Exceso de hierro
Conceptos, Consejos, Mark All

Peligros del exceso de hierro y beneficios de donar sangre

Para nuestros ancestros, sangrar era habitual. Peleas, cortes y caídas estaban a la orden del día. Nuestra capacidad de regenerar la sangre es sorprendente, una prueba más de que la perdíamos con frecuencia. Por lo mismo, no tenemos mecanismos efectivos para evitar acumulaciones de hierro. Evolutivamente no era necesario.

A medida que la civilización ofrecía mayor protección, las pérdidas de sangre se reducían. Curiosamente, una práctica central de muchas medicinas antiguas era la sangría, usando desde sanguijuelas hasta cuchillas. Sin conocimientos de esterilización, estas prácticas eran peligrosas, pero por algo se mantuvieron durante siglos.

Médico griego extrayendo sangre

Este procedimiento se denomina hoy flebotomía, y aunque rara vez se utiliza, tiene un importante papel protector frente a la mayoría de enfermedades de la civilización.

¿Su principal beneficio? Evitar un exceso de hierro.

Hierro en sangre: ni poco ni mucho

El hierro es un mineral esencial. Lo necesitamos para sintetizar hemoglobina y producir energía.

Nuestra dieta original como cazadores-recolectores aportaba suficiente hierro. Cuando la reemplazamos por una dieta de granjero (alta en cereales), la anemia pasó a ser un problema serio en algunas zonas.

Para combatir la desnutrición, el genoma de algunos grupos cambió. Surgieron por ejemplo mutaciones en el gen HFE, regulador de la absorción de hierro (detalle). Estas mutaciones afectan actualmente a un 10% de europeos (estudio), y están relacionadas con trastornos como la hemocromatosis, que derivan en un exceso de hierro. Lo que antes confería una ventaja para sobrevivir y reproducirse en la juventud, es ahora un serio peligro para alcanzar la vejez.

La anemia sigue siendo un problema relevante, pero afecta especialmente a mujeres en países subdesarrollados (estudio, estudio, estudio).

En los países occidentales, décadas de fortificación indiscriminada (especialmente de harinas y cereales) han generado el problema inverso en parte de la población: exceso de hierro (estudio).

Como veremos, el peligro aumenta con la edad. Mujeres jóvenes y deportistas, con reglas regulares, tienen más riesgo de anemia que de exceso de hierro.

Sin formas eficaces para deshacernos de él, el hierro se va acumulando en el cuerpo, produciendo radicales libres y daño celular (estudio, estudio).

A pesar de la enorme evidencia disponible, es algo todavía poco reconocido en la comunidad médica. Incluso niveles dentro del rango normal pueden aumentar el riesgo de enfermedad.

Analizaremos primero el papel del hierro en las principales causas de mortalidad. Después aprenderás a estimar tu riesgo actual y a tomar medidas para reducirlo.

Hierro y enfermedad coronaria

En los países desarrollados, los hombres viven de media 5 años menos que las mujeres (detalle), y la diferencia principal se da en la enfermedad cardiovascular (detalle). Sería un error achacarlo a un único factor. Los hombres también fuman y beben más en general, pero cada vez está más claro el papel del hierro en esta diferencia de longevidad.

Enfermedad cardiovascular en mujeres y hombres. Fuente: http://www.revespcardiol.org/en/epidemiology-of-cardiovascular-disease-in/articulo/13086409/

La teoría clásica del colesterol no permite explicar la enorme diferencia en esta afección. Es más, en las mujeres un colesterol moderadamente elevado reduce la mortalidad por esta enfermedad (estudio).

Y la teoría hormonal tampoco parece encajar. El estrógeno no tiene un papel protector por sí solo (estudiodetalle, estudio).

La evidencia actual apunta al hierro como factor principal. No es una teoría nueva. Se planteó ya en los años 80 (detalle), pero la acumulación de respaldo científico es más reciente.

Las mujeres pierden de media 35-50 ml de sangre al mes con la menstruación, o el equivalente a medio litro al año. Esto es suficiente para mantener sus niveles de hierro significativamente más bajos que los del hombre. Tras la menopausia, los niveles de hierro en la mujer ascienden rápidamente (estudio, estudio), y también por tanto su riesgo coronario.

Fuente: http://www.bloodjournal.org/content/101/9/3359

¿Cómo sabemos que el hierro juega un papel estelar en la enfermedad cardiovascular? Tres grandes argumentos:

  1. Correlación clara entre hierro y enfermedad coronaria (estudio, estudio, estudioestudio).
  2. Mecanismos fisiológicos: Más hierro contribuye a más oxidación y por tanto a más enfermedad coronaria (estudio, estudio, artículo).
  3. Efectos de la intervención: Donar sangre está asociado con menor riesgo coronario por la reducción de hierro (estudioestudio, estudio), y los donantes de sangre tienen un 88% menos riesgo de infarto (estudio)

Es decir, tenemos asociación, mecanismos conocidos de actuación y formas de intervenir para reducir el riesgo.

Hierro y trastornos metabólicos

La asociación entre niveles elevados de hierro y diabetes tipo II se repite en casi todos los estudios (metaanálisisestudio, estudio, estudio, estudio). Es conocida también la relación entre el hierro y la grasa visceral e hígado graso (estudio, estudio, artículo).

Hay múltiples vías de actuación conocidas: un exceso de hierro puede regular a la baja la leptina (estudio) y elevar la glucosa (estudio).

Como siempre, correlación no implica causalidad, debemos investigar por ejemplo el efecto de reducir hierro perdiendo sangre:

Hierro y cáncer

Los hombres tienen más cáncer que las mujeres (estudio). Incluso tras ajustar por factores de estilo de vida existe una diferencia importante (detalle), explicable en parte por las diferencias en la acumulación de hierro (detalle).

Existe una relación directa entre múltiples tipos de cáncer y mayores niveles de hierro (estudio, estudio). En este estudio, los hombres con niveles de ferritina de 200 ng/ml tenían casi el triple de riesgo que los que tenían 20 ng/ml.

El cáncer utiliza hierro en su proceso de crecimiento y metástasis (estudio, estudioestudio), y múltiples investigadores están proponiendo controlar los niveles en sangre para frenar su desarrollo (artículoestudio, estudio).

Diferencias en el metabolismo del hierro en células sanas vs cancerígenas. Fuente: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23594855

De nuevo encontramos correlación y mecanismos de actuación. Contamos además con estudios que demuestran causalidad:

  • Agentes quelantes que ayudan a expulsar hierro (en breve los cubriremos) reducen la actividad tumoral en ratones (estudio, estudio).
  • Un ensayo clínico dividió a 1.300 hombres en dos grupos iguales al azar. A un grupo se le realizaron flebotomías periódicas, al otro no. En los 4.5 años siguientes, el grupo sometido a flebotomías para reducir los niveles de hierro mostró una mortalidad por cáncer 60% menor.

Hierro y enfermedades neurodegenerativas

En trastornos como Alzheimer, las zonas dañadas del cerebro presentan elevados niveles de hierro (estudio, estudio), y se está estudiando el efecto de quelantes de este metal para mitigar la enfermedad (revisión, estudio, estudio, estudio, estudio).

El nivel de ferritina en el líquido cerebroespinal está directamente asociado al progreso de Alzheimer, y podría ser el motivo por el que el alelo apoE4 predispone a esta enfermedad (estudio, estudio).

Papel del hierro en el desarrollo de Alzheimer (AD). Fuente – Getting the iron out: Phlebotomy for Alzheimer’s disease?

Diferentes investigadores proponen flebotomías para prevenir o incluso tratar la enfermedad (detalle).

Hierro e infecciones

La mayoría de bacterias y virus necesitan hierro para multiplicarse en nuestro interior (detalle).

Igual que en Europa prosperó la mutación que aumentaba la absorción de hierro cuando adoptamos la agricultura, en zonas de África con alto riesgo de infección se extendió la mutación inversa: anemia falciforme. Es un trastorno grave, pero en un entorno plagado de enfermedades como la malaria, mantener niveles muy bajos de hierro permitía al menos sobrevivir hasta la edad reproductiva, en vez de morir a los pocos años de vida.

Nuestro cuerpo ha desarrollado estrategias para evitar el acceso de las bacterias al hierro (estudio), pero cuanto más tengamos más difícil es esconderlo (detalle).

Niveles elevados de hierro aumentan el riesgo de infección (estudio) y sepsis (estudio, estudio), mientras que reducir el hierro con quelantes aminora el riesgo (estudio).

Sacar sangre mejora por ejemplo la hepatitis C (estudio) y el riesgo de progresión de carcinoma hepatocelular (estudio).

Hierro, envejecimiento y mortalidad

En animales, reducir la absorción de hierro aumenta la longevidad (estudio, estudio) y mejora la salud mitocondrial (estudio), mientras que un exceso de hierro causa disfunción (estudio).

Un estudio reciente en casi 9.000 ciudadanos daneses encuentra una relación clara y directa entre hierro y mortalidad, incluso dentro de niveles considerados normales.

Otro estudio en individuos de más de 90 años analizaba el nivel de diferentes metales en sangre, y el hierro mostraba la mayor correlación inversa con la edad.

La acumulación de hierro en los tejidos musculares contribuye a la sarcopenia típica de la edad (estudio), especialmente en mujeres (estudio). El hierro interfiere también con la síntesis de hueso, contribuyendo a la osteoporosis (estudio, estudio). Estudios preliminares en ratones demuestran que reducir la acumulación de hierro protege los huesos.

Por último, el hierro puede acumularse también en la piel, contribuyendo a su envejecimiento (estudio, estudio).

 Qué medir y niveles ideales

Lo mismo que hace al hierro esencial para el metabolismo celular lo convierte en potencialmente letal: alta reactividad. Para controlar esta reactividad, el cuerpo protege el hierro en el interior de proteínas como la ferritina (el principal almacén de hierro), evitando que reaccione libremente con otras moléculas.

Por diferentes motivos, este almacenamiento no es perfecto, especialmente cuando hay un exceso, y es así cómo el hierro ocasiona los problemas anteriores.

Aunque la ferritina no nos dice el hierro total acumulado, hay una relación directa entre ambos, y es el indicador más fiable para estimar tu riesgo. Los valores de referencia varían según el laboratorio, pero suelen ser como los siguientes:

  • 20-400 ng/ml (o ug/L) para hombres.
  • 15-250 ng/ml (o ug/L) para mujeres.

Este enorme rango ya hace sospechar algo raro. No puede ser igual de normal tener 20 que 400. Aunque todavía es un tema en investigación, revisiones recientes proponen un rango superior  más cercano a 100 ng/mL para minimizar el riesgo de enfermedad y maximizar la longevidad.

Nota: la ferritina es también un indicador interesante por su relación con la inflamación (estudio).

Estrategias para controlar el hierro

Como dije al principio, no todo el mundo debe preocuparse por sus niveles de hierro. En mujeres con reglas abundantes (y especialmente deportistas) el riesgo de anemia es probablemente mayor que el riesgo de un exceso de hierro, aunque siempre está bien controlar los valores.

Hombres jóvenes (<40 años), deportistas y sin mutaciones en el gen HFE tampoco han tenido tiempo de acumular suficiente hierro para convertirlo en un problema serio. A partir de cierta edad (y en mujeres especialmente después de la menopausia), controlar el hierro mejorará tu salud y probablemente alargará tu vida.

Pasemos a las estrategias para controlar el hierro.

1. Limitar alimentos enriquecidos

La fuente principal de hierro en las dietas occidentales no son los alimentos reales, sino los enriquecidos sintéticamente, principalmente cereales.

El hierro suplementado es además hierro libre, y lo puedes comprobar con un imán (video). Esto facilita el acceso de las bacterias al hierro, pudiendo dañar la microbiota intestinal (estudioestudio, estudio).

Reducir la ingesta de hierro artificial es el primer gran paso. El azúcar favorece además la absorción de hierro (estudio). Los cereales fortificados y azucarados son una doble amenaza.

En personas con niveles elevados de ferritina (>250 ng/mL) puede ser recomendable también limitar el consumo de carnes rojas e hígado (aunque priorizaría antes lo que indico en el punto 5, sigue leyendo).

2. Reducir absorción de hierro

La absorción del hierro en los alimentos varía según la combinación de los mismos (estudio). Compuestos como los oxalatos de espinacas y acelgas o fitatos de frutos secos y cereales integrales reducen la absorción de hierro (estudio). El té y el café también (estudio, estudio, estudio).

El calcio compite con el hierro, reduciendo su asimilación en un 30-50% (estudio). Un yogur, kéfir o un poco de queso después de una comida rica en hierro puede ser una buena idea. La dieta de los Masai se basa en sangre y leche. Ahora todo tiene sentido :).

Los polifenoles presentes en múltiples alimentos, desde vegetales hasta café y chocolate oscuro, inhiben también la absorción de hierro (detalle).

Fuente: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/10999016

3. Quelantes naturales

Nuestro cuerpo tiene un sistema propio de desintoxicación, pero no es efectivo para deshacerse de metales como el hierro.

Para ese trabajo existen quelantes, sintéticos o naturales. Funcionan uniéndose a distintos metales (el hierro en este caso), neutralizando su reactividad y permitiendo su expulsión a través de los riñones. Revisemos algunos quelantes naturales:

  • La cúrcuma es mi opción favorita (estudio, estudio).
  • Una catequina particular del té verde, la epigalocatequina, es también efectiva (estudio).
  • La quercetina, un flavonoide presente en alcaparras, cebollas, kale, arándanos, manzanas o cerezas. Inhibe la absorción y actúa también como quelante (estudio).

Como siempre, recomiendo incorporar estas sustancias a través de la alimentación. En personas con niveles de ferritina especialmente elevados podría ser recomendable suplementar. En el caso de suplementos, merece la pena también considerar IP6, un tipo de inositol, que por su papel quelante de hierro (entre otros mecanismos) puede proteger ante Parkinson (estudio) y cáncer (estudio, estudio).

4. Entrenar

Uno de los muchos beneficios del ejercicio es ayudar a controlar los niveles de hierro (estudio, estudio, estudio). En la mayoría de casos este efecto es positivo, pero en mujeres jóvenes un exceso de actividad física puede reducir peligrosamente el hierro disponible (estudio).

5. Donar sangre

Dejo para el final lo más importante. Por un lado tiene el mayor impacto en la reducción de hierro (con diferencia). Por otro, es lo más coherente evolutivamente. Y por si esto fuera poco, ayudas a los demás.

Donar sangre es un acto revolucionario

Los donantes habituales viven más (estudio), tienen mejor sensibilidad a la insulina (estudio) y mejor función vascular (estudio).

Podríamos pensar en causalidad inversa: las personas saludables tienden a donar más sangre que las enfermas. Podría ser, pero tenemos suficientes estudios para asegurar que donar mejora la salud:

  • Este ensayo clínico siguió durante casi 5 años la evolución de dos grupo. El que se sometía a flebotomías  tenía una disminución del 60% de mortalidad por cáncer y un 50% menos de mortalidad general respecto al grupo que no.
  • Este estudio hizo un seguimiento de más de 2.800 hombres de entre 42 y 60 años, divididos en dos grupos: donantes y no donantes. Durante los 9 años siguientes, solo un 0.7% de los donantes sufrió un ataque al corazón, comparado con un 12.5% en los no donantes. Tras ajustar por diferentes factores los investigadores concluyeron que donar sangre periódicamente reducía en un 88% el riesgo de infarto.

La sangre perdida (menos de medio litro) se recupera completamente en pocas semanas. Dicen que es imposible ayudar a los demás sin ayudarte a ti mismo, y este es un buen ejemplo. El mundo necesita tu sangre revolucionaria. Dona.

Share Button
Únete a la Revolución ¡Ya somos más de 100.000!
y recibe gratis el Manual Revolucionario (ejemplos de alimentación y entrenamiento)

Previous Post Next Post

105 Comments

  • Reply BRUNO marzo 4, 2017 at 1:24 pm

    estupendo Marcos.
    cada cuanto tiempo sería recomendable una donación? , cuantas veces al año para obtener beneficios?

    • Reply Mario Navarro marzo 4, 2017 at 2:02 pm

      Perfecto! Justo iba a preguntar lo mismo!

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario marzo 4, 2017 at 2:37 pm

      Una donación al año es un buen punto de partida, y equivale +/- a la sangre que pierden las mujeres en la menstruación. Personas con niveles especialmente elevados de hierro se pueden hacer más, hasta 4 veces (cada 3 meses). En mujeres no se recomienda más de 2-3 veces

      • Reply José Luis marzo 4, 2017 at 11:48 pm

        Donar sangre es bueno, pero a partir de cierta edad ya no lo permiten, justo cuando sería más útil para el donante. ¿Habrá que volver a las sanguijuelas?

        • Reply Marcos - Fitness Revolucionario marzo 5, 2017 at 1:00 pm

          En parte tiene lógica porque al cuerpo le cuesta más recuperarse, pero se podrían hacer flebotomías de menor volumen. Y aunque suena raro lo de las sanguijuelas, tienen respaldo científica para varias aplicaciones :). Ejemplo (osteoartritis): https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18484250

        • Reply franci abril 5, 2017 at 8:17 am

          Yo tengo que hacerme varias sangrías cada año y medio, porque no puedo donar dado que tengo una medicación que no lo permite, pero supongo que si vas con un informe médico te dejarán donar sin problemas, ya que si no te lo tendrán que hacer y tirarla.

      • Reply Ricardo marzo 5, 2017 at 8:58 am

        Yo soy donante desde hace muchos años. La Comunidad de Madrid te obliga a esperar 3 meses entre donaciones. En la cruz roja creo que son 2 meses.

        • Reply Alba López marzo 7, 2017 at 8:18 am

          No, yo he donado para ambas organizaciones y la ley es estatal. Aunque las competencias están transferidas es muy antigua y se ha mantenido igual: Mínimo han de pasar 3 meses entre una y otra y máximo 4 al año. Puede parecer redundante, pero si donas el 1 de enero, podrías llegar a hacerlo 5 veces, separadas en 3 meses y eso debe ser excesivo.

        • Reply Marco Antonio Rodríguez Granados marzo 7, 2017 at 10:54 am

          Yo soy donante en Córdoba y a los hombres solo se le permiten 4 donaciones al año, teniendo que pasar un mínimo de 2 meses entre una donación y otra. De esta manera, si esperas justo 2 meses podrías hacer más de 4 donaciones al año, pero no te lo permiten. Así que yo suelo esperar 2.5 meses cumpliendo las 4 donaciones anuales.

    • Reply Enrique abril 2, 2017 at 3:31 pm

      Hola, tengo la duda de si puedo donar, ya que tuve de pequeño hepatitis?

  • Reply Manuel marzo 4, 2017 at 1:34 pm

    Super interesante, yo tuve 180 de ferritina en mi ultima analitica y me quede tranquilo, pero quiza deberia pensar en donar, no?

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario marzo 4, 2017 at 2:39 pm

      Si yo fuera tú, donaría :). 3 meses después de donar repite la analítica, a ver qué impacto ha tenido

      • Reply Alba López marzo 7, 2017 at 8:21 am

        Y yo que pensaba al revés!!!

        En unos análisis me salió la hemoglobina baja y decidí empezar a donar regularmente para provocar una sobrecompensación.
        ¿No se produciría este efecto también en la ferritina? Quizá el cuerpo tienda a ahorrar el hierro o ser más eficiente en su síntesis si ve que lo vacían de cuando en cuando…

  • Reply David marzo 4, 2017 at 1:51 pm

    Me encantaría donar sangre, es un acto hermoso. Pero es solo meterme la aguja y ya estoy en el suelo del desmayo. Me da autentico pánico sacarme la sangre. ¿Alguna recomendación para este pánico?, algún truco ancestral. xDDD

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario marzo 4, 2017 at 2:42 pm

      Uf, no sabría decirte, ¿quizá no mirar? 🙂

      • Reply Ana Occhipinti marzo 5, 2017 at 6:41 pm

        Hola David,a mí me pasaba lo mismo. Me sirve realizar técnicas de relajación media hora antes del pinchazo y técnicas efectivas de respiración durante el pinchazo. Una semana antes empiezo a mentalizarme que lo lo puedo hacer sin desmayarme. La clave es la respiración. Saludos.

    • Reply Ramón marzo 5, 2017 at 7:44 am

      Soy donante habitual, del pinchazo es que ni te enteras. Dejense de sensibilidades q hace mucha falta

    • Reply Daniel marzo 15, 2017 at 12:28 pm

      Como dice Ana, lo importante es la respiración. Los desmayos se producen por falta de oxigeno en el cerebro, en este caso la ansiedad nos hace respirar mucho más lento y no llega la suficiente sangre al cerebro. Lo importante es controlar la respiración durante todo el proceso.

    • Reply Aurelio octubre 5, 2017 at 9:33 pm

      A mí me pasaba lo mismo. Fui al cardiólogo y me dijo que tenía síndrome vaso vagal y me recomendó hacer una prueba diagnóstica que lo confirmaría, la mesa vasculante, porque el 70% de la gente que hace la prueba deja de padecer estos desmayos. Así lo hice y no me he vuelto a desmayar y puedo donar medio litro de sangre sin desmayarme

  • Reply Daniel marzo 4, 2017 at 1:55 pm

    Estuve leyendo sobre esto en LONGECITY, pero no se aclaran si puede haber perjuicios o no. Aunque al parecer la gente que dona sangre vive un poquito más que los que no donan.

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario marzo 4, 2017 at 2:47 pm

      ¿Perjuicios? A priori no veo ninguno, considerando una persona sana sin riesgo de anemia, claro

      • Reply Alba López marzo 7, 2017 at 8:36 am

        Hubo un riesgo hace unos años por el tema de los contagios, pero diría que en europa se habrá dado un caso de cada 10.000.000 de donaciones por descuido humano.
        Para mí este riesgo equivale a dejar de salir a la calle por miedo a que se te caiga un cascote encima

  • Reply Vi marzo 4, 2017 at 2:04 pm

    A mi no me dejan donar porque peso menos de 50 kilos 🙁 soy muy bajita.

    • Reply Kuervo marzo 4, 2017 at 6:52 pm

      Si solo es por ayudar con la donación que mal que no te dejen hacerlo, pero para mantener los niveles de hierro bajos, puedes practicar las sangrías o flebotomías, en la medicina tradicional china se manejan de manera frecuente para ayudar no solo al organismo, sino a algún órgano en especifico, prueba con un acupunturista, claro; si solo quieres mantener el nivel de hierro en la sangre en niveles óptimos.

    • Reply JG marzo 4, 2017 at 9:35 pm

      Hazte análisis de sangre de forma frecuente, eso no te lo pueden prohibir.

      • Reply Vi marzo 6, 2017 at 1:00 pm

        Gracias a los dos! siempre he querido donar por solidaridad, ahí descubrí que nunca podría.

      • Reply Silvia marzo 7, 2017 at 5:12 pm

        Buenas!
        ¿Qué entendéis por frecuentes? Porqué yo le pido una al doctor cada año aprox (por tema hormonas de la regla) y me mira cómo si fuera una hipocondriaca…
        Y… ¿qué es eso de las sangrias, alguien me lo podría explicar un poco?
        GRacias!! 😉

        • Reply Jose Segura marzo 14, 2017 at 4:24 pm

          Hola Silvia, echale un vistazo a este articulo de wikipedia, esta enlazado en el principio de este articulo: https://es.wikipedia.org/wiki/Sangr%C3%ADa_(tratamiento_m%C3%A9dico)

        • Reply franci abril 5, 2017 at 8:31 am

          Las sangrias o flevotomías, son como las donaciones de sangre, igual, salvo que la tiran, por lo que es mejor donar. Y te las hacen por ejemplo cuando tienen que bajarte el nivel de hierro en sangre, para evitar que precipite en algún organo, porque tienes hemocromatosis herediraria. Los niveles de hierro “altos” dependen de la ferritina, la hemoglobina y transferrasa. En la hemocromatosis no hereditaria te dan quelantes que capturan hierro y lo hacen soluble para que salgan en la orina.

  • Reply Alberto marzo 4, 2017 at 2:24 pm

    Un artículo muy interesante, mi enhorabuena Marcos!
    Después de donar sangre, crees necesario comer inmediatamente? Habría que bajar la intensidad de los entrenamientos posteriores?
    Un saludo!

    • Reply Alba López marzo 7, 2017 at 8:38 am

      La donación en sí es casi como un entrenamiento. Los médicos recomiendan no hacer ejercicio intenso durante las 2h posteriores, pero igual para ellos intenso es subir hasta un 2º piso por las escaleras.
      Yo no entrenaría hasta el día siguiente. Y lo más importante, tenlo en cuenta pero que no te limite!

  • Reply Pablo Rodriguez-Bilella marzo 4, 2017 at 2:46 pm

    Una consulta más sobre donación de sangre. ¿Pueden hacerlo aquellos que han tenido Hepatitis A hace 15 o 20 años? No parece haber una respuesta homogénea en los centros de salud al respecto. Gracias desde ya, y enhorabuena!

    • Reply Kuervo marzo 4, 2017 at 6:54 pm

      Iba a preguntar algo similar, solo que yo la padecí hace 30 años (mas o menos) y para acabar; con tatuajes, aunque el mas joven de mis tatuajes ya tiene 12 años.

      Tendríamos opción??

      • Reply Arnau marzo 6, 2017 at 12:39 am

        Yo doné hará un mes teniendo un tatuaje, no fue ningún impedimiento. Ahora mismo no recuerdo si había alguna pregunta al respecto (por ejemplo si me lo hice en el último año).

  • Reply Moisés marzo 4, 2017 at 3:45 pm

    Hola Marcos…
    Felicidades primeramente…casi siempre leo tus post…
    Bueno quería saber si donar puede ser buena idea para deportivas marciales…
    Me encantaría si me hechuras una manito con eso…
    Gracias…

  • Reply Jorge Sánchez marzo 4, 2017 at 3:59 pm

    Interessantísimo. Estaba preocupado porque tengo la Ferritina por las nubes, como en 400, y mi padre tiene hígado graso y se hace sangrías para bajarla. Llevo varios años con el problema, tengo 41 años, soy deportista, como sano tipo paleo… Ahora entiendo el problema, las causas, los peligros, y la solución. Habrá que empezar a donar aunque me de un poco de mal rollo eso de sacarme sangre. Muchas gracias por el artículo, una vez más, impecable 😉

    • Reply Alba López marzo 7, 2017 at 8:39 am

      Si llevas alimentación tipo paleo, te será más difícil abusar del calcio. ¿Sería posible que metieras lacteos?

  • Reply Charli marzo 4, 2017 at 4:01 pm

    Todos y cada uno de estos artículos son increíbles. Son realmente fascinantes.
    Muchas felicidades Marcos por dar esta información tan valiosa a la sociedad.

  • Reply sebastian marzo 4, 2017 at 4:10 pm

    seria bueno que indicaras con que regularidad donar, no es lo mismo cada 3 meses que cada 6 meses.
    considerar tbm que ejercicio cardiovascular de largaduracion (brevet) afecta donar sangre, por experiencia.

  • Reply Carlos marzo 4, 2017 at 5:01 pm

    Se puede donar dejando un periodo de tiempo de al menos dos meses, entre 3 y 4 veces por año, dependiendo del sexo:

    http://www.centrodehemoterapiacyl.com/donacion/requisitos-donar

    Entrenar o no, al menos en ese día, los consejos van basados en la lógica (creo yo):
    http://www.centrodehemoterapiacyl.com/donacion/consejos-donante

    Llevo unos cuantos años donando sangre. Ese día descanso, y bebo mucho líquido. Es lo que pide el cuerpo, más que comer.
    Son 3-4 veces al año. Quedan muchos días para entrenar.

    Y la satisfacción personal es mucha.

  • Reply María marzo 4, 2017 at 5:13 pm

    Yo soy donante habitual desde los 18 años, y tengo 44. Muchas veces he preguntado al médico que te mide la tensión y el hierro previa a la donación si hay algún beneficio físico por donar sangre y siempre dicen que no. Solamente el propio de ayudar a los demás.
    A las mujeres nos dejan donar 3 veces máximo al año y a los hombres 4. Os recomiendo beber mucha agua durante las horas previas a la donación, así los enfermeros encuentran mejor la vena,ya que después de tantos años se hace callo. Con respecto a los que tenéis miedo a las agujas, deciros que no pasa nada, volved la cabeza y no miréis, tenemos muy buenos profesionales y no suelen hacer daño. Después ofrecen algo para comer y sobre todo para beber. La mayor satisfacción es hacer algo por los demás y con lo sanos que estamos en este grupo bien agradecidos estarán los que se “beneficien” de nuestra sangre revolucionaria. Animaros. Saludos

    • Reply Alba López marzo 7, 2017 at 8:49 am

      Mi recomendación es no tomar nada de lo que ofrecen después de donar. Al menos en la comunidad de madrid lo que ofrecen por donar es una p*** m****(no es muy sano) A mí la última vez: zumo de piña, y una bolsa de patatas fritas. Le dije que quería una botella de agua y me responde: no quieres nada, llévate unas galletas de estas (digestive con algo para bajar el colesterol) y yo pensando para mí: Alba callate y vete, que si no se arma gorda. Me fui a mi puesto y al rato me comí mi tapper conbinado con huevos, morcilla, aguacate y brocoli

  • Reply Carmen marzo 4, 2017 at 5:43 pm

    Brutal como siempre, gracias. A favor de mi médico tengo que decir que sí le mencionó a mi pareja que mejor tener el hierro cerca del umbral bajo que del alto por varios de estos motivos, incluso le recomendo donar sangre, afortunadamente algunos están más actualizados

  • Reply Josep María marzo 4, 2017 at 5:53 pm

    ¿Quién ha dicho que hoy en día no se hacen sangrías? En una de mis sesiones de acupuntura, llegué con un resfriado y el acupuntor inmediatamente me dijo que me sacaría sangre para curarlo. Me pinchó en el dedo pulgar de no recuerdo qué mano, lo oprimió durante un buen rato sacando algo de sangre y mejoró mi resfriado.
    Marcos, enhorabuena por tu post, sigue así.

  • Reply Eduardo marzo 4, 2017 at 6:20 pm

    Hola Marcos, excelente artículo, como siempre.
    Yo soy donante de plasma sanguíneo, es decir, me extraen una cantidad de sangre, separan el plasma y el resto del líquido sanguíneo es reintroducido de nuevo en el cuerpo. Siempre me dicen que es menos agresivo y que estas donaciones se podrían repetir incluso cada 15 días.
    ¿Me temo que me estoy perdiendo los posibles beneficios de una donación de sangre ordinaria? Aunque creo que el exceso de hierro no entra entre mis posibles problemas físicos.
    Saludos Revolucionarios.

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario marzo 4, 2017 at 11:46 pm

      Cierto, pero no tiene el beneficio en la reducción de hierro, que por otra parte quizá no es necesario en tu caso, como digo en el artículo, no es un problema para todo el mundo

  • Reply david a. marzo 4, 2017 at 7:08 pm

    Hola Marcos, tengo una enfermedad mieloproliferativa llamada Trombocitemia esencial y me gustaria saber si puedo donar sangre.

    • Reply Eva marzo 7, 2017 at 10:29 pm

      No puedes donar, cualquier tipo de enfermedad hematologica cronica u aguda te lo impide.

  • Reply Juan Fermín marzo 4, 2017 at 9:29 pm

    Muy interesante!
    Estoy leyendo tu página hace un tiempo y es muy interesante.
    Valoro tus apreciables comentarios en base a estudios (al fin alguien serio!) y metanalisis.
    Quería pedirte si podías escribir sobre la alimentación de los recién nacidos (muy bueno el de las embarazadas) y los primeros años.
    Un abrazo desde Argentina.
    Dios te bendiga

  • Reply Xavi marzo 4, 2017 at 9:34 pm

    En el caso de tener un epstein barr o cualquier otro tipo de virus no controlado, se puede donar igualmente?

  • Reply Andrea H. marzo 4, 2017 at 9:34 pm

    Hola, Marcos! fantástico artículo, como siempre. ¿Entonces no estaría justificada la suplementación de hierro preventiva en el embarazo? ¿o realmente aumentan tanto las necesidades que se debe cubrir? Aunque buscando la lógica, al no tener la menstruación durante los 9 meses habría reservorio suficiente tanto para madre e hijo, ¿sería esa una de las funciones fisiológicas de la amenorrea? corrígeme sinó. Gracias 😉

  • Reply Lorea marzo 4, 2017 at 9:58 pm

    Y las mujeres que tenemos alto el hierro (194) y baja (debajo del mínimo);la ferritina (14)?

  • Reply Alberto marzo 4, 2017 at 10:01 pm

    Muy interesante. Siempre que puedo intento donar, aunque es menos de lo que me gustaría.

    ¿Qué efectivos tiene el donar en el rendimiento deportivo?
    Para aquellos que entrenamos (por ej. Barra Libre), en qué momento sería mejor donar?
    Época de Volumen?
    De fuerza?
    Tras entrenar para tener más tiempo hasta el siguiente entreanmiento y por tanto para recuperar?
    Día de descanso?

    ¡Gracias!

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario marzo 4, 2017 at 11:55 pm

      La verdad no conozco estudios tan específicos, pero seguramente sea más fácil recuperarte estando en fase de volumen. A partir del día siguiente (2 días máximo) puedes entrenar con normalidad, aunque es lógico que haya una pérdida (pequeña) de rendimiento durante unas pocas semanas

  • Reply Manuel marzo 4, 2017 at 10:14 pm

    Para saber si podéis donar, bien podéis acudir a vuestro centro regional más cercano, bien llamar por teléfono o consultar (para España) el Real Decreto 1088/2005 , en su Anexo II:
    https://www.msssi.gob.es/profesionales/saludPublica/medicinaTransfusional/legislacion/docs/RD_1088-2005.pdf
    Marcos no os va a poder ayudar porque la legislación, aunque parecida, varía para cada país, por temas endémicos e incluso epidemiológicos. Las guías de la OMS/WHO son muy interesantes en este sentido.
    Con respecto a las donaciones de plasma, los glóbulos rojos y plaquetas son reintroducidos al donante tras separar el plasma por centrifugación. Entiendo que no habría los mismos beneficios con respecto a la reducción de hierro y es por esto que se puede donar cada 15 días en Europa o 2 veces por semana en USA.
    En cualquier caso os animo a donar. Los beneficios sociales son muy grandes y claros y van más allá de las necesidades transfusionales, que son altas y continuas debido a la poca duración de los componentes sanguíneos fuera del cuerpo. Hay que renovar stock continuamente.
    Muchísima gente, cada vez más, necesita terapias con proteínas plasmáticas.

    Os animo a donar. Es todo un mundo y además beneficioso como ha explicado Marcos.

    • Reply Eva marzo 7, 2017 at 10:42 pm

      Hay varios tipos de donacion, por aferesis o la habitual.La mejor forma,en mediante aferesis ya que se extraen de forma separada los productos que se necesitan, es decir o hematies, o plaquetas con la ventaja de no disminuir el volumen sanguineo; por otra parte tiene mas riesgo por contraer infecciones debido a que es un sistema de filtrado donde se devuelve el.plasma al flujo sanguineo.Muy bueno el post!!

  • Reply Álvaro marzo 4, 2017 at 10:32 pm

    Me pregunto, ¿en que casos estaría entonces justificada la suplementación con hierro ? Me refiero al hierro en pastillas de sulfato ferroso más comun que recetan los médicos en caso de anemia. Esque en mi caso particular tengo la ferritina (~30) y hierro bajos por mala absorción intestinal y sangrado por EII, y me pregunto si sería útil y traería beneficios en estos casos.

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario marzo 4, 2017 at 11:59 pm

      A priori intentaría lograr un aumento modificando la alimentación y haciendo lo “contrario” de lo que indico en cuanto a minimizar la absorción, es decir, buscaría combinaciones que eleven la absorción (por ejemplo con alimentos ricos en vitamina C). Solo si no logras mantenerte en unos niveles razonables y tienes síntomas complementaría con suplementación

  • Reply Jose Gutiérrez Gutiérrez marzo 4, 2017 at 10:35 pm

    Buenas noches, siempre interesante, sorprendente, bien documentado, bien desarrollado, etc., etc. etc. GRACIAS!!!!
    En relación con el tema me gustaría saber tu opinión/consejo respecto a la anemia que creo que sufren muchas mujeres de nuestro entorno, aunque planteas que se da predominantemente en países subdesarrollados (y no creo que nos incluyas), en mi opinión y según los análisis de sangre convencionales la mayoría de mujeres de mediana edad 30/45 años tienen déficit de hierro.
    Me he planteado mil opciones, como por ejemplo una relacionada con tu apunte del amplio margen que establece la medicina oficial, planteando que fuera incorrecto el límite inferior (creando una falsa epidemia anémica), pero lo cierto es que este límite no debe estar muy equivocado porque la falta de hierro se manifiesta claramente en un problema de bajo rendimiento físico/deportivo.
    ¿cuáles pueden ser las causas de esta anemia en mujeres de nuestro entorno con una alimentación razonable? ¿cómo actuar ante esta situación?

    Muchisimas gracias revolucionario!!!!

  • Reply Francisco marzo 4, 2017 at 10:53 pm

    Hola Marcos! tu post es muy interesante, como siempre, y como en otras ocasiones, algo lejos de ir en la línea de lo que estamos acostumbrados a escuchar y leer. Siempre pensé que los excesos en un sentido u otro no son buenos. Quería hacer un par de comentarios, siempre con la mayor humildad y respeto.

    El exceso de hierro o hipersideremia puede responder tanto a un trastorno primario (hemocromatosis que responde a un origen genético, etc) como a un trastorno secundario por causas externas. Las causas externas son muy frecuentes, por ejemplo el alcoholismo. Estos depósitos de hierro patológicos también ocurren en el páncreas, conduciendo a una diabetes secundaria. Sin embargo, la relación entre ferritina elevada y síndrome metabólico parece clara (http://care.diabetesjournals.org/content/30/7/1795.full)

    En otras circunstancias, como las infecciones y procesos inflamatorios crónicos (lupus, etc) hay cifras de ferritina (marcador del almacenaje de hierro) elevadas porque no es que haya un exceso de hierro, es que el hierro se almacena y no se pude extraer para realizar su función fisiológica como formar parte de la hemoglobina, de ahí la famosa anemia de trastornos crónicos que padecen estos pacientes.
    Los estudios que enlaza el post hablan de pacientes con infección activa que reciben hierro endovenoso, el cual no mejora los problemas infecciosos e incluso parece tener cierta tendencia negativa. En este trabajo muestran como niveles elevados de ferritina se relacionaban con mayor inmunodepresión e inflamación en pacientes con VIH (http://journals.sagepub.com/doi/abs/10.1177/0956462414539669?journalCode=stda)

    Por último quería incidir en la enfermedad coronaria/cardiaca, los estudios del post son antiguos y creo que no tienen la evidencia suficiente (metaanálisis https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25544180). Donar sangre es fantástico y es necesario, sin embargo, tampoco hay evidencia que lo sostenga, o al menos hay disparidad. Este trabajo sigue a 38000 personas durante 4 años y no encuentra diferencias (http://circ.ahajournals.org/content/103/1/52). Se necesitan más trabajos en este sentido. Finalmente quería destacar que muchas veces el hierro es necesario, como en la insuficienca cardíaca, el otro “cáncer” (http://www.nature.com/nrcardio/journal/v12/n11/full/nrcardio.2015.109.html)

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario marzo 5, 2017 at 12:17 am

      Gracias por el aporte Francisco, da gusto un debate documentado. Como en muchos ámbitos de la medicina, encontrarás diferencias, pero creo que en este caso la mayor parte de la evidencia apunta en una dirección, aunque sin duda se pueden encontrar estudios donde no se dé la relación tan clara. El estudio que comentas sobre donaciones y CHD es interesante, pero es del 2001, más antiguo que varios que indico (aunque la metodología y tamaño de muestra es más relevante que la antigüedad). Dicho esto, la enfermedad cardiovascular está muy ligada a los problemas metabólicos, donde también parece claro el papel del hierro, por lo que sería extraño que no hubiera relación también entre exceso de hierro y CHD. Y por supuesto el hierro es necesario, es vital, la anemia es muy peligrosa, nadie lo discute, pero todo apunta a que debemos revaluar el rango superior que consideramos “normal”.
      Por último, siempre debemos analizar el riesgo/beneficio de cualquier intervención, y cuanto menos riesgo tenga (y además en este caso beneficia a otros) menos evidencia se debería necesitar para promoverlo si tiene un potencial beneficio relevante.

  • Reply Alvaro marzo 4, 2017 at 10:56 pm

    Genial artículo, Marcos, para variar.
    Gracias por tomarte la molestia siempre de vincular los estudios pertinentes.
    Un abrazo.

  • Reply Lola marzo 4, 2017 at 11:23 pm

    Hola!! Excelente artículo Marcos. Me acabo de realizar una analítica y los resultados han sido : hierro sérico 70,2 mcg/dL y ferritina plasmática 47,00 ng/,mL. No sé si están dentro de la normalidad y si con éstos puedo donar sangre. Muchas gracias por tu labor divulgadora!

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario marzo 6, 2017 at 3:29 pm

      Están bien, las mujeres suelen tener menos problemas, pero siempre está bien (y ayuda a los demás) donar, quizá una vez al año en tu caso.

  • Reply Rupetete marzo 4, 2017 at 11:52 pm

    Impresionante; interesantísimo. Ya sí que no tengo excusas para no ser donante. Y me llama la atención que China es el único pais de la lista en el que los hombres están muy igualados (aunque también por encima) con las mujeres en enfermedad cardiovascular. ¿Por qué será? ¿Será que los hombres chinos llevan un estilo de vida y alimentación más saludable que el resto de hombres del mundo? ¿O serán las mujeres chinas las que llevan un peor estilo que el resto de mujeres? (Aunque, bueno, no sé si son términos absolutos o relativos los de la gráfica..) O será alguna cuestión genética? Qué opinas?

    Y me ha surgido otra duda al leer lo de los frutos secos. Estos tienen hierro (unos 3 – 8 mg por cada 100 gr.) … pero si a la vez, como bien dices, sus fitatos impiden la absorción de hierro… Entonces qué pasa? Ellos mismos bloquean la absorción de su propio hierro? Al final el balance es negativo?

    Un saludo y sigue así, porque esto no tiene precio.

  • Reply Diego marzo 5, 2017 at 1:11 am

    Yo tuve hepatitis C durante 25 años, y aunque ahora estoy curado por lo visto no puedo donar. Hay alguna alternativa?

  • Reply Franco marzo 5, 2017 at 3:48 am

    Hola Marcos, interesante artículo. Pero yo estoy con un problema mas grave. Pues estoy muy estancado en la alimentación y me cuesta ayunar y abandonar el exceso hambre. Soy ectomorfo y eh intentado seguir la guía para ectomorfos, pero mi familia no apoya mi cambio en la alimentación y día a día tengo que batallar contra productos industriales y malos carbohidratos que viven frente a mí por causa de mi familia que además, siempre me molesta cocinando o incitandome a malos alimentos. La verdad no se como resolverlo porque vivir con gente acostumbrados a la comida frita o industrial me dificulta seguir y no me quiero estancar o renunciar ahora porque se que me arrepentiré mas adelante.

  • Reply Franco marzo 5, 2017 at 4:59 am

    Hola Marcos interesante post. Lamentablemente me encuentro en otro problema, el cual me tiene bastante depresivo ultimamente. Veras me eh estancado mucho en mi alimentación y sucede que no puedo avanzar porque estoy obligado a vivir entre comidas industriales o fritas, producto de la mala alimentación que tiene mi familia y debido a esto estuve bastante estacando cada vez que intentaba seguir la guía del ectomorfo. Vivir solo no puedo porque no tengo la edad suficiente y mi familia día a día me incita o no se preocupa a mi nuevo cambio, al punto de no darle importancia o burlarse, y eso que ni siquiera los obligo a comer lo que vos recomendas en tu blog. Ese es mi problema y desearía saber algún consejo o ayuda para de una vez cambiar y no sufrir enfermedades como el cancer o tumores que vienen acechando a mi familia y a mis allegados.

    • Reply Dan marzo 6, 2017 at 3:22 pm

      No sé qué edad tengas, pero si ya eres mayor puedes hacer lo que hice yo: ir a vivir solo. Si eso no te es posible de momento, busca una actividad física de equipo, como escalada, parkour, etc. Verás que eso te motiva. Saludos

      • Reply Franco marzo 6, 2017 at 5:35 pm

        Tengo 15 y gracias por la respuesta.

        • Reply Alba López marzo 7, 2017 at 8:56 am

          No te preocupes Franco. Eres joven y puedes tolerar casi todo. Yo tengo la teoría de que aprender a tolerar la comida basura te ayuda a impedir golpes duros en la edad adulta.
          Come lo mejor que puedas (por ejemplo, ketchup no te obligarán a ponerte con la hamburguesa con patatas y siempre puedes dejar la tapa de la hamburguesa ;)) y cuando vivas solo, empiezas a cuidarte

  • Reply Toni marzo 5, 2017 at 6:24 am

    Hola, es perjudicial entonces cocinar con una sarten de hierro?
    Gracias

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario marzo 6, 2017 at 3:31 pm

      No he visto estudios, casi seguro que algo del hierro de la sartén se termina absorbiendo a largo plazo, pero tampoco creo que sea muy relevante, salvo para personas con niveles ya muy elevados, y en cualquier caso siempre va a ser mucho más importante donar sangre que cambiar de sartén

  • Reply Luis marzo 5, 2017 at 8:40 am

    Bueno Marcos, solamemte darte las gracias por este blog que está cambiando la vida de muchas personas a golpe de ciencia pura y dura.
    Muy interesante el giro que últimamente has dado en relación al cáncer, quiero decir, que al final todo está muy relacionado. Conocí el blog cancerintegral gracias a la entrevista con Alfonso y tras leer el primer artículo no pude si no aportar algo económicamente para ayudar. Me parece increíble la información que expone.
    No menos la tuya, y por eso para agradecértelo adquirí tu programa aunque reconozco que no lo he seguido al pie de la letra, pero las directrices son tan acertadas que con eso basta.
    Por último, si me permites el “consejo”, creo que podrías añadir en el blog (al final de cada artículo o donde creas conveniente) un link donde poder colaborar con esta causa, al igual que el blog de cancerintegral.
    Es muy loable por tu parte que no aproveches para hacer negocio cuando por el tiempo que dedicas está más que justificado, y supongo que no lo necesitarás imperiosamente, por fortuna. Pero podrías utilizar estas donaciones para avanzar en investigaciones que creas digno apoyar, o para donarlas a su vez a alguna causa que contribuya a mejorar nuestras vidas, al estilo de este magnífico blog y el de Alfonso.
    Muchas gracias.

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario marzo 6, 2017 at 3:34 pm

      Muchas gracias por tus palabras Luis, no doy la opción de donar porque el mejor apoyo es comprar algún programa, y prefiero que la gente se lleve algo extra por su dinero, pero igualmente te lo agradezco mucho

  • Reply José Miguel marzo 5, 2017 at 9:13 am

    Siempre habia pensado que donar sangre no era muy bueno para el cuerpo, y como siempre fui deportista de competición hasta hace relativamente poco nunca habia donado.

    Gracias a este articulo, Marcos, has conseguido cambiar mi vision sobre el tema, ademas de conocer un muevo posible metodo para mejorar la salud en caso necesario. Creo recordar que alguna vez tuve la ferritina alta, asi que a partir de ahora estare al tanto, y disfrutare mas ayudando a los demas!

    Viva la revolucion!

    Un saludo

  • Reply Luis marzo 5, 2017 at 10:40 am

    Para los que no podáis donar sangre, os propongo que probéis la escalada 😀

    https://www.instagram.com/p/_Nl3SmJx05/

  • Reply Antulio Perez Gómez marzo 5, 2017 at 5:34 pm

    Mil gracias!
    Eres un referente! Llevo un par de años siguiendote (vas rapido, no te alcanzo 😉 .. bromas a parte, es un gusto leerte, escucharte via radio e incluso he tenido la suerte de poder asistir a alguna de las conferencias-talleres que has hecho. Un lujo! Mil gracias!

  • Reply Gael marzo 5, 2017 at 6:28 pm

    brillante Marcos. Muchas gracias por tu trabajo.

  • Reply Revu marzo 5, 2017 at 9:58 pm

    Magnífico!

    Durante años he tenido la ferritina alta y los médicos no le daban importancia. Finalmente di con uno que me recomendó donar sangre y así lo hice, y mis niveles han bajado mucho, aunque aún siguen altos…. Cuestión de donar más.

    Eso sí… Nadie me había dado una explicación y una información tan completa como la de tu artículo.

    Por ello te doy las gracias. Gracias a ti podré mejorar mi salud!!

    Un abrazo

  • Reply Greyssy marzo 6, 2017 at 1:56 am

    Excelentísimo artículo. Felicidades.

  • Reply Pascual marzo 6, 2017 at 11:41 am

    Con este artículo me habría ahorrado de pequeño muchos años de platos repletos de lentejas 😉

  • Reply Jorge marzo 6, 2017 at 1:21 pm

    Hola Marcos una pregunta IMPORTANTE, que no he visto que se haya preguntado. He ido a donar algunas veces, y en las salas de donación no me permiten hacerlo dado que soy asmático (leve) pero uso el famoso aerosol un par de veces a la semana, pero la enfermera me dice que es riesgoso para el corazon extraerme sangre… que opinas? Muchas gracias desde Argentina, Abrazo grande!!

  • Reply David marzo 6, 2017 at 3:18 pm

    Ves necesario no entrenar el mismo día que donas? Ya sé que es lo que recomiendan pero también me obligaron a comer un bocata y un Aquarius antes de donar porque llevaba cuatro horas sin comer… Vamos que no se les ve muy actualizados.

  • Reply princesa grumosa marzo 6, 2017 at 3:21 pm

    Fabuloso artículo, me cae de perlas… Marcos es normal donar sangre y que desencadene una anemia??? ahora que leo el artículo muchas cosas tienen sentido… en enero doné sangre y a pesar de que el examen de anemia previo me salió bien el problema vino después… y es que te cuento que si hago bastante actividad física y consumo pocas carnes rojas… pero me la donada me pateó el culo… y tuve que reposar 1 mes mas o menos y consumir alimentos con hierro para empezar a fabricar los glóbulos rojos que perdí… agradezco tu opinión o concepto…

  • Reply Miguel Angel Lizarralde marzo 6, 2017 at 4:17 pm

    Tengo guardadas las analiticas que me hacen en mi trabajo desde 1995 y en ninguna aparece la ferritina.¿Es indispensable este valor?

    Gracias por tu enorme trabajo

    • Reply Eva marzo 7, 2017 at 10:31 pm

      La ferritina se pide expresamente en el perfil ferrico, que se hace cuando exixte un riesgo de padecer algun tipo de anemia o enfermedad hemolitica

  • Reply Rafael marzo 6, 2017 at 5:36 pm

    Se me hace difícil entender qué nos ha pasado en estos 2000 años para perder tales prácticas de salud, a la vez que me sorprende la inteligencia que reinaba aquella época (romana en este caso). Tengo la ligera sensación que todos los remedios ancestrales tardarán en redescubrirse. Lástima que sólo se atienda cuando la ciencia lo diga. Enhorabuena por el trabajazo!

  • Reply GORKA marzo 6, 2017 at 5:40 pm

    Hola Marcos, hace poco adquiri unas sartenes de hierro colado, con las cuales cocino las recetas revolucionarias, las adquiri detrás de leer los numerosos artículos que circulan por la red hablando de sus beneficios para la salud, pero detrás de leer este articulo no se si serán las mas adecuadas para cocinar los alimentos, ya que estás sartenes transmiten cierta cantidad de hierro a los alimentos que se cocinan en ellas, que opinas al respecto? Un saludo y gracias por todas las horas que dedicas a mejorar nuestras vidas

  • Reply Manuel marzo 6, 2017 at 6:48 pm

    Wow! Gran artículo Marcos y justo hace poco estuve hablando de ello sin llegar a ninguna conclusión, te pido tu opinión. Estoy preparándome la oposición para bombero y como sabrás tiene una alta demanda física. No me decido a donar sangre por el mero hecho de bajar el rendimiento deportivo durante una-dos semanas, pero tampoco sé si a la larga me beneficiaría. Tampoco sé si bajar medio litro de sangre tendrá repercusión en la recuperación de una lesión que tengo.

    Me recomendarías esperar a un periodo de descanso/recuperación para donar sangre? A obtener la plaza? o crees que puede ser beneficioso en un plazo medio-largo?

    Un saludo y gracias
    Manuel

  • Reply Yulimercy marzo 6, 2017 at 8:28 pm

    Buenísimo!!
    Soy donante de sangre desde los 21 años!!
    Lo hago por conciencia y ahora sabre que lo que ahgao me ayuda significativemnte a mi.
    Gracias

  • Reply Xuanin marzo 6, 2017 at 8:44 pm

    En todo de acuerdo salvo en una cosa: donar sangre no es ayudar a los demás: es ayudar a empresas que comercian con la sangre de donantes voluntarios y que se benefician económicamente de dichas donaciones. Tendremos que volver a las sanguijuelas antes que caer en manos de sanguijuelas economicas.

  • Reply Ángela marzo 7, 2017 at 7:45 am

    Entonces, la restricción calórica y el ayuno intermitente deben favorecer la disminución de hierro en sangre, no?

  • Reply Dany marzo 7, 2017 at 4:58 pm

    Buen articulo, sin embargo no termino de entender algo. Entoces el contenido de este video es erroneo o donde esta el tema, que no termino de saber como cogerlo…
    https://www.youtube.com/watch?v=Fziqs3x3Oj8

  • Reply Samuel Díaz López marzo 8, 2017 at 8:22 pm

    Que gran artículo Marcos, enhorabuena!! Si en lugar de donar sangre una vez al año nos hiciéramos analíticas, a cuantas analíticas equivaldría esa donación que si no me equivoco es medo litro?? Un fuerte abrazo! 😀

  • Reply Gabriel marzo 9, 2017 at 1:32 pm

    Hola como siempre un artículo de los mas interesante Marcos. Solo comentarte si la bajada de la Glicosilada no es de alguna manera “ficticia” y no un beneficio real. Mira este estudio. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5261611/ Saludos.

  • Reply Laura Berjón marzo 15, 2017 at 4:32 pm

    Puesto que soy del grupo 0 negativo, me gustaría colaborar, pero suelo tener la tensión bastante baja. ¿Sería recomendable realizar una donación sanguínea aunque solo fuera una vez al año? Saludos.

  • Reply Juan Carlos marzo 23, 2017 at 11:10 am

    A mis 40 años acabo de volver de donar sangre por primera vez en mi vida, siempre había querido ser donante pero por unas cosas o por otras nunca llegaba el momento. Este artículo ha sido el empujón que necesitaba, y ya que estaba, pues donante de médula también.

    Muchas gracias Marcos por tus geniales artículos y compartir tu conocimiento y sabiduría!

  • Reply Victor marzo 24, 2017 at 8:00 pm

    Al leer este artículo me analicé la ferritina en cuanto pude. Me salió 79 ng/ml, está más cerca de 20 que de 400, ya me quedo más tranquilo. Me da que no tengo los genes esos de la superabsorción intestinal jeje, un saludo Marcos.

  • Reply Elisabet marzo 25, 2017 at 8:44 am

    Marcos…GRACIAS!

    Me ha encantado y aportado mucha información útil.

    Abrazos.

  • Reply Lucía junio 18, 2017 at 2:05 pm

    Hola Marcos! Enhorabuena por tu artículo, es una información muy interesante.

    Tener el hierro alto pero la ferritina bien es preocupante??. En mi caso: Hierro 110, y Ferritina 60.

    Muchas gracias!! Un saludo fuerte.

  • Reply Juan Carlos junio 27, 2017 at 3:15 am

    Hola tengo hematomatocrosis hereditaria y fui a donar y no me dejaron. Es esto normal o voy a otro hospital a ver si me dejan?

  • Reply Vennu Calistenia julio 14, 2017 at 9:15 pm

    Buenas Marcos. Gran artículo, como siempre, pero me ha quedado una duda. ¿Para las personas que tienen anemia es malo practicar deporte?

    Gracias de antemano. Un saludo.

  • Leave a Reply

    RECIBE GRATIS EL MANUAL REVOLUCIONARIO: EJEMPLOS DE MENÚS, ENTRENAMIENTOS, RECETAS...
    x