Conceptos, Mark All, Nutrición

Alimentación y diabetes: Problemas del enfoque actual y un mejor camino

“Locura es hacer la misma cosa una y otra vez esperando obtener diferentes resultados” – Albert Einstein

Hace una semana se celebró el día mundial de la diabetes. En realidad, hay poco que celebrar. Los números asustan (estadísticas):

  • En los últimos 30 años se ha triplicado el número de diabéticos tipo 2. Es la primera causa de ceguera y fallo renal en adultos.
  • En Estados Unidos se espera que más de un tercio de la población tenga diabetes en los próximos años.
  • En España alcanza ya el 12% de la población (detalle) y se reconoce como uno de los problemas sanitarios más graves.
  • En México la diabetes es la primera causa de muerte entre las personas menores de 65 años (detalle).

Lo más impactante: la diabetes tipo 2 es una enfermedad fácilmente prevenible y curable en la mayoría de casos, pero las recomendaciones oficiales no ayudan a frenar esta epidemia. Hoy analizamos por qué fracasa el enfoque actual y exploramos un mejor camino.

¿Qué es la diabetes?

Después de comer se eleva la glucosa en sangre. Niveles elevados de glucosa son tóxicos. Para reducirlos, el páncreas libera insulina, la hormona encargada de almacenar la glucosa en el hígado, músculo o células grasas.

procesodiabetes

El sedentarismo y la obesidad son los principales factores de riesgo de la diabetes tipo 2. Si no haces ejercicio tus músculos no requieren mucho combustible, y la glucosa se va directa a tus reservas de grasa.

A medida que las células grasas (adipocitos) se llenan, ofrecen más resistencia a la entrada de nueva glucosa. Esto obliga al páncreas a generar más insulina, forzando la entrada de la glucosa que se acumula en la sangre. Ante el aumento de insulina, los adipocitos se vuelven todavía más resistentes, y tu páncreas genera todavía más insulina, y los adipocitos aumentan su resistencia… y así sucesivamente.

Esta escalada armamentística deriva en la llamada resistencia a la insulina, la antesala de la diabetes.

Con el tiempo, el esfuerzo adicional realizado por el páncreas para limpiar la glucosa en sangre puede llegar a agotarlo, deteriorando su funcionamiento. Por eso, resistencia a la insulina y daño del páncreas suelen aparecer juntos en la diabetes.

El resultado es un nivel elevado de glucosa en sangre, que daña vasos sanguíneos y múltiples órganos (ojos, riñones, cerebro, corazón…). Las ramificaciones son devastadoras: ceguera, fallo renal, demencia, amputaciones, muerte.

La propia hemoglobina de la sangre, responsable de  transportar el oxígeno a todos los tejidos, se deteriora por el exceso de glucosa.

De hecho se utiliza la prueba de hemoglobina glicosilada (HbA1c) como indicador del daño producido en los últimos 3 meses por la elevada glucosa. A partir de 6.5% se considera diabetes. Valores entre 5.7 y 6.4% reflejan prediabetes.

Mantenerse alejado de estos valores (idealmente por debajo de 5%) es fundamental para evitar los daños derivados.

El fracaso del enfoque actual

Desde los años 70, las recomendaciones oficiales han  estado basadas en reducir la ingesta de grasa, aumentando por tanto los carbohidratos, con los cereales en la base. Lo mismo se aconseja a los diabéticos.

piramideDiabetes

Estas ideas son malas en general, pero terribles para los diabéticos en particular:

  • Este estudio en más de 2.000 mujeres mostró resultados perjudiciales al reducir la grasa en el control de glucemia en mujeres diabéticas.
  • La dieta recomendada por la ADA (American Diabetes Association), baja en grasa, es poco efectiva para reducir las complicaciones coronarias en diabéticos (estudio).
  • Una dieta baja en grasa no reduce el riesgo de diabetes (estudio).
  • Reducir la grasa corporal es una de las claves para prevenir o revertir la diabetes, pero una dieta baja en grasa es poco efectiva para perder peso, según un estudio del propio Harvard.
  • Las dietas “estilo mediterráneo” que aumentaban la ingesta de grasa son más efectivas en la prevención de diabetes que las equivalentes bajas en grasa (estudio).

¿Por qué será que una dieta baja en grasa no es lo ideal para un diabético? Pensemos un poco.  Sabiendo que:

  1. Un diabético tiene una fuerte intolerancia a la glucosa.
  2. El carbohidrato es el macronutriente que más eleva la glucosa en sangre y la grasa el que menos.

Parece bastante evidente que aumentar los carbohidratos y reducir las grasas no es lo mejor, ¿verdad?

Y lo peor de todo: esto ya lo sabíamos hace 100 años.

Conocimiento antiguo

A principios del siglo XX, antes de la insulina inyectable, la única forma de controlar la glucemia era con alimentación. ¿Cómo? Restringiendo el carbohidrato y elevando la grasa. Los resultados eran excelentes (detalle).

Como ejemplo, un libro de cocina para diabéticos publicado en 1917. Priorizaba alimentos naturales ricos en grasa y proteína: aceite de oliva, nata, mantequilla, carnes, huevos, pescados… Nada de harinas, pan, pasta o azúcares. Arroz y avena sólo en ciertos casos.

A los diabéticos actuales les iría mucho mejor siguiendo este libro.

librodiabetesantiguo

Fuente: https://archive.org/details/diabeticcookeryr00oppeiala

Si hace 100 años sabíamos tratar la diabetes ¿Cómo llegamos al desastre actual? Dos grandes cambios nos hicieron olvidar la vieja sabiduría:

  • Se impuso el equivocado miedo a la grasa.  Las recomendaciones nutricionales publicadas a finales de los 70 instaban a comer más carbohidrato, reduciendo grasa y proteína. La gente hizo caso, pero el problema no ha hecho más que aumentar. ¿No habría que replantearse la solución? (Nota: recuerda que correlación no implica causalidad. Como veremos, es un problema más de alimentos, y calorías totales, que macros específicos).
evolucionmacros

Fuente: http://ajcn.nutrition.org/content/97/4/848.full

  • Se descubrió la insulina y se desarrollaron nuevos fármacos, pudiendo controlar así la glucosa externamente. La alimentación pasó a un segundo plano. ¿Para qué solucionar con alimentación lo que puedes enmascarar con medicación? Hoy sabemos que los enfoques basados únicamente en fármacos y en el control externo de la glucemia tienen serios efectos secundarios, por ejemplo un aumento del riesgo de enfermedad coronaria (estudio). Aprovechemos los fármacos disponibles, por supuesto, pero como apoyo en el tratamiento, no para cronificar una enfermedad curable.

insulina

Ante el fracaso contra la epidemia de diabetes, muchos proponían regresar a los probados métodos tradicionales. Pero las instituciones oficiales se mostraban inflexibles. La dieta baja en grasa era el evangelio. Cualquier otra cosa, blasfemia.

A los profesionales que defendían un enfoque alternativo se les exigía aportar una montaña de evidencia y estudios científicos de largo plazo. Algo que nunca presentaron los que propusieron cambiar radicalmente la alimentación de millones de personas en los años 70.

Ciencia moderna: diabetes y macronutrientes

Después de décadas de “oscuridad nutricional”, hay rayos de esperanza. Cada vez más evidencia apoya el uso de dietas bajas en carbohidrato como primera medida nutricional contra la diabetes (revisión).

Desde el 2008 la propia Asociación Americana de Diabetes reconoce el papel de las dietas bajas en carbohidrato y su superioridad en múltiples ámbitos (detalle). A pesar de ello, las recomendaciones generales han cambiado poco, y se centran principalmente en bajar de peso.

Sin duda los trastornos derivados de la diabetes tipo 2 se controlan (o incluso desaparecen) al bajar de peso, con cualquier dieta. Pero aquí está el problema. Perder peso con una dieta alta en carbohidrato cuando tienes resistencia a la insulina es difícil. Por eso personas con poca tolerancia a la glucosa pierdan más peso al restringir el carbohidrato (estudio).

Además, la reducción de carbohidrato permite mejorar el control de la glucosa incluso sin pérdida de peso asociada (estudio, estudio).

Importantes revistas científicas, como Nutrition Journal, están publicando información contundente sobre la necesidad de modificar los dogmas actuales. Esta revisión lo resume perfectamente:

“La incapacidad de las recomendaciones actuales para controlar la epidemia de diabetes, el fracaso específico de las dietas bajas en grasa para reducir la obesidad, el riesgo cardiovascular o la salud en general y los constantes informes sobre serios efectos secundarios de fármacos para diabéticos, en combinación con el éxito continuado de dietas bajas en carbohidrato para tratar la diabetes y el síndrome metabólico sin efectos secundarios significantes, nos apunta a la necesidad de revaluar las recomendaciones nutricionales.

Los beneficios de la restricción de carbohidrato en la diabetes son inmediatos y están bien documentados. Las reservas sobre su eficacia o seguridad a largo plazo son conjeturas y no se sustentan en la evidencia. La restricción de carbohidrato reduce de manera fiable la glucosa en sangre, no requiere pérdida de peso (aunque es lo que más la facilita) y lleva a la reducción o eliminación de la medicación.

Este enfoque es el mejor documentado y menos controvertido. La insistencia de ensayos clínicos controlados y aleatorizados de largo plazo como la única evidencia aceptable no tiene precedentes en la ciencia. La seriedad de la diabetes requiere que evaluemos toda la evidencia disponible, y ésta es suficientemente fuerte como para que la responsabilidad de la prueba recaiga en aquellos que se oponen.”

¿Qué significa “bajo en carbohidrato”?

Como vimos en un artículo anterior, no existe una definición consensuada de lo que significa dieta baja en carbohidrato. En la mayoría de estudios se utilizan rangos entre 20 y 30% del total de las calorías, pero incluso bajar a niveles del 40% (respecto a la recomendación oficial de 50-60%) muestra beneficios claros (estudio).

Es importante experimentar para encontrar lo que funciona mejor en cada uno, tanto a nivel de control de glucemia como de preferencias.

Merece también la pena analizar los extremos. ¿Qué pasa si se restringe al máximo el carbohidrato? Analicemos el efecto de la cetosis en la diabetes.

¿Qué pasa en el extremo? Cetosis

Dado que la diabetes tipo 2 es básicamente un problema de control de glucosa en sangre, es razonable pensar que minimizar las elevaciones de glucosa (y por tanto necesidad de insulina) debería ser un enfoque efectivo.

Para lograrlo, debemos limitar los carbohidratos a niveles de 20-40 gramos al día, entrando en cetosis. Básicamente queremos aprovechar la capacidad de nuestro cuerpo de usar grasa y cuerpos cetónicos como combustible, minimizando la necesidad de glucosa.

Antiguamente se usaba un enfoque similar (70% grasa, 8% carbohidrato) para tratar la diabetes en algunos hospitales, con buen resultado (detalle). Hoy sigue funcionando (estudio).

En un estudio de 24 semanas, una dieta cetogénica obtuvo mejores resultados que una dieta clásica para diabéticos baja en calorías.

lowcalvsketo

VLCKD = Very Low Carb Ketogenic Diet

Otro estudio comparativo de una dieta cetogénica con una baja en índice glucémico, especial para diabéticos, muestra de nuevo mejores resultados en la dieta cetogénica, en todos los indicadores:

  • Mejor control de la hemoglobina glicosilada (-1.5% vs 0.5%).
  • Mayor pérdida de peso (11.1 Kg vs 6.9 Kg).
  • Reducción o eliminación de la medicación en más casos (95.2% vs 62%).

No recomiendo la cetosis como filosofía de alimentación general, pero es una terapia de choque muy efectiva para personas con fuerte resistencia a la insulina. Un beneficio adicional es el efecto antiinflamatorio de los cuerpos cetónicos (estudio), ya que la inflamación, como veremos enseguida, contribuye también a la diabetes.

A pesar de sus grandes resultados y pruebas de seguridad a largo plazo en diabéticos (estudio), muchos profesionales de la salud siguen pensando en la cetosis como algo perjudicial. Es el dogma que se enseña en las universidades.

Dicho esto, es evidente que un diabético debe monitorizar sus cuerpos cetónicos en sangre. Al igual que ocurre con la glucosa, son tóxicos en altas concentraciones.  Un diabético tipo 2 capaz de producir insulina no va a llegar nunca a un nivel peligroso de cuerpos cetónicos, pero si el páncreas está muy dañado (como es el caso de un diabético tipo 1), la cetoacidosis es un riesgo real.

También es necesaria supervisión si tomas fármacos. La cetosis produce una bajada pronunciada de la glucosa en sangre, y probablemente será necesario ajustar la medicación (estudio). Quizá incluso eliminarla.

Proteína

Dado que la diabetes puede dañar los riñones, la proteína suele ser escasa en la dieta de un diabético. Pero la proteína no causa daño renal, y una ingesta adecuada de proteína tiene muchos más beneficios que riesgos para un diabético:

  • Los diabéticos pierden músculo con más facilidad, y restringir artificialmente la proteína magnifica el problema (detalle). Aumentar la musculatura mejora la sensibilidad a la insulina, fundamental para un diabético.
  • Mejor control de la glucosa al sustituir carbohidrato por proteína (estudioestudio).
  • Mayor saciedad. El poder saciante de la proteína (estudio) facilita la pérdida de peso, clave en un diabético.

En un estudio presentado en la propia Asociación Americana de Diabetes, una dieta alta en proteína (30%) produjo mejores resultados en casi todos los indicadores que una dieta con la recomendación oficial de proteína (15%).

Por ejemplo, los que siguieron la dieta alta en proteína ganaron un 2.8% de músculo, mientras que los seguidores de la dieta alta en carbohidrato perdieron un 2.1%.

Macronutrientes vs Alimentos

A pesar de la superioridad de las dietas bajas en carbohidrato para tratar la diabetes, no existe un % mágico de macros mejor para todos. Hay ciertas pautas generales, pero no dejan de ser herramientas a probar y personalizar. ¿Qué te sienta mejor? ¿Cuál vas a seguir a largo plazo?

Al final, los alimentos son más importantes que los macros.

Una dieta baja en carbohidrato pero alta en alimentos industriales será peor que una más alta en carbohidrato que priorice vegetales y buenos almidones.

En cuanto a almidones, la recomendación actual está únicamente basada en el índice glucémico, un indicador bastante pobre, con mucha variación individual. Prefiero evaluar qué impacto tendrá cada tipo de almidón en la microbiota (flora intestinal). La relación entre una microbiota disfuncional y la diabetes es clara (estudio).

Carbohidratos modernos, basados en harinas, pueden elevar la inflamación sistémica (detalle), y la inflamación es un factor de riesgo independiente de la obesidad (estudio, estudio, estudio). Recientemente hablamos sobre cómo reducir esta inflamación, y casi todas las recomendaciones aplicarían a diabéticos.

Si has desarrollado diabetes tipo 2 sin tener sobrepeso, probablemente tu problema se deba en parte a una pobre adaptación genética a alimentos modernos, como lácteos y cereales. Te recomendaría probar un tiempo con un enfoque paleo puro:

  • Una dieta paleolítica funciona mejor que la dieta típica para la diabetes (estudio).
  • Y controla mejor la glucemia que una dieta mediterránea (estudio).

Frecuencia de comidas

Otra recomendación típica para los diabéticos es comer 6 veces al día. Pero si tu páncreas tiene problemas para responder a la comida, no parece lógico obligarle a trabajar constantemente.

ayuno

Un estudio en diabéticos demuestra que aquellos que comían las mismas calorías diarias, concentradas en dos comidas, tuvieron mejores resultados que los que hacían 6 comidas diarias.

Otro estudio en diabéticos concluye lo mismo: concentrar calorías del desayuno y comida en una gran comida es ventajoso desde un punto de vista metabólico. Nota: especialmente cuando la gran comida es moderada en carbohidrato.

Como siempre, lo que comes es más importante que la frecuencia, pero es un ejemplo más de cómo las recomendaciones actuales tienen poco sustento científico. Los ayunos intermitentes pueden ser interesantes para diabéticos:

  • Reducen problemas típicos asociados a la diabetes, como inflamación, presión arterial y resistencia a la insulina (estudio).
  • Mejoran la función pancreática. La autofagia es clave en el proceso de recuperación del páncreas (estudio), y la autofagia es uno de los superpoderes del ayuno intermitente.

Otros tipos de diabetes

Me he referido principalmente a la diabetes tipo II. En otros casos habría que matizar algunas ideas, pero los principios generales siguen siendo aplicables.

Diabetes tipo 1

Es una enfermedad autoinmune. El propio cuerpo ataca el páncreas, impactando (y finalmente anulando) su capacidad de producir insulina.

No sabemos exactamente qué dispara la diabetes tipo 1, pero sin duda el entorno moderno es un factor de riesgo. Es una enfermedad directamente relacionada con el aumento de la civilización. Nuestro sistema inmune vive en un mundo al que no está bien adaptado (por ejemplo hemos eliminado nuestras viejas bacterias) y se dispara sin control. Una pared intestinal comprometida también pueden contribuir a esta enfermedad, y nuestra alimentación no ayuda (estudio).

Queda mucho por investigar. Hoy no es una enfermedad curable, al contrario que la diabetes tipo 2, pero los estudios también apuntan a que es más fácilmente controlable moderando los carbohidratos (estudio).

Diabetes tipo 3

Para algunos expertos, la diabetes tipo 3 será la próxima epidemia. Las enfermedades neurodegenerativas van en aumento (detalle), y los problemas metabólicos contribuyen a trastornos como el Alzheimer.

Según el Journal of Diabetes: “El término diabetes tipo 3 describe de manera correcta el hecho de que el Alzheimer representa una forma de diabetes que involucra selectivamente el cerebro, con características moleculares y bioquímicas comunes a la diabetes tipo 1 y tipo 2”. Es decir, resistencia a la insulina en el cerebro.

Más información sobre cómo cuidar tu cerebro aquí y aquí.

Diabetes gestacional

Durante el embarazo, la mujer desarrolla cierta resistencia a la insulina para asegurar la llegada de suficientes nutrientes a su hijo. Este proceso natural puede exacerbarse y derivar en diabetes gestacional, peligrosa para la madre y para el bebé. Más detalle en alimentación y embarazo.

Advertencia final: La diabetes es una enfermedad seria. Consulta con tu médico, endocrino o dietista-nutricionista, pero intenta buscar un profesional actualizado. De lo contrario será una dura batalla.

Share Button
Únete a la Revolución ¡Ya somos más de 100.000!
y recibe gratis el Manual Revolucionario (ejemplos de alimentación y entrenamiento)

Previous Post Next Post

58 Comments

  • Reply joan noviembre 23, 2015 at 3:39 pm

    Una actualizada vision de una falsa enfermedad. Puedo decirte que muchos de mis pacientes han eliminado el tratamiento farmacologico siguiendo estas directrices. En realidad tkdo consiste en recuperarse de su resistencia a la insulina.

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario noviembre 24, 2015 at 2:42 am

      Gracias Joan, y efectivamente tratar esa resistencia a la insulina es la clave para combatir la diabetes tipo 2

  • Reply Carmen noviembre 23, 2015 at 4:39 pm

    Yo no llegué a ser diabética, pero desde luego tenía resistencia a la insulina, ninguna dieta me funcionó (varias de endocrinos) y hasta que probé tu enfoque no logré resultados. Ahora funciono mucho mejor, gracias por todo!

  • Reply Toni noviembre 23, 2015 at 5:21 pm

    Gran artículo Marcos, como siempre. Muchísimas gracias por tu aportación, gracias a ti he aprendido a comer y puedo ayudar a otros que me rodean, aunque la mayoría se resisten mucho…una pena.

    Con 43 años me encuentro en la mejor forma de salud de mi vida y eso es algo que en gran parte de debo a ti.

    Un fan muy agradecido 🙂

    Un saludote.

  • Reply Claudio noviembre 23, 2015 at 6:08 pm

    Buenos días, Marcos! Otro artículo que es de la hostia! Mi madre es diabética y posee hígado graso (no padece obesidad) y éso sumado a un sobrepeso (desde los 12 años tengo un solo riñón, con el temor a las proteínas que éso conllevaba) que yo mismo he arrastrado desde el año 2008, de alguna manera me han motivado vagamente a no bajar los brazos, hasta que un día conocí tu Blog. Verdaderamente Marcos estoy en condiciones de decir que gracias a ti he vuelto a vivir de verdad. A principios de año pesaba 80 kilos, midiendo sólo 1.64m de altura, hoy peso 66 kilos y mi porcentaje de grasa corporal según mi váscula es del 22.4%. Mi mujer también está en el 23.8 gracias a ti. Todo haciendo ejercicio solo una vez a la semana. Gracias de nuevo Marcos, somos de Argentina, ojalá algún día pueda conocerte. Te debo muchísimo. A todo el mundo le hablo de ti, en el trabajo, en el club de Pádel, mi familia, etc. Me siento vivo de verdad porque por primera vez en mi con lo que nutrición y salud respecta tengo muy claro HACIA DONDE IR. Gracias por compartir tu sabiduría con nosotros, jamás un médico nos enseñó el sendero como tu lo has hecho. Prontamente le estaré regalando “Guerrera Espartana” a mi esposa. GRACIAS 🙂

  • Reply Jose noviembre 23, 2015 at 8:25 pm

    Muy interesante, llevo un par de semanas leyendo tu blog y me está cambiando muchos paradigmas, increible. Mi pregunta, me acaban de diagnosticar prediabetes, tu plan de alimentación (Plan revolucionario) me ayudaría?

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario noviembre 24, 2015 at 12:33 pm

      Te ayudará, revisa además un apartado específico que incluye para personas con problemas en el control de la glucosa, como es tu caso

  • Reply Mar noviembre 23, 2015 at 8:59 pm

    Hola Marcos,toda mi familia nos alimentamos como dices,pero tengo dudas en la alimentación de los niños,tengo 2 hijos varones de 5 y 7,años,no toman lácteos y prácticamente nada de cereales,desde los 2 años(que es cuando empecé a seguir esta tendencia de alimentación y deporte,aunque siempre lo he practicado)
    Podrías Porfavor,hacer algún artículo sobre la alimentación en niños??ya sabes el toston que da la gente en qye coman a todas horas y todo eso,yo no hago caso,pero me gustaría saber que unos niños activos y deportistas como los míos,cuantas veces deben comer al día y que cantidades….en fin un poco de todo para estar bien Segura.
    Gracias por tus artículos,no sabes mi marido como ha cambiado con este tipo de nutrición!!!!psrece otro!!
    Un saludo

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario noviembre 24, 2015 at 12:34 pm

      Gracias Mar, apuntado queda el tema 🙂

      • Reply Nieves noviembre 24, 2015 at 1:37 pm

        Me uno a Mar,
        cuando mi hijo hace ayuno intermitente (de manera natural y no habitual) le noto con la misma energía de siempre (al fin y al cabo si no había comida en la caverna, no habría para nadie, no?) pero siempre me surgen dudas al respecto de si a ellos que están creciendo les afectara de otra manera.

        Nosotros hemos “eliminado” la merienda diaria (solo le doy si la pide expresamente), pero siempre tienes que escuchar el típico comentario de “¿No le das nada para merendar al niño?” y tu te queda con cara de lela mirando como los otros niños se zampan un donut de merienda…

  • Reply Matias noviembre 23, 2015 at 10:10 pm

    Marcos, he leído este articulo atentamente porque llevo semanas inmerso en el análisis y estudio de estas problemáticas. Busco mejorar mis conocimientos para poder ayudar a alumnos que tengas Diabetes. Te envío un articulo escrito por un gran referente en mi país Argentina, espero sirva de ayuda y en caso de que no coincidas con algunos pensamientos me lo hagas saber para hacer uso de tu opiñón y análisis. Muchas Gracias!

    http://jorgeroig.info/es/blog/el-entrenamiento-de-la-fuerza-asociado-a-una-dieta-alta-en-proteinas-en-la-obesidad-y-la-diabetes-tipo-2

    http://jorgeroig.info/es/blog/entrenamiento-y-diabetes-tipo-2

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario noviembre 24, 2015 at 12:37 pm

      Coincido en muchos puntos, el entrenamiento de fuerza es clave para un diabético por muchos motivos, y acompañado de una buena ingesta de proteína ayuda enormemente a resolver el problema

  • Reply Luis Florentín noviembre 23, 2015 at 10:36 pm

    Hola Marcos,
    Enhorabuena por tu blog, no dejo de recomendarlo. Y también por este artículo, hacia tiempo que esperaba una entrada relacionada con la diabetes.
    Soy diabético tipo uno desde hace cinco años y sigo las recomendaciones que propones en materia de nutrición. Tal y como apuntas en el artículo, mi endocrina también es de las que se echa las manos a la cabeza cuando le hablo de que como con un porcentaje bajo de hidratos de carbono, pero yo tengo más que comprobado que me resulta mucho más sencillo controlar el nivel de glucosa en sangre y reduzco enormemente la cantidad insulina que necesito.
    Además, soy profesor de educación física en secundaria y trato de advertir de los riesgos de los hábitos nutricionales actuales. Hay que enseñar a comer desde edades tempranas que es cuando se asientan los hábitos.
    Por último, señalar que pienso que la diabetes no contraindica la plática de ningún tipo de actividad física, parece extendido que sólo podemos hacer deporte aeróbico suave, pero no. En mi caso practico atletismo, especialista en salto de altura, deporte anaeróbico aláctico por excelencia (velocidad, multisaltos y trabajo de pesas), y he podido seguir afrontando los entrenamientos a pesar de la diabetes (el nivel cae porque la edad y algunas lesiones pasan factura pero ahí estamos rindiendo decentemente: campeón de España de salto de altura en 2015).
    Te animo a seguir tu labor. Yo, en la medida de mis posibilidades, te echaré un cable promoviendo la revolución.
    Saludos
    Luis Florentín

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario noviembre 24, 2015 at 12:39 pm

      Me alegra mucho tu mensaje Luis, un ejemplo a seguir y demostración de que no hay que dejarse vencer por nuestras circunstancias, adelante!

    • Reply Antonio David Gil marzo 5, 2017 at 7:41 pm

      Luís, me gustaría poder comentar algunos asuntos relacionados con la diabetes tipo 1 y la práctica deportiva, así como la alimentación. ¿Podría enviarte un email a alguna dirección?
      Gracias.

  • Reply franc noviembre 24, 2015 at 12:09 am

    Hola, que le recomendarias a alguien con las siguientes caracteristicas?

    Sobrepeso de mas de 10KG.
    Buenos niveles de Colesterol
    Buenos niveles de Azucar en sangre
    Trigliceridos elevados por 3 años (230-300) no bajan con 600mg diarios de Bezafibrato
    Niveles de Lipidos de Alta densidad por debajo de lo recomendable
    Niveles de lipidos de baja densidad por arriva de lo recomendable.

    Le extirparon la vesicula.

    Se compromete a hacer minimo 1 hora de ejercicio al dia por 4 dias a la semana, debido a que por ahora por asuntos de tiempo, familio,a trabajo no se puede comprometer a mas.

    ¿Que alimentacion/complementos recomendarias?

  • Reply vegetales noviembre 24, 2015 at 1:15 am

    Me a gustado mucho el hangout sobre diabetes, me mola cuando sales por esos debates, enhorabuena.

  • Reply Christian 29 noviembre 24, 2015 at 2:43 am

    Excelente aportacion como siempre, eres la unica persona que dice las cosas como son, detras de toda esta mafia de las industrias alimenticias y farmaceuticas. Mi granito de arena al mundo seria recomendar mas tu blog, para que mas personas conozcan la realidad de las cosas, y dejemos de darle dinero a toda la conspiracion alimenticia de la actualidad.

    Con conocimiento solido como el tuyo la salud resulta mas economica, que ser ignorante y seguir a la manada de ovejas ciegas ¡¡

    GRACIAS..

  • Reply Ignacio noviembre 24, 2015 at 7:47 am

    Fantástico!!! Soy diabético tipo I, desde hace 17 años. Llevo dos añitos con glicosiladas de 6,2-6,6 gracias a desterrar el pack pan-pasta-arroz. Antes glicos de 8 a 9 y glucemias postpandriales de 200 mínimo. ¿Quién me repitió el mantra “hayquecomerdetodo hayquecomerdetodo hayquecomerdetodo”? Ah sí, mi endocrino. Ahora la médico que me lleva, se está cayendo del burro al ver mi excelente control de la diabetes, siguiendo esencialmente tus indicaciones. Muchas gracias por la labor que realizas!!!

    • Reply Ana enero 29, 2016 at 7:33 am

      Hola!
      Sólo comes los ch de las verduras? Y legumbres? Metes en la alimentación almidones? Cuántos ch comes aprox? Y no tienes cuerpos cetónicos? Me interesa mucho el tema! Yo he bajado quitando el pack que comentas 4 puntos a mi glico pero me da miedo la cetoacidosis si quito muchos carbos.
      Gracias y un saludo!

  • Reply Alfonso noviembre 24, 2015 at 9:07 am

    Simplemente genial, como de costumbre Marcos. Pero por más que he buscado aqui en el blog, no encuentro nada acerca del cromo. Tanto en la primera formulación que se utilizó (el picolinato de cromo) como el polinicotinato que al parecer es más seguro. Muchos productos “magicos” para adelgazar, lo utlilizan como complemento y le llaman termogénico. Sin embargo, al parecer hay estudios de que sobre todo en América, hay cierta deficiencia de este mineral en el suelo y que con la suplementación se consigue que la insulina sea mejor asimilada por las células. Me gustaría saber tu opinión al respecto , ya que al parecer es un buen apoyo como suplemento además de tus recomendaciones dietéticas para los diabéticos de tipo 2.

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario noviembre 24, 2015 at 12:51 pm

      Está bastante estudiado para mejorar la sensibilidad a la insulina, en algunas personas reduce también los antojos, merece la pena experimentar en algunos casos. Por espacio no he entrado en la parte de suplementos para diabéticos, pero es otro tema interesante

      • Reply Alfonso diciembre 2, 2015 at 2:17 am

        Muchas gracias por responder Marcos, como siempre muy amable. Esta entrada en particular me gusto muchisimo y no sé si quieras escucha una parodia que hice de el más icónico comercial del veneno gasificado más famoso del mundo. El orignal data de los setentas… lo que nos dice ya bástante históricamente.(Lo tengo en facebook, pero no lo pego aqui por promcionarme, entiendo que tal vez lo quieras borrar, pero me gustaría que lo escucharas): https://www.facebook.com/josealfonso.navarrodelgadillo/videos/10201659275418802/?pnref=story

  • Reply Abel noviembre 24, 2015 at 9:29 am

    Hay una cosa que no he visto referenciada hasta ahora en ningún capítulo. Dices que la glucosa es arrastrada por la insulina hacia los músculos para reponer, y cuanod están llenos se almacena como grasa. Entonces qué diferencia hay entre comer grasa y comer CH. La grasa que comes y no usas, ¿acaso no se acumula? Y la pregunta más importante: ¿Suponiendo que no la quemes, la grasa que se almacena de la que comes es igual, por ejemplo, del salmón que la grasa que se forma tras un atracón de postres? Es decir, ¿es mejor almacenar grasa de salmón que de conversión de azúcar?

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario noviembre 24, 2015 at 12:58 pm

      La respuesta daría para otro artículo 🙂 En personas diabéticas el CH no ayuda a controlar la glucosa en sangre, pero cualquier excedente calórico se va a acumular como grasa. La grasa dietética en exceso también, incluso sin insulina (hay una vía llamada ASP). Pero tenemos que hablar del efecto hormonal que produce cada una (impacto en insulina, saciedad etc) y en general, personas con intolerancia a la glucosa deben controlar el macronutriente que exacerba esa intolerancia (el carbohidrato)

  • Reply Fran noviembre 24, 2015 at 10:01 am

    Buenas Marcos,

    Muy buen post, como todos.

    Quería preguntarte si estas recomendaciones se pueden aplicar al caso contrario de la diabetes. Me explico: si el problema es que la glucosa en sangre baja muy rápido y a niveles críticamente bajos. Esto es lo que le sucede a mi hermana y la recomendación médica es comer hidratos cada 2 ó 3 horas… Pensaban que era un insulinoma pero la han hecho muchas pruebas y dicen que el páncreas está bien.

    Un saludo y sigue así.

  • Reply Sergio noviembre 24, 2015 at 10:29 am

    Buenas Marcos,

    La epidemia de diabetes puede provenir de un exceso de carbohidratos, sobre todo cereales y azúcares, pero hay poblaciones (por ejemplo la del estudio de Kitava) que consumían un 70% de carbohidrato y ni rastro de diabetes. Ya sé que no era en forma de cereales, pero es alta en carbohidratos, ¿qué opinas al respecto? Me gustaría saber tu opinión.

    En este artículo (http://migymencasa.com/critica-la-dieta-la-zona/) critiqué el enfoque de que el problema sólo sean las cantidades de carbohidrato más que de donde provienen… ¿qué te parece?

    Gracias y buen trabajo!

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario noviembre 24, 2015 at 1:04 pm

      Hola Sergio, como digo en el artículo, hay que hablar de macros, pero los alimentos son lo más importante, y en Kitava tenían una alimentación basada en tubérculos, coco (mucha grasa saturada :), fruta, pescado… súmale mucha actividad física, exposición al sol…
      Además, que una dieta baja en CH sea lo mejor para un diabético no quiere decir que un exceso de CH la produzca, si esos CH se queman con ejercicio o se limita la ingesta calórica

      • Reply Sergio noviembre 24, 2015 at 1:09 pm

        Entendido, GRACIAS por la respuesta!

  • Reply Cecilia Candia noviembre 24, 2015 at 11:44 am

    Tus artículos siempre son muy interesantes, pero me dejan con gusto a poco…¿podrías dar un ejemplo de un día de dieta para personas con resistencia a la insulina? Desde el desayuno a la cena, me gustaría tenerlo como ejemplo de verdad lo agradecería.

    Yo llevo una dieta alta en proteínas y casi nada de cereales, mi madre tiene diabetes tipo 2 y yo NO quiero tener diabetes, trato de cuidarme mucho.

    Saludos,

    Cecilia

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario noviembre 24, 2015 at 1:05 pm

      Gracias Cecilia, si te interesa un plan detallado de menús, recetas etc échale un vistazo a nuestro libro de El Plan Revolucionario 🙂

  • Reply Sonia noviembre 24, 2015 at 1:14 pm

    Hola Marcos:
    Tengo una niña de 13 años con diabetes I y realmente no sé cómo alimentarla. Ha tenido tres hipoglucemias severas en las que ha entrado en coma y esta semana pasada ha necesitado 2 veces una vía de glucosa por vena para remontar las bajadas porque no le subía el azúcar después de darle 30 gr de azúcar (no subía de 35). El problema es que los endocrinos siempre te insisten en la ingesta de hidratos de carbono y da bastante miedo no seguir las indicaciones. Últimamente el deporte le baja muchísimo el azúcar y tiene que empezar a más de 200 para al final acabar teniendo una hipo.
    En resumen, ¿Cómo lo podría hacer para que el deporte (a veces una caminata de 10 km a ritmo suave) no le baje los niveles de glucosa y lo que queme sea la grasa? Cuando no hace deporte, necesita esos niveles de insulina, en cambio cuando lo hace, le estorba casi toda la insulina que lleva pinchada.
    Gracias, estoy entusiasmada con lo que haces!!!

  • Reply jason montero noviembre 24, 2015 at 2:22 pm

    muy buen articulo; pero tengo una consulta ¿como puedes evitar la adiccion en los azucares en las personas? yo me he cansado de intentarlo, y he optado en hacer entender a las personas con las siguiente analogia:
    si tomas agua de mar necesitaras mas agua dulce para revertir el proceso de deshidratacion; si tienes adiccion por la agua de mar asegurate de tener suficiente agua dulce para contrarestar la sal; si tienes adiccion a la azucar asegurate de consumir suficientes nutrientes para equilibrar la glucosa; como tambien ahcer suficiente ejercicio para que se consuma esa glucosa.
    no se si esta bien pero veo que puede ser una buena alternativa

  • Reply Isabel noviembre 24, 2015 at 3:12 pm

    Este articulo me cae a pelo, muchas gracias Marcos!!

  • Reply Daniel Hernández noviembre 24, 2015 at 4:43 pm

    Completísima revisión, Marcos. Tu aportación al hangout #DSPDiabetes fue fundamental. A ver si entendemos de una vez la necesidad del cambio de rumbo…

  • Reply Daniel Hernández noviembre 24, 2015 at 4:44 pm

    Por cierto, lo del libro de dieta hospitalaria en diabéticos de principios del siglo XX es una reliquia, ¡no tenía ni idea de que así fuera!

  • Reply Sergio noviembre 26, 2015 at 3:01 pm

    Excelente nota Marcos, gracias por compartir un camino que lleva a un buen estilo de vida

  • Reply Antonio Caparroz Aguayo noviembre 28, 2015 at 2:02 am

    No entiendo a estos científicos de pacotilla, jugar con la muerte de las personas. Un científico no es científico si no aprende cosas nuevas.,

    En fín como siempre gran repor…

  • Reply Andres noviembre 28, 2015 at 4:31 pm

    Marcos,

    Un saludo y te estamos muy agradecidos por tus descubrimientos.

    Oye, yo tengo una duda referente a la NEUROGENESIS.
    Tengo 43 años y me pregunto si tienes alguna relacion sobre el beneficio que en este respecto puedo tener con tu programa -en la practica ¿tambien estaria siendo beneficiado cierto?

  • Reply CIRIACO noviembre 29, 2015 at 7:33 pm

    Buenas Marcos, como siempre un artículo excelente. Gracias por tu esfuerzo en aclararnos el complejo mundo de la salud y del ejercicio físico.

    Soy prediabetico, y sufro leves hipoglucemias. Por tanto a media mañana y media tarde creo necesitar comer una fruta ó algo, antes de iniciar mi sesión deportiva

    En mi caso si realizo ejercicio aeróbico a veces me empiezo a notar los síntomas de la proximidad de la hipo, como sudores, debilidad. Pero si realizo una sesión mas anaeróbica tipo ejercicios con peso, no suelo tener síntomas de hipo.

    Por ello te agradecería me aclarases si en función del tipo de ejercicio físico a realizar, la glucosa actúa de diferente forma en el cuerpo, pudiendo aparecer hipos ó no y si por ello se debe de comer previamente al ejercicio diferente cantidad de hidratos.

  • Reply Herbolario noviembre 30, 2015 at 11:52 am

    Muy buen estudio, la clave está en la alimentación y hábitos, es increíble como tratamientos actuales dentro del sistema de salud no tengan en cuenta este tipo de pautas a llevar a cabo en la aliemtnación.

  • Reply Modi diciembre 9, 2015 at 3:28 pm

    Excelente artículo y excelente trabajo de investigación. Con mucha de la información que estás suministrando en esta web, he conseguido que mucha gente a mi alrededor se conciencie y mejore su salud. Muchas gracias Marcos.
    También quisiera formularte una pregunta una tanto comprometida, ¿en qué consiste tu formación en el ambito de la salud? Doy por sentado que tienes algún tipo de título académico relacionado pero quisiera saber cuál es. Yo leo atentamente todo lo que escribes y no dudo que tus conocimientos ya superan y están más actualizados que muchos profesionales que campan por ahí adelante y a los que cuando les planteo esta información que tú expones, intentan justificar lo aprendido en su formación reglada de manera incoherente. No me importaría en absoluto verte de catedrático en una universidad de medicina o que gente como tú se dedique a la formación de futuros terapeutas. Supongo que tu tiempo estará muy limitado por todo este trabajo de divulgación pero me gustaría que todo esto llegase lo más lejos posible y zarandease los pilares de la supuesta sabiduría médica actual, que en muchos casos ha obviado directamente la sabiduría de nuestros abuelos; y para eso lamentablemente hay que pasar por el aro de la titulitis. Si en mi mano estuviera dejaba en tus manos parte del plan de estudios de muchas carreras realcionadas con la salud.
    Un cordial saludo

  • Reply Ramiro Díaz diciembre 12, 2015 at 9:43 am

    Muy buenas Marcos,

    Leer tus artículos es algo increíble, ¡da gusto la verdad!

    Comentarte o consultarte que mi hermana es diabética y celiaca, y lo cierto es que lo lleva muuuy mal. La dentadura la tiene destrozada (supuestamente por culpa de la insulina), ha perdido la vista de un ojo y el otro ve pero poquito, de hecho trabaja eventualmente para la ONCE. Tiene descompensaciones constantes bastante fuertes. Digestivamente es un descontrol, muchas diarreas y demás. Estuvo ingresada mil veces, pero los endocrinos lo único que hacen es un seguimiento sin aportar más solución que cuando está mala ingresarla.

    Para ponerlo en contexto, tiene 34 años, diabética del peor tipo desde los 12 y celiaca que se sepa desde los 16. De hecho fíjate el grado de descompensación que tuvo ya desde un primer momento, que la “regla” no le vino hasta los 19 años.

    Al ser celiaca se supone que el exceso de fibra es malo, así que limita mucho el consumo de verduras y aumenta el de carbohidratos, con muchos productos sin glúten (tostadas, pan, pasta y arroces, etc.). Teniendo en cuenta que es diabética y que acabo de leer que el consumo basado en una alta ingesta de carbohidratos dispara la glucosa…

    ¿Se te ocurre alguna indicación que sea buena para ella en cuanto a alimentación?

    Yo ya le he dicho 4 cosas que creo que son importantes: lo primerito dejar de fumar, una rutina de horarios decente, que cuide la calidad del descanso, que haga ejercicio constante pero moderado y que deje de beber cocacola aunque sea Zero!!!!

    Además, adiós a los procesados por completo, y a partir de ahí todo lo demás…pero ella me dice que con el problema de la celiaquía no tiene mucho margen para escapar de los procesados…yo he visto la composición de sus tostadas y pan sin glúten y, al margen de lo que ya pienso de antemano sobre los cereales en general, todo lo que lleva eso es increíble!!!

    Le he hecho una lista con las mejores frutas, lo vi en tu artículo, y le he dicho que una dieta tipo “paleo” eliminando las legumbres, cereales, leche, azúcar y alimentos procesados sería buenísimo…pero me contesta que si basa su alimentación tal y como yo le digo en carne, pescado, huevos, hortalizas y verduras frescas, setas y algas, que tendrá una descompensación de las “raciones” que le mandan tomar al día y un exceso de proteína y fibra. Los médicos le dicen que su hermano (yo) es poco menos que imbécil por reducir lo más sano para ella, que son precisamente los cereales.

    En uno de tus programas de radio, hablabas con Carlos (no sé qué más), y él comentó que no es tan importante la relación de carbohidratos y proteínas ingerida, como sí lo es la calidad de los mismos. Mejor comer alimentos saludables y tener hábitos saludables antes de ponerse a medir calorías, relación en porcentaje de macronutrientes ingeridos, etc.

    ¿Crees que dadas sus 2 enfermedades mis consejos de alimentación son correctos?

    Es que si voy a cualquier clínica o nutricionista, todos se basan en la famosa pirámide, con la que no estoy muy de acuerdo (gracias a ti). Si supieras de alguna clínica decente donde enfocar este problema sería genial.

    Sin más, un saludo..y muchas gracias puedas contestar o no. Eres un auténtico genio (inteligencia+trabajo duro+pasión en lo que haces) 😉

    • Reply Fernando enero 8, 2016 at 2:39 am

      Imagino estás en España… Busca a @nutri_rivers o @pzjarana para atención personalizada.

      Tu propuesta no es mala pero como señalan, habría que ajustar con la medicación.
      Por lo visto tu hermana sufre de severos transtornos autoinmunes, y reparar su intestino es la prioridad número uno, el problema es que ya hay mucho tiempo de evolución pero sin duda puede mejorar su calidad de vida.

      Probioticos/almidon resistente + yemas de huevo con espinacas y pollo con aceite de coco y té de jengibre con cúrcuma sería sus desayunos

  • Reply Pino enero 13, 2016 at 10:03 pm

    Hola Marcos:
    Soy uno de los nuevos seguidores del blog que tienes, pero reconozco que me ha enganchado bastante. El tema d la diabetes me interesa en especial, n solo por mi rpofesión(soy enfermera), sino porque mi padre es diabético tipo II. Él es médico ,patólogo y ha trabajado como médico de familia antes de jubillarse. Hace tres años creo que se había dado por perdido así mismo, comía en exceso, bebía en exceso, cada vez estaba mas gordo, y cada vez tenía que pincharse mas insulina. De repente un buen día decidió cambiar su situación y, de la noche a la mañana, retiro todos los hidratos de cabono de su dieta(he de decir que era una persona que se comía el solo una barra de pan al día y debía beber casi dos litros de cerveza… entre otras monerías), frutas y algunas verduras que, por su indice glucémico, no le venían bien. Se empapó de todo lo habido y por haber sobre grupos de limentos y sus indices glucémicos, hasta que decidió hacer una dieta paleo a su manera, claro. Se retiró la insulina(por su cuenta y riesgo) el mismo día que decidió enbarcarse en esta aventura y resulto que SUS GLUCEMIAS SE MANTENÍAN EN LA NORMALIDAD. A su endocrina casi le dió un aptatus cuando le dijo que ya no se pincahba insulina y que no comía ningún HdC, lo tachó de loco e insesnsato….por supuesto a él se lo pasó por el forro de los…. porque él mismo llevaba tiempo diciendo que los endocrinos no tienen ni p. idea de manejar la diabetes. El caso es que tuvo la oportunidad de trabajar como medico de fmilia un tiempo y sus compañeros del centtro de salud se maravillavan de que “sus diabéticos” estuvieran bajando sus niveles de hemoglobina glicosilada hasta rangos en los que no impicaba daño renal. Si supieran que la primera regla de oro es retirarle los HdC otro gallo cantaría. En fin que dicho esto le envié tu artículo y me gustaría que leyeras lo que él me escribió. Uns aludo y seguiré leyéndote!!
    Es largo pero más o menos he podido darle un vistazo rápido. El enfoque está bien. Es interesante que se hayan ido a la época preinsulínica (antes de 1922) para ver el tratamiento dietético. No comenta que en aquellos tratamientos dietéticos de entonces (cosa que yo también he hecho) la cantidad de whisky que médicamente hacían tomar a los diabéticos. Tampoco que hacían también restricción proteica pues la forma de medir la glucosa en sangre de aquellos entonces era a través del reactivo de Benedict que mide cuerpos reductores entre los que están los aminoácidos de cadena larga. Así la dieta se reducía a verduras y grasas. En cuanto a la definición de dieta low carbo no vale con hablar de porcentajes sino que hay que hablar en valores absolutos: Dieta en la que la ingesta de almidón y azúcares es menor de 25 gr/día. La fibra soluble, los polialcoholes y los edulcorantes naturales o artificiales no se pueden incluir en esos 25 gr/día. Lo demás son tópicos manidos tocados de una forma muy teórica. De todas formas es una manera buena de enfocar la diabetes. Le falta decirm lo fundamental y es que LA DIABETES SE PUEDE CONTROLAR ÚNICA, TOTAL Y ABSOLUTAMENTE CON UNA DIETA LOW CARBO, que esto lo sabe gente que conoce bien el tema y existe abundante bibliografía al respecto que se oculta y se embarra con la mayor confusión posible. Alrededor del 25% del gasto sanitario en los países occidentales lo produce la diabetes. ¿Cómo va a haber interés con acabar con ella?. En cuanto al ejercicio es importante pero sólo es un colofón que pone las glucemias en la excelencia una vez que se haga bien la dieta. Para poder hacer bien la dieta son necesarias un montón de horas, de días y de semanas de formación/educación pues son conceptos que no existen en el conocimiento normal de la gente y la mayoría de los que existen están equivocados desgraciadamente.

    • Reply DAVID DIAZ GIL mayo 16, 2017 at 9:33 am

      Hola compañera, hace 4 meses que me han diagnosticado DMT1 y llevo 3 meses sin insulina, claro está con una dieta Low carbs, pero me gustaría saber si hay alguna manera de contactar con tu padre, me encantaría que me aportara lucidez en algunas pequeñas dudas que tengo.

      Luchar contra un tipo 1 es más complejo que contra un tipo2, claro está.

      Un abrazo.

  • Reply Jesus Marizan Vasquez agosto 30, 2016 at 5:49 pm

    Este es mi primer comentario, llevo tiempo siguiendo tu página y empecé a aplicar la cetosis con recarga semanal de carbohidratos, y un día de ayuno… Amigo mio dejame decirte que eres un genio. Nunca en mi vida había estado tan musculoso, peso 220lbs con 15% de grasa baje mucha grasa aplicando tus consejos. De verdad gracias y en nombre de toda latinoamérica te mando un abrazo hermano, éxitos!!

  • Reply Javi noviembre 27, 2016 at 12:07 pm

    Enhorabuena Marcos y todo tu equipo por estos blogs, están ayudando a mucha gente.

    Si se siguiesen tus consejos por toda la poblacións la sanidad pública se ahorraría muchos miles de millones, que se podrían emplear en otras muchas cosas, como sacarnos de la crisis…

  • Reply BEATRIZ S diciembre 1, 2016 at 7:32 pm

    WOW CREO QUE ESTA INFORMACION ME HA LLEGADO A TIEMPO. ME ACABAN DE DETECTAR DIABETES LA GLUCOSA ME SALIO MAS DE 200 Y DE INMEDIATO ME RECETARON INSULINA . ESTOY UN POCO PREOCUPADA Y EMPEZE CON LA DIETA BAJA EN GRASAS QUE ME RECOMENDO LA DRA PERO LO QUE ME PREOCUPA ES EL EFECTO DE LA INSULINA . ME PUEDO HACER DEPENDIENTE DE LA INSULINA POR EMPEZAR A TOMARLA TAN PRONTO O ES BUENO QUE INICIE EL TRATAMIENTO TAN RAPIDO. QUE ME ACONSEJAS

  • Reply alfonso cake diciembre 31, 2016 at 12:13 am

    Marcos: no está el audio del programa…

  • Reply Juanjo febrero 28, 2017 at 3:03 pm

    Lo que no acabo de entender es por qué no recomiendas mantenerse en cetosis. ¿Una dieta basada en la grasa como fuente de energía no se puede mantener a largo plazo? Por supuesto con buenas raciones de verduras para aportar fibra, vitaminas y otros nutrientes.

  • Reply Paola febrero 28, 2017 at 6:01 pm

    Hola Marcos. Me encanta leerte. Siempre concuerdo contigo y aprendo. Quisiera pedirte que escribas sobre el manejo de la diabetes, resistencia a la insulina y síndrome metabólico en la enfermedad renal, sobre todo en los primeros estadios, cuando hay proteinuria, por favor. Yo trabajo con pacientes nefrópatas. Me ayudaría muchísimo leer algo tuyo al respecto.
    Gracias de antemano y un abrazo.

  • Reply NAOMY MENA marzo 10, 2017 at 4:59 am

    Hola, soy estudiante de Nutrición y dietética con otro enfoque desde que inicie la carrera, es triste ver la falta de actualización que existe en las aulas de clase por medio de los profesores. Me encanta tu pagina siempre la consulto cuando tengo alguna duda, es muy clara.
    Me esta ayudando mucho para mi tesis. Gracias por tan exquisita información.
    Saludos

  • Reply Javier octubre 20, 2017 at 7:00 pm

    Han diagnosticado a mi hija diabetes tipo 1 y tengo una duda. Porque en estos pacientes es peligrosa la cetosis? Que es la cetoacidosis?

    Gracias

  • Leave a Reply

    RECIBE GRATIS EL MANUAL REVOLUCIONARIO: EJEMPLOS DE MENÚS, ENTRENAMIENTOS, RECETAS...
    x