Browsing Category

Nutrición

Dieta Sin Gluten
Consejos, Mark All, Nutrición

Beneficios y Riesgos de las Dietas sin Gluten

Cada cierto tiempo aparece algún titular alertando de los peligros de una dieta sin gluten: diabetes, enfermedad coronaria y hasta envenenamiento por arsénico.

Más allá de los mensajes sensacionalistas de nuestros periodistas, es cierto que algunos estudios reflejan una ligera asociación entre dietas sin gluten y problemas de salud.

Hoy entenderás a qué se deben estos resultados y un riesgo real de dejar el gluten que sí te puede afectar. Continua leyendo

Pescado
Consejos, Mark All, Nutrición

Guía del pescado: beneficios, mejores opciones, mercurio, preparación…

El pescado ha tenido siempre un papel importante en nuestra dieta. Las grandes sociedades crecieron en la intersección de la tierra y el agua. Mares, ríos y lagos eran fuentes inagotables de alimentos saludables.

El aumento actual de la contaminación crea dudas y confusión sobre su consumo. Hoy conocerás los beneficios principales del pescado y aprenderás a elegir los mejores.

Beneficios del pescado

El pescado es uno de los pocos alimentos sobre los que hay consenso. Casi todos los expertos coinciden en sus beneficios y recomiendan incluirlo en mayor o menor medida. Hagamos un repaso rápido de sus propiedades. Continua leyendo

Consejos, filosofía, Mark All, Nutrición, Pérdida de grasa

Por qué no debemos aceptar la obesidad y a quién debemos culpar

El contraste entre la calle y la pasarela es cada vez mayor. Las tallas de la gente corriente crecen para adaptarse a cuerpos más anchos, mientras los atuendos de las modelos son cada vez más estrechos. Algunas gráficas como prueba.

Tallas cada vez más grandes.

Inflación Tallas por aumento obesidad

Fuente: http://www.economist.com/blogs/graphicdetail/2012/04/daily-chart-1

Misses cada vez más delgadas.

Continua leyendo

Mark All, Nutrición, Pérdida de grasa

Beneficios de contar calorías y cómo hacerlo para mejorar tus resultados

“Lo que no se define no se puede medir. Lo que no se mide no se puede mejorar” – William Thomson

En la entrega anterior vimos por qué la obsesión actual con las calorías como primera línea de ataque nos hace perder de vista lo más importante: los alimentos.

Pero si tus alimentos son los correctos, contar calorías te ayudará en el proceso. Que las calorías no sean lo principal no quiere decir que las debamos ignorar, especialmente en ciertos casos.

Si estás a gusto con tu composición corporal y dieta habitual, para qué cambiar. Sigue haciendo lo que haces. Pero si no consigues alcanzar tus objetivos con un enfoque intuitivo, te beneficiarás de un método más prescriptivo.

Hoy explicamos la importancia relativa de los distintos factores asociados a tu alimentación, los beneficios de registrar calorías y las claves para hacerlo bien. Continua leyendo

Conceptos, Mark All, Nutrición, Pérdida de grasa

Por qué NO debes contar calorías

“Es mejor estar aproximadamente correcto que precisamente equivocado” – John Maynard Keynes

En biología, como en la vida, debemos aprender a diferenciar entre causas próximas y causas últimas. Las causas próximas explican el qué y el cómo, las causas últimas aclaran el por qué.

Los mensajes oficiales para controlar el peso siguen centrados en la causa próxima: desequilibrio energético. La obesidad está causada por ingerir más calorías de las que se gastan y la solución, nos dicen, es evidente: comer menos y moverse más. Para ello deben registrarse las calorías de entrada y las calorías de salida, asegurando el equilibrio adecuado.

La causa última real no es tan trivial. La obesidad es al final el resultado de una incoherencia evolutiva entre lo que nuestros genes esperan y el entorno en el que viven. El entorno moderno estropea nuestro ciclo hambre-saciedad, altera los ritmos circadianos, daña nuestra microbiota, elimina desafíos térmicos y físicos… Todos estos elementos contribuyen al desequilibrio energético.

Centrándonos en los alimentos, la causa próxima sería que comemos mucha comida, la causa última que comemos mala comida. La solución en el primer caso es comer menos, en el segundo comer mejor. Continua leyendo