Consejos, Mark All, Movilidad, Superación

Dolor de Espalda: Causas, Mitos y Tratamientos más efectivos

El dolor tiene una interesante cualidad. Si es prolongado no puede ser severo, y si es severo no puede ser prolongado” – Seneca

El dolor de espalda es la principal causa de incapacidad y absentismo laboral (detalleartículo). Más del 80% de la humanidad sufrirá algún episodio de dolor lumbar (estudio).

Más allá de la pérdida de productividad empresarial y el drama personal, tratar este dolor representa un enorme coste para la seguridad social.

Pero a pesar de todo el gasto, los tratamientos convencionales suelen fracasar. Muchas veces el remedio es peor que la enfermedad. En este artículo explico los motivos, y propongo nuevos enfoques con más respaldo científico.

Aunque me centraré en el dolor de espalda, muchas recomendaciones son aplicables a cualquier otro tipo de dolor crónico.

Al principio, lo mejor es no hacer nada

El dolor agudo causado por un mal movimiento o una mala postura evantando peso desaparece casi siempre en pocas semanas. Una vez detectado el daño, tu cuerpo empieza a repararlo, pasando por las etapas de inflamación, proliferación y remodelación (más detalle).

El cuerpo tiene gran capacidad de autocuración, y según este metaanálisis de once estudios en múltiples países, casi un 70% de las hernias se reabsorben de manera espontánea. Esta otra revisión indica que la probabilidad de autocuración depende del tipo de lesión, pero la mejora es importante en todos los caso.

Salvo que notes síntomas graves, como dificultad para mantenerte de pie, pérdida de sensibilidad o problemas para orinar, lo mejor que puedes hacer es no interferir con el proceso de regeneración. Intenta simplemente llevar una vida normal, manteniendo la actividad física que permita tu lesión (detalle).

Por supuesto debes evitar movimientos que produzcan dolor, pero la actividad física acelera la recuperación (estudio), mientras que el reposo la retrasa (estudio).

Muchos tienen la tentación de hacerse una radiografía para evaluar el problema, pero casi siempre es mala idea. Hacer pruebas de imagen en fase temprana provoca comúnmente más tratamientos innecesarios y peores resultados a largo plazo (detalle, estudio, revisión, estudio).

Las radiografías tempranas son innecesarias

El título de este artículo del BMJ es autoexplicativo: “Es hora de dejar de causar daño con pruebas de imagen innecesarias para el dolor de espalda“, y resume sus tres peligros principales:

  1. Mala interpretación por parte de los especialistas, derivando en consejos inapropiados, pruebas adicionales e intervenciones más invasivas, incluyendo cirugía.
  2. Mala interpretación por parte de los pacientes, causando catastrofismo, aumentando el miedo y provocando el abandono de la actividad física, reduciendo las expectativas de recuperación.
  3. Efectos secundarios, procedentes por ejemplo de la exposición a radiación.

Y como veremos en breve, a mayor edad mayor probabilidad de encontrar algo. Como argumenta este estudio del JAMA: “Las pruebas de imagen en adultos mayores poco después del dolor inicial pueden conducir a una cascada de intervenciones posteriores que incrementan los costes sin ningún beneficio“.

En resumen, sin hacer nada más que llevar una vida normal, en la mayoría de casos estarás recuperado en unas semanas o meses. Pero en ocasiones, bien por el traumatismo inicial, o muchas veces sin ninguna causa aparente, el dolor de espalda se cronifica, y empieza la penitencia.

El 85% de los dolores de espalda no tiene ninguna causa específica conocida (estudio), lo cual resulta curioso para la mayoría. Solemos pensar que el dolor siempre se origina por un daño físico, pero veremos que esto es un mito.

Daño y Dolor

El dolor agudo suele estar asociado a daño, pero el crónico no tanto. Como vimos hace tiempo, la relación entre daño y dolor es compleja.

Si haces pruebas de imagen a personas sin dolor de espalda, encontrarás multitud de “problemas”:

  • En este estudio, el 52% de personas evaluadas tenía al menos una protusión de disco y el 38% presentaba problemas en más de una vértebra.
  • Otro estudio reflejó que el 33% de individuos tenía una anomalía sustancial en la columna, aumentando al 57% en el caso de mayores de 60 años.
  • Este estudio observó degeneración de discos en un 25% de los individuos menores de 40 años, y casi en un 60% de aquellos mayores de 40 años.
  • Esta revisión de 33 estudios y más de 3.000 individuos, encontró degeneración o protusión de discos en la tercera parte de personas de 20 años, elevándose el porcentaje en sujetos mayores.

Daño en tejidos de espalda sin dolor asociado, según la edad. Fuente: http://www.ajnr.org/content/ajnr/early/2014/11/27/ajnr.A4173.full.pdf

Y recuerda, hablamos en todos los casos de personas que no presentaban ningún dolor. Por supuesto ocurre también lo contrario: dolor sin daño a tejidos (detalle, detalle), y es muchas veces lo que ocurre con el dolor crónico.

El fracaso de los tratamientos habituales

Sabiendo que habitualmente el dolor crónico de espalda no está asociado a un daño relevante, es lógico que los tratamientos habituales fracasen con frecuencia. Hagamos un repaso rápido de los principales.

Analgésicos

Los analgésicos y antiinflamatorios alivian el dolor a corto plazo, sin efecto relevante después de un tiempo (metaanálisis, estudio), pero pueden elevar el riesgo. El uso de medicamentos antiinflamatorios no esteroides (como el ibuprofeno) se asocia por ejemplo a mayor riesgo coronario (estudio, estudio).

Por otro lado, se usan cada vez más analgésicos opioides, como fentanilo y oxicodona, para mitigar el dolor crónico de espalda (estudio), y son bastante más peligrosos que los analgésicos tradicionales. La prescripción de fármacos opioides se ha doblado en la última década en España (estudio), ocupando ya el 6° puesto mundial por consumo per cápita de fentanilo (detalle).

Son responsables directos de miles de muertes en países como Estados Unidos (detalle), y las previsiones son alarmantes (detalle). Muchos estarían dispuestos a asumir el riesgo de adicción si eliminaran para siempre el dolor, pero el efecto es muchas veces el contrario: mayor sensibilidad al dolor con el tiempo (estudio, estudio). Si eliminas el dolor de manera externa, tu cerebro aumentará la alerta, resultando en hiperalgesia.

Son efectivos contra el dolor agudo, pero si hablamos de dolor crónico, los riesgos superan los beneficios (estudio, recomendaciones). Además de sus riesgos, el último  estudio publicado concluye que no presentan beneficios respecto a los analgésicos tradicionales para tratar el dolor crónico de espalda.

Por supuesto estos fármacos tienen su lugar, y somos afortunados de contar con ellos, pero utilizarlos constantemente para tratar el dolor crónico es muy mala idea.

Inyecciones

Las inyecciones epidurales de esteroides son otro tratamiento clásico para los dolores crónicos de espalda. Aunque suelen producir alivio inmediato, no mejoran la función a largo plazo, ni reducen la probabilidad de cirugía (metaanálisis).

En muchos casos ni siquiera son mejores que el placebo (estudio, estudio), por lo que puedes también experimentar con placebos menos invasivos, como la acupuntura (revisión, estudio, estudio, estudio, estudio). Cuanto más dramático sea el tratamiento, mayor será su efecto placebo, de ahí el poder de las agujas (estudio).

Cirugías

Cuando las estrategias anteriores fracasan, muchos recurren a cirugías, como la fusión espinal. Sin duda algunos pacientes se benefician de este tratamiento, pero son la minoría (detalle). A pesar de su baja efectividad, cada vez se realizan más.

Evolución de las fusiones espinales. Fuente: https://www.ors.org/Transactions/57/0642.pdf

En general, las cirugías no son más efectivas que los tratamientos no quirúrgicos (estudio, estudio, estudio, estudio, estudio, estudio), y en un 10-24% de los casos tienen efectos secundarios (revisiónrevisiónestudio), aumentando el dolor y el uso de opioides (estudio).

¿Cuáles son entonces los tratamientos más efectivos? El ejercicio y las intervenciones psicosociales (estudio, revisión). Profundicemos en ambos.

El Ejercicio: ¿la bala mágica?

Con diferencia, la actividad física es la mejor terapia contra el dolor crónico de espalda (estudio, estudio, estudio). Es tan efectiva como los analgésicos para tratar el dolor, pero tiene más impacto a la hora de mejorar la función (estudio).

¿Cómo actúa el ejercicio?

El gran beneficio del ejercicio es que actúa a través de múltiples mecanismos, atacando el problema de raíz: movilidad, fuerza, circulación y sistema nervioso.

Movilidad

Muchos problemas de espalda se deben a restricciones de cadera, provocadas por nuestra vida sedentaria. Si tu cadera no se mueve bien, tu zona lumbar deberá compensar, derivando con el tiempo en dolor de espalda baja.

En este artículo explico cómo mejorar la movilidad de cadera, y si crees que es tu problema puedes también revisar el programa Unbreakable.

Los perros no estiran, pandiculan

Los tacones elevados también estropean la alineación de tu  espalda (estudio, estudio). Usa zapatos más planos.

Fuerza

Una espalda fuerte es una espalda sana, y mi ejercicio favorito en este sentido es la dominada. El simple hecho de pasar un par de minutos diarios colgado también es beneficioso.

Otro buen ejercicio para fortalecer la espalda es el peso muerto, y aunque muchos le tienen miedo, puede ayudar a tratar dolores de espalda baja (estudio), siempre que lo realices con buena técnica y progresión adecuada.

Tu espalda es antifrágil, y se beneficia de los desafíos. Como cuenta Nassim Taleb en un discurso disponible en su página de wikipedia: “Me dijeron que no levantara peso por mi dolor de espalda. Me convertí en levantador de pesas: nunca más tuve problemas de espalda“.

Además de tu espalda debes fortalecer la musculatura abdominal, que juega un papel central a la hora de proteger la columna vertebral. Si tus músculos son fuertes, tus vértebras soportarán menos carga y reducirás el dolor (estudio, estudio, estudioestudio).

Circulación

Como vimos previamente, tu cuerpo puede curarse solo, pero necesita materia prima. El ejercicio aeróbico no fortalecerá mucho tu espalda, pero le suministra los nutrientes que necesita. Como indica este estudio: “El ejercicio aeróbico aumenta el flujo sanguíneo a los tejidos blandos de la espalda, acelerando el proceso de curación y reduciendo la rigidez que puede resultar en dolor“.

Según este estudio, veinte minutos de bici estática al 70% del VO2max reducen el dolor de espalda durante al menos media hora. Y el simple hecho de caminar más también puede ayudar (estudio).

Sistema nervioso

Como veremos en breve, el dolor crónico tiene muchas veces un origen neurológico, no anatómico. Múltiples factores pueden contribuir a la llamada sensibilización central, haciendo que el cerebro produzca más dolor con menos provocación (estudio, estudio).

La sensibilización central participa en la transición de dolor agudo a dolor crónico. Fuente: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4620972/

Por suerte, el ejercicio modula la respuesta del sistema nervioso, mitigando esta sensibilización (estudio, estudio). Los mecanoreceptores bloquean los nociceptores, o en otras palabras, el movimiento bloquea el dolor.

Además, al realizar movimientos sin dolor tu cerebro perderá poco a poco el temor, rompiendo el círculo vicioso de miedo-evitación (estudio, estudio, estudio). Pero recuerda que el movimiento es una poderosa medicina, y como con cualquier medicina, la dosis importa: el ejercicio debe estimular, no agravar.

Por supuesto el trabajo manual de un buen fisioterapeuta puede ayudar (estudio, estudio, estudio), pero si no se acompaña de ejercicio, sus efectos serán limitados.

Intervenciones psicosociales

El modelo biomecánico-estructural clásico es útil, por supuesto, pero es incompleto (detalle). Por eso, el dolor crónico se debe tratar desde una perspectiva biopsicosocial (metaanálisisdetalle, detalledetalle).

Algunos factores del modelo biopsicosocial del dolor

Uno de los primeros médicos en apuntar hacia este nuevo modelo fue John Sarno, y aunque fue tachado de charlatán durante años, hoy sabemos que no iba desencaminado. Tras ver que la mayoría de cirugías de espalda no servían de nada, empezó a sospechar que el origen del dolor era emocional y no físico. Sin duda algunas de sus afirmaciones son equivocadas, pero otras muchas han sido hoy validadas (detalle, estudio).

El dolor es realmente un mecanismo de protección. Puede deberse a un daño en tejidos físicos pero también a conflictos emocionales (revisión, estudio, estudio). Todo lo que sea interpretado por tu cerebro como una amenaza incrementará la percepción de dolor. Por ejemplo la ansiedad, la depresión y la insatisfacción laboral se asocian con dolor crónico de espalda (estudio, estudio, estudio, estudio, estudio, estudio).

Terapias cognitivo-conductuales

Por estos motivos, las terapias cognitivo-conductuales son efectivas para tratar el dolor crónico de espalda (estudio, estudio, estudio, estudio, estudio, metaanálisis), e incluyen múltiples estrategias para resolver el dolor.

Para empezar, debes evitar catastrofizar. Tu percepción se convierte en tu realidad, y si crees que vas a empeorar, acertarás (estudio, estudio, estudioartículo). Por tanto, un buen profesional debe empezar mejorando la confianza y esperanza de su cliente (estudio, estudio, estudio).

Por otro lado, como decía Sun Tzu, es también fundamental conocer al enemigo. Según múltiples estudios, el simple hecho de conocer mejor la fisiología del dolor ayuda en la recuperación (estudioestudioestudio). En este artículo encontrarás algunos recursos para aprender más sobre el dolor.

Las terapias cognitivo-conductuales incluyen otras muchas estrategias para resolver el dolor (detallelibro): modificación de creencias y diálogo interior, técnicas de visualización, herramientas para evitar la victimización y mejorar la autoeficacia (confianza en la capacidad de lograr tus objetivos) etc.

Como ocurre con casi todo, tus resultados serán proporcionales a tu esfuerzo. No se trata simplemente de entender las distintas herramientas, sino de aplicarlas a diario. Además, estas estrategias te servirán no solo para curar tu espalda, sino también para mejorar cualquier ámbito de tu vida.

Aunque las terapias cognitivo-conductuales cuentan hoy con un gran respaldo científico, las estrategias en las que se basan se remontan a los filósofos clásicos, y especialmente a mi grupo favorito: los estoicos (libro).

Un libro interesante sobre las lecciones de los estoicos aplicadas a terapias modernas

Y por último, dos recomendaciones finales para lidiar con el estrés crónico:

Resumen

Aunque el paradigma está empezando a cambiar, se sigue tratando el dolor crónico como un problema principalmente anatómico, con pobres resultados en la mayoría de casos.

Como indica esta revisión reciente de The Lancet, hay una brecha importante entre la práctica y la evidencia. Se abusa de tratamientos caros, con efectos secundarios y poco respaldo científico (pastillas, inyecciones y cirugías) y no se priorizan alternativas efectivas menos invasivas (actividad física o terapias cognitivo-conductuales).

El sistema sanitario y los seguros médicos cubren las terapias convencionales, curiosamente las que más dinero dejan a farmacéuticas y empresas de tecnología médica. Por el contrario, si quieres un entrenador personal, un fisio o un psicólogo especializado en dolor, lo debes pagar tú.

Pero no toda la culpa es del sistema sanitario. Muchos prefieren terapias pasivas (como tomar pastillas o someterse a cirugías) antes que esforzarse por hacer más actividad física o desarrollar nuevas herramientas mentales. Pero como afirmó Séneca, “Para librarte de lo que te aflige, no debes ir a un sitio diferente, sino convertirte en una persona diferente“.

Share Button
Previous Post Next Post

78 Comments

  • Reply Pablo marzo 24, 2018 at 11:39 am

    Cómo siempre una información fantástica. Le pasaré este post a mi madre y a mi mujer que siempre les duele la espalda.

    • Reply Javier marzo 30, 2018 at 12:41 pm

      Pues el próximo que sea sobre dolor de cabeza, que habrá muchos interesados en pasárselo a su mujer 😀

      • Reply julen abril 6, 2018 at 6:30 am

        +1

      • Reply P abril 6, 2018 at 8:03 am

        Gracioso. Por qué no haces uno de ser buen marido mejor?

        • Reply Manuel abril 12, 2018 at 1:32 pm

          +1

  • Reply Julio Rosique Entrenador Personal marzo 24, 2018 at 12:09 pm

    A ver si conseguimos que la sociedad se mentalice de la importancia del ejercicio físico.

  • Reply Liliana Mabel Rielo marzo 24, 2018 at 12:32 pm

    Excelente Marcos! muy provechoso este artículo de algo tan común como el dolor de espalda y con una alternativa de resolución práctica y efectiva. Gracias!

  • Reply Hugo García Parapar marzo 24, 2018 at 12:42 pm

    Buenas Marcos, que opinas sobre la quiropráctica para tratar estas dolencias?

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario marzo 24, 2018 at 12:54 pm

      Parece funcionar mejor que el placebo:
      https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15319761
      https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18722202
      El gran problema es la regulación, por eso probaría antes con un fisioterapeuta, que son los que legalmente pueden realizar estas terapias, o con un quiropráctico que sea fisio, claro

      • Reply Iván Soler Gros marzo 24, 2018 at 2:11 pm

        Y realmente la acupuntura es 100% placebo?
        Gran artículo!!! por cierto

        • Reply Marcos - Fitness Revolucionario marzo 24, 2018 at 2:36 pm

          No y sí :), me explico. Las agujas producen una respuesta del sistema nervioso, por lo que sí pueden producir efecto, pero según la mayoría de estudios no hay diferencia en clavar las agujas según la teoría de los meridianos o hacerlo al azar, por lo que se consideraría placebo

          • Luis marzo 24, 2018 at 3:05 pm

            Teoría de los meridianos, o hipótesis? O invención?

          • Pedro marzo 26, 2018 at 10:18 am

            Placebo no es, porque los fisios usan la punción seca en los puntos gatillo para tratar contracturas, y es una técnica efectiva. Lo que los fisios llaman puntos gatillo, los acupuntores los llaman puntos ashi. En acupuntura hay más puntos además de los puntos ashi. En fisioterapia hay otras técnicas que derivan de la acupuntura, en algunos casos son iguales y en otros las han mejorado.
            El problema es que hay mucha desinformación .

          • Vicent marzo 29, 2018 at 7:52 am

            Totalmente deacuerdo con el comentario de Pedro

          • Ana María abril 4, 2018 at 11:28 am

            La Medicina Tradicional China tiene más de 5.000 años, si no sois expertos en el tema no podeís decir que es un placebo. Aprender a ser un buen acupuntor te puede llevar muchos muchos años. Cada punto de acupuntura tiene unas funciones específicas y muchos están contraindicados en ciertas patologías, por lo que clavar agujas al azar, sin tener un profundo conocimiento de MTC y anatomía me parece una barbaridad.

            No estamos buscando una respuesta del sistema nervioso con la acupuntura, si no modificar el flujo del Qi o energía vital, y regular la energía de los órganos. Para quien no tenga ningún concepto de MTC ruego respeto.

            La punción seca consiste en anular un punto gatillo de un músculo que está generando dolor, se puede conseguir o no.

            Son técnicas que no tienen nada que ver, las agujas son diferentes, y la profundidad con que se insertan también.

            Pido respeto cuando no hay conocimiento de un tema tan amplio y tan complicado como es la Medicina Tradicional China.

            Gracias.

          • Marcos - Fitness Revolucionario abril 4, 2018 at 12:04 pm

            Hola Ana María, si fuera así los estudios demostrarían claramente que la acupuntura respetando la tradición China funcionaría mejor que clavando agujas al azar, y en general no se aprecia diferencia. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19250001
            Solo conozco un par de casos donde la acupuntura tradicional salga mejor parada que la “falsa”, lo cual no representa suficiente evidencia

  • Reply Albert marzo 24, 2018 at 2:01 pm

    Genial artículo Marcos!
    Y qué opinas de la terapia de inversión como complemento terapéutico? Parece que tiene respaldo científico y da resultados favorables…
    Un abrazo!

  • Reply Cesar marzo 24, 2018 at 2:28 pm

    Hola Marcos. Es posible comprar sólo la parte de movilidad ? Tengo problemas de movilidad en la cadera pero voy a un gimnasio donde me están guiando, pero en lo relativo a movilidad, veo que no la trabajan, sólo la flexibilidad

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario marzo 25, 2018 at 12:17 pm

      Hola César, supongo que te refieres a Unbreakable, el programa viene con todo, pero lo que hace mucha gente es realizar los bloques de calentamiento (al principio) y movilidad (al final) y reemplazar el bloque central con su trabajo más específico

  • Reply Jordi Tomàs marzo 24, 2018 at 2:31 pm

    Gracias, como siempre, de diez.

  • Reply Cayetana marzo 24, 2018 at 2:40 pm

    Confirmas mi teoría que todo es EMOCIONAL……soy feliz ,hago deporte y no me como la cabeza …y llevo 25 años sin una gripe,,,,,no se lo que es un dolor de espalda ,,,,,y te aseguro que ya tengo unos añitos! Ah ….y no tomó medicinas!

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario marzo 24, 2018 at 2:54 pm

      Bueno, no todo, se llama modelo biopsicosocial por algo :), la biología importa, pero es cierto que los tratamientos convencionales se basan en que es lo único, y hoy conocemos cómo el resto de factores, psicológicos/emocionales/sociales, impactan de manera determinante la salud

  • Reply mbo marzo 24, 2018 at 3:01 pm

    muy interesante !!

    masajes, infiltraciones, fisioterapia, osteopatía, cirugía…. mayormente un camelo contra el dolor. Un negocio monumental.
    pero hay más: el dr. Goicoechea, neurólogo heterodoxo, https://arturogoicoechea.com/ defiende que mucho del dolor crónico, ataques de migraña, etc. es el resultado deun “aprendizaje” previo. La solución: reeducación.
    Más: hace décadas en Nueva York el Dr. Sarno

    https://arturogoicoechea.com/

    llegó a conclusiones inauditas. La mayoría del dolor crónico, así como algunos dolores agudos y otras muchas dolencias de orígen desconocido, no eran otra cosa que manifestaciones del llamado Síndrome de Miositis Tensional (TMS)

    https://es.wikipedia.org/wiki/%C3%ADndrome_de_miositis_tensional

    Nuestro cerebro protector nos manda dolor o molestias a cietos puntos del cuerpo (hipótesis: mediante de un mínima restricción de sangre ergo oxígeno determinada por el sistema nervioso autónomo) seleccionados por las importancia que tienen en nuestras vidas. El objetivo es generar preocupación y miedo así como centrar nuentra atención el el cuerpo. Así desviaremos nuestra atención de conflictos emocionales amenazantes e inquietantes muyo más díficiles de gestionar pues, en caso extremo, pueden poner nuestra vida en peligro (vía suicidio). Nuestro cerebro no hace otra cosa que, sin preguntar, protegernos de supuestos peligros vitales.
    En los USA este nuevo paradigma ya empieza a tomar importancia y son numerosos los me´dicos y cirujanos que han abandonado ciertas prácticas convencionales centrda en el cuerpo para pasar a fijarse en el “mundo emocional interior”
    Algunos nombres: Schechter, Schubiner, Rashbaum, Alan Gordon, Steven Ozanich,…
    MindBody Syndrome (MBS), PsychoPhysiological Disorders (PPD)
    Muchos videos en youtube y una página imprescindible
    http://www.tmswiki.org/w/index.php?page=The_Tension_Myositis_Syndrome_Wiki

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario marzo 24, 2018 at 9:19 pm

      Gracias por el comentario! Al Dr. Goicochea lo entrevisté hace tiempo, merece la pena seguirle: https://www.fitnessrevolucionario.com/2016/02/17/episodio-55-arturo-goicochea-sobre-migranas-y-dolor/

      Menciono al Dr. Sarno en el artículo, y aunque creo que aportó mucho, se fue al otro lado, y pensaba que todo dolor crónico era emocional y tampoco es cierto. Su teoría sobre la restricción de oxígeno tampoco está probada, por eso digo que seguramente se equivocó en muchas cosas, pero estaba en lo cierto en otros aspectos, mucho antes que el resto

      • Reply mbo marzo 28, 2018 at 8:29 am

        según el dr. Sarno el dolor tiene una finalidad protectiva. La gente que padece dolor crónico no quiere tener dolor, nadie quiere tener dolor…. pero lo necesita !
        John Sarno ha generado una enorme controversia. Su hipótesis de la restricción de oxigeno no ha sido probada (todavía) científicamente. Quizás algún día lo sea, o no. Pero a Sarno eso le importaba poco porque su experiencia le había convencido de que el dolor crónico era generado por el sistema nervioso autónomo como distracción, para desviar nuestra atención de un caos emocional insoportable.
        Sea como sea un buen amigo anestesista sigue viviendo bien, económicamente muy bien, infiltrando y dando ozono a sus pacientes a diario. Y naturalmente no quiere saber nada de las explicaciones del dr. Sarno.

        https://www.vox.com/science-and-health/2017/10/2/16338094/dr-john-sarno-healing-back-pain

  • Reply antonio marzo 24, 2018 at 3:26 pm

    Tu soluciones recomendas (ejercicio y olvidarse de de falsas suposiciones, miedos, etc..) son exactamente las que da Francisco Kovacs. Si sirve de ejemplo, hace 20 años yo creía ser proprenso a estes dolores de espalda….y, por tanto, los tenía. Fue leer a este especialista, seguir sus consejos en cuanto a el beneficio de la actividad para su cura, y desaparecer, al momento, la ‘propensión’ y producirse la cura a las pocas horas de algunos y escasos dolores. Hasta hoy ( toquemos madera, tambien).
    Francisco Kovacs. Fundacion Kovacs. Considerado uno de los 20 mejores especialistas europeos en el dolor de espalda (El Mundo. 14.10.15.’ Errores del Dr. Kovaks’, que, en realidad, son sus aciertos). Saludos.

  • Reply nck marzo 24, 2018 at 3:40 pm

    Consideras lo mismo acupuntura y punción seca?

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario marzo 24, 2018 at 3:48 pm

      No, es distinto, aunque también hay mucha controversia sobre los puntos gatillo y el efecto real de esta punción

    • Reply Madiba marzo 24, 2018 at 7:32 pm

      Hola, a mi me la han practicado,basicamente para lograr descontracturar y relajar dicho musculo o zona contracturada…igual es placebo, pero he notado algo de mejoria.

      • Reply Abel Fincias marzo 28, 2018 at 7:22 am

        Son mecanismos diferentes. Para aliviar las contracturas un fisio machaca el músculo, favoreciendo la circulación y la inflamación a la vez, acelerando su recuperación vía mecánica, o sea, potenciando el remedio propio del cuerpo.
        Las punciones o puntos gatillo, se trata de provocar dolor agudo por medio de presión para que el cerebro asocie el dolor que siente a ese estímulo, de forma que al desaparecer, el cerebro interpreta que ha terminado su función. Por lo tanto es una vía emocional.
        Pueden ser complementarias sin problemas

  • Reply Miguel marzo 24, 2018 at 4:54 pm

    Estuve años padeciendo de la espalda. Un calvario. Empecé con el programa “desencadenado” y todo cambió, y rápido!!

    Me ha encantado conocer mejor el porqué. Mil millones de gracias, Marcos!!!!

    (Este artículo es para enmarcarlo y ponerlo en todas las oficinas, esas grandes fábricas de dolor de espalda!!)

    • Reply Manuel marzo 24, 2018 at 5:03 pm

      Iba a decir exactamente lo mismo, después de pasar por un montón de tratamientos sin ver alivio, después de unas semanas con Desencadenado adios dolor para siempre, nada como el movimiento

    • Reply Abel Fincias marzo 28, 2018 at 7:23 am

      Me encanta esa descripción de oficina!

  • Reply DAVID marzo 24, 2018 at 5:37 pm

    Hola Marcos! Que opinas de la anteversión pélvica en el dolor lumbar? Abusar de acentuar la curva lumbar está provocando dolor a muchas personas. Cuando haces por ejemplo una sentadilla, la cadera debe bajar en una posición neutra. Si buscamos la anteversión pélvica antes de iniciar el movimiento, es una forma de compensar problemas de movilidad. Necesitamos arquear vértebras lumbares, para que la espalda pueda bajar recta. De esta manera, estamos haciendo que nuestras lumbares soporten mucha carga y produciendo que las fuerzas en la columna de desequilibren…
    Qué opinas del tema Marcos?

    Gracias y un abrazo!!

    • Reply Marcos - Fitness Revolucionario marzo 25, 2018 at 12:20 pm

      Sí claro, lo comento en el artículo sobre la cadera. Por ejemplo unos flexores de cadera rígidos y cortos tienden a producir esa anteversión, que se relaciona con dolor lumbar

  • Reply Maraia marzo 24, 2018 at 5:43 pm

    Gracias Marcos, estoy padeciendo un dolor lumbar desde hace 2 años, solo tomo pastillas y no he querido considerar la cirugia, pero ya voy a poner en practica esta infomacion, muy valiosa, gracias de nuevo!!

  • Reply Régulo Ochoa marzo 24, 2018 at 5:51 pm

    Hola Marcos! Enhorabuena por tus excelentes artículos!
    Que opinas de la Gabapentina para el dolor de espalda, y el dolor neuropático en general?

  • Reply Daniel marzo 24, 2018 at 6:18 pm

    Muy buen artículo basado en evidencia como siempre. No nos olvidemos también todas las marcas de equipos de radiografia o para inspecionar hernias, tienen sus marcas Siemens… el dinero manda aqui y en Uganda! Salu2

  • Reply Carlos marzo 24, 2018 at 6:26 pm

    Hola Marcos, excelente artículo! Como siempre.
    Entiendo que muchas de estas recomendaciones también son aplicables a las tendinosis o tendinitis crónica, verdad?
    Sería genial si en el futuro pudieras abordar esta problemática también en alguno de tus artículos.

    Un saludo!

  • Reply Carlos marzo 24, 2018 at 6:43 pm

    Puedo contar mi experiencia.

    Hace cuatro años tuve un ataque de dolor en la espalda baja. No podía casi ponerme los calcetines; a veces andaba a pasitos. Había tenido otro episodio en el pasado que se me fue con cinco masajes. Pero este era mucho más fuerte.

    Fui al médico: inyección, calmantes, masajes… La radiografía indicaba que tengo dos discos desgastados. Seguí mal un mes. Hasta que un masajista de pueblo me dijo que hiciera unos ejercicios de estiramiento. Miré después en you tube y vi que recomendaban mas o menos los mismos…

    A las dos semanas estaba recuperado. Me cabreó mucho que un médico de gran cuidad recetara pero no dijera nada sobre el aspecto preventivo y que fuera un fisio de pueblo el que solucionara la cosa.

    Llevaba cinco años sin hacer nada de deporte. Tras eso me apunté al Unbreicabol. Mi valoración: empieza muy fuerte para quien esté sin forma. Quizás el Desencadenados sea mejor en ese caso.

    En resumen, el dolor agudo hay que atajarlo, pero los estiramientos son esenciales para curar el dolor de espalda, y el deporte… La natación es muy buena para la espalda.

  • Reply LOLA marzo 24, 2018 at 6:54 pm

    Hola Marcos, excelente post. Tengo 50 años y hace 2 que me aficioné al mundo del running. En este tiempo he participado en muchas carreras(5,10 Km y en una media maratón), carrera está última para la que no estaba preparada, lesionándome la zona lumbar, pero me recuperé con sesiones de fisio. Seguí corriendo y esforzándome al máximo en las competiciones, volviéndome a lesionar hace 5 meses y sin recuperación con el fisio. El dolor no es constante. Ayer me dieron los resultados de la resonancia y la información clínica es: pinzamiento I5-s1 irradiado a piernas y la conclusión : Discopatía L-4-L5. ¿Qué me aconsejas que haga. Si sigo corriendo me dá miedo por si la lesión aumenta y por otro lado, estoy muy triste porque correr es mi pasión, antes no lo podía practicar por problemas familiares y ahora no querría tener q dejarlo. Gracias y Saludos

  • Reply Madiba marzo 24, 2018 at 7:38 pm

    Hola a [email protected], yo tengo una hernia o protusion en la L4-L5 y S1, he pasado muy malas epocas, casualmente todo ha mejorado cuando he sido constante en hacer los ejercicios recomendados por un fisio y al fortalecer el core y musculos en general…ahora me falta ganar movilidad. El supuesto mejor trauma de Valencia, o uno de los mejores me recomendo ponerme unos tornillos…tengo 36 años. No estoy como si nada pero he mejorado en un 80%, y quiero mas! Un saludo y fantastico como siempre,Marcos, muchas gracias!!!
    PD: Hacer “lumbares” en el gym o donde sea, es beneficioso o perjudicial?? que suplementacion o alimentos vienen bien para esto,la curcuma? GRACIAS:)

  • Reply Estefania marzo 24, 2018 at 7:41 pm

    Que opinas de tomar suplementos narurales como la levadura para el dolor de espalda? O mejor.. para prevenir en quienes somos propensos

  • Reply Martin Alcaide marzo 24, 2018 at 7:41 pm

    Buen artículo Marcos, me encanta que le hayas dado un enfoque más amplio al tema, no solo desde el lado biológico. El único detalle, te recomiendo leas un poco sobre otras terapias psicológicas aparte del cognitivo-conductual, el psicoanálisis por ejemplo puede ayudar también con el dolor, la ansiedad y demás. Pir otra parte, cualquier psicólogo puede hacer uso de herramientas de otras corrientes que resulten efectivas. A fin de cuentas, mente y cuerpo son uno solo, y al ser algo tan complejo hay diversas formas de verlo, lo que importa es que el modelo ayude. Muchas gracias por divulgar sobre ciencia, nutrición, entrenamiento y por acercar a la población la importancia que también tiene el factor psicosocial.

  • Reply Arturo Acosta marzo 24, 2018 at 7:59 pm

    Muy buenas, sigo con regularidad tu blog, el cual me parece muy interesante, en los diferentes aspectos que tratas.
    El artículo de hoy, sin embargo, me tiene un tanto confuso. Has comentado que la acupuntura es un placebo, y para sustentar tu afirmación, has incluido diferentes links (lo cual es una muy buena costumbre que tienes); pero al leer los diferentes estudios, lo que he visto es que, sólo en el último, valoran la posibilidad, que no lo afirman, de que pueda tener efecto placebo esta terapia. En el resto, en mayor o menor medida encuentran beneficios terapéuticos en favor de la acupuntura.
    Creo que, ni todas las terapias son iguales, ni hay que meterlas en el mismo saco.

    Un saludo.

  • Reply Rubén marzo 25, 2018 at 6:42 am

    Hola Marcos buen articulo, tengo 33 años y algo de cifosis lo que me provoca tener los hombros adelantados y la curvatura dorsal, hago ejercicio pero no se si seran los correctos. ¿ Podrías recomendar ejercicios para personas con cifosis ? ¿ Cuales No recomiendas ? . Un saludo y gracias!!!

  • Reply Francisco Pajares marzo 25, 2018 at 7:27 am

    Soy Fisio especialista en patologia de columna vertebral y estoy de acuerdo en muchas cosas que dice el articulo… Pero el ejercicio debe ser especifico y adaptado a la patologia… Recomiendo ejercicios de fortalecimiento de la musculatura paravertebral y abdominal en una posicion de descompresion articular…

  • Reply David Sojo marzo 25, 2018 at 9:26 am

    El dolor no puede tener un origen neuronal. El origen de todo dolor, haya o no haya daño físico, es siempre una percepción, una valoración organísmica. Funciona igual que el miedo, no sabemos qué da miedo y qué no, dependerá de la valoración que haga el organismo.
    Los fármacos funcionan si el organismo se está basando en información física para responder con dolor, pero puede estar basándose en información ambiental, como una situación extrema en la que el fármaco no tendrá capacidad de actuar.

    • Reply Abel Fincias marzo 28, 2018 at 7:33 am

      Yo no lo daría por sentado. Hay investigaciones recientes en ambos sentidos y ninguna resulta concluyente, lo que me hace pensar que puede ser bidireccional o retroalimentado.

  • Reply Lili López marzo 25, 2018 at 9:28 am

    Muy buen día. Me parece muy interesante el artículo, pero me pregunto si alguno de los dolores relacionado con la espalda o vértebras se debería alguna patología derivada anteriormente? Como por ejemplo una CONDROMALACIA.
    Muchas gracias, un saludo y muy interesante.

  • Reply Raúl marzo 25, 2018 at 9:39 am

    Cuento mi experiencia. Principalmente debido a una escoliosis muy pronunciada que me genera tensiones importantes en la espalda baja, durante muchos años de mi juventud viví pegado a una caja de ibuprofeno. En el año 2008, alguien me dijo que el yoga me podría ir bien. Decidí probar y me inicié en el yoga. Y, desde entonces, afirmo que quizá no me cambió la vida, pero sí mi relación con el dolor de espalda. Abandoné definitivamente las pastillas y gané mucho en calidad de vida.
    Recomiendo mucho el yoga, y especialmente, para aprender, el estilo Iyengar. Es, con diferencia, el estilo más técnico, cuyos instructores/as tienen un gran dominio de la anatomía y los problemas de espalda. Es muy importante dar con un buen profesional, ya que hay mucho aficionado. Una vez se domina mínimamente la técnica, se puede pasar a estilos más dinámicos y desafiantes, como el Ashtanga, el Rocket, etc., si se desea. Si no encuentras un centro de Iyengar, recomiendo un buen profesor de Hatha. Yo evitaría estilos de yoga dinámico para aprender, para asentar las bases.
    Además del yoga, por supuesto recomiendo el ejercicio físico en general. Mi gran error, durante años, fue no hacer ejercicio por miedo a dañar mi espalda, además de un estilo de vida sedentario. Como dice el artículo, el mejor remedio es el ejercicio físico, el movimiento. Ahora sigo el programa Barra Libre, combinado con yoga, y mi espalda está aún mejor.
    Y un último consejo: cuidar también la alimentación. El dolor lumbar guarda mucha relación con la salud de los intestinos. Evitar alimentos que producen inflación ayuda mucho.
    Saludos.

  • Reply Raúl S.G. marzo 25, 2018 at 9:51 am

    “know pain, no pain”, afirmación que me ha cambiado la vida como (ex)migrañoso y persona activa que muy a menudo padecía de estos dolores sin origen específico.

    Bravo por este tipo de artículos, Marcos.

  • Reply Sergio marzo 25, 2018 at 12:56 pm

    Grandioso artículo, que a muchos enviaré. ¿Y cuál de estos aspectos es aplicable también al dolor de rodilla? Supongo que muchos. Y aprovecho para preguntarte: Ante dolor en rodilla por “ligamento gastado”, lo más recomendable sería entrenar fuerza y pocas repeticiones para fortalecer la zona sin repetir mil veces el mismo patrón de movimiento, no? Ejemplo: series de 5 repeticiones en sentadilla con peso.

    Gracias. Saludos.

  • Reply Maria marzo 25, 2018 at 8:03 pm

    Me llama mucho la atención la parte emocional y social que mencionas. Hace tiempo leí que incluso el área de la espalda donde hay dolor se relaciona con alguna emoción reprimida especifica, y si, fue algo que dijo Sarno. Y no se si será por placebo, pero sin duda intentar controlar las emociones funciona, sobre todo cuando hay estrés.

    Aunque no tengo dolor de espalda, lo que sí me molesta todo el tiempo es el dolor de cuello y de coxis (en todo el hueso), pero creo conocer muy bien las causas (pista: la almohada… y la silla), e imagino que muchas cosas que mencionas aquí se aplican también a estos dolores, y reconozco que me falta mucho hacer ejercicio.
    Ahora bien no es un dolor en si, pero desde hace tiempo tengo una molestia enorme en el omóplato derecho, y ni idea de qué es, y lo mas curioso es que me da de forma aleatoria, da igual si estoy sentada o de pie, si estoy caminando o no, tampoco importa donde este, incluso es a veces un indicativo de que la naturaleza me llama… pero en general, desaparece al acostarme por unos 3 minutos.

  • Reply Pablo Pérez García marzo 26, 2018 at 9:01 am

    Tengo 45 años. He hecho deporte de muchos tipos durante toda mi vida. Vamos, creo que no he parado más de una semana en estos 45 años.
    Desde los 15 tenía dolores en las lumbares. En aquella época me pusieron un corsé, que llevé un curso escolar completo, y pasé 9-10 meses de prohibición de movimiento. Al poco ya estaba igual.

    He ido teniendo épocas de estar mejor y estar peor. He aguantado años haciendo carrera (15-17 kms por sesión 2-3-4 días a la semana), baloncesto, pesas… vamos, casi todo lo peor.
    Con 37 años un día levantando la barra de pesas por encima de la cabeza sentí un chasquido en las lumbares y desde ese día los dolores subieron mucho de intensidad.

    Me pasé dos años buscando soluciones. Podólogo (me negué a llevar plantillas), fisio, osteópata. Bueno, a muchos de ellos ya había acudido esporádicamente en el pasado.
    Tras mucho dinero y tiempo gastado en estas opciones, me puse en lista de espera en la SS. En esa espera opté por realizarme tb una artroscopia de cadera, ya que los dolores en la cadera derecha eran más fuertes que en la espalda.
    La cirujía en la cadera me dejó igual que estaba.
    Sin embargo, 6 meses después me operaron de las lumbares. Me fusionaron L4 con L5 y, al poco, estaba andando. Como soy atrevido, en 10 días o así estaba probando a trotar y me metí en la piscina comenzando la primavera con la idea de recuperar antes.
    Y, la verdad, la cosa fue viento en popa.
    Mi vida ha cambiado completamente desde hace 5 años. Y sí, como dice Marcos, muchas cirujías de espalda no funcionan bien. En mi caso sí lo hizo. El doctor me regaló una vida nueva, como le dije varias veces.
    Creo que la clave es, al iniciar cualquier proceso, ni siquiera plantearse la opción del fracaso.

    Por cierto, es verdad. En estos últimos años he comprobado la estrecha relación entre las caderas y las lumbares: me dí un golpe en la cadera izquiera practicando barranquismo. A los dos días el dolor era profundo en las lumbares. Y a la semana era un gran dolor en la cadera derecha.

  • Reply leticia marzo 26, 2018 at 12:45 pm

    ¿Y la natación?. Siempre se ha dicho que la natación y la espalda eran grandes aliadas. Te leo mucho y nunca has hablado de ello, que yo sepa… me gustaría saber tu opinión.
    Gracias

    • Reply Abel Fincias marzo 28, 2018 at 8:01 am

      Eso es porque la gente se muestra más proclive a la natación que a las dominadas. Con ambas cosas trabajas la espalda.

      • Reply Marcos - Fitness Revolucionario marzo 28, 2018 at 2:20 pm

        Cualquier movimiento es bueno, pero la creencia de que la natación es especialmente recomendable para la espalda es equivocada https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25444007

        • Reply Jose María Campillo Díaz abril 3, 2018 at 6:18 am

          Personalmente la natación no me va bien, soy uno de ellos. El moverme lo máximo posible, realizando diferentes actividades y de una manera controlada es lo que mejor me va y por supuesto ejercicios de movilidad de Unbreakable más otros similares que me han enseñado otros profesionales. Quisiera compartir mi caso, porque se que hay muchas personas igual y puede servir de ayuda. Ya sabemos que dolores lumbares los tenemos muchísimas personas, cuando estos son crónicos y se hace un estudio de imagen, es muy probable que existan problemas entre L4-L5 y L5-S1, en mi caso discopatía lumbar degenerativa, pero muchas veces estas molestias, rigidez y dolores en esa zona lumbar y otras como puede ser la ingle vienen por la T12 – L1 ( sindrome de la charnela dorsolumbar ). Lo comento porque hay muchas personas que se operan de los discos de L4-L5 y L5-S1 y no solucionan el problema, viniendo este de la charnela dorsolumbar. No soy perito en la materia, solo transmito palabras de un muy buen profesional conocedor del tema, solo pretendo que las personas que sufran de ello, que lo comenten con sus profesionales, porque parece ser que muchos de ellos no lo contemplan.
          Adjunto enlace del tema, el cual es muy interesante, por si sirve de interes a alguien.
          https://osteobcn.files.wordpress.com/2011/11/sindrome-tl-r-maigne.pdf

          Gracias de nuevo Marcos por tu gran trabajo continuo.

  • Reply Agustín marzo 26, 2018 at 4:25 pm

    Hola Marcos. En primer lugar gracias por tu dedicación. Encontrar este blog ha Sido un oasis en el desierto de internet.

    Quizás mi tema particular no es exactamente espalda pero quería saber si había un articulo o quizás algúna recomendación al respecto.

    Hace 7 meses tengo el brazo izquierdo que se me duerme dependiendo la posición. Me encontraron una hernia cervical c6-7 comprimiendo el nervio c7. Un médico que me vio sin más me dijo de operación o tener una vida conservadora esperando que no empeore. Me desrecomendo terapia física porque Dada la compresión, nadie debería querer tocar la zona por miedo a empeorar.

    Conocés casos así? Sabes de ejercicios que ayuden con esto? Un fisio que me vio luego mencionó ejercicios mckenzie y antiinflamatorios. Supongo que esto que decís de la espalda es muy similar al caso cervical.

    Gracias por cualquier recomendación. Saludos

  • Reply Beatriz marzo 26, 2018 at 6:34 pm

    Este artículo es muy certero, pues yo pasé más de 6 años con dolores terribles de cuello y espalda completa (por un accidente y entre muchas otros problemas). Me recetaban remedios de todo tipo, dejé de hacer deporte porque me decían que podía empeorar. Pero me cansé y conocí a un kinesiologo-osteopata (creo que es lo mismo que un fisio) y me dijo todo lo contrario. Descubrimos que mis problemas venían gran parte de la cadera! Lo que provocaba malas posturas, incluso dolor de rodilla (si, me dolía todo al final, todo) En fin, era un problema más que nada estructural y malos hábitos. Lo del accidente no fue nada grave sino que yo lo empeoré con las malas practicas, sedentarismo, etc. Estaba débil, poca masa mascular. Así que me dediqué al deporte (primero suave, sin pesas solo bandas elasticas, y luego fui aumentando la complejidad). Mi espalda y abdomen (me ayudaron a enfocarme en eso) poco a poco lograba hacerse fuerte y fue lo máximo! Y el estrés provocaba bruxismo (lo que aumentaba mi dolor de cuello/espalda). Por lo que estos dolores pueden tener muchas causas en verdad. Hay que ser perceptivos, escuchar al cuerpo. Tener “conciencia corporal”. También me realizaron punción seca, lo que es demasiado doloroso pero efectivo, lo recomiendo (es como acupuntura pero nivel ” dios ” jajaja. La aguja pareciera que te atraviesa el alma. Y bueno sus bases creo que son más “científicas”, nunca me quedo claro, yo solo me dejé sanar) Y por último, la alimentación. Como comía mal, me hinchaba, lo que curiosamente agravaba los dolores de espalda (me dolían mucho las costillas incluso). Ahora cuando vuelvo a sentir dolor, reposo un poco (tal como sale en el artículo) y en verdad me recupero bien. También aplico calor (toalla mojada envuelta en algo caliente o saco de semillas caliente. La idea es que el calor llegue por el vapor) En verdad lo recomiendo. Y así sigo hasta el día de hoy, es importante ser perseverante, paciente y consciente. Saludos!!

  • Reply Ofelia García marzo 26, 2018 at 8:41 pm

    Muchas gracias Marcos por tu artículo tan interesa y lleno de razón, yo soy una prueba de todo lo que comentaste en él.
    Sufrí un accidente automovilístico hace más de cinco años y desde entonces he experimentando dolor crónico de espalda. Intenté de todo: traumatólogos, quiroprácticos, terapia de rehabilitación, acupuntura, masajes, medicamentos, etc, etc, sin NINGUN resultado.
    Por indicación de uno de los miles de traumatologos que visité, comencé a hacer ejercicio, experimentando al principio más dolor que beneficios, sin embargo, continué, hasta el día de hoy en que el ejercicio se ha vuelto parte de mi vida y mis dolores han ido disminuyendo, al grado casi de desaparecer. El ejercicio me activó y además, me dio la oportunidad de distraerme y olvidarme un poco de mis problemas emocionales que, ahora me doy cuenta eran los responsables de mi dolor.

    Yo le recomendaría a las personas que sufren de dolor crónico de espalda, que no se den por vencidos, que, como bien indicas, lo mejor es no hacer nada y ejercitarse en la medida en que su cuerpo se los permita y, que visiten a un especialista para tratar sus problemas emocionales.

    Saludos!

  • Reply Angel marzo 26, 2018 at 10:10 pm

    Que gran artículo Marcos, muy currado!
    El único punto en el que difiero contigo, con todo el respeto es no hacer nada en los procesos agudos. El dolor lumbar tiene un índice muy elevado de generación de sensibilización central, por lo que desde mi punto de vista tratar el dolor desde el primer momento es importante para evitar que esto ocurra.

  • Reply Sergio Vicente marzo 27, 2018 at 11:30 am

    Hola Marcos. Parece que una de tus fuentes filosóficas es el estoicismo, ahora que te veo citar a Séneca, aparte de otras referencias que te he visto. Hago este apunte porque creo que esta Filosofía, si se estudia bien puede llegar a converger con el Fitness revolucionario en muchos puntos, y de ahí puede darse más potencia argumentativa. Te recomiendo, si me lo permites, que sigas esa línea: Séneca, Marco Aurelio, Epicteto… y del siglo XVII a un filósofo importantísimo: Spinoza. Y una Filosofía de hoy: el MF de Gustavo Bueno. De ese modo, los apuntes filosóficos que haces quedarían mejor trabados y más firmes. No se trata de coger de aquí y de allá como en las filosofías de autoayuda, que picotean un poco de todo. Saludos y gracias por tu labor.

  • Reply Ismael marzo 28, 2018 at 4:53 pm

    Hola Marcos, soy un chico de 22 años que he arrastrado un dolor lumbar desde hace 4 años y cada vez estaba empeorando más, estaba desesperado y desde hace unos meses cambie mi alimentación y estuve haciendo ejercicios con mi peso corporal y la mejora ha sido increíble, tengo dos protusiones discales en la L4-L5, L5-S1 y quería seguir tu plan de entrenamiento 5×5 , tengo pensado comprar tus libros pero al tener esa lesión nose si es recomendable que haga ejercicios tipo peso muerto, press militar, sentadillas con peso, etc por miedo a una lesión debido a mi problema en la columna, crees que puedo hacer esos ejercicios o mejor ser precavido?? Muchas gracias es increíble lo que estas haciendo y lo mucho que ayudas a las personas, un saludo

  • Reply Antonio Raso marzo 29, 2018 at 9:18 am

    Artículo muy completo e interesante. Y mojándose mucho, enhorabuena.
    Quería lanzar una pregunta sobre lo que al parecer se está convirtiendo en la parte más polémica: la acupuntura. El fundamento de esta está en el efecto placebo, pero si ya somos conscientes de ese efecto, ¿no desaparecería?
    Un saludo.

  • Reply Arturo Acosta marzo 29, 2018 at 4:11 pm

    Muy buenas,
    veo que nadie se ha leido los artículos en los que se fundamentaba el “supuesto efecto placebo” de la acupuntura…
    El mecanismo íntimo de actuación de esta terapia no se conoce con exactitud, por lo que establecer grupos de control es complejo (acupuntura tradicional vs simulada). El hecho de que con esas terapias el beneficio no sea significativamente diferente, no quita para que sea claramente mejor a no hacer nada o, incluso, a opciones farmacológicas.
    Yo estoy a favor, y de hecho practico, la dieta evolutiva, ancestral, paleo o como quiera llamarse; pero en cuanto a estudios, hay gran controversia, y grandes detractores. A alguien oí la frase de: ” no es lo mismo la falta de evidencia, que la evidencia de la falta”.
    Aquí dejo una revisión de la Cochrane (medicina basada en la evidencia) que habla de acupuntura y migraña. Viene a decir que “la acupuntura parece ser efectiva para la profilaxis de la migraña” y que “aunque es deseable que se realicen más ensayos simulados, creemos que dichos estudios no deberían tener la más alta prioridad” (O sea, que, dado que va bien, es preferible saber como optimizar la terapia, a marear la perdiz de si la acupuntura usada como control da un dato muy significativo o no…). Espero que esto arroje algo de luz…
    Un saludo.

  • Reply Arturo Acosta marzo 29, 2018 at 4:19 pm

    No he puesto el link:

    🙂

    http://cochranelibrary-wiley.com/doi/10.1002/14651858.CD001218.pub3/full

  • Reply antonio marzo 29, 2018 at 7:10 pm

    1º Una aclaración sobre un comentario mío anterior, dado que el titulo del articulo periodístico que se referencia en él puede ofrecer alguna duda. El Dto. Kovacks no se equivoca en sus soluciones para la espalda. Al revés, acierta de pleno. Dicho esto, sólo queda alabar tus recomendaciones de este artículo para los problemas de espalda, la cuales, por acierto tuyo, coinciden exactamente con las Kovacks: actividad y ejercicio. Post de nivel y gran calidad tal como es habitual en tu fitness.
    2º Un off-topic. Sobre un problema de tipo laboral y fisiologico (de percepcion fisica) que me afecta y del que puede que conozcas alguna solución. El problema es que en mi puesto de trabajo a distancia como consultor fiscal de una asesoría de empresas que la que estoy a 30 Km. de distancia y a cuyas oficinas voy de muy tarde en tarde, creo que esta no presencia física en la empresa me esta provocando una sensación de ‘’ausencia de trabajo’’, una sensación desasogante y permanente de que no estoy trabajando. Después de muchos años de trabajo en diversas empresas en la que nunca he notado esta sensación, sólo veo un a explicación posible a ese desasosiego por esta supuesta percepción de ‘falta de trabajo’, y es la diferencia de que, por primera vez en mi vida laboral, no toco, no piso y no estoy 6/8 horas al día en el lugar de trabajo dado que solo lo piso de muy tarde en tarde (pueden pasar varias semanas)y por un tiempo muy breve (máx. ½ hora)
    El trabajo a distancia es un fenómeno laboral muy conocido, estudiado y en auge. Pero tengo la sospecha de que yo no estoy dando con su clave a pesar de seguir muchas recomendaciones de web laborales: horarios laborales estrictos, mínimas salidas de casa, etc..
    ¿Alguna idea para reducir esa sensación? ¿O conoces de algún profesional al que pueda ¿ . Te agradezco tu atención y amabilidad. Un saludo cordial

  • Reply antonio marzo 30, 2018 at 9:25 am

    Como se que mi pregunta anterior es algo coñazo y un claro fuera de tema, te diré, para terminar ya, cual es la mejor solución que yo veo para esa falta de presencia física/fijación/concentración/ en la empresa de trabajo: clavarse lo máximo posible al piso donde se trabaja, mesa y PC, a su silla y pared. Y reducir al mínimo (incluso a sólo 1 día por semana) las salidas de tipo personal: compras, ocio, Esto es lo que más sensación de trabajo da al trabajador a distancia. Un saludo cordial.

  • Reply Raul abril 6, 2018 at 5:37 pm

    Hola Marcos & Cia. Tanto con la evidencia cientifica me abruma!! Lo k antes solo era empirico y curanderismo, un dia es cientifico pero no siempre. El unico filtro real es el k establece el sistema capitalista basado en la rentabilidad y no en la ciencia. La ciencia tambien esta corrompida y tiene unas limitaciones por lo que no es muy enriquecedor ni respetuoso hacer aseveraciones como las k aqui se hacen solo pk no hay respaldo monetariocientifico. Y ademas si uno no sabe de algo a nivel de maestria y simplemente se documenta en pubmed y similar, no tiene legitimidad moral para criticar y mucho menos asesorar.
    Un saludo

  • Reply Yessy Santos abril 8, 2018 at 9:24 pm

    Hola!!
    Yo tengo un dolor crónico (muy fuerte) en cervical y lumbar. Me realicé una resonancia magnética que arrojo lo sgte; Discopatía degenerativa multisegmentaria, 6 hernias discales, 2 en la cervical y 4 en lumbar. Anillos fibrosos desgarrados y rectificación de columna. Me cuesta estar de pié y acostada. Me hice tratamiento manual, pero el dolor no baja. Si puedo caminar mejor, ya que me prohibieron el ejercicio, practicaba crossfit. He tratado de hacer algún tipo de ejercicio, pero el dolor se agudiza y es como si me clavaran un clavo gigante en la espalda, me provoca mucho dolor y todos los músculos de mi espalda se acalambran. La indicación del médico fe realizar tres cirugías, pero no he querido hacerme ninguna intervención. Estoy sin medicamentos para el dolor así que me las aguanto, pero la verdad es que no veo mayo mejoría. ya voy para los tres años con este dolor. A veces me siento desesperanzada 🙁

  • Leave a Reply