Conceptos, Consejos, Mark All, Nutrición

¿Produce cáncer la carne? separando la ficción de la realidad

“En tiempos de engaño universal, decir la verdad es un acto revolucionario” – George Orwell

Si eres amante del bacon o el jamón, estas han sido semanas difíciles: La OMS ha clasificado las carnes procesadas como cancerígenas. Los medios de comunicación, como de costumbre, han sesgado la información, sembrando alarma social. Para CNN por ejemplo, comer carne procesada es tan peligroso como fumar. Viva el rigor periodístico.

Pero empecemos por lo evidente: si te sorprende que una dieta alta en salchichas, mortadela y jamón de York sea nociva para la salud, es que Campofrío ha hecho muy bien su trabajo (o sea, que te ha engañado).

Estos productos son poco recomendables, pero debemos poner los riesgos en perspectiva, aclarar las diferencias entre carnes procesadas y carnes frescas y aplicar sentido común para minimizar cualquier riesgo.

Empecemos entendiendo la ciencia que respalda las conclusiones de la OMS y sus limitaciones.

Limitaciones de los estudios

La calidad de las conclusiones depende de la calidad de los datos en los que se basan. En este caso, una gran mayoría son estudios observacionales, con sus conocidos problemas.

Causalidad vs Correlación

El miedo a la carne no es nuevo, empezó hace más de 40 años (estudio). Y los miedos a ciertos alimentos, incluso infundados, se convierten en profecías autocumplidas.

Cuando las instituciones demonizan un alimento (tal como pasó equivocadamente con los huevos o el colesterol) y recomiendan limitar su consumo, crean dos grupos diferentes de personas:

  • Los que siguen la nueva recomendación.
  • Los que la ignoran.

Los primeros son los mismos que hacen caso al resto de indicaciones (acertadas): comen más verduras y pescado, fuman y beben menos, hacen más ejercicio, tienen menos grasa corporal

Los segundos suelen ignorar la nueva recomendación, y todas las anteriores: comen pocas verduras y frutas, fuman y beben más, son sedentarios, tiene más sobrepeso…

Y por tanto, en la mayoría de estudios observacionales encontrarás lo mismo: aquellos que comen más carne tienen peores hábitos.

habitosvscarne

Fuente: health professionals study (http://www.hsph.harvard.edu/hpfs/)

Aislar el efecto de cada variable que influye en el desarrollo de una enfermedad tan compleja como el cáncer es tarea imposible. Varias revisiones serias alertan de este problema, el denominado “efecto del usuario saludable“. Muchos estudios observacionales identifican asociaciones que posteriormente desaparecen en los ensayos clínicos, los únicos que permiten realmente identificar el impacto de cada variable. Y esto mismo aplica a la carne (estudio, revisión).

El último metaanálisis sobre proteína encuentra asociación entre carne roja y mayor mortalidad, pero solo entre personas que tenían al menos otro factor de riesgo (fumar, beber, obesidad/sobrepeso, o sedentarismo). En personas con buenos hábitos no existía asociación.

Otro gran problema de estos estudios es la forma como se recopila la información. Se utilizan cuestionarios (como éste) donde debes recordar qué cantidad de cada uno de los alimentos indicados consumiste durante los últimos años. Haz la prueba. Si eres normal, tu memoria no cuadrará con la realidad (revisión, estudio).

Por supuesto debemos hacer estudios observacionales y considerar sus conclusiones. Son un punto de partida importante, pero no pueden ser la última palabra o la herramienta principal para definir políticas públicas, especialmente cuando existen claras inconsistencias.

Inconsistencias

Para empezar, la asociación de la carne con cáncer colorrectal depende de la geografía. Es más fuerte en Estados Unidos que en otros países, donde la carne no está tan estigmatizada (y probablemente es de mejor calidad).

No se encuentra asociación por ejemplo en Japón (estudio) o Noruega (estudio) o el resto de Europa (estudio) con la carne roja, pero sí con la procesada.

La revisión de 8 estudios en diferentes países asiáticos muestra de hecho una relación inversa entre consumo de carne roja y cáncer.

Esto refuerza la idea de que el problema no es la carne en sí, sino los malos hábitos asociados a la mayoría de personas mega-carnívoras en sociedades occidentales.

Otro dato: 7 de los 22 expertos que participaron en la revisión están en desacuerdo o al menos no se pronunciaron (artículo). Es decir, más de un tercio no comparten las conclusiones. No es una decisión unánime, sino por consenso, rara vez las mejores decisiones.

Malas clasificaciones

En uno de los mayores estudios se considera dentro de carne no procesada ternera, cerdo y… hamburguesa. Es decir, un filete de vaca alimentada con pasto es considerado en muchos estudios equivalente a una Big Mac.

carnevsbigmac

Como carne procesada consideran salchichas, bacon, salami, mortadela y… jamón. O sea, un perrito caliente es equivalente a jamón ibérico.

No es un ataque hacia los investigadores. Entiendo la extremada complejidad de hacer clasificaciones más finas en cuestionarios generales para miles de personas. Pero debemos entender cómo se recoge la información y el sesgo generado en los resultados.

dilbertymalosdatos

Como se dice coloquialmente: “Garbage In, Garbage Out”. Si tienes malos datos de partida, ya puedes aplicar los más sofisticados algoritmos estadísticos, que la salida será mediocre en el mejor de los casos, especialmente cuando hablamos de riesgos absolutos tan bajos.

Riesgo relativo vs riesgo absoluto

Los estudios indican un aumento del 18% en el riesgo de cáncer colorrectal por cada 50g de consumo diario adicional de carne procesada. A modo de comparación, fumar aumenta el riesgo de cáncer de pulmón más de 1500% (detalle). El bacon no es como el tabaco.

Y muy importante: estamos hablando de riesgo relativo, poco útil si no conocemos el riesgo real de contraer la enfermedad.

Por ejemplo, el riesgo general de desarrollar cáncer de colon durante toda la vida, para un adulto promedio de 50 años, es un 1.8% (estudio). Un aumento de un 18% representaría pasar a un riesgo absoluto de un 2.12%. Es decir, un incremento real del 0.32%.

No digo que sea despreciable, pero nos da una mejor idea del problema.

Mecanismos para el desarrollo de cáncer colorrectal

Para inferir causalidad a partir de estudios observacionales debemos también entender los mecanismos que podrían explicar esa causalidad. ¿Cuáles son en el caso de la carne?

  • Nitrosaminas, compuestos potencialmente cancerígenos que se forman a partir de los nitratos o nitritos. Estos aparecen de manera natural en algunos alimentos, se forman también en el proceso de curado y ahumado de la carne y se añaden como conservante en muchas carnes procesadas. Una carne procesada con nitratos produce más daño del ADN intestinal que la carne fresca (estudio).
  • Hierro hemo presente en la carne roja. Por una parte es un nutriente beneficioso, y es más absorbible que el hierro no hemo de los vegetales, pero en exceso (más de 300-400g diarios según The Lancet) puede impactar negativamente las bacterias que habitan el colon (estudio). Varios estudios no encuentran relación con el cáncer colorrectal, debido probablemente a que hablamos de cantidades de carne elevadas (estudio), pero sigue siendo una vía plausible. En cualquier caso, hay problemas mayores que la carne, y también tenemos formas de mitigar este riesgo (aquí lo detallo).
  • Altas temperaturas. Métodos de preparación agresivos, como la barbacoa o parrilla, aumentan la producción de compuestos cancerígenos (estudio), principalmente aminas heterocíclicas (AHC) e hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP), que pueden impactar el intestino (estudio).

Tengamos estos riesgos en cuenta, pero entendamos que la dosis hace el veneno y que los estudios están lejos de arrojar datos concluyentes. De hecho, mientras que la IARC (Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer) ha clasificado las carnes procesadas en el grupo 1 (suficiente evidencia), asigna a la carne roja el nivel 2A (evidencia limitada).

Dicho esto, veamos algunas recomendaciones sencillas que te ayudarán a aprovechar los beneficios de la carne minimizando su posible riesgo.

Cómo reducir el riesgo

Ningún alimento aislado va a causar (o prevenir) el cáncer por sí solo. Lo importante es tu dieta global y el resto de hábitos diarios. Centrándonos en la alimentación, podríamos destacar los siguientes factores.

Come más vegetales 

Los estudios indican una clara reducción del riesgo a medida que aumenta la ingesta de vegetales. Como siempre, en esta asociación entran en juego los factores de confusión mencionados (los que comen más vegetales suelen fumar menos y hacer más ejercicio), pero también hay efectos directos comprobables al acompañar tu carne de una buena ensalada:

  • Las plantas contienen clorofila, que previene los problemas asociados a un exceso de hierro hemo (estudio).
  • Los vegetales crucíferos reducen el riesgo de algunos de los compuestos formados al cocinar la carne a altas temperaturas (estudio).

carneyensalada

Cuida tu microbiota

Hablo constantemente de la flora intestinal por su importancia en tu salud global. Y cuando se trata de cáncer colorrectal, el impacto es directo.

Cada vez es más evidente la relación entre una microbiota disfuncional y el cáncer colorrectal (estudioestudioestudio).

Tres ideas:

Prepara mejor la carne

No hay problema en hacer una parrillada de vez en cuando, pero prioriza métodos menos agresivos, como guisar o estofar. Una olla de cocción lenta, como la Crock-Pot, es buena inversión.

Marinar la carne con especias (como romero y orégano) disminuye significativamente la producción de compuestos cancerígenos (estudio, estudio). Y recuerda que la buena carne se disfruta al punto, no la chamusques.

Elige bien tu carne

Como vimos, los estudios meten en el mismo saco alimentos muy diferentes. Aunque para los investigadores sea igual la salchicha Campofrío que el jamón ibérico, para tu cuerpo no.

Por ejemplo la carne de vacas alimentadas con pasto tiene más nutrientes importantes para tu salud, como antioxidantes, Omega 3 y especialmente ácido linoleico conjugado (revisión) y luteína (estudio), ambos conocidos por su efecto anticancerígeno (estudioestudio, estudio).

Recomendación: compra la mejor carne que te puedas permitir. Es bueno para ti y para el medio ambiente.

Otra buena idea es rotar tus proteínas: pollo, cerdo, ternera, pescado… No abuses de ningún tipo específico. Recuerda que cazábamos muchos animales.  Unas lentejas para variar también te harán bien.

Conclusiones

La calidad de tus alimentos determina tu salud. Las carnes procesadas suelen ser de calidad inferior, además de incluir aditivos cuestionables. Limita su consumo, pero disfruta tus huevos con bacon de vez en cuando sin miedo.

La buena carne fresca aporta nutrientes esenciales (vitamina B12, vitamina A, zinc, proteína completa…) y contribuye a una mejor salud global.

Por desgracia una dieta alta en carne se asocia en la práctica a un bajo consumo de otros alimentos saludables como vegetales, frutas o pescado, y aquí radica el problema.

Somos omnívoros, y  en la medida que equilibremos lo mejor del mundo animal con lo mejor del mundo vegetal, nuestra salud se reforzará. Ninguno de los extremos es mejor que el equilibrio.

Termino con una idea descabellada ¿qué pasaría si hicieras lo siguiente?:

Es decir, lo que hemos hecho durante toda nuestra historia y lo que optimiza nuestra salud. Ahí lo dejo para los expertos de la OMS.

Share Button
Únete a la Revolución ¡Ya somos más de 100.000!
y recibe gratis el Manual Revolucionario (ejemplos de alimentación y entrenamiento)

Previous Post Next Post

67 Comments

  • Reply Carmen noviembre 6, 2015 at 6:19 pm

    Articulazo! muchas gracias por ser siempre una fuente de sentido común, que llevo semanas poniéndome mala leyendo cada tonteria, y de gente que se supone que sabe de estas cosas, pero cuando te falta criterio da igual los estudios que tengas. Yo como bastante carne, pero como dices, roto las proteinas, como muchos vegetales, almidones resistentes (gracias a ti que no sabia que era eso). He perdido 20Kg, me siento mejor que nunca, y antes con la tipica piramide oficial no perdia peso ni a tiros, gracias de nuevo y esperando Guerrera Espartana!

  • Reply Jaime noviembre 6, 2015 at 6:24 pm

    Sin duda el artículo más claro y mejor explicado sobre el tema

    Muchas gracias! Lo comparo en este instante

  • Reply Pier noviembre 6, 2015 at 6:25 pm

    Marcos, creo que hablo por muchos mas como yo. Gracias por tu excelente trabajo. Desde que conoci tu blog, con tus conclusiones mas objetivas y cientificas, siendo menos dogmatico, he mejorado aun mas mi condicion fisica, consiguiendo logros q años atras no veia posible.

    Gracias de nuevo, y por supuesto qye vote por tu blog

    Un saludo cordial

  • Reply Fenando noviembre 6, 2015 at 6:32 pm

    Hola marcos . gracias por poner sentido común (que para algunos es el menos común de tus sentidos). Hace unos días compre el plan revolucionario. Aprovechó para preguntrte dinconoces el china study. Y que opinas de el.

    Gracias

    http://www.amazon.com/The-China-Study-Comprehensive-Implications/dp/1932100660

  • Reply Terry Ban noviembre 6, 2015 at 6:36 pm

    Muy buen articulo Marcos, este es para guardarlo porque el tema todavia traera cola, aunque solo es tener un poco de sentido comun, como dices, no es lo mismo el jamon iberico que una salchicha de campofrio o un filete de vaca de pasto que una hamburguesa de un “restaurante” de comida rapida…

    Yo siempre pongo el ejemplo, una persona sedentaria y mal alimentada al lado de una deportista que cuida su dieta se ve la diferencia, se ve al segundo mas sano, pues con la carne pasa igual, tenemos la carne de animal mal alimentado, sin movilidad y lleno de antibioticos, hormonas o antidiureticos y luego la criada en libertad y con alimentos de calidad. Nada que ver…

    Saludos!

  • Reply German 2do noviembre 6, 2015 at 6:53 pm

    Felicitaciones! Excelente artículo. El sentido crítico no puede faltar ante la avalancha informativa que nos arrastra sin piedad…

    Fui uno de los tantos que te pidió tu opinión al respecto y no fallaste! Eso demuestra el alto grado de credibilidad y calidad de tu trabajo. Mis mayores respetos, te admiro!

    Saludos!

    Germán P.

  • Reply Alejandro noviembre 6, 2015 at 7:14 pm

    Muy buen artículo como siempre Marcos, dificilmente nos van a quitar las ganas de un buen jamón ibérico de mi tierra (Extremadura).

    Nos vemos mañana en el webinar de Guerrera Espartana!

  • Reply Sergio noviembre 6, 2015 at 7:16 pm

    Marcos te has convertido en una referencia en este mundo de la salud, nutrición, entrenamiento… Sigue así, enhorabuena! Otro buen artículo.

  • Reply Guillermo Molina noviembre 6, 2015 at 8:08 pm

    Muchas gracias Marcos!! Muy útil

  • Reply Valentina noviembre 6, 2015 at 8:19 pm

    Excelente Marcos, como siempre. Un enfoque diferente.

  • Reply Santos noviembre 6, 2015 at 9:57 pm

    Eres de lo mejor que leo por las redes. Al mismo leer que correlación no implica causalidad he comprobado que tienes un gran rigor científico, eso se nota a la legua, cualquiera que sepa algo de estadística sabrá que sabes de lo que hablas.

    Mis dies shurmano.

  • Reply Job Quiroz noviembre 6, 2015 at 10:38 pm

    Buen artículo Marcos, siendo objetivo como siempre.
    Saludos

  • Reply Pedro Nieto noviembre 6, 2015 at 10:47 pm

    Buenas Marcos,

    Llevo leyéndote y siguiéndote durante mucho tiempo, pero nunca me dio por comentar un articulo, solo decirte que gracias a ti aprendí mucho, vamos te considero mi maestro jeje.

    Comentarte que me estoy leyendo el libro “El estudio de China”, no se si lo conoces, pero por lo que hasta ahora he leído, en el dice, que lo que provoca el cáncer es la proteína de origen animal y mas concreto la caseína procedente de la leche, y no es que provoque en si el cáncer, sino que ayuda a potenciar las células cancerosas del organismo y promoverlas mejor al ADN, dice que tomar más de 50 gr al día sería perjudicial para los humanos.
    Solo te comento lo que he leído hasta ahora. No se si podrías comentar o si sabes algo más al respecto. Aun así el articulo publicado esta de lujo.

    Sigue así Marcos, enhorabuena por tu fantástico blog, ya tienes mi voto para el premio Bitácoras.

    Saludos!!!

  • Reply Pedro Mari noviembre 7, 2015 at 6:06 am

    Hola Marcos.
    Gracias por poner un poco de cordura a la revolución social que ha supuesto el reciente estudio. Ha sido tal el impacto mediático, que el tema de conversación en la calle, en el trabajo, en los centros académicos…ha sido el de la carne procesada. Y decir que no hemos entendido nada del mensaje, bien porque no lo han explicado bien los medios o porque no hemos prestado atención. De ahí, la importancia de leer este artículo.

    Por otro lado, me parece vergonzoso que la OMS haya tenido que salir a “dulcificar” el estudio viendo la que se había montado, con los grandes Lobbies de la industria cárnica de este país, diciéndole poco menos al Gobierno, lo qué tenía que decir.
    No hace más que escenificar el poder de las grandes corporaciones alimentarias sobre los Gobiernos y las recomendaciones de Salud.

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario noviembre 7, 2015 at 1:45 pm

      El poder de la industria es vergonzoso, pero dentro de la OMS también hay muchas luchas de poder, y el resultado es una confusión total 🙂

  • Reply almunina noviembre 7, 2015 at 8:21 am

    Hola Marcos.

    Hace poco que te sigo pero leo tus artículos con avidez, aunque luego me cueste llevar a la práctica algunas recomendaciones. Me interesa mucho lo que dices de comprar carne de calidad, de animales alimentados con pasto, pero esa no se encuentra en las tiendas habituales. Si tú, o algún otro lector, conoces algún sitio en Madrid donde se encurntre te agradecería mucho la información.

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario noviembre 7, 2015 at 1:46 pm

      En Madrid hay muchas opciones, lee los comentarios de este artículo donde la gente mencionaba algunos productores https://www.fitnessrevolucionario.com/2015/06/28/como-elegir-tu-carne-ganaderia-sostenible/

      • Reply Abel noviembre 10, 2015 at 8:32 am

        Esperé ese artículo con muchas ganas, pero cuando me fui a revisar todos los sitios no encontré ninguno donde vendieran órganos/vísceras. Lo que me lleva a preguntarme: ¿Qué hacen con ellos? Escribí a 2 para solicitar información sobre el tema, pero no me llegaron a contestar, y finalmente gugleando encontré un par de sitios donde podía comprar al go de hígado y riñones de ternera, pero claro, con un pedido mínimo de 100€ a 3€ el kilo…

  • Reply Anna noviembre 7, 2015 at 8:36 am

    Se agradece que las bitácoras más confiables de la red arrojéis un poco de luz sobre este tema. Yo estaba tranquila, porque hace unos días escuché este podcast que también aplica la ciencia y no el sensacionalismo para analizar el artículo del la OMS: http://cienciaes.com/cienciafresca/2015/10/30/carne-y-cancer/
    Pero he de admitir que estaba deseosa por leer tu opinión. Como dices, sentido común.
    Saludos

  • Reply alberto noviembre 7, 2015 at 10:36 am

    Te felicito no solo por un artículo increíble como todos los demás, si no por el magnífico argumento que has echo, sorprendentemente convincente y real. Sigue así marcos!!

  • Reply Hernan noviembre 7, 2015 at 10:40 am

    Ya está bien!!! Cuando van a nombrar a Marcos director de la OMS?? Me encantan tus articulos! Son una pasada!!

  • Reply Jorge noviembre 7, 2015 at 10:43 am

    Hola Marcos, enhorabuena por tu blog. Cada vez sigo más tus indicaciones aunque admito que baso buena parte de mi dieta en cereales y legumbres.
    No obstante, a modo de crítica, me gustaría destacar que casi siempre argumentas con causalidad y correlación cuando un resultado de un estudio no encaja con tus ideas y no lo haces cuando el estudio favorece tu opinión.

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario noviembre 7, 2015 at 1:27 pm

      Gracias por comentar Jorge, pero salvo por error, no menciono causalidad a partir de ningún estudio observacional, hablo de asociación, de estar ligado etc, que es lo único que nos dicen. Pero el problema es especialmente importante cuando hablamos de factores que aparecen juntos, ya que genera factores de confusión que no se dan en otros muchos casos, y esto es lo que ocurre con la carne, lo que ocurrió mucho tiempo con el colesterol, huevos, grasa etc.

  • Reply Micaela noviembre 7, 2015 at 1:22 pm

    Enhorabuena por tu trabajo y el rigor con el que escribes. Siempre explicas todo de manera sencilla y referenciada. Espero que ganes el premio Bitácora en tu categoría, mi voto ya lo tienes!! Saludos 🙂

  • Reply Luca noviembre 7, 2015 at 1:45 pm

    Excelente Marcos ! Gracias

  • Reply Teresa noviembre 7, 2015 at 2:08 pm

    Muchas gracias
    La ignorancia es un mal mayoritario y parece que gusta mas que tener sentido comun

  • Reply David noviembre 7, 2015 at 2:42 pm

    Marcos,

    Eres el profeta que nos guía.. jaja. En cuánto salió la noticia pensé en tí, estaba seguro que escribirías sobre esto pronto. Todo el mundo come galletas o cereales para desayunar (dieta mediterránea) y ahora esto les escandaliza. Pollo, pavo, ternera, cerdo, buey, conejo, cordero, jamón, bacon, chorizo… pues no hay opciones antes que el big mac o las salchichas de Ikea…

    Un abrazo!

  • Reply Daniel noviembre 7, 2015 at 3:00 pm

    Me preocupaba tener que dejar la carne…. excelente articulo! un votito mas!!!!

  • Reply Demona noviembre 7, 2015 at 4:11 pm

    Enhorabuena. Muy explicativo y sin sensacionalismos

    Gracias

  • Reply Carmen noviembre 7, 2015 at 6:08 pm

    Votado para bitácoras, te mereces ganar!!!

  • Reply Asensio Escámez noviembre 7, 2015 at 9:48 pm

    Muy bueno Marcos, como siempre poniendo los puntos sobre las íes.

  • Reply Sergio noviembre 7, 2015 at 11:11 pm

    Blog trabajadísimo. Ya va más de un articulo que leo y todos son la leche -cuidado con ella-. Muy buen trabajo!

  • Reply javiera noviembre 8, 2015 at 3:13 am

    Excelente articulo! Estimado Marcos te escribo por este medio, ya que perdi la información de mi disco duro, y ya no tengo los libros que compre el plan revolucionario + desencadenado quería saber si existe alguna forma de recuperar libros, desde ya muchas gracias y felicitaciones por tu trabajo.

  • Reply alvaro noviembre 8, 2015 at 10:19 am

    sinceramente tu blog deberia leerlo todo el mundo, es increible la cantidad de trabajo que estás realizando,la gente a la que ayudas a mejorar, las evidencias cientificas que expones, datos objetivos, preguntando por todo, cuestionando cada aspecto, desmintiendo tonterias, muchas gracias marcos, por iniciar esta revolución, sin duda alguna esto es increible, enhorabuena

  • Reply Francisco noviembre 8, 2015 at 11:00 am

    Hola. Genial. Me parece raro que algún todopoderoso no te haya vetado o silenciado. Sigue así. Te seguiremos. Por cierto creo que en lo del hierro tienes una errata ya que pones 300 ó 400 gramos.

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario noviembre 8, 2015 at 2:03 pm

      Gracias Francisco, se refiere a cantidad de carne según el estudio, no de hierro (o sea, el hierro incluido en esa cantidad de carne)

  • Reply fabian noviembre 8, 2015 at 4:10 pm

    Marcos , un articulo excelente , muy claro y con mucho sentido comun que muchas veces se deja de lado y terminan escribiendo cualquier cosa . Ademas tu fundamentacion muy solida . un abrazo y gracias por la buena informacion que nos dejas

  • Reply rosario escate noviembre 8, 2015 at 4:50 pm

    Todos tus temas son interesantes,no sabes cuanto aprendemos,felicitaciones

  • Reply Hernan noviembre 8, 2015 at 6:43 pm

    Gracias Marcos, esto es lo mas sensato que he leido sobre este tema del que se ha hablado mucho estas ultimas semanas y de manera tan desinformada. Es increible lo facil que se desinforma a la gente con unos estudios sin tomar en cuenta el contexto en que se realizaron. Quisiera hacerte un par de preguntas:

    – ¿ Ayunar una vez a la semana cuenta como ayuno intermitente?
    – ¿Cambiar la kettlebell de 16 kg (luego de haber dominado esta) por una de 24 es muy acelerado y riesgoso? ¿Mejor la de 20?

    Saludos .

  • Reply Rocio noviembre 8, 2015 at 6:46 pm

    Estupendo articulo como siempre.
    Añadiria tambien que en los 70 la OMS desaconsejo el consumo de pescado azul por el mismo motivo, y unos años despues hizo lo mismo con los champiñones y las setas en general. Creo que ya nadie se acuerda de eso…

  • Reply Diana noviembre 8, 2015 at 6:56 pm

    ¡Hola Marcos!

    Quiero votar tu blog en los premios Bitácoras pero no sé en qué categoría participas. Si lo dejas por aquí indicado te doy mi voto encantada.

    Diana

  • Reply Mafi noviembre 8, 2015 at 10:31 pm

    Marcos, estaba esperando a que te pronunciaras respecto a este tema! Como médico revolucionario que soy, le he hecho algunas d estas recomendaciones a las personas que me han consultado según el tema! Hay muchos otros médicos, como yo, que apoyan este punto d vista! Gracias y muchos saludos desde Venezuela! <3

  • Reply jason montero noviembre 8, 2015 at 10:35 pm

    muy buen articulo, es sabido de ante mano q la carne nutre el cuerpo mucho mas q los vegetales; pero claramente se lo debe equilibrar con vegetales
    podrias hacer un post sobre el veganismo y vegetarianismo? esta ultimamente de moda y lo considero muy absurdo

  • Reply Gregor noviembre 9, 2015 at 4:09 pm

    Calisténico con 60 años:

    https://www.youtube.com/watch?v=bBkeUO_Wy8I

    Atención a sus flexiones supermán con una mano.

  • Reply Aitor noviembre 10, 2015 at 7:50 am

    Un artículo fantástico, como todos. El problema de todo esto es el que todos sabemos… explícale al periodista de turno todo esto… cuando lo que les interesa es tener un volumen alto de noticias que publicar, aunque sean de dudosa o nula veracidad. De ahí que sea el propio consumidor el que debe abogar por un criterio activo de búsqueda de información y de contraste de la información que recibe. Si no, somos simples borregos alimentados con el pienso de otros.

    Ese servilismo es lo que está matando a más gente.

    Yo ya he dado difusión al artículo, que suscribo sin duda, y lo usaré en mis recomendaciones de salud (soy psicólogo y especialista en nutrición) que hago en ciertos casos donde se lleva una mala alimentación y estilos de vida perjudiciales.

    Una vez más, gracias por tu empuje.

    Aitor

  • Reply Josep Bocanegra noviembre 10, 2015 at 6:33 pm

    Gran artículo, como siempre. Muy bien explicado.

    Entre la forma en que se hacen estos estudios, las conclusiones que se sacan de ellos y el tratamiento que le dan los mass media, al final la información que llega al consumidor es totalmente errónea y en muchos casos incluso perjudicial.

    Menos mal que tenemos blogs como este que difunden la información necesaria para que el consumidor se informe de verdad y pueda tomar decisiones sobre su nutrición y salud con criterio.

  • Reply Frank noviembre 11, 2015 at 1:43 am

    Que tal Marcos,
    Primero que nada excelente articulo y déjame decirte que seguido tu blog fielmente desde hace 2 años y cada que veo una nueva entrada me emociona saber que aprenderé algo nuevo. Se que aunque tal vez no parezca demasiado acorde con el articulo creo que tiene algo que ver la pregunta que te haré ¿Que opinas tu de la alimentación para personas con el ácido úrico elevado? Es uno de los miedos a la dieta alta en proteínas y a mi a mis cortos 20 años me lo acaban de detectar y aunque no presenta síntomas graves si fue un unto de alerta para mi doctor. Estaría honrado y encantado de que me dieras tu opinión para saber si continuo con una paleodieta o mejor hago caso a las dietas del medico.

    Muchas gracias y éxito desde México.

  • Reply venamar ramos vera noviembre 11, 2015 at 7:04 am

    hola marco se que no viene al tema pero me gustaria que pudieras darme un consejo acerca del consumo de las alubias o el frijol como es mas conocido en mexico, saludos y de antemano gracias.

  • Reply Luismi noviembre 11, 2015 at 3:01 pm

    Pero después de todo ¿se puede comer jamón ibérico a diario? Yo hasta ahora lo hacía, pero ya no sé si puede ser perjudicial para mi salud.

  • Reply Mariana noviembre 12, 2015 at 5:09 am

    Muy buen artículo, neutral; como debe ser. El desarrollo de cancer es multifactorial, bien se apunta la ingesta desmedida aunada a malas técnicas de cocción de este producto. Esto no implica que los carnívoros tendrán cancer, ni que los vegetarianos no podríamos desarrollarlo. Ser vegetariano o vegano responde a intereses que van más allá de la salud propia.

  • Reply marcel noviembre 13, 2015 at 3:05 pm

    Hola MArcos:
    Interesante articulo, te dejo un enlace sobre el estado nutricional de los alimentos geneticamente modificados, sobre todo lo que son en base a glifosato y su impacto sobre la salud
    http://youtu.be/beSwPYRTAGA

  • Reply Joaquim Lamora noviembre 24, 2015 at 11:11 am

    Genial post, muy claro. Me ha encantado. Lo más importante, la calidad del alimento, y tener en cuenta que un tomate es muy saludable, pero acompañado de un trozo de pan, ya no lo es tanto.

    ¡Muchas gracias por esta post!

  • Reply Herbolario noviembre 30, 2015 at 11:33 am

    Muy buen artículo, defendiendo ante todo una alimentación sana y consciente, se puede llevar una alimentación variada incluyendo alimentos de origen animal, en su medida y si puede ser de calidad como nos comentas, alimentados con pastos y de origen biológico si pueden ser mejor.

  • Reply Ana diciembre 7, 2015 at 7:30 pm

    Excelente artículo me gusta investigar mas sobre estos temas por que luego se queda uno con las primeras noticias y eso la mayoría de los casos no es bueno

  • Reply Samuel abril 28, 2016 at 3:39 pm

    Hola, Marcos.

    Descubrí tu blog hace 3 días y no he podido parar de leerlo. Voy saltando de un artículo sobre alimentación en otro y, en cada salto, voy dejando atrás mitos y creencias erróneas. ¡Te estoy muy agradecido!

    He observado que usas con frecuencia un argumento (como apoyo, no como prueba): nuestros antepasados así lo hacían, así que es lógico que eso sea bueno. Nuestros antepasados consumían más grasa que hidratos, luego tiene sentido que eso sea beneficioso para nosotros. Pero este argumento o idea, no siempre funciona. Creo que es en este mismo artículo cuando mencionas que la carne guisada es más sana para el organismo que la carne a la parrilla o a la barbacoa, métodos estos últimos que nuestros antepasados muy probablemente usaron durante miles de años.

    Un saludo.

    Estoy súper contento por haber encontrado tu blog :).

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario abril 29, 2016 at 6:50 am

      Claro, la biología evolutiva nos da un marco conceptual para plantear hipótesis razonables sobre la salud, pero no tiene la última palabra. O podemos hablar también de alimentos que nunca consumieron nuestros ancestros y que no por ello son malos. Debemos aprender de ellos, no necesariamente imitarles

  • Reply Angie septiembre 9, 2016 at 4:38 am

    Hola Marco, viste el documental Cowspiracy? que opinas sobre el impacto del consumo de carne en el medio ambiente? (dejando de lado el tema nutricional)

  • Leave a Reply