicas, etcétera… Pero, en realidad, si lees con atención cada párrafo, sí que afecta.
        Se llega a hacer afirmaciones tan estúpidas como «Se verificó una relación inversa y significativa entre el consumo de productos de soja y la concentración de espermatozoides, de modo independiente de la edad, el tiempo de abstinencia, el índice de masa corporal y el consumo de otras sustancias. Sin embargo, no se verificaron asociaciones entre el consumo de soja y el recuento espermático, el volumen de la eyaculación y la motilidad de los espermatozoides.»
        ¿Cabe mayor estupidez que ésa? ¿Cómo encaja que no se afecte ni el recuento de espermatozoides (ni el volumen de semen eyaculado cada vez, ni la movilidad de los espermatozoides), con que se verifique una relación INVERSA Y PROPORCIONAL entre el consumo de soja y la concentración de espermatozoides Si nos e afecta el volumen de semen es que hay el mismo volumen en cada eyaculación, y si es afectada negativamente la concentración de espermatozoides y no el volumen, pues el resultado salta a la vista: una reducción neta de la cantidad de espermatozoides en cada eyaculación.
        Hasta ese extremo de estupidez llega el artículo.
        Vamos, yo tengo bastantes años de ciencias naturales a mis espaldas, pero esto lo entiende hasta el menos culto que se pare a leer detenidamente el texto.
        En realidad no es un estudio, sino una revisión de estudios en la que se tiene en cuenta los que vienen bien para lo que se quiere decir y se desprecia o matiza sin un razonamiento en condiciones ni tener datos definitivos en contra a los que no convienen para esa conclusión pre-establecida.

        Obviamente, todo lo que sea añadir estrógenos, es malo, salvo falta de estrógenos en la mujer que llegue a provocar problemas de salud, aunque sean sólo de fertilidad.
        ¿Qué pinta una ola de estrógenos, o sea, hormonas feminizantes, en el cuerpo humano?
        Y por mucho que digan, como ponen otros de excusa, que son estrógenos débiles, siguen siendo estrógenos adicionales.
        Y aparte de todo esto, está el hecho conocido de que una gran parte de los cánceres son favorecidos por los estrógenos, por lo que de buenos para los tumores, nada de nada. De hecho, hay muchos cánceres que se tratan, al menos en parte, con inhibidores de la aromatasa, para evitar la formación de más estrógenos de la cuenta. Y de ahí que, en el embarazo, los cánceres «vuelen», poniendo en peligro de muerte rápida a la mujer embarazada.

        Además de eso está el tema de los fitatos, que ahora pretenden meternos como nutriente por aquello de que aminoran la absorción de colesterol y de tóxicos, pero… Siguen siendo anti-nutrientes que entorpecen la absorción de minerales.

        Habiendo proteína de suero de leche, que es mejor, y que tiene un sabor tan bueno que es casi casi adictivo, y habiendo otras opciones, sin ser mi voluntad insultar a nadie, pero tengo que decir que considero una soberana estupidez que un hombre se atiborre de soja, al menos de soja sin fermentar.

        Los que no somos vegetarianos lo tenemos fácil. Y los que sí lo son, tienen infinidad de alternativas, ya que las legumbres son las plantas que más fitatos y estrógenos tienen (los dos si no recuerdo mal), y dentro de las legumbres la soja es «la emperatriz» de ambos componentes.

        Al fin y al cabo, la soja, como todas las modas, es algo que nos meten «porque sí», sin necesidad alguna, por el puro interés económico de unos pocos «podridos de dinero».
        Es mejor comer como siempre se ha comido, con mejor sabor, y sin tanta excentricidad según las modas de turno. 😉 😎

        P. D.: Por cierto, he encontrado la página que decía yo antes (en el salto de página justo anterior a del final del artículo es donde viene esa superlativa estupidez que citaba). Es ésta: http://www.bago.com/BagoArg/Biblio/nutriweb251.htm.

  • Reply Carlos marzo 19, 2014 at 6:48 pm

    Sigo una dieta vegetariana, con mucho lácteo y huevos. Tomo proteína de soja (soja texturizada) como sustituta de la carne, unos 50 g diarios. Cada vez leo más estudios negativos sobre la soja en general y voy a intentar retirarla de la dieta y hacerla anecdótica, aunque me trastoca mucho. ¿Qué otra fuente proteica recomiendas para los que evitamos comer animales?

    (Felicidades por la publicación. Ésta es una de mis referencias en cuanto a alimentación y salud.)

  • Reply franciscocero marzo 30, 2014 at 2:27 am

    Yo difiero en este artículo. Considero la soja un producto a erradicar totalmente en la alimentacion humana, una baya tóxica que debe ser evitada.

    Los efectos de los fitoestrógenos son potentes, estamos rodeados de hormonas pseudofemeninas que rompen el equilibrio hormonal tanto de hombres como de mujeres y son estos productos grandes causantes de los desórdenes sexuales modernos.

    Si montsanto está detras, si la propaganda nos incita a ingerirla… clara evidencia de que no debemos hacerlo.

  • Reply Lucy abril 9, 2014 at 5:35 am

    Hola Marcos, muy buen artículo, pero me quedo una duda con respecto a la soya, y es si el aceite de soya es malo como el resto de los productos de la misma.
    agradezco respuesta, saludos!

  • Reply Fernando mayo 13, 2014 at 12:49 am

    Pueden checar el video de «El Mundo Según Monsanto». Queda claro que es un asesino monstruoso.. Es un documental para quien quiera estar bien informado y no ser parte de la invación de publicidad

  • Reply Raquel agosto 19, 2014 at 8:44 pm

    Yo cada vez me sentía más fatigada, cogiendo más peso y con más sueño. Suelo tomar bastante soja porque la leche no la soporto. Creo que debo tener algo de hipotiroidismo. Es pronto para saberlo. Hace unos días que descubrí gracias a la red de que era la soja la que me estaba machacando.

  • Reply ruben agosto 23, 2014 at 9:12 pm

    Hola Revolucionarios:
    En primer lugar quisiera hacerles notar un detalle que me parece vital…RECUERDEN QUE EL GRAN PROBLEMA QUE TENEMOS ACTUALMENTE …. ES EL TOTAL ENREDO A QUE NOS CONDUCEN LOS EXCESIVOS DETALLES. Digamos que existe una excesiva especialización.
    ¿Qué quiero dedir con esto? Pues que intentar lograr la perfección es el camino para conseguir precisamente lo contrario.
    Es por eso que caemos en las trampas de la industria, que utiliza estrategias de ultra especialización. Por eso vemos artículos de páginas enteras dedicados a tal ó más cual vitamina y los cientos de problemas que nos traerá su déficit….y justo al final un fono para llamar y ordenar la más conveniente.
    Nuestros ancestros jamás tuvieron un vademecum….no organizaban sus menús…se movían mucho debido a las exigencias de su sobrevivencia…
    Vivir sano es sencillo. La barrera más importante que hay que sobrepasar es la del «qué dirán» y ser diferente.
    Si hacemos una lista de todas las variantes de alimentación que nos ofrece la naturaleza, veremos que nos resultará dfícil comer todo lo que anotemos. Entonces nos será más sencillo prescindir de lo que creemos necesario porque nos lo venden envasadito y casi listo.
    Como ha dicho Marcos, es simple pero no es fácil.
    Y también ha dicho que cada cual es único y que no existe nada que funcione para todos.
    Tuve la suerte de que mi padre era amante de los ejercicios naturales. Me enseño a hacer dominadas en un saliente de un muro y a forcejear como «luchadores» siendo yo muy pequeño. También disfrutaba de la comida casera y jamás lo ví entusiarmarse con golosinas ó pizzas a domicilio. Cuando falleció (a los 82 años debido a un accidente), todavía ostentaba una fuerza en sus muñecas que era motivo de asombro.
    Yo no soy ningún fenómeno, pero a mis 50 años todavía mantengo el orgullo de poder forcejear con mis hijos y dar batalla. Y el mayor, que pesa más de 70 kilos, lo levanto y lo traslado sin poner en riesgo mi integridad.
    Lo que quiero decir es que mientras nos apeguemos a lo simple, estaremos bien. Cuando dominemos la simpleza, entonces podremos detenernos en los detalles para seguir avanzando. Pero según lo que aprendí de mi padre, toda una vida puede hacerse poco para entender la simpleza.
    Comida de verdad, ejercicio diario, compartir con la familia( incluyendo comidas y ejercicio) descansar adecuadamente….son «simplezas» que a veces nos complican por el medio en que vivimos, pero son los detalles e que debemos insistir.
    Un saludo y disculpen el teque.

  • Reply antonio septiembre 8, 2014 at 2:15 pm

    HOLA,

    Leído el artículo que sería mas recomendable, sólo consumo un vaso de leche diario, por la mañana con la avena. Leche de soja, de vaca entera, desnatada o semi, o recomendais otro tipo de leche. El hecho de cosumir la leche de soja pued crear algun tipo de alergia..??

  • Reply Bib octubre 26, 2014 at 11:08 am

    Hola. Soy una mujer de 30 años, peso 59kg, mido 161 y llevo un tiempo yendo al gimnasio. Algunos días me cuesta llegar al minimo de proteinas para ganar musculo (estoy intentando llegar a 1.5 g por kilo, mas o menos 90g al día) y he estado pensando en tomar batidos de proteina. Mi problema es q tengo alopecia androgenica y por lo tanto no esta recomendada la proteína de suero por que algunas proteínas de la leche agraban la situacion y potencian la caida del cabello. Precisamente por mi sensibilidad a la testoterona estuve pensando en los batidos de proteina de soja, mas concretamente este: http://www.sponser.ch/ch-en/fit-well/protein-soja-plus.html que ademas tiene proteina de huevo, arroz y patata. Que opinas teniendo en cuenta mi situacion? Muchas gracias y felicidades por tu blog

  • Reply Belen C. marzo 4, 2015 at 1:21 am

    Pues vaya, se me acaba de caer un mito, con la cantidad de leche de soja que consumo. Tendré que buscar un sustitutivo. ¿Que tal la leche sin lactosa? Seguro que también tiene sus inconvenientes. Es muy difícil encontrar alimentos saludables hoy día.

    Saludos.

  • Reply Alonso julio 30, 2015 at 3:35 am

    Hola, que tal Marcos,

    Tengo una proteína como complemento de mi nutrición, en su composición tiene «proteína aislada de soya», que opinas de ello?, es mejor moderarla su consumo digamos 2 o 1 vez por día, en el caso de entrenamiento, y en que se diferencia exactamente, ésta en la «proteína de soya».

    Su composicion base de lo que tomo es: Proteina aislada de soya+proteina aislada de suero de leche instantanea +proteina de albumina de huevo+Calostro bovino. NO aspartame, ni lactosa, ni caseina, ni gluten,ni colorante artificiales.
    Su sabor es neutro.
    Qué me recomiendas?

    Gracias

  • Reply saul agosto 24, 2015 at 6:06 pm

    hola Marcos! gusto en saludarte , tengo rutina de años en el gym , la poroteinade suero de leche deslactosado, la descanso un mes y continuo consumiendo, CREES QUE ME AFECTA TENGO COLOM IRRITABLE, es ocasional la molestia x lo menos 6 meses…q opinas? gracias

    • Reply Andy abril 14, 2017 at 1:33 am

      El Magnesio puede regularizar tu problema, la falta de este mineral es algo comun en la dieta moderna, y ayuda entre muchas cosas a equilibrar la flora intestinal, un saludo.

  • Reply Angel Ramirez septiembre 5, 2015 at 12:12 am

    Entonces en vez de proteina de suero no podría tomar proteina de soja?
    Aprovecho para preguntar: ¿qué opinas de las bayas de goji (goji berries)?
    Saludos!

  • Reply Carmen noviembre 5, 2015 at 8:13 am

    Hola Marcos buenos días!! Muy claro el post y muy interesante. Una pregunta: cuando hablas de fermentados, ¿se puede considerar al yogurt de soja como un fermentado?
    Gracias!

  • Reply lana marzo 14, 2016 at 6:44 pm

    Hola, yo consumo grano de soja porque me han recomendado sus beneficios, no sabia de los riesgos, pero igualmente no siento que me haya echo mal, pero lo consumo en pocas cantidades, el grano es perjudicial tambien?

  • Reply Teresa febrero 17, 2017 at 10:55 pm

    Nunca he probado el miso ni el tempeh, pero sí tomo la soja de vez en cuando para aliñar un plato de arroz blanco cocido (y por supuesto, comido con palillos) 😉

    (y también para aliñar patata cocida y verduras al vapor 🙂 )

  • Reply carlos febrero 22, 2017 at 7:30 pm

    Buen artículo Marcos! aunque me hace preguntarme si habría que ir a la raiz del problema para tener en consideración de dónde proviene la soja…es decir..¿ sería no perjudicial su consumo teniendo en cuenta que proceda de lugares donde no haya sido modificada geneticamente?

    saludos!

  • Reply Daniel junio 13, 2017 at 3:22 am

    Hola Marcos me encantan todos tus post el q mas llevo a cabo son los ayunos intermitentes me han dado mucho resultados de verdad…una consulta la lecitina de soja ayuda a quemar grasas?? La Recomendarías?? Gracias

  • Reply sandra septiembre 25, 2017 at 9:45 am

    Buenos dias Marcos, quisiera conocer tu opinion sobre los alimentos fermentados (como el tempeh y el miso derivados de la soja, así como el chucrut de col/berza) y el impacto en la glándula tiroides pues hay mucha contradicción al respecto. Mientras algunos lo recomiendan al decir que se anulan los efectos goitrogenicos de la soja no fermentada, otros insisten en que tampoco es recomendable ni en dosis moderadas e independiente de un buen aporte de yodo en la alimentacion. gracias

  • Reply Antonio agosto 14, 2018 at 4:54 am

    Buenas noches Marcos.

    He leido en numerosos estudios que el consumo de soja en hombres , aumenta demasiado los estrogenos y no me parece algo recomendable.

    Que puedes decirme al respecto?

    Un abrazo y sigue así! Y gracias por todo!

    • Reply Arturo zarate octubre 19, 2018 at 8:02 am

      Pero yo que soy. Aficionado al físicoconstructivismo la Sota me ayuda al tono y ccrecimiento muscular

  • Reply tatiana febrero 12, 2019 at 7:48 pm

    Hola. Por favor me podrías decir de donde sacaste esa informacion ? Sobre todo las desventajas. Te agradezco. Un abrazo !

  • Leave a Reply

    APÚNTATE GRATIS A NUESTRA LISTA Y RECIBE  EL MANUAL REVOLUCIONARIO: EJEMPLOS DE MENÚS, ENTRENAMIENTOS, RECETAS...
    x