Consejos, Mark All, Nutrición

¿Somos demasiado limpios? Los beneficios de microbios y parásitos

“Cuando intentamos aislar cualquier cosa, nos damos cuenta  de que está de alguna manera unida al resto del universo” .- John Muir

Vivimos en una sociedad obsesionada con la limpieza. Asociamos esterilización con salud y bacterias o parásitos con enfermedad.

Hasta cierto punto es lógico. El importante aumento de la esperanza de vida durante el siglo XX no se debe a la lucha contra el cáncer ni enfermedades cardiovasculares, sino al control de las enfermedades infecciosas, que acababan con buena parte de la población, especialmente en la infancia, hasta la invención de las vacunas y antibióticos.

Sin embargo, con cada avance médico, con cada paso hacia la ‘civilización’, suele haber consecuencias no previstas, y quizá hemos llegado a un punto en el que nuestro miedo a los gérmenes está causando más problemas de los que resuelve.

A la vez que disminuye la incidencia de enfermedades infecciosas (sarampión, paperas, hepatitis A, tuberculosis…), aumentan de manera vertiginosa las alergias y las enfermedades autoinmunes.

infecciones_vs_inmune

Hay una correlación claramente inversa entre el nivel de ‘suciedad’ o exposición a gérmenes y la incidencia de estas ‘nuevas’ enfermedades:

  • Los países más ricos tienen entre 20 y 60 veces más casos de asma, rinoconjuntivitis y eczema que los países menos desarrollados (estudio). Entre las tribus ancestrales la incidencia de asma es casi nula (artículo).
  • En el caso de diabetes tipo 1 (enfermedad autoinmune) la diferencia es todavía más impresionante, siendo 400 veces más probable que la sufras si vives en Finlandia (país especialmente desarrollado) que en China o Venezuela (estudio).
  • La incidencia de asma y alergia al polen en la Alemania occidental era mucho mayor que en la Alemania oriental, antes de la reunificación (estudio), a pesar de (o debido a) que Alemania occidental tenía condiciones higiénicas mucho mejores.
  • Los casos de esclerosis múltiple disminuyeron en Buenos Aires tras el corralito financiero de 2001, momento en el que aumentó terriblemente la suciedad en las calles (estudio).
  • Vivir en el campo, más cerca de animales y polen, protege contra asma y alergias (estudioestudio), al parecer por la gran cantidad de endotoxinas en estos entornos naturales.
  • Tener más hermanos (y por tanto más exposición a gérmenes) protege contra la alergia al polen (estudio).
  • El mayor uso de antibióticos en niños está asociado con más incidencia de enfermedad de Chron, colitis, asma y eczema (estudio, estudio).

Algunos en la comunidad Paleo culpan al gluten (y otros alimento modernos) de muchos de estos males, y la enfermedad celíaca es otro ejemplo de desorden autoinmune que ha aumentado de manera importante en las últimas décadas (estudio). Sin embargo, esto no explica por qué estas alergias se han multiplicado en el siglo XX, cuando la incorporación a la dieta de cereales con gluten (como trigo, centeno o cebada) se produjo hace ya varios miles de años. Hay algo más en juego, o en este caso, algo menos.

El resumen es que nuestro sistema inmune evolucionó con parásitos y bacterias, y su casi erradicación en unas pocas generaciones está interfiriendo con su correcto funcionamiento. En el proceso de eliminar algunos enemigos que nos enfermaban, hemos eliminado también muchos amigos que nos ayudaban.

Este concepto, denominado por los expertos como “hipótesis de la higiene“, está produciendo tratamientos novedosos aplicables a estas nuevas enfermedades, para las que la medicina convencional todavía no tiene respuesta.

No somos individuos, somos ecosistemas

ecosistema

Solemos vernos como seres separados, y pensamos que la misión de nuestro sistema inmune es eliminar todo lo que no sea nuestro, ‘nosotros contra ellos’. Pero si entiendes cómo estamos realmente diseñados, puede que cambies de opinión.

Las bacterias en tu sistema digestivo pesan una media de 2 kilos, y superan en número a tus propias células por un factor de 1 a 10. El genoma colectivo de estas bacterias es 100 veces mayor que el tuyo propio.

Es decir, más que un individuo, eres un ecosistema, o como dicen los científicos, un superorganismo. Esta comunidad (de la que eres parte) ha vivido en equilibrio durante mucho tiempo.

La coevolución genera codependencia, o dicho de otra manera, nuestro sistema inmunológico (al igual que el resto de nuestro cuerpo) espera ciertos estímulos para funcionar correctamente. Si los eliminamos, se confunde. En cualquier relación de codependencia hay un límite en lo que cada una de las partes puede cambiar sin afectar la relación, y parece que nuestra persecución obsesiva de la pulcritud ha roto este equilibrio, entre nosotros y los seres que nos habitan.

Estos seres incluyen no sólo muchas bacterias digestivas que ya empezamos a ver como favorables, sino muchos mal llamados parásitos, que juegan también un rol importante en nuestra salud, en una relación de mutualismo, donde ambos (huésped y comensal) se benefician.

La coevolución con estos organismos, durante millones de años, moldeó nuestro sistema inmunológico de la misma manera que el oxígeno moldeó nuestro sistema respiratorio o que los alimentos disponibles moldearon nuestro sistema digestivo. Modificar este ecosistema en pocas generaciones ha ocasionado problemas similares a modificar nuestra forma de alimentarnos en el mismo período.

Esta nueva visión representa un cambio de paradigma en el entendimiento de nuestra propia biología, y como siempre, entenderlo requiere darse una vuelta por el pasado.

Un largo pasado juntos

bacterias

Igual que podemos separar tres grandes eras en la alimentación humana: paleolítico (cazadores-recolectores), neolítico (agricultores) y era post-industrial (actualidad), podemos hablar de diferentes relaciones con el mundo microbiano en cada una de esas grandes épocas (estudio):

Paleolítico (2,5 millones de años)

Vivíamos en pequeños grupos, sin residencia fija. Durante millones de años existió equilibrio entre nosotros y los parásitos y bacterias que nos acompañaban. De hecho fuimos delegando en ellos actividades importantes de nuestro metabolismo, como parte del proceso digestivo o la síntesis de ciertas vitaminas.

Cualquier organismo que resultara letal para el huésped no sobreviviría, y en poblaciones pequeñas de humanos, su especie se extinguiría pronto. Nos necesitaban, y nosotros a ellos, pero a la vez debíamos mantener un cierto nivel de vigilancia para controlar su reproducción. Asegurar este equilibrio de poderes era la función de nuestro sistema inmune.

Muchas de las variantes de genes que hoy se asocian a enfermedades autoinmunes servían como protección ante patógenos en esta época.

Neolítico (10.000 años)

Con el avance de la agricultura y la ganadería, convergieron factores que cambiaron nuestra relación con los gérmenes:

  • Convivir con animales hizo que ciertos parásitos y bacterias propias de ellos mutaran y dieran el salto a los humanos. Cada nueva especie domesticada traía su propia colección de patógenos, novedosos para nuestro sistema inmunológico. Por ejemplo el primer caso identificado de tuberculosis se sitúa hace 8.000-9.000 años, poco después del comienzo de la agricultura (estudio).
  • El aumento de la población hizo que los patógenos pudieran permitirse ser mucho más agresivos; no importa si matan a su huésped, siempre que puedan infectar a alguien más antes. Esta fue por tanto la era de las grandes plagas, y en buena parte (como detalla Jared Diamond en ‘Armas, gérmenes y acero) contribuyó a que las sociedades europeas dominaran América. Nadie discute que los conquistadores usaron técnicas brutales, pero se estima que más del 90% de la población indígena sucumbió realmente a las enfermedades infecciosas, como la viruela, no al hierro español.

Así como la mayoría de bacterias/parásitos que evolucionaron con nosotros en el paleolítico nos aportan más ventajas que inconvenientes, otros virus más recientes, introducidos tras la domesticación de los animales, probablemente sean más problemáticos.

Este es el motivo por el que algunos especialistas denominan la teoría de la higiene como teoría de los “viejos amigos“, diferenciando los microbios paleolíticos de los que vinieron después.

Era post-industrial (200 años)

Tras la revolución industrial y la pestilencia (y muertes) que ocasionó en las ciudades, vino la revolución sanitaria, con medidas de higiene y la invención de los antibióticos y las vacunas. El control de las enfermedades infecciosas redujo especialmente la mortalidad infantil y aumentó en casi 40 años la esperanza media de vida.

Pero esta historia con final feliz oculta un lado oscuro desconocido por los expertos hasta hace poco.

A medida que se extiende la obsesión por la limpieza y la esterilización absoluta, aumentan de forma dramática las alergias y enfermedades autoinmunes. Algunos culpan a nuevos químicos de la epidemia de alergias, como el triclosán, presente en muchos productos de limpieza, o el Bisfenol A de los plásticos (estudioestudios), y en parte es correcto, pero probablemente su daño viene por la destrucción de microbios necesarios.

La presencia de infecciones y parásitos durante nuestra evolución ha tenido más efecto sobre nuestro genoma que la alimentación y el clima (estudio), y eliminarlos en tan poco tiempo ha traído consecuencias que todavía estamos empezando a entender.

Nuevo conocimiento, nuevos tratamientos 

Obviamente la idea no es perder todo lo ganado en la lucha contra las enfermedades infecciosas, sino seguir mejorando, mirando como siempre al pasado para usar la naturaleza como modelo. En este contexto, muchos expertos se han planteado la siguiente incógnita:

Si la ausencia de ciertos (mal llamados) patógenos causa un problema ¿es posible que su introducción controlada sea la solución?

La respuesta parece ser afirmativa, y hace más de 40 años que se obtuvieron los primeros resultados en ratones (estudio), donde infecciones leves con malaria reducían los síntomas de la artritis reumatoide (enfermedad inflamatoria autoinmune).

Se están realizando muchos tratamientos actualmente en humanos, con resultados positivos, pero todavía en fase experimental:

  • Leve infección con Calmette-Guerin (relacionado con la tuberculosis) para mejorar la esclerosis múltiple (estudio).
  • Introducción de parásitos intestinales para curar el síndrome de cólon irritable o colitis (estudioestudio, estudio) , también causado aparentemente por la falta de exposición temprana a estos parásitos (estudio, estudio).
  • Uso del gusano N.americanus para tratar el asma y diferentes alergias (estudio, estudioestudio), así como la enfermedad celíaca (estudio).
  • Trasplantes fecales. Sí, tal como suena :O. Esto permite regenerar la flora intestinal de personas con diferentes problemas de salud a partir de una pequeña colonia bacteriana tomada de una persona saludable (estudio, artículo).
  • Introducción del parásito Trichuris suis para revertir síntomas del autismo (artículo).

Es probable que en un futuro no muy lejano estas técnicas estén disponibles para el grueso de la población. De momento se está avanzando en identificar qué parásitos, y en qué cantidades, funcionan bien para las diferentes enfermedades. Aquellos con los que compartimos una historia evolutiva más larga son especialmente benignos, pero incluso nuestros ‘viejos amigos’ pueden responder de manera impredecible en una flora intestinal alterada por la era moderna.

Son terapias prometedoras para enfermedades terribles, y aunque estamos lejos de que se puedan aplicar de manera masiva, hay cosas más sencillas que podemos hacer para prevenir, incluso revertir, algunas de estas enfermedades.

¿Qué podemos hacer hoy?

Como es habitual, la prevención es la mejor estrategia. En el momento previo al nacimiento, tenemos pocas bacterias. Es durante el nacimiento, al entrar en contacto con las bacterias del conducto natal, que empieza la gran colonización. Desde este momento, y durante los primeros años de vida, se moldea el sistema inmunológico, determinando en buena medida la salud futura.

Algunas recomendaciones para los padres:

  • Parto natural siempre que sea posible, ya que expone al bebé a las bacterias adecuadas, las de su madre.  La creciente adopción de cesáreas está ligada a una mayor incidencia de alergias (estudio).
  • Leche materna en la medida de lo posible. La leche de la madre incluye bacterias beneficiosas para el bebé (artículo) y carbohidratos especiales para alimentarlas, no presentes en la leche de fórmula. Se denominan HMOs (o human milk oligosaccharides) .
  • Al empezar a introducir alimentos sólidos, premastica su comida, que entre sus múltiples beneficios (presentación) incluye la transmisión de los microbios adecuados para configurar su microbiota.
  • Exponlo a ciertos alergénicos tradicionales. Al contrario de lo que muchos expertos recomendaban, parece que una exposición temprana a endotoxinas reduce la probabilidad de desarrollar alergia posteriormente (estudio). Lo mismo ocurre con los alimentos (estudio, estudioartículo). Una vez que eres alérgico sin embargo, la exposición no ayuda.
  • No lo aísles, llévalo a la guardería y a nuevos entornos. Se enfermará más, sin duda, pero esto activará el sistema inmunológico (estudio).
  • Déjale experimentar (hasta cierto punto). Los niños tienen el habito de llevarse todo a la boca, ante el horror de sus padres. Sin embargo, este instinto evolucionó con nosotros porque es útil. Es una forma adicional de ‘educar’ el sistema inmunológico desde pequeño, al igual que otros comportamientos sociales (estudio).

Como resumen, creo que el mensaje es que hay que proteger a los niños todo lo que sea necesario, no todo lo que sea posible. Esto aplica en todos los ámbitos, pero también en el de la limpieza.

Si ya eres mayor, has perdido esa ventana de oportunidad que sólo está abierta los primeros años de vida, pero todavía hay cosas que puedes hacer para mejorar el funcionamiento de tu sistema inmunológico:

  • Toma probióticos, como alimentos fermentados. Hay casos de personas que han logrado revertir múltiples alergias eliminando el gluten e incorporando probióticos y prebióticos. Recuerda que nuestro sistema inmunológico está principalmente en el intestino, y está demostrado que los probióticos, al mejorar la flora intestinal, pueden ser efectivos en la lucha contra alergias y eczema (estudio).
  • Alimenta tu microbiota, con buenos carbohidratos, como almidones resistentes.
  • Minimiza la exposición al gluten.Es conocida la capacidad del gluten de dañar la barrera intestinal (estudioestudio), haciendo que ciertas proteínas ‘inofensivas’ la crucen y derive en alergias. Sin duda esto es más probable si tienes una flora intestinal desajustada. Más sobre las dietas sin gluten.
  • Usa antibióticos sólo cuando sean realmente necesarios, y acompáñalos con probióticos.
  • Escapa de la ciudad de vez en cuando, visita el campo, una granja… retoma el contacto con las bacterias que tu cuerpo espera.

Conclusiones

Como siempre intento transmitir en el Blog, debemos aprovechar los avances modernos, pero manteniendo la conexión con el entorno que esperan nuestros genes.

Obviamente este nuevo entendimiento no invalida la tradicional teoría microbiana de la enfermedad (germen = patología), simplemente la completa. Algunos microbios causan enfermedad, ahora sabemos que la ausencia de otros, también.

El sistema inmunológico espera estímulos, más pronto que tarde, y esos estímulos deben provenir de los mismos organismos que siempre pensamos que debíamos eliminar (microbios y parásitos). Cuando no los recibe, es propenso a reaccionar de manera exagerada posteriormente, produciendo alergias y enfermedades autoinmunes. Al igual que nuestros músculos requieren estrés para no atrofiarse, nuestro sistema inmunológico requiere ciertos ‘desafíos’ para funcionar correctamente.

Necesitamos que los investigadores de alergias hablen con los que estudian enfermedades autoinmunes, y que ambos hablen con los científicos que estudian la evolución humana. Encontraremos muchas respuestas en las intersecciones de estas ciencias (y otras).

Los microbios llevan en la tierra miles de millones de años más que nosotros. En vez de intentar exterminarlos, quizá debamos encontrar la forma de vivir en equilibrio con ellos, tal como espera nuestro cuerpo.

Para más detalle, recomiendo los libros “An Epidemic of Absence” y “Why Dirt is Good“.

 

Share Button
Únete a la Revolución ¡Ya somos más de 100.000!
y recibe gratis el Manual Revolucionario (ejemplos de alimentación y entrenamiento)

Previous Post Next Post

61 Comments

  • Reply Ignacio R diciembre 9, 2013 at 11:05 am

    Me ha encantado tu artículo Marcos, además, comparto plenamente tu visión.

    La relación entre la higiene, tan obsesivamente perseguida en nuestra sociedad, y tantas enfermedades autoinmunes, es algo de sentido común, y basta con pensarlo un poquito. Todos los médicos sabemos lo brutal y devastador que puede ser el uso de antibióticos, y estamos creando nuevas cepas de bacterias multirresistentes (el famoso SAMR o la Pseudomonas multirresistente), que sin la intervención humana jamás habrían poblado este planeta. Hace un par de años tuve la desgracia de encontrar una paciente que se había infectado con una de esas cepas de P. aeruginosa resistente a antibióticos y, a pesar de haberse curado de su enfermedad de base, estaba destinada a morir (y de hecho falleció) a causa de la presencia de esta bacteria en sus pulmones.

    Yendo un poco más a algo al alcance de todos, y que tú comentas en tu artículo, lo de llevar a los niños a las guarderías desde temprana. Te diré que yo empecé bastante tarde a ir a la guadería, y mi gripe de todos los inviernos no me lo quitaba nadie, en cambio otros compañeros que iban desde pequeñines, jamás padecieron ni un simple catarro. No es cuestión de que aconsejemos a los padres que sus hijos coman barro o se arrastren por los parques, pero lo que sí es cierto (y como te digo, de lógica) es que nuestro sistema inmunitario necesita estímulos contra los que reaccionar, y si nos aislamos del mundo y nos privamos de ciertas “agresiones beneficiosas” estamos, a la larga, negando nuestra propia naturaleza.

    Un saludo.

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario diciembre 9, 2013 at 5:27 pm

      Gran comentario Ignacio, y no toqué el tema del riesgo (ya realidad) de las bacterias resistentes, pero es como dices otra consecuencia del uso indiscriminado de antibióticos, aunque afortunadamente somos ya conscientes y se está controlando más su uso (todavía muy elevado desde mi punto de vista).
      Gracias por aportar.

      Marcos

  • Reply Elenitaseria diciembre 9, 2013 at 11:57 am

    Diste en el clavo, como siempre. Conozco gente obsesa de la higiene, que no soportan ni una gota de su propio sudor, que bañan a los niños a diario con abundante espuma -en mis tiempos, el baño era una o dos veces por semana- y que se pasan la vida medicándolos a la mínima tos. Llevan el gel desinfectante siempre encima por si tocan a las mascotas, por si juegan en el parque, por si van a merendar con las manos mínimamente sucias, una exageración. Es cierto que los de campo tenemos muchas menos alergias que los que viven en ciudad, como que nos hacemos al pólen y a los bichos, sin problema, y nos manchamos de barro las veces que haga falta. Creo que cuanto menos antibióticos tomamos, menos necesitamos.

  • Reply Ixia diciembre 9, 2013 at 12:00 pm

    Marcos, enhorabuena por el blog. Quería preguntarte…..que tipo de alimentos probioticos aconsejas? No se me ocurre nada más allá de yogur, del demoníaco acto el y del kefir…..y esto se da de morros con la teoría paleo antilacteos! Gracias!

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario diciembre 9, 2013 at 6:36 pm

      Hola Ixia, hay bastante debate sobre el tema de los lácteos, y aunque sí creo que en general tomamos demasiados, la mayoría de personas occidentales pueden tomar lácteos (de calidad) sin muchos problemas, y es una buena forma de aumentar las grasas naturales en la dieta. Creo que el yogurt (idealmente ecológico/orgánico al menos, idealmente de leche cruda pero no se consigue fácil) es una buena forma de incluir bacterias buenas, lo mismo con el kefir y el queso curado. Fuera de los lácteos, el Sauerkraut o chucrut es también buena opción. En casos especiales, como problemas intestinales, tomando antibióticos… algún suplemento también es aceptable.

  • Reply Carlos M. diciembre 9, 2013 at 12:58 pm

    Otro gran artículo, y comparto 100%. Un buen médico me dijo que no me volviera loco si mi hijo se metía cosas en la boca, obviamente con cuidado, pero lo resumes muy bien en protegerlos tanto como sea necesario, y no tanto como sea posible. Con la limpieza creo que es lo mismo, tanto como sea necesario, sin pasarse.

  • Reply Pablo diciembre 9, 2013 at 3:54 pm

    Exelente articulo. Cuando yo era un niño aun se jugaba en la tierra y no se estaba obsecionado con la limpieza y ahora veo a mis sobrinos y todos son alergicos a ciertas cosas… todo tiene sentido. Gracias Marcos.

  • Reply Dan Alvizar diciembre 9, 2013 at 4:11 pm

    Hola Marcos, ya que tocaste el tema de los probioticos me gustaría saber tu opinión acerca del famoso Yakult, bueno así lo conocemos en México, saludos.

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario diciembre 9, 2013 at 6:57 pm

      Hola Dan, pues pienso lo mismo que de otros productos similares, tipo Actimel. Tienen una parte positiva, las bacterias (Lactobacillus generalmente), pero casi todo lo demás es negativo, principalmente el azúcar, que usan en grandes cantidades. Y el azúcar es uno de los responsables de nuestra mala flora intestinal. No pasa nada por tomar uno de vez en cuando, pero desde luego no es la mejor forma de probiótico.

  • Reply Nicolas diciembre 9, 2013 at 8:20 pm

    Hola Marcos!
    Te hago una pregunta. Ya que mencionas que en la era neolítica el contacto con animales especialmente de granja hizo que sus virus y bacterias mutaran a nuestros cuerpos, y trajo consigo la tuberculosis, y otras enfermedades(no nombro mas porq no me salen 😛 ) Yo te pregunto si es del todo seguro tomar leche cruda sin pasteurizar. Yo no tengo problemas en tomarla, y las bacterias que aporta seguro son buenas, pero que pasa con los parásitos? Saludos!

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario diciembre 9, 2013 at 9:17 pm

      Hola Nicolas, es una buena pregunta, y la respuesta “oficial” de muchas autoridades es que no debe tomarse. Si hablamos de la producción de leche industrial, con vacas hacinadas, alimentadas con cereales, sin ver la luz del día etc etc, desde luego no recomiendo tomar su leche sin pasteurizar. Pero si hablamos de una producción ganadera tradicional, de vacas que pastan al aire libre, con espacio, controladas medicamente etc, todos los estudios indican que el riesgo es muy muy bajo. De hecho tienes muchas más posibilidades de intoxicarte con pescados o huevos que con lácteos no fermentados.
      Como siempre, yo recomiendo preocuparse del lugar donde vienen tus alimentos.

      Saludos,
      Marcos

      • Reply Nicolas diciembre 10, 2013 at 12:11 am

        Gracias! Afortunadamente se donde conseguirla para que sea buena 🙂

  • Reply francisco diciembre 9, 2013 at 8:35 pm

    Hola yo con 5 años tenía bronquitis asmatica y no se cuantas alergias pues eran muchas siempre metido en los hospitales a los 12 años mi abuelo me llevo a vivir al campo donde el trabajaba de ganadero había gallinas,perros,caballos ,cabras, ovejas vacas un zoológico más o menos o sea gérmenes a mogollón , pues me cure sin pisar más un hospital para esto y hoy con 43 años sigo estando sano gracias marcos por tu trabajo

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario diciembre 9, 2013 at 9:20 pm

      Gracias por compartir tu historia Francisco, la mia es bastante similar :), y aunque hablando con especialistas se pueden entrar a valorar otros factores, yo estoy bastante convencido de que el campo y sus “toxinas” nos ayudan.

  • Reply rosy diciembre 9, 2013 at 9:00 pm

    Holaa! como podría eliminar la bacteria helicobacter pylori que me causa gastritis?
    Gracias

  • Reply Nicolas diciembre 10, 2013 at 12:15 am

    Pregunta aparte Marcos relacionada al Ayuno: Cuando hablas de un día de ayuno, te refieres a 24 horas, por ejemplo, cenar a las 21:00 y ya poder comer al otro día a las 21:00 , o, de un día mas “humanizado”. Es decir, 21:00 cena, te vas a dormir a las 10. Recién comer PASADO mañana. Estarían pasando mas de 24 horas.

    Saludos! Excelente artículo!

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario diciembre 10, 2013 at 10:24 am

      Me refiero al primer caso, con lo que realmente no estás ningún día sin comer. Con esto logras todos los beneficios de un ayuno sin sufrir más de lo necesario 🙂

      • Reply Nicolas diciembre 10, 2013 at 5:18 pm

        Gracias 😀

  • Reply Eduard diciembre 10, 2013 at 1:22 am

    Hola! Primero de todo me gustaría darte las gracias por el blog, ya que me ha dado el impulso que necesitaba para hacer ejercicio, ya que nunca me ha agradado la idea de correr o ir al gimnasio (puede que por lo “antinatural” que resulta), y la verdad es que he obtenido resultados muy positivos. Además comparto la idea de que no debemos olvidar de donde venimos, por lo que estoy de acuerdo con todos los temas que has tratado anteriormente y éste la verdad me sorprendió. Muchas veces he discutido con amigos sobre las enfermedades autoinmunes y alergias, y siempre he creído, no por haberlo leído o visto en alguna parte, que el aumento de éstas es producido por el exceso de higiene, cosa que encontraba muy lógica aunque los demás pensaran que estoy loco. Me alegra el saber que no me alejaba mucho de la realidad y que aún sigo cuerdo :), ya que la información que proporcionas tiene bases científicas. Parece ser que tendré que retomar la charla con ellos :).
    En fin, muchas gracias de nuevo por el blog y sigue sorprendiéndonos con temas tan interesantes como éste! Un saludo!

  • Reply JB diciembre 10, 2013 at 9:45 am

    Hola Marcos.

    Ya me he hecho fan de tus artículos sobre como funciona el cuerpo humano y la nutrición. 🙂
    No tenía ni idea de la repercusión que este factor al que aludes en tu magnífico artículo tiene en estas enfermedades modernas. Y me llama poderosamente la atención la referencia al autismo, pues ya estamos hablando de una posible o posibles carencias de gérmenes que son vitales para el buen funcionamiento de nuestro organismo.

    Marcos, ¿sería mucha molestia que pudiera enviarte a tu correo unos datos para que sobre mi evolución de estos meses me puedas orientar un poco?

    Muchas gracias por todo, y un abrazo!

    JB

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario diciembre 10, 2013 at 10:36 am

      Gracias JB! Sobre el autismo, es todo un tema, y hay varios estudios sobre los efectos en el embarazo que pueden contribuir. Lo que es un hecho es que las infecciones mejoran los síntomas del autismo, y muchos padres lo notan cuando por ejemplo sus hijos tienen fiebre (mejoran). También hay una relación clara entre el autismo y la enfermedad celíaca, y una dieta sin glúten también mejora en muchos casos los síntomas del autismo. En fin, como en casi todas las enfermedades, hay muchos factores en juego, pero desde luego todo apunta a que demasiada limpieza no es buena 🙂

      Mándame el email, estoy un poco saturado pero intento responder.

      Abrazo,
      Marcos

      • Reply JB diciembre 11, 2013 at 4:42 pm

        Muchas gracias! Tengo un familiar lejano con autismo y ya se va haciendo mayor.
        Sobre mi evolución, en cuanto tenga de nuevo listo mi PC y preparada la información (lo intentaré resumir lo máximo posible) te la remito.
        Y volver a darte las gracias por tu interés.

        Un abrazo!

  • Reply Demóstenes diciembre 10, 2013 at 2:16 pm

    Estoy de acuerdo con los términos generales de tu entrada. No me gusta esa obsesión a la limpieza. De hecho añadiría al asunto el salir con los hijos al campo en plan senderismo, a buscar setas o espárragos :), yo de pequeño iba a club ”d’esplai” (en castellano esplai sería algo así como tiempo libre) y hacíamos acampadas, senderismo, algún campamento… jugábamos a tirarnos piedras, corríamos entre piedras y comíamos más polvo que nada. Es lo que dices de desconectar de la ciudad de vez en cuando, pero con los niños probablemente sea más importante, y apuntarlo a un grupo de senderismo es fácil y barato.

    Hay que decir que en Europa la obsesión con la limpieza no es nada comparada con los Estados Unidos donde es muy común el uso de higienizantes de manos, que no deja de ser como alcohol con esencias. Yo tengo uqe ir ahí a menudo y la última vez tuve que convencer a mi novia de que no comprara un higienizante, que no servía para nada, o productos de limpieza ultra-fuertes que matan el 99.999% de bacterias…

    Pero no tengo claras todas las recomendaciones que das, sobre todo una vez hemos crecido. Lo de tomar la leche cruda sinceramente me cuesta de creer, la pasteurización de la leche ha sido una de las medidas sanitarias más importantes, y quizá tomarla recién ordeñada pueda no tener problemas, pero no me parece que una generalización del consumo de leche cruda pudiera tener algún beneficio para la poblacíón.

    Sobre los probióticos, yo tampoco creo que haya que hacer un gran abuso en plan tomarse un activia (un yogur normal ya me parece más que suficiente). Me parece más efectivo disminuir el gluten y el uso de probióticos poco más que un parche. Aunque bueno, quizá mi opinión no está 100% bien fundada, que hay muchas cosas de las que no tengo conocimiento suficiente.

    Por cierto, he alucinado con lo del parto natural. Vale la pena mirárselo bien, desde luego.

    Gracias como siempre por tu entrada 🙂

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario diciembre 10, 2013 at 6:08 pm

      Gracias como siempre por el aporte Demóstenes :), y totalmente de acuerdo con el tema de la obsesión con la limpieza!

      Sobre la leche cruda, no debemos confundir que no sea pasteurizada con que no esté controlado todo el proceso de producción y distribución. Como decía antes en otro comentario, ni loco tomaría leche sin pasteurizar de una industria láctea masiva, con malas condiciones de vida para el ganado, alimentado con cereales, hinchadas de antibióticos… pero empieza a haber granjas con permiso para vender leche cruda que para mi tienen mucha garantía, y si bien no es todavía posible para el grueso de la población, quien tenga acceso a ello, es una excelente opción. Ya empieza a haber mucho experto que reconoce el valor de la leche cruda, y con ciertas cautelas básicas el riesgo es muy muy limitado. Lo que es más fácil de conseguir es queso de leche cruda, otra excelente opción.

      Me refiero principalmente a probióticos “naturales”, aunque algún suplemento bajo ciertas circunstancias (si se toman antibióticos, alguna patología concreta…) también puede ser recomendable. Hoy mismo revisaba un nuevo estudio sobre tratamiento del autismo con probióticos (http://www.caltech.edu/content/probiotic-therapy-alleviates-autism-behaviors-mice). Creo que en un futuro próximo el tratamiento de enfermedades (principalmente autoinmunes y alergias) considerará sin duda la optimización de la flora intestinal.

      Saludos!
      Marcos

      • Reply Demóstenes diciembre 12, 2013 at 11:32 pm

        Es aún así una afirmación que yo no haría tan a la ligera, lo de la leche cruda. Su consumo podría contagiar tuberculosis, difteria, salmonela… Leo en el huffington post (no es una fuente muy segura, pero citan la universidad de Minnesota) que 1 de cada 6 personas que toman leche cruda contraen algún tipo de infección. Habrá granjas de fiar, no lo dudo, pero es una afirmación con muchos matices como para soltarla así como así (al menos es mi opinión :)).

        Una cosa, ¿a qué te refieres con probióticos naturales? Yogures, kéfir y demás? Aún así, tienes razón que la cosa suena interesante. He estado buscando y parece que haya algunas pistas al respecto con la demencia senil : http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21338538 . Aunque echo de menos que se profundice un poco más al respecto.

        • Reply Marcos - Fitness Revolucionario diciembre 13, 2013 at 8:10 am

          Hola Demóstenes,

          Sobre el tema de la leche cruda, el propio artículo de huffington post menciona que es una estimación al alza, porque el número de casos reportados es mucho menor, simplemente ellos lo aumentan por los casos “no reportados”. Si hablamos de los casos reportados (http://www.cdc.gov/foodnet/surveys/FoodNetExposureAtlas0607_508.pdf), el número es muchísimo menor, como explica http://www.westonaprice.org/press/government-data-proves-raw-milk-safe.
          Pero esas infecciones, que son pocas y casi todas leves, tienen mucho que ver con lo que comento en el artículo. Infecciones leves y tempranas previenen enfermedades serias (autoinmunes) y alergias posteriormente, ya que activan nuestro sistema inmunológico. Pero de nuevo, concuerdo en que una cosa es tomar leche cruda y otra tomarla sin saber de donde viene. Yo me refiero a la leche cruda controlada.

          Y en cuanto a probióticos, me refiero justo a esos: yogur, kéfir, sauerkraut (col agria), soja fermentada (aunque recomiendo limitarla) … y en casos particulares, como al tomar antibióticos, un suplemento puede ser útil.

          Saludos!
          Marcos

  • Reply Rata Barata diciembre 10, 2013 at 10:26 pm

    En mi familia siempre se recuerda lo que decía un médico ya viejísimo hace ya más de 3 décadas cuando le llevaban a un niño enfermo de algo cotidiano o que no remontaba…

    “Este niño necesita mucha calle, mucho sol y mucha mierda”

    Que, a grandes rasgos, es lo qe se dice en este artículo.

    Un saludo!

  • Reply charlie diciembre 11, 2013 at 7:10 am

    Interesante el articulo Marcos, es algo de lo que no me habia puesto a pensar.

    Al decir probioticos, a que productos te refieres? Aca en mexico venden el yakult, y se anuncian un sin fin de yogurts (olvide como se escribe) con lactobacilos, pero esos, me imagino, tienen mucha azucar. Cual seria un probiotico confiable?

    Sobre la flora intestinal, recomiendas el tomar desparasitantes? Hay campañas de salud por parte del gobierno que promueven el consumo de estos medicamentos. Ayudan realmente? La verdad que me da miedo tener el estomago infestado de lombrises tan largas como espagetti, tal cual se muestra en los comerciales de TV de estos productos.

    Cambiando un poco de tema. Empeze a hacer ejercicios para potencia. Mi duda es al hacer los hang cleans, power cleans, snatches y derivados. Veo que los que practican halterofilia se mantienen tocando el piso, solo levantan los talones al hacer la extension de cadera y el jalon alto. Por otro lado los crossfiteros dan un pequeño salto al realizar el jalon alto. Cual seria la forma correcta? Cuando saltan caen haciendo un pisoton con los talones, sera que quieren hacer mas ruido y se vea mas impresionante el ejercicio? :P. Tal vez nos puedas enseñar estos movimientos tal como lo hiciste con la senradilla, peos muerto y otros.

    Saludos Marcos, de antemano te agradesco haber leido mi comentario. Suerte.

  • Reply jason diciembre 11, 2013 at 2:56 pm

    muy bueno, como casi siempre lo sospeche desde un principio
    tengo un primo rico que a vivido siempre en una casa super limpia y es alergico a la cebolla y otras cosas, como podria mejorar sus sistema inmune? pensando que le pasaba algo por el estilo, porque en comparacion yo puedo comer alimentos hasta un poco rancios (como el otro dia me comi unos panes de arroz con moho sin darme cuenta con el, pero a mi no me paso nada y a el lo tuvimos q llevar a la clinica) y el ni algunas frutas; pensaba en yogures, habas, cerveza domestica y vino que hacen en la estancia de mi abuelo, que mas podria mejorar un sistema inmune debilitado?

  • Reply ariel diciembre 11, 2013 at 3:05 pm

    muy bueno el post, y es muy cierto tengo un sistema inmune muy fuerte al parecer por jugar con partes de animales muertos en el campo o comer toda fruta con algun color brilloso de la selva, o tomar agua del rio comiendo pescado crudo, en fin he sido un cerdo de niño ejjejeje
    pero ya volviendo al caso, como podria mejorar el sistema inmune de personas que conozco y esta debilitado?

  • Reply Guillermo diciembre 11, 2013 at 3:34 pm

    Hola Marcos, es la primera vez que escribo, descubrí tu blog hace poco y tengo que felicitarte por los post que he leído hasta la fecha, no todos aún, pero me encantan. También por el premio que te dieron en bitácoras, del que he de confesarte, ahora que no nos lee nadie que yo fui uno de los muchos que te votó!!!

    Muy interesante la visión de nuestro cuerpo como un ecosistema en el que conviven multitud de organismos que interactúan entre sí. Sobre lo que comentas de la leche materna, sólo añadir la importancia del calostro para el recién nacido en los primeros días tras el parto, alimento ideal y primordial, ya que en él está la primera inmunización que recibe el bebé.

    Un saludo, y a seguir trabajando así de bien!!! nos vemos… 😉

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario diciembre 12, 2013 at 7:43 am

      Muchas gracias Guillermo, y es cierto lo que comentas del calostro, incluso se empieza a incorprar ya a ciertos suplementos por sus beneficios para el sistema inmunitario (entre otros).

      Saludos!
      Marcos

  • Reply Víctor diciembre 11, 2013 at 10:04 pm

    Marcos, respecto a la leche cruda, puedes indicarme alguna empresa que sea segura en España??

    Yo he conseguido encontrar esta, la conoces??
    http://www.leitecru.es/es_productos.html

    Por cierto, cómo va tu libro de keetlebells?? Creo recordar que comentaste que estaría antes de año nuevo, no??

  • Reply jose diciembre 12, 2013 at 8:23 pm

    Cuando era pequeño, mi mejor amigo y yo conseguimos que nos comprasen dos tortuguitas de esas canijas. El que nos las vendió, que era una tienda de esas de animalitos, nos dijo que había que cambiarlas el agua todos los días. Y yo lo hice, diligentemente. Mi amigo, no. El agua de mis tortuguitas estaba siempre limpia y transparente, mientras el agua de las tortuguitas de mi mejor amigo, se iba poniendo cada vez más verdosa. Y cuando le llamé guarro, me dijo “¿pero tú te crees que en el mar, que es su hábitat natural, les cambian el agua todos los días?”. Al mes, mis tortuguitas murieron. Las suyas llegaron a medir más de un palmo de diámetro, y vivieron más de 20 años. Así aprendí que eso que llamamos limpieza, tal vez no fuese tan saludable como nos creemos. Y al leer este artículo, me he acordado de aquello… inevitablemente.

    Saludos

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario diciembre 13, 2013 at 8:11 am

      Buena historia Jose, y es la principal conclusión, intentar simular nuestro hábitat natural, obviamente sin perder las cosas buenas de la civilización 🙂

  • Reply Jorge diciembre 14, 2013 at 7:43 pm

    Buena reflexión, Marcos, aunque lo de tomar leche no pasteurizada me parece una recomendación un poco peligrosa, ya que la leche puede contener al Mycobacterium bovis que causa tuberculosis en humanos, se ven casos frecuentemente en ganaderos y tal, especialmente en Andalucía.
    Por lo demás todo genial como siempre.

    Un abrazo.

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario diciembre 16, 2013 at 7:43 am

      Gracias por comentar Jorge, he tocado este tema en varios comentarios anteriores. Muchos expertos ven mucho menos riesgo a la lecha cruda que por ejemplo al pescado crudo, que mucha gente (sobre todo en ciertos países) come sin muchos problemas. La M. bovis es extremadamente rara, incluso en granjeros, y no tiene por qué derivar en tuberculosis. Además también se puede transmitir por contacto directo, incluso por el aire. Abrazo!

  • Reply Oscar diciembre 15, 2013 at 12:24 am

    Hola Marcos!
    Que interesante me a parecido este articulo, no tenia ni idea de absolutamente nada referente al tema. Esta vez me toco solo sentarme, leer y aprender, MuchasGracias.

  • Reply Javier diciembre 21, 2013 at 5:21 pm

    Muy buen artículo, aquneu el tema no es nuevo. Recomiendo un documental algo antiguo, pero que trata todo lo que comentas, titulado «El cuerpo en guerra». Se puede ver troceado en Youtube:
    http://www.youtube.com/results?search_query=%22El+Cuerpo+en+Guerra%22&sm=12

    Pero hay otra cosa que no debemos dejar de lado: la contaminación atmosférica (hace pocos meses la OMS reconoció que no todos los problemas respiratorios son culpa del tabaco, y que la contaminación atmosférica nos lleva matando casi un siglo) y la exposición a productos químicos presentes en productos de limpieza, belleza, perfumes, ambientadores, matamoscas, barnices y adhesivos industriales volátiles que están presentes en nuestros muebles, tintes también con partículas volátiles que acaban en nuestros pulmones o nuestras mucosas, etc, etc.
    Muchos de estos compuestos no sólo están volviendo locos a nuestros sistemas inmunitarios, sino que además tienen estructuras moleculares similares a las de nuestras hormonas que están provocando también problemas endocrinos, especialmente en los más vulnerables por no estar todavía del todo “hechos”, los niños.
    También en la TVE también pusieron un documental sobre el tema hace años, en él salía el caso de una mujer que sólo podía limpiar su casa con vinagre, agua oxigenada, zumo de limón, etc, porque cualquier limpiador industrial la mandaba a urgencias por una reacción alérgica… Por desgracia no recuerdo el título.

    Así que como suele decirse se han juntado el hambre y las ganas de comer; a la asepsia exagerada hay que sumar la cada vez mayor presencia de contaminantes de diversos tipos. Lo raro es que no acabemos extinguidos, a este paso…

    Saludos.

  • Reply Sergio septiembre 8, 2014 at 8:40 am

    Excelente artículo, como siempre un 10.

    me ha recordado al documental que vi en la 2. Daba las claves sobre el origen de las alergias y enfermedades auto-inmunes.
    Trataban un tema muy desagradable (pero sorprendente en cuanto a resultados): los trasplantes de heces.
    Me quedé de plástico cuando vi lo que hacían (no recomendado para estómagos sensibles) pero lo más sorprendente fue ver como curaban enfermedades auto-inmunes a enfermos crónicos.
    ¿Por qué no se estudian más estas cosas?

  • Reply Antonio octubre 20, 2014 at 2:36 am

    Hola Marcos,

    me gusta la forma en que planteas el artículo, además no dudo de ello, y aunque sé que eres crítico con lo que escribes y me encanta que te guíes por el método científico (es la diferencia que te desmarca de miles de blogs) pero me gustaría apuntarlo ya que creo que hay algún ejemplo que no es acertado . Del resto no hablo, por ejemplo del de menor incidencia de esclerosis múltiple en Argentina por el aumento de la suciedad en las calles, aunque si te digo la verdad me sorprende muchísimo como para creer algo así, que en unos pocos años mal contados , esto suceda. Pero te quería comentar en concreto sobre la diabetes 1 en Finlandia, leí, y creo que es cierto, que esto no se debe al abuso de medicinas, sino a que es algo genético debido a la brutal endogamia que hay allí, lo mismo que en otros países como Japón si mal no recuerdo. No dudo que haya algo de lo que cuentas implicado pero creo que será un % muy pequeño.

    ¡Un saludo!

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario octubre 20, 2014 at 7:18 am

      Gracias por comentar Antonio, está bien dudar, pero las pruebas cada vez son más claras. Fíjate que no son casos aislados, a medida que un país se “civiliza” y se hace más limpio aumentan estas enfermedades, no son excepciones como Finlandia, es algo generalizado y predecible. ¿Puede haber otros factores? sin duda, pero que éste es uno relevante parece estar bastante claro

      • Reply Antonio octubre 20, 2014 at 7:55 am

        Hola Marcos y gracias por responder.

        Para nada dudo de lo que expones en el artículo y lo que afirmas, pero me parece que el ejemplo no está bien elegido porque en el caso de Finlandia la diabetes 1 está causada por la genética endogámica que deteriora el ADN (así como países que han estado más aislados históricamente) y no por el abuso de fármacos. Y ojo que yo soy el primero que se resiste a tomar medicación y soy ferviente seguidor de lo que expones. Y perdona por insitir, no quiero parecer un pesado, simplemente es que creo que esa información no es correcta o el peso que tiene es muy pequeño en comparación con lo otro.

        • Reply Marcos - Fitness Revolucionario octubre 20, 2014 at 8:34 am

          Gracias a ti por el debate Antonio, pero el tema de la endogamia no es creíble, piensa que el número de diabéticos tipo I se ha doblado en sólo 25 años en Finlandia, y si fuera por endogamia se requerirían varias generaciones, claramente hay factores del entorno que están generando esto (varios) -> http://www.medicalnewstoday.com/articles/108647.php

          • Antonio octubre 20, 2014 at 8:54 am

            Gracias Marcos, me lo has aclarado totalmente, ahora sí que me lo creo al pie de la letra. Puede que geneticamente sean más propensos a ello y debido al ritmo de vida actual y a pretender vivir en una burbuja podemos ver las consecuencias, qué pasada y qué miedo da. ¡Sigue así!

  • Reply trtuaco julio 14, 2015 at 10:27 am

    Es curioso Mundobacteria.
    No hay espacio ni recursos para todas, ademas para las condiciones iniciales de un medio uns bacterias generan las condiciones para otras y estas sucesivamente a otras…
    Un espacio ocupado por unas no deja espacio a otras que lleguen, esta ocupado. Un ecosistema sano protege asi de otro con otro que generara unas condiciones no tan deseables.
    Esta el asunto de intercambio genetico entre ellas, unas dejan de ser tan agresivas o matan al huesped y mueren todas, otras se intercambian sus adaptaciones, para sobrevivir a algun antibiotico, por ejemplo.
    Me parece que si esta comunidad es muy cerrada acaba fallando y por ejemplo en acuarios aparecen enfermedades como el punto blanco, o empieza una mortandad masiva de peces(tropheus).
    Subiendo escala estan los insectos que alimentandose de un tipo de restos evitan que sean deborados por otros organismos que quiza generen putrefaccion.
    Las plantas que en tiestos se mueren de un bicho y en jardines “salbajes” estan llenas de bichos pero no se mueren
    Me estoy enrollando y tampoco es que sepa como para ponerme a contar pero la higiene debe plantearse de otra manera, y no significa oler mal o estar pringoso

  • Reply Ester Álvarez López mayo 24, 2016 at 9:12 am

    Me ha encantado este artículo y comparto todas las premisas que se desarrollan en el.

    ¿Solo una pregunta, podrías decirme de dónde proviene la cita de John Muir que compartes al principio del texto?

    Gracias y felicidades!

  • Reply Fabio diciembre 12, 2016 at 12:21 am

    Muy buen artículo Marcos. Siempre he sido de los que han creído que hay que mantener una higiene adecuada pero sin exagerar en el sentido de la interacción con nuestro medio, me refiero.

    Estamos evolucionando demasiado deprisa en algunos aspectos (nuestro entorno), y lo que tenemos codificado en nuestros genes no puede seguir el ritmo. Las consecuencias las estamos viendo en la actualidad y las seguiremos viendo en un futuro.

    Un saludo!

  • Reply Vicky marzo 13, 2017 at 1:56 am

    Hola,he leido el articulo y me parece muy interesante..pero tengo dudas..yo soy mama desde hace un año, y he de reconocer que soy algo bacteriofobica,y no se si tengo un problema o hasta que punto hay riesgo de cojer infecciones por bacterias. Yo no entiendo como cuando nacen los bebes hay que esterilizarlo todo,chupetes biberones..y luego a los seis meses o al año,ya se le da via libre a los bebes para que lo toquen todo,suelo,vayan a jugar a la tierra del parque chupen juguetes de otros niños..etc..yo pienso y deseo equivocarme ,que hasta los dos años aun no tienen un sistema inmune tan fuerte para luchar contra tantas bacterias,. Yo reconozco que soy de las madres que hablaban aqui,de las del antiseptico en mano..de lasque las que no deja tocar el suelo a mi bebe ,ni la llevo a la guarderia y aun no la llevo a parques infantiles ya que ha estado enferma y padece anemia y creo que sus defensas aun son debiles..y le lavo las manos cada vez q toca algo que no se como de limpio estaba.entiendo en su articulo que son necesarias las bacterias buenas, pero me aterra que tambien asi se amplia el riesgo de coger bacterias muy dañinas como stafilococo,pseudomonas ,meningococos y etc.. Y al ver la debilidad de un bebe, me aterran las bacterias en cuanto que creo que tienen mas facilidad para provocar meningitis,sepsis o desenlaces fatales.a ver si me pueden ayudar y orientar..hay alguna forma de que mi bebe juegue con todo sin desinfectarlo,y que este en contacto con bacterias buenas pero no con las malas¿se pueden prevenir la invasion de bacterias dañinas,con alimentacion o ingiriendo multivitaminicos o algo¿si un bebe ha estado con una enfermedad y padece anemia, esta mas en riesgo de que si al ir a jugar a un parque con otros niños y tierra pues coja alguna bacteria de las potenciales dañinas¿existen estudios que corroboren que al estar en contacto con mas bacterias el sistema inmune se haga mas fuerte sin que las tasas de enfermedades graves no se disparen a la exposicion¿a ver si puede ayudarme o orientarme, y si su libro trata de ello porfavor digame el nombre del libro.me gustaria saber mas sobre las bacterias y la relacion con el sistema inmune y como nos afectan y sobretodo como podemos prevenir las dañinas.me gustaria si me pudieran informar me gustaria abrir un poco mas ya el mundo de mi bebe pero protegiendolo y sin que aumente muchisimo el riesgo de que coja bacterias perjudiciales.muchisimas gracias de antemano y agradeceria cualquier ayuda u orientacion.

    Graciass

  • Reply Ricardo abril 10, 2017 at 1:24 pm

    La higiene es necesaria pero sin extremos, las abejas que viven en colonias (hacinamiento) desarrollan sus antibióticos (propóleo) para evitar cualquier cosa que se pueda propagar. Para mi la mejor forma de limpiar es: tomar sol, respirar bien, tomar agua, ventilar la casa y dejar que el sol haga los suyo y secar la ropa al sol aah…. y comerse los mocos…. perdón es una broma o ¿no?..
    Excelente su artículo, los padres “modernos” debieran leer este artículo, tendrían hijos más sanos.

  • Reply Tse julio 30, 2017 at 2:24 am

    Entonces que piensas de las vacunas?

  • Reply Maria agosto 10, 2017 at 7:50 am

    Muy interesante el articulo, gracias!
    Mi pregunta es muy concreta, Que recomiendas en caso de ni;os con lombrices? Seria positivo seguir un tratamiento medico, recurrir a algun metodo tradicional (no se si hay alguno con eficacia probada) o dejarlas estar?
    Gracias!
    Maria

  • Reply Carlos M septiembre 12, 2017 at 8:16 pm

    Cómo se encuadra la mejora de la higiene bucal en la época actual? Cepillos eléctrico que elimina la placa, cepillo interdental, colutorio bucal… ausente en épocas pasadas y que retrasan la acción de bacterias que se alimentan de hueso dental; siendo la falta de higiene bucal probada causa de múltiples de enfermedades.
    Saludos
    Carlos

  • Reply Pilar Garcia octubre 27, 2017 at 1:32 am

    Marcos, espero puedas darme tu opinion, primero, reiterate que me encanta tu blog, eres un crack, ya en otra, no se que hacer, mis hijos en general cumplen con las recomendaciones que das, la niña nacio por cesarea pero no habia de otra, su vida corria riesgo , pero tuvo lactancia materna prolongada, varias veces la comida se la premasticaba yo (aun no te leia y mucha gente me decia cochina)vivimos en una zona mas bien rural, juega con tierra y animales, no la medico al primer moco, va a la guarde desde los 9 meses, corre salta y anda libre, y aun asi, parece que tiene alergia, tiene epocas de tos, mocos, picazon de ojos, granitos, sangrado de nariz, sensibilidad en la nariz… en fin!! le haran estudios de eosinofilos en moco nasal, no suelo dejarle comer mucho pan, y auqnue no sigo a rajatabla el estilo revolucionario, pues tampoco llevamos una vida normal citadina, pero me siento mal y triste, es posible que el factor genetico influya mas que las condiciones ambientales que le estoy dando? su padre tiene alergia, y es que no me gustaria medicarla, pero si sigue asi, pues no sabria que hacer, gracias si me lees y contestas algo, si no, tambien por que tus post son buenisimos.

  • Leave a Reply

    RECIBE GRATIS EL MANUAL REVOLUCIONARIO: EJEMPLOS DE MENÚS, ENTRENAMIENTOS, RECETAS...
    x