Conceptos, Desafíos, Mark All

Beneficios del Frío para tu Cuerpo y tu Mente

«Si elegimos siempre la comodidad nunca aprenderemos las profundas capacidades de nuestra mente y nuestro cuerpo» – Wim Hof

El agua caliente es un invento reciente. Salvo que vivieran cerca de alguna terma ancestral, los primeros humanos se bañaban al natural. Estos mismos humanos conquistaron gran parte del planeta al final de la última era glacial. Nuestros genes se forjaron en la adversidad, y se deterioran con el exceso de comodidad.

En el artículo de hoy entenderás los beneficios de reconectar con el frío y cómo convertirlo en tu amigo.

Casas más calientes, cuerpos más gordos

La explicación oficial de la epidemia de obesidad es que comemos más y nos movemos menos. En gran medida es cierto,  pero hay otros muchos aspectos.

Defendernos de los elementos siempre supuso un gran gasto energético, hasta la llegada de un moderno invento: la calefacción central. Su uso ha traído muchos beneficios, por supuesto, pero nos ha alejado de un viejo amigo: el frío.

La temperatura interior de nuestras casas se ha elevado varios grados en pocas décadas (detalle), estrechando nuestra zona de confort térmico y atrofiando nuestra capacidad de lidiar con el entorno natural.

La temperatura promedio de las casas se ha elevado, y el rango térmico al que nos exponemos con frecuencia se ha estrechado

La monotonía térmica nos hace por ejemplo gastar menos calorías, y multitud de estudios concluyen que esta comodidad es una causa adicional de la epidemia de obesidad (estudio, revisión, revisión, revisión, revisión, revisión).

Como describe esta revisión, vivimos en un «entorno termal obesogénico», y nuestra salud se beneficiará de bajar de vez en cuando la temperatura corporal. Revisemos a continuación algunos de los beneficios del frío.

Beneficios metabólicos

Para empezar, el frío eleva la adiponectina, una proteína liberada por los adipocitos que estimula la quema de grasa (estudio, estudio). Niveles bajos de esta proteína se asocian con resistencia a la insulina y obesidad (estudio, revisión, revisión). Su aumento se asocia con mayor longevidad (revisión, estudio).

La exposición al frío eleva de manera importante el metabolismo (estudio, estudio), facilitando la quema de grasa (estudio).

Parte del aumento del gasto energético viene del tejido adiposo marrón o grasa parda. Al contrario que nuestra odiada grasa blanca, la grasa parda es rica en mitocondrias, y su especialidad es convertir calorías en calor (detalle, estudio).

En la cómoda sociedad moderna este tejido permanece casi siempre inactivo, ya que para despertar su potencial debemos darle un motivo. Y el principal motivo es el frío.

A menor temperatura mayor activación de la grasa parda. Fuente: https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMoa0810780

Al nacer no podemos tiritar, por eso los bebés tienen gran cantidad de grasa marrón como protección. Perdemos parte de esta grasa al crecer, pero si nunca nos exponemos al frío la pérdida será mucho mayor, aumentando el riesgo de obesidad (detalle).

En este estudio se observaron diferencias importantes en las cantidades de tejido adiposo marrón en adultos. Al exponerlos durante dos horas a una temperatura fresca pero tolerable, de 19ºC, los que tenían más grasa parda quemaron 250 calorías adicionales durante ese período.

La grasa parda se concentra en el cuello y zona clavicular. Quienes poseen más queman más calorías al exponerse al frío. Fuente: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3726164/

Nota: Aunque el frío es la forma más directa de activar la grasa parda, el ejercicio parece tener también un ligero efecto (revisión, estudio).

Además de elevar el metabolismo, la exposición al frío mejora la sensibilidad a la insulina (estudio).

Evidentemente el frío nunca compensará una mala dieta o una vida sedentaria, pero es un factor adicional que nos ayudará (estudio, estudio, revisión).

De hecho vemos una relación inversa entre activación de grasa parda y aumento de grasa blanca (estudio), pero la dirección de la relación no está clara. ¿Se acumula grasa blanca al no activar la grasa parda o se destruye grasa parda al engordar? Ambos pueden ser ciertos, pero sea como fuere, activar tu grasa parda te ayudará.

A mayor grasa blanca, menos grasa parda. Fuente: https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMoa0808718#t=article

Mejora el estado de ánimo

Exponerse al frío eleva los niveles de noradrenalina, dopamina y betaendorfinas, mejorando la vigilia y la atención. Esto convierte a las duchas frías en un tratamiento efectivo contra síntomas de depresión (estudio, estudio, estudio, estudio).

Al igual que el calor, el frío libera proteínas de choque térmico. Una de las más estudiadas es la RBM3, que en animales tiene un papel neuroprotector (estudio, estudio, estudio, estudio). No está claro si el efecto es tan directo en humanos, pero sí es una intervención utilizada en el caso de traumatismo cerebral (detalle, detalle).

En animales, una mayor expresión de estas proteínas alarga la vida (estudio, estudio), y tenemos mucha evidencia observacional en humanos en el caso de las saunas (detalle).

Reduce la inflamación

La inflamación sistémica de bajo grado contribuye a casi todas las enfermedades crónicas modernas, y su reducción se asocia con mayor longevidad (detalle, detalle).

La exposición puntual al frío ayuda a reducir esta inflamación (estudio, estudio, estudio, estudio).

De hecho, parte de las mejoras en la depresión pueden venir también de una menor inflamación cerebral (detalle, detalle).

Regula el sistema inmune

Nuestro sistema inmune también parece beneficiarse del desafío del frío:

  • Tres inmersiones en agua fresca a la semana, durante 6 semanas (una hora a 14ºC) elevó el número de células del sistema inmune (estudio), al igual que la exposición a frío ambiental: 4-5ºC durante 1-2 horas (estudio, estudio).
  • Las personas que nadan con frecuencia en agua fría tienen más leucocitos y monocitos (estudio).
  • Treinta días terminando la ducha con agua fría reduce las ausencias laborales (estudio).

Estrategias para aprovechar el frío

No vayas desabrigado en invierno, pero tampoco te protejas en exceso. Espera quizá un poco más antes de ponerte la chaqueta cuando empieza a refrescar. En casa, intenta pasar al menos un par de horas a una temperatura por debajo de 19ºC. Es tolerable para la mayoría pero supone ya un estímulo interesante (estudio).

No pases frío constante, pero tampoco te sobreprotejas

El mensaje principal es que no buscamos una exposición crónica al frío, sino estímulos puntuales. Por eso soy partidario de la ducha fría, al ser un estímulo puntual fácil de regular.

Puedes empezar terminando tu ducha normal con 30 segundos de agua templada. Con el tiempo vas alargando la duración y bajando la temperatura. Algo razonable sería terminar con dos minutos de agua fría, o duchándote directamente con agua «fría» durante el verano.

Y por supuesto, nada supera bañarse en la naturaleza. Siempre que tengas la oportunidad de meterte en un lago helado, aprovéchala.

Temperatura

La inmersión en agua a 14ºC produce ya una respuesta hormonal pronunciada (estudio), y la mayoría de estudios utilizan temperaturas entre 5 y 15ºC.

Como siempre, progresa gradualmente. Empieza con temperaturas incómodas pero tolerables durante 30-60 segundos. Si empiezas a tiritar, sal, tu cuerpo ya ha recibido el estímulo necesario.

Por último, está de moda la crioterapia, que te expone a temperaturas por debajo de -100ºC, pero más frío no es necesariamente mejor. Ajustando por tiempo, el simple agua parece más efectiva que la sofisticada crioterapia (estudio, estudio).

La crioterapia no es necesariamente mejor que el simple agua

¿Cuándo? O Frío y Entrenamiento

El frío nos activa, convirtiendo a la ducha fría en una gran forma de empezar el día. ¿Más agua fría y menos cafeína?

El único momento donde aplicaría cautela sería alrededor del entrenamiento de fuerza, ya que el frío es un arma de doble filo.

El ejercicio eleva la inflamación y el estrés oxidativo (estudio, estudio). Esta elevación breve pero pronunciada no solo no es mala, sino que es necesaria. Es precisamente una de las señales que desencadenan las adaptaciones musculares.

Pero como vimos, el frío reduce la inflamación y eleva la capacidad antioxidante del cuerpo (estudio, estudio). En términos generales esto es bueno, pero no necesariamente después del entrenamiento (o de una lesión).

En este estudio por ejemplo, los sujetos que se sumergían en agua fría después del entrenamiento (10 minutos a 10ºC), ganaron menos masa muscular que los demás. Otros estudios confirman esta menor adaptación (estudio).

Los que se sumergían en agua fría después de entrenar (CWI – Cold Water Immersion) ganaron menos masa muscular. Fuente: https://physoc.onlinelibrary.wiley.com/doi/epdf/10.1113/JP270570

Pero por otro lado, el frío puede facilitar la recuperación a corto plazo (estudio, estudio, estudio, estudio), siendo interesante por ejemplo durante una competición que exija enfrentar distintos eventos en poco tiempo. En este caso nos importa más la recuperación rápida que las adaptaciones posteriores.

También es probable que el impacto dependa del tipo de actividad física. Por ejemplo, la exposición al frío activa la AMPK y podría potenciar la biogénesis mitocondrial (estudio, estudio), más relevante en deportes de resistencia. Y al menos dos estudios en ciclistas demuestran mejoras de rendimiento con la exposición al frío (estudio, estudio).

Nota: Personalmente termino la ducha con agua fría incluso después de entrenar fuerza, ya que representa un estímulo muy inferior a sumergirse en agua helada durante diez minutos, que es lo que hacen en los estudios.

Nota 2: Si vives en Burgos o Teruel, el concepto de ducha fría cobra una dimensión especial en invierno (detalle). Ajusta la temperatura a tu geografía.

El beneficio psicológico

Como vimos, salir con frecuencia de nuestra zona de comodidad térmica beneficia al cuerpo, pero también a la mente.

En tu interior hay una lucha constante entre tu jinete y tu elefante (detalle). El jinete es racional y piensa en el largo plazo. El elefante es emocional y se mueve más por el placer y la comodidad. El jinete quiere hacer lo correcto, el elefante lo fácil.

Cada vez que te obligas a hacer algo que no te apetece, tu jinete se fortalece. Cada vez que te dejas vencer por la comodidad, tu elefante gana.

El momento de girar la llave de la ducha es un buen reflejo de esta lucha: el jinete sabe que te beneficiarás del sacrificio, pero al elefante le espanta el frío. Tu respuesta en ese momento es más importante de lo que crees. Ejercer disciplina en las pequeñas decisiones de cada día impactará todos los aspectos de tu vida.

Como decía Viktor Frank, «Entre el estímulo y la respuesta hay un espacio. En este espacio se encuentra nuestro poder de elegir nuestra respuesta. En nuestra respuesta están nuestro crecimiento y nuestra libertad». De vez en cuando, elige el frío.

Share Button
Previous Post Next Post

50 Comments

  • Reply Daniel julio 20, 2019 at 8:50 am

    Hola Marcos. Tengo la presión arterial baja, sobre todo en verano, y me gustaría saber si las duchas de agua fría ayudarían a regularla. He leído cosas contradictorias al respecto en la red o también que lo ideal es compaginar agua fria y caliente a razón de 30 segundos de cada cosa, pero no sé, no me fío.
    Espero tu respuesta, que de ti si me fío 😉
    y que viva la revolución!!!

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario julio 21, 2019 at 7:55 am

      Hola Daniel, a corto plazo el frío eleva la presión arterial, y aunque desconozco estudios a largo plazo, mal no te va a hacer 🙂

  • Reply Xabier julio 20, 2019 at 9:18 am

    Hola marcos. Genial como siempre. Yo me baño prácticamente en el mar todos los días,. Lo q más baja es a 10-11 grados q es bastante frío. Suelo estar 8-10 minutos y las sensaciones son buenísimas. Ni un simple moco, energía, mejor adaptación al frío invernal…. Pero me he quedado un poco «plof» con lo de q no es recomendable bañarse en agua fría después de entrenar fuerza. No compensa los beneficios q te aporta el baño frío????? Merma mucho el entreno????? Gracias y abrazo desde donosti

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario julio 21, 2019 at 7:55 am

      Si puedes esperar 1-2 horas mejor, pero la pérdida de adaptación tampoco es muy marcada. A nivel amateur probablemente no tiene gran importante

  • Reply Jose julio 20, 2019 at 9:26 am

    Muy interesante. Yo siempre he cogido catarros con los cambios de estación, era algo automático, y cada dos o tres inviernos una buena gripe también caía. Pues bien, desde hace 2 años hago baños de contraste de agua fría (14º) y agua caliente en la zona wellness de mi gimnasio, y desde entonces no he cogido ni un solo resfriado. Mi experiencia cuadra bastante con lo que dices en el artículo.

    Un saludo

    • Reply Mauro Héctor julio 20, 2019 at 1:12 pm

      Son peligrosas las duchas de agua fría para personas con problemas del corazón?

    • Reply LUis julio 20, 2019 at 4:24 pm

      Yo sigo el metodo Wim Hof desde hace un anyo y medio: exposicion cronica al frio, ejercicios respiratorios, estiramientos y meditacion.

      No me he puesto enfermo ni una vez desde entonces. Ni gripes, ni resfriados, ni nada.

  • Reply Enol julio 20, 2019 at 10:03 am

    Gran artículo Marcos, aplicó mucho la exposición al frío durante el invierno , pero en mi caso al vivir en Sevilla durante los meses de verano es imposible, pongo fría la ducha pero ni aún así sale fría como para dar un estímulo interesante… Por tanto, espero impaciente un artículo sobre los efectos de la exposición al calor que es lo que suelo aplicar estos meses . Un saludo.

      • Reply Víctor julio 20, 2019 at 1:53 pm

        Hola Marcos!!

        Hace ya un tiempo que no tengo tan claros los beneficios de las saunas. Me suena haber leido un estudio donde sometieron a unos participates a 20 min de sauna a 80 grados. Les hicieron una análisis de esperma antes y después, y después los parámetros de motilidad densidad y otros muchos descendieron, y se tardó 6 en volver a la normalidad. El feio es bueno para testículos, testosterona y demás, pero el calor no lo tengo tan claro, aunque sea beneficiosa para la salud cardiovascular..

      • Reply Mauro julio 22, 2019 at 4:17 am

        Los que tienen problemas de corazón pueden tomar duchas frías?

  • Reply Joseba julio 20, 2019 at 11:27 am

    Al leer que el frío no compensa una vida sedentaria pero es un factor adicional me ha venido a la cabeza el tándem perfecto: nadar en el mar en invierno-primavera, u otra actividad análoga. La época en la que mejor estado físico y de salud me he encontrado fue en la que hice una formación en socorrismo acuático en espacios naturales. Eso sí, controlar por supuesto la comida, que en mi caso al menos aquella época engullía y muchas veces pecaba (una vez me zampé de una tacada medio bizcocho recubierto de chocolate de esos de supermercado).
    Un saludo y gracias por todo lo que nos aportas

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario julio 21, 2019 at 7:58 am

      Exacto, de ahí otro de los beneficios de practicar actividad física en un entorno natural, matas varios pájaros de un tiro 🙂

  • Reply Jose julio 20, 2019 at 12:00 pm

    Desde mi punto de vista la ropa tb es un invento. La gente deberia ir más a la playa y estar desnudos. Si empezásemos a educar a la gente de otra forma y elimináramos tabúes mejor nos iria como especie 🙂

  • Reply Luisito julio 20, 2019 at 1:13 pm

    Hola Marcos! Me parece que hay una contradicción en este párrafo: «Al nacer no podemos tiritar, por eso los bebés tienen gran cantidad de grasa marrón como protección. Perdemos parte de esta grasa al crecer, pero si nunca nos exponemos al frío la pérdida será mucho mayor, aumentando el riesgo de obesidad (detalle).»
    Saludos!

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario julio 20, 2019 at 1:33 pm

      No, está bien. Al desarrollarnos «aprendemos» a tiritar, que es otra forma de protegerse del frío, y necesitamos por tanto menos grasa parda 🙂

      • Reply Alvaro julio 30, 2019 at 11:05 am

        «…pero si nunca nos exponemos al frío la pérdida será mucho mayor, aumentando el riesgo de obesidad» puede estar ahí la contradicción? debería poner la pérdida será mucho menor?

        Un saludo

        • Reply Marcos - Fitness Revolucionario julio 30, 2019 at 1:35 pm

          No, está bien :). Si no nos exponemos al frío la pérdida de grasa parda será mayor, y esto aumenta el riesgo de obesidad

  • Reply Maria julio 20, 2019 at 2:30 pm

    Genial!!!!. Gracias 🙂

  • Reply Maria julio 20, 2019 at 2:33 pm

    Hola Marcos. Pregunta, sirve de algo comenzar con ducha de agua fria al final del baño diario y solo en brazos y piernas? (hasta poder hacerlo en todo el cuerpo!) 😉 . Y muchas gracias.

    • Reply Mario Vial julio 20, 2019 at 10:28 pm

      En mi experiencia si sirve. Yo comencé con un enjuague final con agua helada en mis duchas calientes. Creo que si es solo brazos y piernas, es más un avance psicológico durante un periodo de transición y no creo que presente los beneficios explicados en este artículo, debido a que no están los órganos del cuerpo expuestos directamente al frío.
      Una vez leí por ahí: «Cómo vas a realizar todo eso grandioso que quieres conseguir si no puedes soportar 5 minutos de agua fría» Me lo digo cada mañana al ducharme con agua fría y he superado ya los 2 meses de duchas diarias a las 7:30 con 4°. He sido siempre friolento! y no creí poder hacerlo ya que además me gusta mucho el agua bien caliente jajaja.. pero se puede! ánimo!

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario julio 21, 2019 at 7:59 am

      Claro, se puede ir poco a poco 🙂

    • Reply Violeta julio 21, 2019 at 2:14 pm

      Hola Maria, yo empecé así y también bajando solo un poco la temperatura al principio y poco a poco bajándola más. Me ayudó mucho darme cuenta de que en vez de tensarme tenía que relajar la musculatura para poder aguantar un poco más de tiempo (porque llevo muy mal el frío y me agobiaba mucho bajar la temperatura de la ducha).

  • Reply Maria julio 20, 2019 at 6:32 pm

    Y quienes vivimos en países cálidos o tropicales? El agua debe estar igualmente fría (entre 14°c y 19°c) o quizá «frío» en nuestro caso seria lo que para otros es «fresco y tolerable»? Hasta ahora he logrado tiritar poniéndome bajo el aire acondicionado (16°c) después de una ducha fría (con el agua que si a 19°c o 20°c) y psicologicamente es una maravilla.

  • Reply Mario Vial julio 20, 2019 at 10:21 pm

    Hace 2 meses que me ducho cada mañana (7:30 hrs) con agua fría, acá en Chile es invierno y en las mañanas hay entre 4 y 9 grados de temperatura ambiente y algunas veces cuesta, pero es increíble lo rápido que uno se acostumbra, incluso hasta realmente disfrutarlo y no querer terminar de ducharme.
    Hace unos años había hecho lo mismo pero en verano (mucho más fácil) y lo dejé cuando comenzó el frío, pero esta vez creo que ya no lo dejaré más.
    Con esto he mejorado mucho mi tolerancia y relación con el frío, sin esfuerzo, solo cosa de ravalorizar la sensación de incomodidad aprendida al sentir una parte de tu cuerpo fría o el incluso el frío exterior, a una sensación neutra de temperatura, que al final no molesta y si menos atención le prestas es mucho más soportable.
    Saludos!

  • Reply María Jesús julio 20, 2019 at 10:27 pm

    Brillante y de excelente nivel como siempre, se agradece profundamente tu profesionalismo, dedicación y claridad en cada tema que abordas.
    Un abrazo desde Chile genio!

  • Reply Ricardo Bautista Camargo julio 21, 2019 at 2:05 am

    Excelente artículo, ya estoy familiarizado con esta técnica, yo practico apnea recreativa, utilizo agua lluvia recolectada en grandes canecas y aparte realizo tres inmersiones diarias. He estado mejorando mis tiempos en promedio 1min 50seg, mi record absoluto bajo agua helada es 2min 45seg, y en agua templada de piscina 3min 25seg. Es absolutamente cierto el cuerpo se siente renovado tras las inmersiones aparte muy rara vez me da gripa, practico ciclísmo recreativo y tenis de mesa competitivo y me siento orgulloso de a mis 49 años tener mejor movilidad y energía explosiva que muchos jovencitos de mi club.

  • Reply Candido julio 21, 2019 at 2:12 am

    ¡Excelente articulo! Los beneficios mentales son realmente increíbles, vengo practicando el darme duchas de agua fría y realmente te ayuda, como vos bien decís, a domar al elefante. ¡Y mejor aún cuando lo combinás con un ayuno! Siento que, la combinación de entrenar en ayunos largos (36 – 48 horas) y darme luego una ducha de agua fría me hacen vivir el presente de forma increíble.

    Además son grandiosos los beneficios funcionales de adaptarse al frio, ahora que estamos en invierno en Uruguay es clave estar adaptado. Con las duchas y tomarme un tiempo para estar en el frio, he pasado de pasar frio en invierno a sentirme cómodo.

    ¡Un gran articulo!

  • Reply Irene julio 21, 2019 at 6:35 am

    ¿Hay alguna contraindicación conocida de ducharse con agua fría durante la menstruación? ¿Qué plantea el metodo Wim Hof para ello? Esos días suele darme más reparo meterle tanta caña al cuerpo, pero no sé si será mi elefante tomando el poder, jaja. Muchas gracias por otro gran artículo!

  • Reply Alvaro julio 21, 2019 at 10:20 am

    Mi experiencia tras casi un año de 3-4 baños semanales en el Cantábrico no podía ser más satisfactoria.

    Incluso ahora (verano) que la temperatura del mar no está todo lo baja que me gustaría para maximizar los beneficios, me ducho con el agua bien fría.

    Y ojo, que yo era el gran friolero que me metía en el mar en verano y si acaso.

    Gracias, Marcos.

  • Reply Miguel julio 21, 2019 at 10:55 am

    Hola Marcos, yo practico surf, deporte que practicamos durante horas a temperaturas de hasta 11 grados en invierno, eso si con traje de neopreno. Es un deporte de resistencia pero también con picos de alta intensidad. — Recomendarías acabar la ducha en frío despues de surfear, o no tendría mucho efecto, tras estar tanto tiempo en el agua? Mejoraría la recuperación muscular como apuntas en el artículo?

    muchas gracias por el artículo y un saludo!

  • Reply Donna julio 21, 2019 at 2:15 pm

    Maravillosa entrada!

    Vivo en NY y como sabras en invierno llegamos a temperaturas extremas de igual manera pasa en verano. Comencé hacer duchas frías en enero por las mañanas y el agua que baja x mi ducha si es que fría, que sientes que te penetra hasta los huesos… en fin, empecé a meditar, a mirar más adentro, a comer grasas saludables, a comer más real y hasta ahora no me ha dado ni una gripe. Además que ha cambiado totalmente mi idea sobre el invierno espantoso que tenemos acá, ahora cuando salgo a la calle siempre pienso que el frío es bueno para mi mitochondria. Me encanto que hagas énfasis en la oportunidad que tenemos entre un giro a la izquierda o a la derecha cuando nos duchamos, son las pequeñas promesas diarias que mantenemos las que nos hacen creer en nosotros mismos y restaurar nuestra confianza.

  • Reply Violeta julio 21, 2019 at 2:26 pm

    Hola Marcos,
    Gracias por el artículo. Soy terriblemente friolera y desde hace un tiempo intento exponerme más al frío, terminando las duchas con agua fría, entrenando fuera… y la verdad es que voy consiguiendo ser un poco mas tolerante al frio. Pero tengo una duda, en el trabajo paso muchísimo frío. La mayor parte del tiempo estoy sentada y aunque estamos a 22°C termino congelada. Tengo siempre un forro polar para cuando no aguanto más y he llegado a ponerme guantes. También intento moverme de forma regular aunque aún asi paso mucho frío. Sigue siendo bueno para mí exponerme puntualmente al frío? O podría considerarse perjudicial al estar en una situación crónica de estrés térmico, aunque sea percibida? Hay estudios (con ratones) que muestran que el estrés térmico crónico inmunosuprime y favorece el crecimiento tumoral. Que opinas?
    Gracias!

  • Reply Diego julio 21, 2019 at 4:23 pm

    Gracias Marcos, quiero contarle algo.

    Yo padezco de diabetes 2 y me había estado preguntando sobre la influencia del frío en la diabetes ya que una vez estuve en la capital (Bogotá) y visite un tío que vive casi en la montaña donde las temperaturas son como de 4°c a la madrugada, allí estuve como 2 días y me pasó algo que me dejó impresionado pues había comido algo de carbohidratos que normalmente no solía comer y cuando fui a medir mi glucosa vaya sorpresa que andaba en un rango normal.

    Igual me pasó cuando fui de visita a Europa en temporada de frío y solía comer uno que otro platillo como pizza en Italia, el helado y cosas así, (todo con moderación) algo que jamás hago aquí donde vivo, e igual mi sorpresa es que mi examen de hemoglobina glicocilada igual salió bien para mi rango en la diabetes, y yo creía que me iba a salir un poco descontrolada, pero casi el mes que estuve allá estuve expuesto al frío caminando y todo.

    En base a esto he notado y confirmo con este post que realmente hay algo en el frío que nos puede beneficiar a los diabéticos

    Gracias Marcos! Saludos desde Colombia

  • Reply Alberto julio 21, 2019 at 8:14 pm

    Al meternos en un agua fría, por ejemplo el mar. Crees que el movernos para «calentarnos» por ejemplo nadando reducen los beneficios al sentir menos frío?

  • Reply Miguel julio 21, 2019 at 8:44 pm

    Y el calor?, también es estresosr, con la que esta cayendo en la meseta española lo de pasar frío parece una broma, hasta con el agua, llega a ti caliente desde la alcachofa de la ducha, o levemente templada. Redios…

    • Reply Juan julio 22, 2019 at 11:07 pm

      Preguntale a Saitama XD

  • Reply Juliana julio 22, 2019 at 12:06 am

    Nada para comentar sobre el artículo, sólo decirte que te sigo simplemente por la coherencia y equilibrio que exponés en todos los artículos sobre nutrición y entrenamiento que compartís. Muchas Gracias!!.

  • Reply abriel julio 22, 2019 at 8:49 am

    Yo sigo el método Wim Hof desde febrero de este año a diario y he podido comprobar lo bien que me hace en todos los sentidos. Cero resfriados, mucha más fortaleza mental, muchísima más capacidad de aguantar el frío (voy caminando a la oficina y he salido con 5º sin abrigos, media hora cada mañana), no subo de peso por más que coma (52kg), y el agua de las duchas frías, aunque no lo crean, llega un momento en que se siente caliente, en pleno invierno. Algo pasa en la mente que se nota este efecto, y se lo he escuchado a mucha gente, así que no era que me estaba volviendo loca jajaja. Posiblemente sea uno de los métodos que siga para el resto de la vida, además de las pesas. Saludos!

  • Reply abriel julio 22, 2019 at 8:53 am

    Otro comentario que me parece que puede interesar: tengo hipotiroidismo de Hashimoto desde hace 20 años y en las pruebas después de varios meses practicándolo, todo está bien controlado. Este método, al parecer, no afecta en la tiroides.

  • Reply Matias julio 22, 2019 at 11:14 am

    Hola marcos, como siempre genial. El que se comenzaba lcon ducha caliente y despues bajaba la temperadtura y terminar con con fría era 007 James Bond.
    Repito la pregunta de Alberto, en lagos muy frió la única forma de aguantar era nadando.

  • Reply Roberto julio 22, 2019 at 2:29 pm

    Gran post, Marcos, como siempre.
    Yo cuando salgo del gimnasio en invierno voy caminando a mi casa y no uso ningún abrigo, aprovecho que entré en calor con el entrenamiento para exponerme al frío, pero ¿debería dejar de hacerlo en ese momento? O ¿mientras no me duche con agua fría después de entrenar tampoco hay mucho problema?
    También ¿cuanto es «agua fría»? Yo antes las hacía y básicamente encendía el grifo de agua fría a todo lo que daba y el de la caliente ni lo tocaba ¿Qué temperatura sería eso aproximadamente?

  • Reply Rodo Béjar julio 24, 2019 at 1:09 am

    Hola Marcos ¿Los baños fríos tienen efecto en la testosterona?

  • Reply LD julio 25, 2019 at 10:22 am

    Hola Rodo, aunque no soy Marcos me gustaría aclarártelo… Sí afecta a la testosterona de forma positiva ya que la aumenta, lee esto que seguro que te gustará…

    https://www.fitnessrevolucionario.com/2013/05/12/aumenta-tus-niveles-de-testosterona-de-manera-natural-parte-i/

    https://www.fitnessrevolucionario.com/2013/05/19/aumenta-tus-niveles-de-testosterona-de-manera-natural-parte-ii/

    Un saludo

  • Reply racuna julio 25, 2019 at 2:34 pm

    ¿Qué tal a largo plazo? llevo un año y unos meses duchándome con agua fría luego de cada entrenamiento. Mis papás insisten en que a la larga voy a tener dolor de huesos. E incluso que un doctor les había dicho que «cuando jóvenes no lo toman en cuenta, pero eso les pasa factura cuando viejos». Etc

    ¿Sus miedos están justificados?

  • Reply Jesus julio 27, 2019 at 1:59 am

    Excelente articulo Marcos, Gracias!!

    Hace rato que no entraba atu blog… y no por casualidad me encuentro con pedazo de articulo. Se me ha hecho dificil hacer las baños de agua fria, porque siempre estoy poniendome excusas de no contar con bañeras que si tengo que comprar el hielo y resulte costoso, que si no lo hago seguido no tendra efecto en fin EXCUSAS. pero leyendote recorde que mi hermano tiene un congelador, alli hare las bolsas de hielo y buscare un porron o nevera vieja que me sirva de bañera. =)

    Nuevamente Gracias y por favor sigue aportandonos a todos Saludos y gran abrazo desde Venezuela!!

  • Reply Hugo julio 28, 2019 at 1:16 am

    Hola,Marcos,excelente articulo como siempre. Me pregunto si hay algun estudio relacionando la expectativa de vida y temperatura ambiente(o sea zona del planeta donde vivas).- Por supuesto que en la expectativa de vida influyen tambien factores geneticos y socio-economicos,entre otros.-Gracias desde ya y un saludo desde Uruguay.-

  • Reply Jesús Ortuño julio 30, 2019 at 7:58 pm

    Excelente Articulo. Saludos desde Mexicali, Baja California, México

  • Reply Paco Lodeiro Amado agosto 2, 2019 at 10:01 am

    Hola, Marcos.

    Tras más de 5 años de duchas frías diarias, quiero corroborar todo lo que comentas. Tanto desde el punto de vista físico como el mental, han supuesto para mí una mejora notable. De hecho, no me canso de recomendarlo.

    Eso sí, mi advertencia a los que empiezan es que tengan cuidado al pasar rápido del agua caliente al agua fría en la ducha, ya que puede causar dolor de cabeza intenso si se hace de golpe.

    Aprovecho el comentario para felicitarte por la web y el podcast. Aunque no suelo escribir comentarios, te sigo desde los comienzos de Fitness Revolucionario.

    Un abrazo desde Galicia.

  • Reply Seryo agosto 6, 2019 at 10:31 am

    Buenas Marcos, ¿No hay una errata en esta frase?: «Perdemos parte de esta grasa al crecer, pero si nunca nos exponemos al frío la pérdida será mucho mayor, aumentando el riesgo de obesidad (detalle).»

    Parece haber pasado desapercibida para todo el mundo pero entiendo que sería MENOR y no MAYOR.

    Un saludo de un seguidor tuyo en la sombra. 😉

  • Leave a Reply