Conceptos, Consejos, Inspiración, Mark All

Peligros de la soledad y cómo nos une la adversidad

Durante millones de años, solo era posible sobrevivir en grupo. Hasta la revolución agrícola, vivíamos en tribus pequeñas, rara vez superando los 150 individuos, el famoso número de Dunbar, o límite físico de los vínculos sociales que podemos mantener.

Hacíamos muy pocas cosas en solitario. Cazar, recolectar, luchar o cuidar bebés eran esfuerzos colectivos. Nadie dormía solo. La compañía ofrecía protección. La soledad prolongada representaba una muerte segura.

Los mejores cazadores y guerreros tenían privilegios, por supuesto, pero no podían acaparar una parte importante de los recursos. El resto se rebelaría contra ellos. Por lo mismo, nadie podía evadir su responsabilidad y vivir del esfuerzo ajeno. Sería muy evidente, no había masas entre las que esconderse. El resultado era una sociedad igualitaria y colaborativa, con fuertes lazos sociales. No es que fueran más éticos que nosotros, simplemente no tenían alternativa.

La modernidad y la riqueza ofrecen alternativas. Ahora podemos obtener nuestra comida sin contar con nadie y tener nuestro propio refugio. En consecuencia, muchas más personas viven solas hoy que hace sólo unas décadas (detalle).

Un entorno libre de enemigos, con protección garantizada por unos pocos (policía, ejército, bomberos…), nos permite pasar la vida sin tener que ayudar a nadie ni integrarnos en ninguna comunidad. Ya no es necesario conocer a nuestros vecinos.

A medida que los grupos sociales crecen, los lazos entre sus individuos se debilitan. La protección, la justicia y el apoyo a los más necesitados, tradicionalmente ejercidos por el grupo, se transfieren a un ente abstracto: el gobierno. La confianza se reemplaza por la ley.

Nunca hemos tenido tanta gente a nuestro alrededor y nunca nos hemos sentido tan solos. El impacto en la salud es enorme.

El impacto de la soledad

Evolutivamente, la soledad es una amenaza y, como cualquier amenaza no resuelta, genera un estrés muy dañino (estudio), con impacto fisiológico y psicológico (estudio).

La soledad es uno de los muchos factores que explican por qué las tasas de depresión se incrementan con el desarrollo (estudio).

Este estudio lo resume perfectamente: “Las poblaciones modernas están sobrealimentadas pero malnutridas. Son sedentarias, tienen déficit de sol y de sueño, y están socialmente aisladas. Estos cambios en el estilo de vida contribuyen a una pobre salud física y afectan la incidencia de depresión“.

Pero el peligro de la soledad va mucho más allá de la depresión:

La consecuencia final es que las personas con lazos sociales fuertes tienen una mortalidad significativamente menor (estudio). Según este metaanálisis la supervivencia es un 50% mayor en individuos con mejor integración social, lo que otorgaría a la soledad un riesgo similar al tabaco (detalle).

IntegracionSocialyMortalidad

Sólo el hecho de estar casado reduce significativamente la mortalidad respecto a los solteros, divorciados o viudos (metaanálisis, estudio, estudio).

Merece la pena recordar que correlación no siempre implica causalidad. Y en algunos casos la causalidad será opuesta: personas con enfermedad tienden a aislarse más que personas sanas.

Pero incluso considerando estos casos, la evidencia es abrumadora: la soledad mata. Y sus mecanismos son cada vez más conocidos (estudio).

Infancia: soledad durante los primeros días

Nuestros genes esperan contacto físico desde el primer día. El hábitat natural de un bebé es la piel de su madre (y en menor medida su padre). Cuanto más tiempo pase ahí, mejor.

En sociedades cazadoras-recolectoras, la madre carga al niño el 70-90% del tiempo durante sus primeros meses de vida (detalle), similar al resto de primates. En la sociedad moderna, no llega al 10%.  Este contacto físico, piel a piel,  favorece cambios epigenéticos positivos (estudio) que afectarán su comportamiento futuro (estudio, estudio).

bebechimpance

Otra anomalía evolutiva es dejar que los niños duerman solos (estudio). Para un bebé, quedarse sin compañía en una habitación oscura es una señal clara de peligro, y responde con estrés. Ante la ausencia de contacto real, los niños desarrollan apego a peluches, o a cualquier objeto que les ofrezca una percepción de protección.

La soledad en la infancia y adolescencia está ligada a mayor enfermedad física y psicológica de adultos (estudio).

Vejez: soledad durante los últimos días

Casos de estudio, como los de Roseto (en Estados Unidos) y Okinawa (en Japón) demuestran la importancia de los lazos sociales en la mortalidad. Sus estilos de vida eran completamente diferentes, pero compartían una visión común respecto a la vejez:

  • Respeto a las personas mayores. Se apreciaba su sabiduría y se respetaba su autoridad. Su valor social aumentaba con la edad.
  • Casas familiares, compartidas por varias generaciones. Los abuelos también compartían la responsabilidad de cuidar a los pequeños.
  • Participación activa de los mayores en múltiples actividades sociales, desde cuidar a los nietos hasta labores comunitarias.
  • Propósito. Los campesinos de Okinawa no concebían el retiro, ni siquiera tenían una palabra para ello. Pero hacían mucho énfasis en el Ikigai,  literalmente traducible como “qué te motiva a levantarte por las mañanas”. La ausencia de ikigai aumenta la mortalidad (estudio).

okinawa

El llamado efecto Roseto (menor mortalidad por mayor cohesión social) se mantuvo durante décadas, pero a medida que el desarrollo erosionaba los lazos sociales de la comunidad, las tasas de mortalidad aumentaron hasta igualarse con el resto del país (estudio).

La propia percepción de la vejez tiene un claro efecto en la salud. Los mayores con una percepción positiva de la vejez viven de media 7.5 años más que aquellos con una percepción negativa (estudio).

Por desgracia, la sociedad moderna incentiva una visión negativa de este período. Cuando dejas de trabajar te asignan la etiqueta de jubilado, un recordatorio de que ya no eres necesario. La mayoría de abuelos viven solos, con poco acceso a sus nietos.

Esta soledad se mantiene hasta el último día. Tradicionalmente la gente moría en casa, rodeada de los suyos. Cada vez más personas mueren en hospitales, solos, enchufados a máquinas. Es parte de la expropiación de la salud que denuncia gente como el Doctor Juan Gérvas.

¿Beneficios de la Guerra? Unión ante la adversidad

El suicidio es un acto solitario, pero sus causas son muchas veces sociales. El sociólogo Émile Durkheim fue el primero en identificar una macabra paradoja:  cuando un país europeo entraba en guerra, las tasas de suicidio disminuían (detalle). No solo eso, muchos pacientes mentales mejoraban.

Un estudio clásico sobre el efecto de las guerras y desastres empezaba así: “¿Por qué los grandes desastres producen mejoras en la salud mental?“, analizando múltiples ejemplos de la historia donde se repite esta observación.

Uno de los casos más estudiados fue el bombardeo nazi de Londres durante la segunda Guerra Mundial, el mayor ataque aéreo de la historia. Meses de bombardeos diarios, casi ininterrumpidos, sobre objetivos civiles. El gobierno inglés temía lo peor: colapso social y anarquía.

Pero ocurrió todo lo contrario: mayor cohesión social y un deseo fortalecido de derrotar al enemigo. Las clínicas creadas para tratar a los traumatizados permanecían casi vacías (detalle), y pronto tuvieron que cerrar. Neuróticos crónicos se curaban milagrosamente y se convertían de nuevo en individuos funcionales, conduciendo ambulancias y ayudando donde podían (detalle).

refugioLondres

Tras los atentados del 11 de Septiembre en Nueva York se esperaba una gran crisis de salud mental, pero nunca se produjo (detalle).  Los suicidios disminuyeron (estudio, estudio), explicado de esta manera: “Los períodos de amenaza externa producen integración de los grupos y reducen las tasas de suicidio por el aumento de la cohesión social” (estudio).

El trastorno por estrés postraumático común en muchos soldados apenas se observa en sociedades donde no se externaliza la defensa en un grupo aislado (ejército). En las pequeñas tribus donde evolucionamos, todos éramos soldados cuando era necesario (detalle).

En situaciones de estrés agudo buscamos apoyo en los demás (estudio), activamos nuestra respuesta “tend and befriend“, de ayuda y colaboración. El caos y la destrucción son terribles, pero despiertan sentimientos profundamente humanos: solidaridad y altruismo.

Estamos biológicamente preparados para los desafíos y los desastres. Nos han acompañado toda nuestra historia. Pero estamos mal adaptados a estar desconectados, a no sentirnos necesarios, y en esto se especializa la sociedad moderna.

Conclusión y recomendaciones

No es un ataque a la estructura social actual. La seguridad y orden que ofrece compensan con creces sus carencias. Pero entender los aspectos donde atenta contra nuestra biología básica nos permitirá seguir disfrutando sus beneficios minimizando sus problemas.

Como siempre, se trata de reintroducir estímulos ancestrales que, al volverse opcionales, tendemos a dejar de lado.

Algunas ideas:

  • Busca tu tribu. O mejor dicho, tus tribus. Puedes tener diferentes redes de apoyo en diferentes ámbitos de tu vida.
  • Pero elígela con cuidado. Tu grupo moldea tu comportamiento. Si tu tribu no representa tus valores será una fuente de estrés más que de apoyo.
  • No pierdas el contacto. Con el tiempo, las agendas se comprimen, las prioridades cambian y las amistadas se distancian. Uno de los mayores arrepentimientos de los moribundos es no haber mantenido  el contacto con los buenos amigos (detalle).
  • Acepta desafíos. Somos antifrágiles, tanto física como psicológicamente. La comodidad nos debilita. Involucra a tu tribu en la persecución de algún objetivo difícil que merezca la pena.
  • Adopta una mascota. Domesticamos al lobo hace más de 20.000 años. Lo convertimos en un fiel amigo. Los perros ofrecen compañía, te dan responsabilidad y te obligan a adoptar ciertos hábitos saludables, como caminar (estudio).
  • Evita personas tóxicas. Ya sabes quienes son. Interactuar con ellas perjudica tu salud (detalle).
  • Ayuda a otros. Actos de amabilidad producen liberaciones de oxitocina y dopamina (estudio, estudio). Como decía Albert Schweitzer: Solo serán realmente felices aquellos que encuentren una forma de ayudar a los demás“. Es decir, ayudando a otros te ayudas a ti mismo (estudio). Si no sientes que tu trabajo ayuda directamente a los demás, puedes ofrecerte como voluntario en alguna causa que te motive.
  • Ten tu espacio. Los lazos sociales son fundamentales, pero también los momentos de solitud y reflexión. Seguro que nuestros ancestros disfrutaban de vez en cuando un bello atardecer lejos del bullicio tribal.

Y por último, ten un propósito. ¿Cuál es tu ikigai? Si no lo has encontrado, sigue buscando.

Share Button
Únete a la Revolución ¡Ya somos más de 100.000!
y recibe gratis el Manual Revolucionario (ejemplos de alimentación y entrenamiento)

Previous Post Next Post

79 Comments

  • Reply Cristian Perelló junio 18, 2016 at 1:20 pm

    Magnífico artículo, Marcos.

    Acercándote a los límites de tu temática y manejándolos muy bien. La soledad y la sociedad determinan tu salud.
    También me gustaría añadir, relacionado con el último punto, que tu soledad, cuando es escogida, puede incluso sanar. Y que puede ser durante muchas horas diarias y resultar saludable. Pero al final sí que necesitamos relacionarnos, desde luego. Es imprescindible.

    Un saludo.

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario junio 18, 2016 at 4:11 pm

      Gracias Cristian, y totalmente de acuerdo. Hay literatura interesante sobre la necesidad de solitud voluntaria según el tipo de personalidad, rasgos de introversión/extraversión etc, pero en todos los casos se requiere una buena dosis de conexión social

      • Reply Jimena junio 19, 2016 at 11:36 am

        Hola Marcos!! ¿Podrías recomendar algún libro en concreto? Me gustaría profundizar en este tema de la solitud voluntaria. El artículo me ha encantado por cierto. Un fuerte abrazo guerrero.

      • Reply Manuel Oliver Mata septiembre 21, 2016 at 6:12 pm

        Me ha encantado una vez mas. Yo vivo “casi” solo, y estoy genial, soy muy sociable y el poco tiempo que paso en casi, las veces que estoy solo, estoy muy agusto, y no echo nada de menos, aunque si fuese asi todos los días tal vez si echara algo de menos

  • Reply Jesus G.A. junio 18, 2016 at 2:13 pm

    Hola Marcos! El artículo no puede ser mas interesante.
    Me he sentido identificado con lo de una tribu que te motive, pues mi grupo de amigos son bastante contrarios a mis valores y hábitos de vida, y la verdad es que se nota la presión social, podría decir que soy un poco la oveja negra o revolucionaria mejor dicho del grupo jeje, pero en mi caso he sido yo el que ha “bieninfluenciado” a algunos de ellos, mas que al contrario, y eso me parece bonito también.

    Un Saludo!! 🙂

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario junio 18, 2016 at 4:13 pm

      Gracias Jesús, y no se trata por supuesto de dejar de lado a personas que no comparten algunas visiones de la vida (salvo a las personas tóxicas, claro), y si puedes convertir a alguno mejor :), pero todo es más fácil si el grupo tiene elementos vitales en común

  • Reply Alejandro junio 18, 2016 at 2:32 pm

    Me encantan estos artículos mucho más “humanos” y menos técnicos, siempre pienso que estas cosas hay que tenerlas mucho más en cuenta que contar calorías, conocer los posibles perjuicios de ciertos alimentos o hacer bien las dominadas, no digo que no sean importantes pero hay que empezar por la base y sin unos buenos cimientos de moralidad el resto pierde sentido.

    Un saludo desde Extremadura Marcos sigue así!

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario junio 18, 2016 at 4:20 pm

      Gracias Alejandro, aunque no pretendo dar lecciones de moralidad, de hecho la naturaleza es “amoral” :). Mi objetivo es explicar los factores que afectan la salud y cómo potenciarlos, algo mucho más que complejo de lo que nos llega del enfoque reduccionista actual

  • Reply Ariel Lombardi junio 18, 2016 at 2:59 pm

    Gran artículo como siempre!

    Por cierto Marcos, los episodios de la radio que más veces he escuchado y aún no me canso de escuchar son los 16 y 21 (lectura de El Plan Revolucionario). Estás barajando la posibilidad de sacar sacar tus libros en versión audiolibro? Sería genial.

    Un abrazo grande!

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario junio 18, 2016 at 4:21 pm

      Gracias Ariel, para El Plan Revolucionario tendría sentido, pero para los libros de entrenamiento creo que no aportaría mucho, no? pero todo se puede estudiar 🙂

      • Reply Ariel Lombardi junio 18, 2016 at 6:07 pm

        Seguramente Desencadenado y Efecto*Kettlebell no aporten casi nada en versión audiolibro, al ser más descripciones de ejercicios que filosofía y factores de entrenamiento. Pero Barra Libre/Guerrera Espartana creo que sí aportarían, y MUCHO! Espero lo tengas en cuenta 🙂

  • Reply Mario Cardenas junio 18, 2016 at 3:11 pm

    Ningún hombre es una isla.
    Hasta entrenar acompañado se siente mejor.
    Gracias Marcos

  • Reply Carla junio 18, 2016 at 5:13 pm

    Me encantan estos artículos más filosóficos o profundos, somos seres complejos, y me fascina entendernos mejor. He sufrido un par de desastres fuertes en mi vida y me sorprendí a mi misma por la capacidad de recuperación, la resiliencia que llaman, y el mayor apegó que generó esas situaciones con otros miembros de mi familia y amigos, totalmente de acuerdo

  • Reply Abdón Morales junio 18, 2016 at 5:52 pm

    Excelente, ésto explica porque quienes nos congregamos tenemos mayor expectativa de vida.

  • Reply Gustavo Gottau junio 18, 2016 at 5:59 pm

    Siempre en mi top ten de mejores paginas. La verdad le felicito. Todo lo que subis es extremadamente util de saber.

  • Reply Lena junio 18, 2016 at 7:05 pm

    Genial artículo! No es fácil encontrar tu tribu, sobre todo si eres de los que necesitan tiempo de soledad.

    Un apunte: el resto de la tribu se reBelaría. ?

  • Reply Josean Aldalur junio 18, 2016 at 7:51 pm

    Magnífico !!

  • Reply Agua junio 18, 2016 at 8:58 pm

    Me ha encantado sobre todo qque hayas tocado el tema de los bebés. Ellos no están preparados para la insistencia actual de que tienen que dormir solos en su cuna y pasear enn su cochecito. Yo hago colecho con mi bebé desde que nació y lo porteé durante todo su primer año de vida, y se nota que el bebé se siente más tranquilo y seguro al lado de su mamá. Pero a mucha gente le parece raro y te recriminan estar malcriando al bebé. Gracias por tocar el tema, a ver si así poco a poco vamos normalizando el colecho en nuestra sociedad.

    • Reply Jorge junio 19, 2016 at 8:45 am

      Pues precisamente el tema del colegio creo que es el error más abultado que tiene este artículo.
      Los bebés tienen una adaptación sorprendente eficaz al medio. Mis hijos duermen solos y felices desde los 6 meses, es más, lo prefieren. Si les digo un día que se vengan con nosotros a nuestra cama nos dicen que naranjas de la China, están más a gusto con toda la cama para ellos. El que duerman solos no quiere decir que se sientan solos. Si me reclaman voy al momento y listo, no les genera ningún miedo

      • Reply Jorge junio 19, 2016 at 8:47 am

        (colecho en lugar de colegio. Maldito autocorrector ?)

      • Reply DanyFer junio 19, 2016 at 9:00 am

        Que haya una excepcion, como pueda ser tu caso, no significa que sea un error. Aunque no puedo citar estudios ahora, pero los podria buscar ( creo que Carlos Gonzalez en su libro Besame mucho cita varios)
        esta demostrado que el colecho crea adultos mas seguros e independientes.

      • Reply Jorge junio 19, 2016 at 1:02 pm

        Mi caso no es una excepción, hay muchos. Aunque yo no lo he necesitado, prácticamente todo el mundo que ha usado el libro “Duérmete niño” obtiene los mismos resultados.
        Es más en muchos casos el colecho no es una posibilidad. Hay padres/madres que han tenido que dejar de dormir juntos para que duerma con ellos su bebe. En muchos casos es complicado dormir porque los niños se mueven una barbaridad. Sin menospreciar el peligro de lesiones por aplastamiento que se pueden causar al bebe cuando se está dormido.
        No me he leido el “Bésame mucho” y me gustaría conocer detalles sobre la rigurosidad de esos estudios. Un niño de 10 años que va de colonias o a dormir a casa de un amigo y hasta el momento solo ha dormido con sus padres/madres y se encuentra en la tesitura de tener que dormir solo te aseguro que no se le presenta una situación de seguridad o independencia.

        Para quitar las fobias hay que enfrentarse a ellas, si no expones a un niño a la soledad o a la oscuridad, esas situaciones le darán miedo y no desaparecen con la edad, solo desaparecen si se enfrenta a ellos. Si se deja para muy tarde se convertirá en una fobia.

        • Reply Marcos - Fitness Revolucionario junio 19, 2016 at 1:15 pm

          Antes mencionaba varios estudios, hay muchos más. Y tengo varios estudios extra sobre el riesgo (prácticamente no existe). En resumen, muchos más beneficios que riesgos. Dicho esto, entiendo lo de la practicidad y demandas de la sociedad moderna, y tampoco he profundizado sobre el tema en el artículo porque creo que es más importante lo que ocurre durante el día que durante la noche, pero es un factor más, sobre todo en los primeros meses, no hablo de niños de 10 años

        • Reply DanyFer junio 19, 2016 at 10:56 pm

          La verdad es que los hechos demuestran los contrarío. Yo he vivido un varios países donde el colechones normal y los niños no tiene ningún problema. Es más, suelen independizarse antes que en nuestro país. Mi hija hizo colecho con su madre hasta los seis, pero empezó a ir de colonia a los 5 y nunca tuvo ningún problema. Para quitar las fobias hay que enfrentase a ellas. Eso es perfecto. Pero para enfrentarse a ellas hay que estar preparados. Mucho niños se enfrentan a la soledad cuando su cerebro no está desarrollado y preparado para enfrentarlas. Lo resuelven, si. Porque el tema es adaptarse o morir. Pero lo resuelven de una manera patológica en muchos casos. Y en mi vida he conocido mucha gente así. Yo a los adultos suelo ha eles dos preguntas. Si le gusta estar solo y si le gusta el azúcar. A los que les gusta el azúcar le pregunto si mamaron de bebés y 99% me han dicho que no. A los que no les gusta estar solos les pregunto su durmieron mucho tiempo con su madre. 99% me dicen que no. Hago esto porque yo mismo pase por ello: no me dieron de mamar y tengo gran tendencia por lo dulce. Me dejaron dormir solo desde mi primer día. Y odiaba la oscuridad. A lo largo de mi vida he tenido que enfrentar estos miedos. Que fueron un regalillo extra de mis padres. Es mi experiencia.

          • El Beauty Blog de Eli julio 4, 2016 at 7:45 am

            Yo tomé pecho y dormí sola siempre. Me pirra el dulce y, aunque soy una persona sociable, necesito pasar X tiempo sola al día o me agobio 🙂

        • Reply DanyFer junio 19, 2016 at 11:00 pm

          Por cierto, duérmete niño es un libro que he hecho mucho daño. Ya se ven en las consultas adultos que se criaron con ese método. Con traumas. Y ahora con problemas severos de sueño.
          Conozco profesionales que ya tratan ese problema.

      • Reply Nieves junio 23, 2016 at 11:38 am

        Lamentablemente los niños se adaptan a todo, incluso a dormir solos. Si tu propio padre te dice que eso es lo que hay, no te queda mas que asumirlo. Otra cosa es que eso no te afecte.

        Y que no quieran ir a la cama de los papas no me parece algo positivo, mas bien todo lo contrario… Que niño no querría estar con sus padres un rato en la cama?? quizá alguno al que le han enseñado que eso no es buena idea. Los niños no hacen mas que aplicar lo que les han enseñado. Así de triste.

  • Reply PILAR HERNÁNDEZ junio 18, 2016 at 10:13 pm

    Me encanta leerte, Marcos. Y escuchar tus audios, uno de mis preferidos es el de Pies libres. Da gusto contaminarse de tus ideas, y reafirmarse en las que ya coincidía contigo. Hoy he escuchado dos veces el de las enfermedades inflamatorias, soy enfermera y veo la distancia entre lo que hacemos en mi Centro de Salud y los nuevos enfoques que se muestran en tu blog y otros que también sigo. Gracias por existir. Pilar.

  • Reply Eva junio 18, 2016 at 10:19 pm

    Gracias a la maternidad, la lactancia y la crianza respetuosa he encontrado una gran tribu. Nos llamamos así y a veces hechamos de menos que los padres, generalmente, no sean capaces de establecer éstos vínculos tan saludables y necesarios.

  • Reply Ana junio 19, 2016 at 6:49 am

    Buenísimo artículo, muchísimas gracias. Me encanta la claridad con la que has tocado este tema y lo mucho que nos harás reflexionar a los que lo hemos leído. No puedo estar más de acuerdo con todo lo descrito aquí! Tan sólo una preguna: sólo se puede tener un ikigai? 😉

  • Reply Angelo junio 19, 2016 at 7:39 am

    Excelente articulo Marcos, cada vez te superas mas, tu “kaizen” funciona de maravilla, gracias por el articulo y sigue iluminando vidas, un abrazo?

  • Reply Dany junio 19, 2016 at 8:53 am

    El articulo es bien interesante, muchas gracias. Sin embargo, la soledad es un hecho necesario para el hombre.
    En un video sobre la vida de Carl Jung el decia: “siempre fui un niño solitario, y siempre me he sentido bien con ello”. La soledad permite espacios de introspeccion necesarios para reconocer la propia naturaleza. Ya que mencionas la tribus, muchas tribus amerIcanas, indigenas, realizaban periodos de soledad en la montaña, retiros de busqueda personal o espiritual, visiones para la caza, para la guerra, a para lo personal. Muchos guerreros cuando sentian que iban a morir partian solos hacia la montaña a enfrentar su destino. Siempre morimos en soledad.
    La busqueda de la vision, hamblacheyapi, es una practica muy generalizada en el mundo indigena.
    Existe una forma de relacionarse con el grupo que es patologia y dependiente: uno se cuelga de un grupo o tribu o pareja solo porque el miedo que le genera la soledad. Existe otra manera de estar en grupo mas natural, mas sana. Para ello las personas que integran el grupo o tribu han pasado su rito iniciatico en su pubertad, afrontado su soledad y su supervivencia y resolviendolas con exito, para que el regreso al grupo sea sano para todos. ( Recuerdo a Ozowei en la serie de TV). Hoy se han perdido muchos ritos de paso, y es por eso que muchas personas viven en grupo de forma patologica, lo que llamas personas toxicas, ya que nunca han enfrentado sus miedos. Vivir en grupo es sano para el ser humano, si. Pero siempre que cada individuo haya resuelto su miedo a la soledad.
    Yo mismo he pasado por varios de estos ritos y he acompañado a gentes a pasar los suyos. Y suele haber grandes cambios en la vida personal cuando eso se realiza. Pero en la tribu eso no significa nunca que soy mejor que otros por haber pasado por ahi, ya que todos han pasado por lo mismo. Y ahi el rito de paso se transforma en nexo de union de la tribu.
    En fin, grupo si, y tribu si. Pero primero conocete a ti mismo.
    Gracias por todo.

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario junio 19, 2016 at 1:18 pm

      Sin duda Dani, los períodos de solitud voluntaria son importantes como menciono antes, pero dentro de un contexto de lazos sociales fuertes.
      Y es muy importante el tema del rito de paso, es algo que todas las tribus contemplan de alguna u otra manera, y hoy hemos perdido, a pesar de sus beneficios. A ver si lo toco un día 🙂

    • Reply Alba López junio 20, 2016 at 12:55 pm

      Igual es una tontería vista en películas, pero no tenían muchas tribus ritos para pasar de niño a adolescente que consistían en dejarlos solos en un paraje inhospito y ver cómo se desenvolvían?
      En españa antes se llamaba licenciarse y consistía en ir a la mili. Estabas con 19 reclutas más en el barracón está claro, pero no conocías a ninguno.
      Hoy en día, aunque salvando las distancias, puedes llamarlo erasmus.

  • Reply Jose Antonio junio 19, 2016 at 11:34 am

    Grande Marcos, Gracias por ofrecer un poco de luz en un mundo que se afana por quitárnosla, personalmente intento encontrar el camino del éxito y de la felicidad, pero el terrible lastre de tanta injusticia y sin razón nos mantiene amagados en el suelo. Como decía Rocky solo podemos cubrirnos con una mano mientras avanzamos un paso. Pero no debería ser así.

  • Reply Mario Jiménez junio 19, 2016 at 12:31 pm

    Buenas Marcos, escribo aquí porque espero respuesta mas pronto que en el post adecuado (que ya tiene su tiempo y temo que no veas la pregunta): He finalizado el programa Efecto Kettlebell, que los entrenamientos los he realizado la mayoria tras 3-4h de mi primera comida (hago 2 comidas de unas 1000kcal; y ayuno 16/8 diario desde hace 3meses;dieta mantenimiento) y algunos en ayunas, con cafe previo entre 30m y 1h al entreno. Total, que he acabado y me tome medidas en un peso con bioimpedancia y estos son los resultados mas destacables respecto a la ultima medicion “fiable” que me realice en una bascula de farmacia (hace casi 8meses):
    (entre parentesis el peso de la farmacia)
    *Peso: 66.1kg (64.9kg)
    *Porcentaje de grasa: 9.1% (15.6%)
    *Metabolismo basal: 1781kcal
    *IMC: 23.4
    Y mi sorpresa fue ese 9.1% grasa, cuando me miro al espejo y veo que sigo teniendo michelines (menos que antes, pero los sigo teniendo), y al sentarme veo que me “cuelga” la grasa o piel o como se quiera llamar de la zona abdominal/lumbar, y en menor medida, pectorales.
    Mi pregunta es, eso es grasa rebelde, piel sobrante, grasa blanda? Y que deberia hacer, seguir intentando eliminar esa grasa siguiendo el post “programa definitivo para la perdida de grasa rebelde” o empezar una etapa de volumen para asi “empujar” la grasa hacia fuera creando musculo y asi se vea todo mas uniforme y tonificado? Perdon por extenderme tanto, pero he intentado resumir mi prblema lo mas preciso y breve posible.
    Gracias de antemano!

  • Reply Juan Carlos junio 19, 2016 at 12:44 pm

    Este es probablemente el artículo más bonito de todos los que llevamos hasta ahora. Ha sido todo un placer leerlo (más de lo habitual, que no es poco).

    Y muy interesante lo del Ikigai, voy a ver que encuentro sobre el concepto por las redes.

    Un saludo. 😀

  • Reply Wiche junio 19, 2016 at 4:38 pm

    Buen articulo. Y grandes reflexiones. Saludos

  • Reply Estefa junio 19, 2016 at 4:55 pm

    Una entrada muy interesante Marcos. Reconozco que tengo deberes pendientes al respecto de la socialización y de forjar y alimentar lazos porque soy incapaz de poner en riesgo mi integridad personal y/o sacrificar mi estilo de vida. Lo de encontrar y pertenecer a una “tribu” parece que se me resiste dado mi nivel de auto-exigencia vital y como comento en mi blog, sé que es una de las “patas de mi mesa” que cojea y debo mejorar…

    El concepto del “ikigai” no lo conocía y me atrae, creo que me vendrá bien para reflexionar. Me he alegrado profundamente al leer tu advertencia sobre correlación y causalidad, creo que no se incide lo suficiente al respecto cuando se divulga aportando resultados de estudios científicos y cuanto más lo recalquemos, mejor.

    No obstante, no puedo estar de acuerdo contigo con respecto a la necesidad de alejarse de las personas mal llamadas “tóxicas”. No pongo en duda la importancia de la influencia de las personas con las que forjamos lazo o con quien nos relacionamos socialmente, pero me disgusta el uso de la etiqueta “tóxica” para ciertos individuos. Carece de rigor y no es objetivo. Además como sucede con frecuencia, el texto sugiere identificar lo “tóxico” a través de la intuición, lo cual es otra forma de fomentar PREJUICIOS. Calificar a alguien como “tóxico”, sea por el motivo que sea, me parece una actitud egoísta, cruel y superficial. Culpa al individuo por no cumplir con expectativas externas y/o ajenas además de presuponerlos “dañinos” para otros… las personas tóxicas no existen, pero en todo caso, de existir tampoco merecerían aislamiento y estigma social, sino integración, apoyo y ayuda. Al respecto aporto un par de enlaces para profundizar en el tema, uno ajeno y uno propio: http://rasgolatente.es/falsedades-pensamiento-positivo/ y https://vivimosquenoespoco.wordpress.com/2016/06/19/las-personas-toxicas-no-existen/

    Un abrazo y gracias por todo lo que has aportado y sigues aportando en mi vida, que no es poco 🙂

  • Reply Daniel junio 19, 2016 at 5:31 pm

    Buenísimo artículo! De los mejores. Bonito y completo, y como siempre con unas perpectiva muy buena.
    Por cierto,una sugerencia, podrías poner siempre al final de los artículos, algunos libros recomendados para el que quiera ampliar información sobre un tema en concreto.

  • Reply Sini junio 19, 2016 at 6:46 pm

    Totalmente de acuerdo. Ya llega el veranito y como cada verano veraneo en un pueblecito de 100 habitantes mas o menos. El apego que existe en ese pueblo entre la venta es exactamente lo que se dice en el articulo que nos falta a la gente de la ciudad. A mis 45 años ya me estoy planteando muy seriamente lo de vivir en este pueblo todo el año. La vida en una ciudad es una p–a mierda.

  • Reply Gerald Haro junio 19, 2016 at 7:02 pm

    Excelente post Marcos!!! Super profesional el artículo ? … Me encanto lo del Ikigai y lo del dato sobre la percepción de la vejez en las personas adultas… Sin duda, tratere de influir una visión positiva de ello en mis abuelos… Mil gracias Crack!!!

  • Reply Juan Corbera junio 19, 2016 at 8:03 pm

    El deporte es una gran herramienta para encontrar/formar parte de una tribu. Enhorabuena por el blog.

  • Reply carlos junio 20, 2016 at 8:48 am

    Llevo años siguiendo tu blog Marcos y creo que este es el mejor artículo que has escrito.

    Felicidades.

  • Reply Luisa junio 20, 2016 at 9:24 am

    Enhorabuena Marcos,
    Mi artículo preferido de todo el blog, sin duda alguna.

  • Reply Iker Vaquero-Alba junio 20, 2016 at 3:18 pm

    Qué bueno que menciones a Dunbar, Marcos. Yo soy investigador postdoctoral especializado en evolución y ecología del comportamiento. Actualmente estoy estudiando el tema de la evolución de la inteligencia, y Dunbar, con su hipótesis del cerebro social (o de la inteligencia maquiavélica) y otros trabajos, es uno de mis autores de referencia.

  • Reply María junio 20, 2016 at 5:17 pm

    Hola Marcos!
    Cada vez más de acuerdo contigo, la soledad es un arma de doble filo, muchas veces la necesitamos pero como todo, en demasía en insalubre.
    Estoy convencida de que cuando tenga un bebé voy a practicar el colecho, ya que a los niños les crea muchísima ansiedad tanto aislamiento desde tan temprana edad. A la larga puede tener consecuencias.
    Gracias por un artículo más. Saludos!!

  • Reply César junio 20, 2016 at 6:31 pm

    Es tan bueno este blog que siempre me pregunto, ¿cómo va a volver a sorprenderme?, y ahí esta.

  • Reply Kuervo junio 20, 2016 at 8:36 pm

    Y algunos tenemos la suerte de recorrer el camino solos, y de a poco se vienen llegando las tribus, donde uno con el tiempo se acostumbra a ver, participar un poco y terminar teniendo cabida en ellas, me ha pasado al conocer a colectivos de artistas plásticos, los cuales ya no frecuento mucho; pero tal vez pronto rehagamos los fines de semana de arte, ahora convivo mas con un colectivo de artesanos (ya me están induciendo en algunos campos), y he encontrado un grupo mas, de salud alternativa, donde hasta he tenido la oportunidad de tener una “ponencia” sobre hábitos alimenticios, no se que otras mas lleguen; lo seguro es que procuraré que se llenen mis expectativas, tal vez para darle mas forma a mi Ikigai (solo que lo tengo un tanto difícil, con afición a la Poesía, Fotografía, Artesanía, Gastronomía y otras ia’s, pero ya puliré lo que se deba, cuando se deba).

    Buen articulo, espero no te moleste pero lo voy a reproducir para mostrárselos a algunos de estos colectivos.

    Saludos.

  • Reply Daniel junio 21, 2016 at 4:38 am

    Hola marcos, saludos desde venezuela.! De verdad muy bueno el articulo, y el blog en general es estupendo, me ha cambiado la vida, te felicito.! Queria saber tu opinion hacerca de la llamada “dieta flexible”, la mencionaste en una entrevista pero quisiera saber un poco mas o estaria genial un articulo referente a ello, aunque creo que esta un poco alejada de tus recomendaciones jeje, saludos!

  • Reply samuel junio 21, 2016 at 11:58 am

    expectacular como siempre

  • Reply pablo junio 21, 2016 at 12:04 pm

    excelente Marcos nuevamente mis felicitaciones !

  • Reply Guiller junio 21, 2016 at 4:04 pm

    Buena reflexión Marcos, si me permites me gustaría hacer una puntualización. Muchas personas no conocen ni se plantean el conocer su Ikigai, por un principio básico cada vez más generalizado y cultivado en nuestra sociedad; no son CONSCIENTES del entorno que le rodea, ni siquiera de sus emociones (son como máquinas programadas que hacen lo que se espera que hagan), esto provoca una ausencia de valores primordiales para estar a gusto con el “yo” personal.
    Antes del Ikigai está la CONSCIENCIA.

  • Reply Jesús junio 21, 2016 at 8:16 pm

    Gracias, Marcos.

  • Reply FerG junio 22, 2016 at 4:43 pm

    qué buen artículo. me encantó. gracias.

  • Reply nutsanity junio 24, 2016 at 9:06 am

    Artículo TOP! Muchísimos pacientes presentan soledad, depresión y dolor. Cuando resuelven la fuente de su estrés mejoran de forma espectacular, y SIN fármacos!

  • Reply Sebas junio 24, 2016 at 1:22 pm

    Gracias gracias gracias. Muy motivador…

  • Reply Karina junio 24, 2016 at 8:50 pm

    Después de tantos comentarios ya no se me ocurre ni qué decir. Para mi eres una fuente de sabiduría e inspiración. Gran artículo como siempre.

  • Reply Diego junio 25, 2016 at 12:14 am

    Excelente artículo. Excelente blog. Excelente libro (me refiero a “Desencadenado”)… y excelente estética visual “revolucionaria” jeje. Por el momento voy de artículo en artículo y a veces naufrago en ellos, pero da gusto. Gracias por tu trabajo y saludos desde Uruguay.

  • Reply Joserra junio 25, 2016 at 2:42 pm

    Que buen articulo, a mi me pasa lo siguiente; Yo soy baterista aca en Mexico y cuando pratico solo es medio aburrido, posiblemente por que soy la basa rítmica de una banda y cuando ensayamos juntos ya cambia la cosa , aveces ya llego sentir muy tranquilo. Mi pregunta es,¿Tocar bateria podria seruna alternativa al cardio o a ejercicios aerobico?¿Cuanto es el gasto energetico? Pprfa Marcos son preguntas que me mustaria que me responda un experto como usted

  • Reply Carolina Perez Bellido junio 26, 2016 at 12:39 pm

    Qué grande eres Marcos, es un placer leerte 😀

  • Reply Ramonmo junio 28, 2016 at 8:06 am

    Por aportar algo más de bibliografía al tema, resulta que acabo de leer una entrevista a Sebastian Junger, el autor de “La tormenta perfecta”, que ha sacado un nuevo libro llamado “Tribe: On Homecoming and Belonging” donde expone argumentos en la misma línea que Marcos en este artículo. Entre otras cosas, en la entrevista afirma que la gran incidencia de estrés post-traumático en los veteranos de guerra estadounidenses se debería más a disfunciones de la vida civil que a las experiencias vividas en el propio ejército. Los veteranos que vuelven a su país habrían perdido el sentido de comunidad y utilidad para los demás que tenían durante la guerra, y se sentirían de repente inútiles y desarraigados.

    Como curiosidad respecto al concepto de “tribu”, también menciona el hecho de que, durante la conquista americana del Oeste, se daban muchos más casos de blancos yendo a convivir o a establecerse con los indios (o de prisioneros de éstos que, sorprendentemente, no querían ser rescatados) que al revés. Parece que ya entonces se percibía la sociedad tribal de los nativos americanos como más “agradable para vivir” (por definirlo de alguna manera) que la occidental.

    Un saludo.

  • Reply Freddy Ayala junio 28, 2016 at 3:55 pm

    Gracias por el articulo me ha gustado, sigue asi

  • Reply Victoria junio 28, 2016 at 6:50 pm

    Hola Marcos, dudo que llegues a contestar mi comentario, pero de todas maneras quería contarte algunas cosas y preguntarte otras. Tengo 20 años, aproximadamente desde los 11 o 12 tengo sobrepeso, a pesar de que he ido variando en nivel de grasa a lo largo de los años, (mido 1.62 más o menos) siempre tuve como mínimo 10 kg de más, llevo una vida bastante sedentaria, y la verdad es que nunca creí del todo en ninguna dieta específica, no se cómo pero un día terminé en tu blog, hace como un mes tal vez, y me dije a mi misma : bueno,lo intentaste varias veces (aunque hayas fracasado), ¿por qué no una más? Y así fue como de un día para el otro eliminé completamente las harinas procesadas y el azúcar (no te imaginás cuánto extraño la coca-cola) y hasta ahora lo vengo llevando bastante bien, como carne todos los días siempre acompañada de alguna verdurita, aunque tal vez me paso con la miel ( suelo tomar tres o cuatro cucharadas al día, lo dulce es mi debilidad) ,pero debido a que estoy en la universidad y entre estudio e ir a cursar no encuentro tiempo donde pueda hacer ejercicio, y no he notado grandes cambios respecto de mi cuerpo. ¿ Qué me recomendas para poder ver cambios más notorios? Ya sea como bajarme antes del colectivo, o cuestiones por el estilo. No me peso hace mucho (tal vez por la verguenza que me da mi cuerpo) pero intuyo que en este momento debo estar teniendo entre 15 y 20 kg de más, a pesar de que eventualmente intentaré hacerme un espacio para ejercitar, eso no va a pasar hasta mediados de agosto, por lo que necesito algunos tips. Muchas gracias, y tal vez no lo note en mi cuerpo,pero si me siento con mucha más energía y me cuesta menos concentrarme a la hora de estudiar. Muchas gracias y ojalá puedas responderme! Saludos!!

  • Reply Daniel Medina junio 28, 2016 at 9:44 pm

    Muy buen artículo Marcos. Te sigo desde hace algún tiempo y veo que tu enfoque sobre la nutrición y la salud es bastante amplio. Es interesante analizar la salud desde otra perspectiva como lo has hecho refiriendote a la parte social del ser humano, algo que los actuales sistemas de salud han pasado por alto. Es un placer leerte.

  • Reply ManuelNLaGomera julio 3, 2016 at 9:05 am

    He llegado a esta web desde Meneame.ner
    Hacia mucho no leía una tan sesuda,prolífica, informada,con referencias, cada afirmación respaldada con estudio,
    Menudo trabajo!
    Muchas gracias
    Kunacen

  • Reply Rummy julio 7, 2016 at 11:29 am

    En mi opinión, el problema no es la soledad “per se”, sino el sentirse solo.

  • Reply Bruno julio 21, 2016 at 2:30 pm

    Muy bueno marcos! eres un genio! ya estas hecho todo un sociologo! ja ja ja !
    SIgue así ,muy interesante,gracias por existir,un abrazo

  • Reply Daniel julio 26, 2016 at 2:52 pm

    Genial Artículo!

  • Reply Eric Toledo agosto 30, 2016 at 9:51 am

    Buen articulo!. Soy de los que me gusta pasar tiempo solo, no me gusta seguir dogmas, doctrinas, tampoco me gustan muchos algunos grupos pq no me gusta seguir a un lidet. Me considero bastante independiente etc… Pero si estoy de acuerdo que no se puede estar todo el tiempo solo y que es um balance. Por suerte socializo bastante por la musica, gym, baile y grupos de libres pensadores

  • Reply Virginia marzo 9, 2017 at 9:09 pm

    Gracias Marcos,
    Como tantos otros españoles, he tenido que emigrar a Alemania y veo en mi misma y en más mujeres, como además del cambio de alimentación y estilo de vida, la falta de soporte familiar y social , enferma. Así de duro es. Un saludo.

  • Reply sarasa abril 9, 2017 at 3:50 pm

    El mayor ataque aereo de la historia fue sobre Dresde en 1945, dejen de usar cualquier excusa para perpetuar la propaganda aliadofila. “Ay los nansis fueron loz peorez”.

  • Leave a Reply

    RECIBE GRATIS EL MANUAL REVOLUCIONARIO: EJEMPLOS DE MENÚS, ENTRENAMIENTOS, RECETAS...
    x