Mark All, Nutrición

Alimentación durante el embarazo para mejorar la salud de tu hijo, y de tus nietos

Lo que ocurre durante el embarazo afecta no sólo la salud de tu hijo para toda su vida, también deja huellas en tus nietos. Hoy entenderás la forma en la que se transmite tu legado, y cómo mejorarlo.

Epigenética

Hasta hace poco predominaba una visión determinista de la genética. Se asumía que los genes condicionaban nuestro futuro, y eran lo único transmisible a la descendencia. Esta visión estática ha cambiado radicalmente en las últimas décadas, con el nuevo campo de la epigenética, considerada la evolución de la teoría de la evolución. Hoy sabemos que aunque los genes no cambian, el entorno en el que se desarrollan modifica la forma en la que se expresan, o su programación, dando lugar a diferentes fenotipos.

Un ejemplo famoso fueron los gemelos idénticos Otto y Ewald. Uno se especializó en carreras de larga distancia  y el otro en fuerza. ¿Adivinas quién es quién?

ottoewald

Mismos genes, diferente entorno (estímulos), y por tanto diferente fenotipo.

Lo fascinante de la epigenética es el descubrimiento de que futuras generaciones no recibirán únicamente el material genético, también el impacto del entorno sobre esos genes. Y el embarazo es el momento clave en el que empezará a definirse la programación genética de la nueva vida  (revisiónrevisión).

genotipovsfenotipo

La famosa hambruna holandesa de 1944 es uno de los casos mejor estudiados. Hacia el final de la segunda guerra mundial, la ocupación nazi bloqueó la llegada de alimentos a una población de los Países Bajos, obligándola a sobrevivir durante meses con menos de 1.000 calorías al día.

Los hijos de las mujeres embarazadas durante la hambruna mostraban cambios claros en su expresión genética 60 años después (estudio), derivando en mayores tasas de enfermedad coronaria, hipertensión, diabetes, esquizofrenia y obesidad (estudio). El efecto era mucho más marcado en los adultos cuyas madres habían sido expuestos a la hambruna en la primera parte del embarazo, donde se empieza a formar el nuevo ADN y las marcas epigenéticas (estudio). Pero el impacto no termina con ellos. Ciertos problemas de salud se reflejaban también en sus hijos, es decir, los nietos de las mujeres que sufrieron la hambruna (estudio).

Estudios más detallados han analizado directamente la expresión de los genes de los niños según la alimentación de las madres, y cómo esto predispone a los hijos a sufrir síndrome metabólico, enfermedad cardiovascular o cáncer de mama (en las hijas).

Otros estudios confirman que el peso del bebé al nacer es un mejor  indicador del futuro riesgo de enfermedad coronaria que muchos factores de estilo de vida, y lo que ocurre en el vientre (entorno) influye más en el peso del recién nacido que los genes de los padres (estudio).

Hemos hablado principalmente de alimentación, pero hay otros factores ambientales que alteran la expresión genética del bebé: estrés (estudio), potenciales tóxicos (como pesticidas o BPA), microbios, ausencia extrema de microbios etc.

estimulosepigenetica

Empezando por el principio: Alimentación y fertilidad

La evolución tiene claras sus prioridades:

  1. Sobrevivir.
  2. Procrear.
  3. Todo lo demás.

Si tu cuerpo siente que la supervivencia peligra, la procreación y todo lo demás pasa a un segundo plano. Como vimos en busca de la regla perdida, muchas mujeres envían a su cuerpo la señal de que el entorno no es apto para procrear. Es la interpretación que hace tu organismo de las dietas hipocalóricas continuas, excesiva actividad física, estrés, poco descanso, niveles muy bajos de grasa corporal…

fertilidad

Haz que tu cuerpo no se sienta amenazado y tendrás más probabilidades de quedarte embarazada. Una de las formas en la que sociedades cazadoras-recolectoras controlaban la natalidad era restringiendo el acceso de las mujeres a alimentos con alta densidad nutricional, como carne y órganos (estudio). En cualquier caso, las recomendaciones para mejorar la fertilidad son casi las mismas que para un buen embarazo.

Pero la fecundidad es cosa de dos, y la calidad del esperma ha empeorado en las últimas décadas (estudio), acompañado de menor testosterona, siendo la alimentación un factor relevante. Otro día hablaremos del papel del hombre en la concepción (más allá del evidente).

Micronutrientes para tu embarazo

Hay muchos nutrientes relevantes en el desarrollo del feto, pero me centraré en aquellos donde son frecuentes las carencias o las confusiones en cuanto a suplementación. Como regla general, aplica el principio de maximizar la densidad nutricional, favoreciendo la comida real y dependiendo lo menos posible de suplementos.

DHA

El ácido graso DHA, un tipo de Omega 3, es fundamental para el desarrollo del cerebro del bebe (revisión), y el pescado es la mejor fuente.

Muchas mujeres tienen miedo al pescado por su contenido en mercurio, pero todo apunta a que los beneficios del pescado superan con creces sus posibles riesgos (revisión). Algunos ejemplos:

  • Los hijos de madres que consumían más de 340g de pescado a la semana muestran mejor desempeño en diferentes pruebas cognitivas que las que ingerían menos (estudio).  Lo mismo se encontró con un suplemento de aceite de hígado de bacalao (estudio, estudio).
  • Las madres con más consumo de pescado tienen menos síntomas de depresión postparto (estudio).
  • Mejor desarrollo neuronal de los hijos cuyas madres consumían pescado más de cuatro veces a la semana (estudio).

Por último, no olvidemos que el contenido de selenio del pescado protege contra los potenciales peligros del mercurio (estudio), por lo que es más relevante el ratio mercurio/selenio (estudio).

Dicho esto, es recomendable priorizar pescados con bajo contenido en mercurio, como salmón, sardinas y gambas o camarones (más detalle).

Folato

Probablemente todas las mujeres asocian los suplementos de ácido fólico con el embarazo. Conceptualmente está justificado. El folato juega un papel fundamental en la construcción del ADN de la nueva vida y en el proceso epigenético que determinará la expresión de los genes del bebé (detalle).

El gran problema es que el ácido fólico es diferente al folato presente de manera natural en los alimentos, el que tu cuerpo realmente necesita. Muchos médicos ignoran esta diferencia, poniendo en peligro a la mujer y a su descendencia con un exceso de suplemento de ácido fólico.

El ácido fólico es una versión sintética, que se metaboliza de manera diferente en nuestro cuerpo, y su exceso está asociado con múltiples trastornos en la madre y sus hijos, como asma (estudio, estudio), cáncer (estudioestudio) y  resistencia a la insulina (estudio).

El propio Harvard indica que el exceso de ácido fólico es un problema en el entorno alimentario actual, donde todo está “reforzado”. Un estudio concluye lo siguiente:  “nuestra hipótesis es que la institucionalización de la fortificación con ácido fólico puede haber sido completa o parcialmente responsable del aumento de cáncer colorrectal“. Otro país que llegó a la misma conclusión es Chile (estudio), donde aumentó este tipo de cáncer después de obligar a fortificar las harinas con ácido fólico.

En resumen, aléjate de basura reforzada (como cereales de desayuno) y obtén tu folato de comida de verdad.

Consume muchos vegetales como espinacas, espárragos, coliflor y brócoli. El hígado, el aguacate y las lentejas son también buenas fuentes de folato.

Si tu médico te recomienda suplementar, busca un suplemento que incluya folato, y no ácido fólico. Son más caros, pero merece la pena (más detalle).

Colina

La colina, al igual que el folato, tiene un rol epigenético importante, afectando directamente la expresión de los genes. En estudios con animales ha demostrado aumentar notablemente las capacidades cognitivas de la descendencia (revisión), y se aprecia un traspaso importante de la madre al feto a través de la placenta (detalle). Si comes suficientes huevos (la yema), hígado de vez en cuando y quizá algún lácteo no deberías tener deficiencias.

Vitaminas A y D

Estas vitaminas, solubles en grasa, trabajan conjuntamente y tienen un papel importante en el embarazo (revisión):

  • Vitamina A:  clave en el desarrollo de la función visual (estudio) y varios órganos (estudio, estudio).  Su deficiencia en el embarazo aumenta el riesgo de múltiples enfermedades (detalle). Un estudio de 1995 causó alerta sobre peligros por un exceso de suplementos de vitamina A en el embarazo, pero ha sido desmentido por muchos estudios posteriores (ejemplos), y de nuevo, hablamos de priorizar fuentes naturales como el hígado, no suplementos.
  • Vitamina D:  importante para el desarrollo del esqueleto y sistema inmunitario del feto, especialmente en el último trimestre. También reduce las complicaciones para la madre, como preeclampsia (estudio). De hecho el riesgo de este trastorno es mayor en invierno que en verano, probablemente por menores niveles de vitamina D (estudio). Si no tienes exposición frecuente al sol, un suplemento de vitamina D3 es recomendable, especialmente en invierno. Por desgracia las recomendaciones actuales están muy por debajo de las que se consideran más efectivas en el embarazo, de 4.000 UI (estudio).

Comer hígado una vez a la semana, huevos con frecuencia, y favorecer lácteos de calidad con toda su grasa (no desnatados) te garantiza unos niveles adecuados de estas vitaminas.

Biotina

La deficiencia de biotina (un tipo de vitamina B) es común entre mujeres embarazadas (estudio), y aunque desconocemos el efecto que puede tener en el feto humano, en animales está asociada con defectos de nacimiento (detalle).

Los huevos son una excelente fuente de biotina, pero es importante cocinarlos (como vimos aquí), para evitar que la avidina del huevo interfiera con su absorción.

Yodo 

Otro nutriente clave es el yodo, también asociado con mejor desarrollo del bebé (estudio). Además de pescados y mariscos, las algas son una excelente fuente de yodo.

En mujeres con bajo consumo de alimentos ricos en yodo la sal suele ser una fuente importante. Aunque algunos recomiendan reducir la sal no hay evidencia de que ofrezca beneficios a las embarazadas (estudio), y hay casos reportados de hiponatremia neonatal por restricción de sodio o ingestas muy elevadas de líquidos. Por tanto aplican las recomendaciones generales, ni eliminar la sal ni beber más de lo necesario.

Calorías y macronutrientes

Crear una nueva vida requiere mucha energía, pero no se trata de “comer por dos”. Suponiendo una buena alimentación de partida (por desgracia un supuesto poco frecuente), no es necesario más de 100-200 calorías extra al día durante el primer trimestre,  y 300-400 calorías adicionales los siguientes meses.

Como siempre, los alimentos y la energía total son más relevantes que los macros específicos. La dieta humana variaba ampliamente según zonas geográficas, por lo que los fetos dan bastante flexibilidad a las madres en este sentido.

Proteína

Hemos hablado de los mitos que rodean el consumo de proteína, pero también de uno de los riesgos reales, cuando la ingesta de proteína supera la capacidad del cuerpo de convertir amoniaco en urea. En las mujeres embarazadas, esta capacidad se reduce (detalle), por lo que es recomendable no aumentar en exceso la proteína durante el embarazo. Hablamos de un 15-20% de las calorías totales como rango apropiado en la mayoría de los casos.

Muchas mujeres durante el embarazo desarrollan aversión a ciertas proteínas, y probablemente se trata de una protección evolutiva. Si es tu caso, intenta priorizar las fuentes de proteína que menos rechazo te provoquen. Lo mismo suele ocurrir con algunos vegetales, ya que ofrecían los mayores niveles de tóxicos para nuestros antepasados.

Generalmente hablamos de los aminoácidos esenciales como los más importantes a la hora de incluir en nuestra alimentación, al no ser sintetizables por nuestro organismo. Pero hay ciertos aminoácidos denominados condicionales, que bajo ciertas condiciones especiales pasan a ser esenciales. Una de esas condiciones es precisamente el embarazo, y uno de esos aminoácidos es la glicina, que mantiene el balance adecuado con otros aminoácidos, principalmente metionina (estudio). Una excelente forma de aumentar la ingesta de glicina es con un caldo de huesos de vez en cuando.

Carbohidrato

El embarazo no es un buen momento para seguir una dieta muy baja en carbohidrato. Además, alimentos como arroz o patatas rara vez producen rechazo entre las embarazadas, por lo que son una opción bastante socorrida.

Muchas mujeres con dietas bajas en carbohidrato generan falsos positivos en las pruebas de  diabetes gestacional, y aunque no hay motivo para preocuparse es mejor ahorrarse el mal trago, considerando además que quienes administran el test rara vez saben explicar el motivo.

¿Por qué la naturaleza pone a la madre en riesgo de sufrir diabetes (resistencia a la insulina) durante la gestación? Siempre hablo de la importancia de mantener buena sensibilidad a la insulina, pero durante el embarazo, una madre excesivamente sensible a la insulina se quedaría con todos los nutrientes. Para evitar esto, el cuerpo genera cierta resistencia a la insulina en la madre, favoreciendo la llegada de más nutrientes al feto.  En condiciones normales esto no genera problemas, y tras el parto las cosas regresan a la normalidad.

Una mujer bien adaptada a una dieta baja en carbohidratos, utilizando más grasa como combustible, no va a responder bien a una carga de glucosa pura administrada de golpe, y el resultado será un falso positivo. Esto se podría evitar de dos maneras:

  • Haciendo una prueba de hemoglobina glicosilada (Hb1Ac), que mide los niveles de glucosa promedio durante los últimos meses. Esto sería mucho más lógico y fiable que la prueba actual de tolerancia a la glucosa, pero a estas alturas no vamos a cambiar los protocolos médicos (o protoculos médicos como diría el Doctor Gérvas).
  • No limitar los carbohidratos durante los 3-4 días anteriores a la prueba de tolerancia a la glucosa, consumiendo al menos 150 g de carbohidrato al día.

Como recomendación general intenta que al menos un 30% de tus calorías procedan de los carbohidratos durante el embarazo, priorizando los de menor densidad.

Grasas

Las grasas naturales son fundamentales durante el embarazo. La leche materna es alta en grasa saturada y colesterol, señal clara de que el bebé los necesita.

De hecho el cuerpo de la madre aumenta la producción de colesterol durante el embarazo (estudio) ya que, junto con el ácido graso DHA, juega un papel clave en el desarrollo del cerebro. A medida que la madre amamanta al bebé se reducen las concentraciones de colesterol en sangre (estudio), que pasan al bebé, y también se reduce la celulitis, almacén de las reservas de DHA.

Es recomendable optar por pescados y cortes de carne más grasos (otra forma de reducir la ingesta de proteína) e incluir yemas de huevo, lácteos con grasa (no desnatados) y aguacates. Al menos un 30% de las calorías totales deberían proceder de la grasa.

Conclusiones

Conceptualmente se trata de la misma idea de siempre: priorizar alimentos con alta densidad nutricional, huyendo de dietas hipocalóricas y bajas en grasa, pero con énfasis en ciertos nutrientes especialmente relevantes para soportar una nueva vida.

A partir del nacimiento, la lecha materna es con diferencia el mejor alimento para el bebé (alimentación del bebé revolucionario).

Y sobre todo, relájate. Tu alimentación durante el embarazo es muy importante, pero lo último que necesita una madre es estresarse por cada pequeña cosa que se lleva a la boca. Un poco de flexibilidad es necesaria para mantener la cordura, y una comida trampa de vez en cuando para calmar los antojos está permitida. Estresarte en exceso por la comida puede ser peor para el niño que no seguir todas las pautas adecuadas de nutrición.

Nota cultural: La hambruna holandesa contribuyó también al descubrimiento de la celiaquía. Los problemas intestinales de algunos niños desaparecieron “milagrosamente” cuando se acabaron las reservas de trigo. Tras el final del asedio y la reincorporación del trigo los síntomas regresaron. Estos casos y los experimentos posteriores de Willem Karel Dicke derivaron en el descubrimiento de esta enfermedad.  A veces las peores experiencias son los mejores profesores.

Share Button
Únete a la Revolución ¡Ya somos más de 100.000!
y recibe gratis el Manual Revolucionario (ejemplos de alimentación y entrenamiento)

Previous Post Next Post

49 Comments

  • Reply Catalina Abril 12, 2015 at 7:16 pm

    De nuevo, un millón de gracias por tus artículos Marcos, en especial este, extremadamente interesante!!!
    Catalina de Chile.

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario Abril 13, 2015 at 1:00 pm

      Gracias Catalina!

      • Reply Catalina Abril 14, 2015 at 8:50 pm

        Marcos, disculpa, una pregunta que olvidé hacer…
        Cuales son las recomendaciones sobre el deporte durante el embarazo? Ultimamente han aparecido varias modelos y mamás que siguen oracticando crossfit por ejemplo, y han sido bien controversiales, cual es tu postura al respecto?
        Muchas gracias nuevamente!

      • Reply emilio Abril 15, 2015 at 10:06 am

        Perdona mi atrevimiento, pero alguien en tu “familia cercana” esta embarazada? Si es así, enhorabuena!!!

  • Reply Carles Abril 12, 2015 at 7:30 pm

    Buen artículo, interesante, aunque como hombre me es menos útil. Eso sí, tal y como nos has prometido, un artículo sobre el papel del hombre en la concepción (mejora de la calidad del esperma, aumento de los niveles de testosterona, etc.) para mí sería uno de los artículos más interesantes de toda la web. Saludos!

  • Reply Laura Abril 12, 2015 at 8:53 pm

    Acertadísimo artículo.

    Estoy ahora mismo embarazada de 8 meses y como te puedes figurar me he encontrado con multitud de consejos nutricionales que van desde paparruchas hasta mitos absurdos, incluso en publicaciones especializadas en embarazo y maternidad.
    En mi caso he tenido la gran fortuna de tener una matrona con un fantástico sentido común a la que podía remitir todas mis dudas de primeriza (y no solo nutricionales) porque por muy claras que creas tener las cosas cuando tienes una pequeña vida dentro de ti empiezas a dudar hasta de lo obvio por miedo a hacer algo inadecuado para tu bebé.
    Así que artículos como el tuyo se agradecen doblemente ¡y hacen mucha falta!

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario Abril 13, 2015 at 1:26 pm

      Gracias Laura, hay muy poca información al respecto y un excesivo énfasis en suplementos, suerte con el último mes 🙂

  • Reply Charlie Abril 12, 2015 at 8:58 pm

    Que tal Marcos.

    Pues es un tema interesante, nunca estare embarazado 🙂 pero me puede ser util este tema.

    Entonces lo de “comer por dos” es un mito? Tampoco es necesario aumentar dramaticamente el consumo de alimento (salvo lo mencionado en el articulo)?

    Por que las mujeres embarazadas “sufren” multiples antojos casi ancestrales, es mas por algun tema hormonal o es un efecto secundario de la “dieta de cafeteria” o por la mala alimentacion que en general tenemos? Cuanto peso debe (o seria normal) aumentar una mujer en cinta? es normal que una mujer aumente 15 o 20 kilos si el producto solo pesa 3 o 4 kilos? Un bebe “gordito” o “grande” de nacimiento se considera sano?

    Bueno son muchas preguntas por hoy, espero sean parecidas a las de otros revolucionarios. Que estes bien marcos y gracias por la informacion. Saludos.

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario Abril 13, 2015 at 1:31 pm

      Lo de comer por dos no es que sea mentira, pero hay que entende que el “otro” es un organismo muy pequeño, por eso comer por dos no es comer el doble! por eso no es normal engordar 15-20 Kg.

      Sobre los antojos, no hay todavía una explicación clara, algunos hablan de que se debe a deficiencias que el cuerpo detecta, otros piensan que tiene que ver con la resistencia a la leptina que se produce en el embarazo (que aumenta el apetito), pero sigue siendo un misterio 🙂

  • Reply Nicolas Flamel Abril 12, 2015 at 11:26 pm

    Buen articulo, solo una pequeña errata: en la nota final pones hambruna danesa, cuando supongo que te referías a la hambruna holandesa que mencionas previamente en este mismo articulo.
    ¡Saludos!

  • Reply perla Abril 13, 2015 at 12:37 am

    Hola Marcos!, muy buena la info! justo estoy en mi séptimo mes de embarazo y en mi país es obligatorio ir al nutricionista cada 2 meses, siempre me tocan distintos y me dicen que coma por 2 prácticamente y 2 huevos máximo x semana, yo seguí comiendo como me parece, desayunando huevos y comiendo ,aumente la ingesta de carbohidratos y empecé a tomar leche xq mi cuerpo lo pedia, me hicieron el test de glicemia y me salio la curva invertida, no entiendo mucho de eso pero me recomendaron no consumir azúcar,cosa que no hago hace mucho, siempre endulzo con miel… vengo aumentando 6 kilos en 7 meses, arranque con 55kg y ahora estoy en 61kg, en mi embarazo anterior a los 7 meses me internaron xq mi panza era chica y mi bb supuestamente tenia retraso de crecimiento y me obligaban a comer cantidades excesivas de comida, resultado: aumente 18 kg ,mi bb peso 2.700 , cesárea obligada con anestesia general xq me inyectaban anticuagulantes x el supuesto retardo de crecimiento de mi bb. Obviamente para este embarazo cambié de doctor,y con la experiencia vivida no me agarran mas de tonta! Me gustaria que sigas en este tema hablando de la fertilidad ya que tengo muchos matrimonios amigos con problemas, no logran la concepcion y son sanos…
    gracias x todo!! Siempre un placer leer tu blog!
    Saludos

  • Reply Ernesto Abril 13, 2015 at 12:46 am

    Excelente artículo. Gracias.

  • Reply maria Abril 13, 2015 at 2:12 am

    Muy Bueno!

  • Reply Wbaldo Abril 13, 2015 at 2:22 am

    Marcos, de nuevo te felicito por un gran articulo, siempre con informacion de calidad, es de mis blogs de fitness favoritos, pero paso a mi pregunta, se que no tiene que ver mucho con el tema pero deberias hacer un articulo sobre fitness y nutricion para menores de 18 años o adolescentes, porque imagino que somos muchos asi los que llemos tu blog y tus consejos en su mayoria son para atletas adultos, y algunas veces haces enfasis en que tenemos que tener mas cuidado en progresiones con peso, sobre mayor frecuencia de comidas trampa y me gustaria que lo dejaras todo un poco mas claro para nosotros, en mi caso tengo 17 años y me sirve la informacion pero me agradaria un articulo en especifico, sin mas que decir me despido. Saludos:)

  • Reply Mairela Abril 13, 2015 at 4:30 am

    Buenisimo el articulo estuve busbuscando info durante mucho tiempo y de la buena hay muy poca… estoy de 8 meses…. y se q es un poco tarde pero mi problema mas grande es el pescado solo consumo atun, no me gusta ni puedo lograr q me guste ningun otro tipo de pescado y en ningun articulo pone como suplementar esa falta de omega 3 en general en mi dieta (y mas aun en estos momento). Algun consejo?
    Gracias de nuevo siempre muy interesantes tus artículos.

  • Reply CAROLE Abril 13, 2015 at 7:23 am

    Hola Marcos, hace un tiempo te hice una pregunta respecto a los suplementos en el embarazo…(y me extraño…..)pero imagine que estarías buscando info y asi fue!!! como siempre Genial ya me respondiste un poco mas todavia!!!

    Ahora cuando puedas estaría bien para completar este gran articulo otro sobre el entrenamiento de las embarazadas revolucionarias!!! ja.. ya que de momento lo sigo haciendo (entrenando) pero claro al cansarme más rápido no puedo hacer lo de antes… es decir que me he adaptado

    Un saludo muy fuerte y hasta otra
    Carole

  • Reply Nieves Abril 13, 2015 at 8:16 am

    Entonces de ayuno nada, no? ni en el embarazo ni para aumentar la fertilidad?

  • Reply ana Abril 13, 2015 at 8:21 am

    Hola Marcos!!!
    Muchas gracias por el interesantisimo artículo. Justo empecé a ser revolucionaria y a los dos meses me quedé embarazada, por lo que dejé un poco de lado seguir a rajatabla esta alimentación, pues repudiaba espinacas y verduras y sólo me apetecían hidratos.
    Este artículo me ayuda a entender un poco mejor cómo afectan los alimentos en el sistema de una embarazada.

    Muchas gracias!! 🙂

  • Reply Paloma Abril 13, 2015 at 8:54 am

    Bueno, no sabes lo que me he alegrado de esta relación entre mayor peso al nacer y mejor salud coronaria de adulto. En mi familia debemos estar sanísmos, porque yo pesé 3,7 kg al nacer y mis hijos pesaron 3,9 y 3,7 respectivamente! Y sin cesárea.

    Es curioso lo de los antojos en el embarazo. Yo en los míos tenía antojo de zumo de naranja. Que no es muy sano, es puro azúcar, pero creo que me calmaba los bajones de azúcar y me mejoraba el estómago.

    En mi segundo embarazo (de un varón), me empezaron a dar asco los aromas florales (dejé mis cremas guardadas en una caja y no soportaba las flores frescas o el perfume) y volví a comer carne (llevaba más de 10 años sin comerla).

    De ejercicio hice yoga y pilates para embarazadas y me fue muy bien, pero creo que un ejercicio de fuerza adaptado puede ser aun más beneficioso.

    Lo que me da rabia es no haber sabido nada del entrenamiento de fuerza o de la dieta LC antes de tener hijos.

    • Reply Anonima Abril 13, 2015 at 9:45 am

      ¿Cómo se realizaría un entrenamiento de fuerza en embarazadas?

  • Reply Anonima Abril 13, 2015 at 9:43 am

    Artículo muy interesante!!

    A que te refieres exactamente con: “Otros estudios confirman que el peso del bebé al nacer es un mejor indicador del futuro riesgo de enfermedad coronaria…”

    Muchas gracias!

  • Reply Anonima Abril 13, 2015 at 9:57 am

    OK, ya he visto que a menor peso al nacer mayor riesgo de enfermedad coronaria en el adulto. Pero eso también se aplicaría a bebes prematuros?

  • Reply Xavier Abril 13, 2015 at 10:22 am

    Buenos días Marcos,

    Una duda: Entiendo que el ácido fólico necesita todos los pasos para dar la forma activa y en los folatos dependerá del nivel de oxidación y por lo tanto si falla cualquier nivel de la cadena de síntesis, el ácido fólico no podrá sintetizar metilfolato. Pero si presentamos polimorfismo en el gen que codifica el enzima para el último paso en la síntesis de metilfolato (tal como podemos leer en el detalle que presentas),¿ porqué me va a importar tomar folatos o ácido fólico si los dos tienen que pasar por el mismo enzima para conseguir la forma activa?

    Un abrazo,

    Xavier

  • Reply Wonder Abril 13, 2015 at 11:09 am

    A riesgo de sonar redundante, ¡estupendo artículo! Interesante y completo.
    Y a riesgo de equivocarme, enhorabuena (si es que vas a ser padre ;D ).
    ¡Un saludo!

  • Reply semillachile Abril 13, 2015 at 1:33 pm

    tambien desde chile, gracias por el articulo, mi bebe esta a menos de dos meses de nacer, ojala llagara antes la nota pero bueno…

    a mi novia le indicaron diabetes gestacional y la llenaron de acido folico, mal!!

  • Reply Alba Pérez Abril 13, 2015 at 3:00 pm

    Tremendo artículo!

    Muchas gracias por compartir!

  • Reply Pilar Abril 13, 2015 at 3:40 pm

    ¡Cómo te superas! Cada días más revolucionaria 😉

  • Reply Dan Alvizar Abril 13, 2015 at 7:01 pm

    Toda una joya de post. Lo del ácido fólico me dejo con la boca abierta…

  • Reply Nacho Abril 13, 2015 at 8:20 pm

    Hola Marcos y compañía.
    Muy interesante post, como siempre.
    Pero esta vez me he quedado algo preocupado.

    Mi pareja estuvo tomando complemento de ácido fólico un tiempo y la doctora cambió de complemento ya que vieron que tiene problemas para sintetizarlo. El nuevo complemento es de ” Acido Levofolínico” ( Levofolinato Cálcico), en concreto se llama Isovorín.

    Con lo que creo haber entendido en tu post y en el enlace al Laboratorio LCN me surgen dudas:

    Si tienes problemas para sintetizar un complemento de Acido Fólico, también tendrás problemas para sintetizar Folatos naturales de los alimentos?

    Sintetizará correctamente el L-metilfolato?

    El exceso de Acido Levofolínico es igual de negativo que el de Acido Fólico?

    Muchas gracias de antemano.

  • Reply jason montero Abril 13, 2015 at 8:34 pm

    muy bueno el post, justo lo que necesita mi prima; una consulta, que te parece la fejioada, conocida como la comida de embarazadas; yo creo que es muy buena ya que tiene bastante folato, grasa saturada, hierro, carne de cerdo y vaca

  • Reply Yolanda Abril 14, 2015 at 12:30 pm

    Gracias por el artículo, estoy embarazada de 4 meses y aunque no es mi primer hijo, me sentía un poco perdida y con la duda de sí estaré nutriéndome bien para el desarrollo de mi bebé. Mi medico no me da pautas sobre alimentación y cuando le he preguntado, simplemente respondió, come saludablemente y en vez de tomar una pastilla de vitaminas toma dos al día, así es que tu artículo me ha ayudado mucho por ello de nuevo muchas gracias.

  • Reply Motes Abril 14, 2015 at 1:57 pm

    Buenísimo el artículo. Quería pedirte si podias hacer un artículo sobre embarazadas porque estaba muy interesado. Lo que no me vi con derecho a pedirte más trabajo… con el libro y el resto de artículos ya está bien.

    Gracias por tu trabajo, el cual tiene una calidad como siempre, excelente

  • Reply Mafi Abril 14, 2015 at 4:51 pm

    Hola, Marcos! Soy médico, y me encanta todo lo relacionado con endocrinología! Pronto empezaré, Dios mediante, mi postgrado en ginecobstetricia, y quiero hacer una pequeña especialización en endocrinología más adelante, para que te hagas una idea. Siempre me había preguntado si era recomendable las dietas cetógenicas o las bajas en CH durante el embarazo, pero no es algo con lo que se haya experimentado, he buscado información sin éxito. Me preocupa todavía un poco, a la hora de quedar embarazada, qué alimentación sería la más apropiada para el bebé, sin comprometer la salud materna, sobretodo a nivel de obesidad y resistencia a la insulina, o diabetes gestacional. Mi papá es diabético y una de mis metas de vida es nunca ser diabética, por lo que el tema siempre está presente. Si pudieras publicar más información sobre qué debe hacer una gestante con problemas metabólicos durante este período sería buenísimo.

    Un saludo desde Venezuela.

  • Reply Xavier Abril 15, 2015 at 11:37 am

    Buenos dias Marcos,

    Dices: “Como recomendación general intenta que al menos un 30% de tus calorías procedan de los carbohidratos durante el embarazo, priorizando los de menor densidad.”

    No debería decir “……priorizando los de mayor densidad”

    Un saludo,

    Xavier

  • Reply Paul Hernandez Abril 16, 2015 at 1:28 am

    Hola marcos, genial articulo. Llevo siguiendote unos meses y tu trabajo es demasiado bueno, estudio medicina y trato de acomodar la revolucion con el estudio aunque siento que me estoy quemando demasiado, sera cosa de acostumbrarse :).
    En fin, queria hacerte una consulta, ya que aun no tengo muchos conocimientos y mi hermana lleva tres meses de embarazo, tiene glucemia elevada (al parecer podria ser lo que explicas sobre la diabetes gestacional o algo asi) y agradeceria unos consejos para evitar las consecuencias y/o que podria traer una hiperglucemia de este tipo. Gracias por todo lo que nos aportas, exitos :).

  • Reply Catalina Abril 17, 2015 at 6:34 pm

    Aun no Emilio, me estoy preparando por adelantado, muchas gracias de todas formas 🙂

  • Reply Daniela Abril 21, 2015 at 3:58 pm

    Hola Marcos! estoy embarazada de seis semanas y entrar al blog y encontrar este artículo fue una gran alegría para mi. Me sentí muy identificada con la aversión a ciertos alimentos fuentes de proteínas y el hecho de a veces tomar líquido en exceso. Quisiera sumarme a la pregunta que realizó una lectora sobre el tema de la actividad física, porque no está muy claro que es lo que se debería hacer o no en esos meses. El artículo me pareció sumamente provechoso como todos los que he leído hasta ahora.
    Un saludo grande. Daniela desde Argentina.

  • Reply Carlos Abril 25, 2015 at 7:34 pm

    Hola,

    Podrías referirnos algún suplemento de FOLATO ni químico ni sintético para España, el que habitualmente recomiendan los médicos es Femibion pero este es la formula sintética del ácido Fólico.

    Gracias!

  • Reply Martha lopez Abril 30, 2015 at 3:57 pm

    Lo tomaré en cuenta, gracias por compartir.Los sigo desde mi celular!!

    saludos.

  • Reply Karla Mayo 14, 2015 at 2:48 am

    Hola, estoy embarazada, tengo 10 semanas, es mi segundo embarazo, en el primero subí 18k y no quiero subir esta vez tanto, de hecho quisiera bajar un poco en los próximos 2 meses antes de empezar a subir. Que hago?

  • Reply Maria Jose Conejo Mayo 17, 2015 at 2:33 pm

    Buenos días estoy en mi primer trimestre de embarazo me alimento sanamente mi pregunta es si se puede dar una comida trampa una vez a la semana claro sin excesos para los famosos antojos o cada cuanto es recomendable , asisto al gim 4 veces a la semana haciendo rutina adecuada para mi estado y los sábados salgo a caminar con mi esposo 1 hora Muchas gracias.

  • Reply Caro Mayo 20, 2015 at 1:56 pm

    Hola me encontré con tu blog hoy mismo y realmente me parece barbaro, estoy de 14 semanas de embarazo, no hago casi ejercicio mas que mis tareas diarias en casa , es recomendable en este estado el ayuno intermitente??? es que no quiero engordar demasiado en este embarazo! gracias !!!!

  • Reply Maxi Junio 4, 2015 at 12:01 am

    Hola Marcos una consulta, porque si el suplemento de Omega 3 de Bagó proviene del aceite de chia esta contraindicado para los niños y para las embarazadas ?

  • Reply Alberto Septiembre 26, 2015 at 4:25 pm

    ¡Excelente artículo Marcos!

    Después de leer este artículo me queda la duda relativa a qué no se puede comer. En el artículo comentas qué se debe comer, pero no qué no se debe comer, y qué se debe evitar.

    Por ejemplo es muy común que prohiban comer alimentos que cocinan con huevo crudo (como el tiramisú), o digan de lavar con lejía la lechuga (en lugar de sólo con agua y vinagre, por ej.), o que la carne se coma pasada y no muy cruda, etc etc etc.
    ¿Qué de cierto hay en todas estas recomendaciones?
    ¿Existe buena referencia bibliográfica de este tema donde pueda profundizar?

    ¡Gracias!

  • Reply Marisa Noviembre 12, 2016 at 2:31 pm

    Aplausos de pie para vos, Marcos!!!! Como siempre, aportando lo que en ningún lado puede leerse. En mi condición de embarazada reciente, y de mujer fit, me surgen innumerables dudas acerca de la alimentación adecuada para este momento de mi vida. Como soy insulino resistente desde hace tiempo, y me medico con metformina, me preocupan unas cuantas cositas… Gracias por el “desburre”. Será mi artículo de cabecera para los próximos meses.

  • Reply patricia Febrero 15, 2017 at 2:48 pm

    muchas gracias.. es superinteresante y todo apoyado con estudios.. creo que no debe comer hígado durante mi embarazo..y lo miro con tristeza en mi congelador.. pero mañana mismo me doy un homenaje . a tu salud¡¡

  • Leave a Reply