El manifiesto de Fitness Revolucionario

“La única lucha que se pierde es la que se abandona” .- Che Guevara

Espero que quieras ser uno de los nuestros, un revolucionario del fitness, un anti-sistema. Y por anti-sistema me refiero a alguien que no acepta la visión comercial del fitness actual, alguien que conoce cómo funciona realmente su cuerpo y cómo utilizarlo para lograr resultados.

El manifiesto del Fitness Revolucionario, nuestra declaración de principios, se resume en:

  • No bases tu entrenamiento en máquinas, y menos si tienen displays digitales y sonidos.

  • No compres ninguno de los equipamientos que venden en la teletienda, puedes entrenar con tu cuerpo y con unas pocas pesas. No necesitas más.

  • Entrena movimientos, no músculos. Utiliza los ejercicios para los que tu cuerpo fue diseñado, la naturaleza es sabia. Nuestra revolución está alineada con nuestra evolución.

  • El cuerpo es un todo, no abuses de ejercicios de aislamiento para intentar moldear un músculo concreto. Utiliza principalmente ejercicios compuestos que trabajan coordinadamente múltiples grupos musculares.

  • La función es más importante que la apariencia. Y si te centras en la función, la apariencia mejorará.

  • No hagas demasiado cardio ni sesiones muy largas. Más de tres horas de esfuerzo continuado y probablemente tu cortisol se eleve demasiado. Más no es mejor.

  • Presta más atención a lo que tu cuerpo puede hacer que a lo que pesa.

  • Trabaja como un atleta o como un gimnasta, no como un culturista. Un culturista tiene un cuerpo anti-natural, que no hubiera sobrevivido en los tiempo de nuestros antepasados.

  • Estar en forma es simple, pero no es fácil, requiere determinación y esfuerzo.

  • Aprende a estar cómodo mientras estás incómodo, el dolor es inevitable, el sufrimiento opcional.

  • Valora tu futuro más que la comodidad del presente.
  • Valora más tu cuerpo y menos la ropa con la que lo vistes.
  • La edad es un número, la juventud es una elección. La revolución no envejece y debe durar toda la vida. Por tanto, debes ser paciente, los resultados no se consiguen de un día para otro, ninguna revolución que merezca la pena ocurre en una noche. Persiste y lograrás tu objetivo.

  • La revolución no distingue entre sexos, todos son bienvenidos a la causa, y hay muchas más similitudes en los entrenamientos de hombres y mujeres que diferencias.

Y sobre todo, sigue explorando, sigue experimentando. Yo aprendo algo nuevo cada día.  En el ámbito de la mejora de tu cuerpo, como en tantas otras cosas, aplica el dicho ‘Confía en quien busca la verdad, duda de quien afirma haberla encontrado’.

¡VIVA LA REVOLUCIÓN!

 

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!

Suscríbete y recibe GRATIS El Manual Revolucionario con ejemplos de menús y entrenamientos...

x